UP

Tricotilomanía: Complicaciones, Tratamientos, Síntomas y Soluciones estéticas al problema

Escrito por unisima

Tricotilomanía: enfermedad pelos

La tricotilomanía no se ajusta correctamente en la categoría de “caída” del pelo, porque en este caso los cabellos no se caen: se arrancan. Se trata de un comportamiento compulsivo a menudo asociado con cuadros de estrés, depresión y ansiedad, que lleva la persona a tirar y arrancarse sus propios cabellos.

El problema es más común – y peligroso – de lo que parece. Se cree que hasta un 4% de la población puede ser afectada (las mujeres son cuatro veces más propensas a desarrollar la enfermedad que los hombres). Cuando los cabellos arrancados son ingeridos (trastorno llamado tricofagia), las complicaciones de salud pueden ser muy graves, incluso mortales.

El peligro es aún mayor porque la mayoría de los afectados sufren en silencio. La vergüenza de desarrollar zonas visibles de calvicie se une a la vergüenza de admitir que la misma persona fue la que se arrancó los cabellos, lo que puede conducir al aislamiento social y agravar aún más el problema.

No es un hábito inofensivo, no es “cool”, no es “para llamar la atención”, no es por aburrimiento, la tricotilomanía es una cosa seria, y tiene tratamiento.

¿Cómo saber si tienes tricotilomanía?

Tricotilomanía: enfermedad comerse pelos

No se sabe exactamente qué factores afectan la aparición de la tricotilomanía. Algunas personas presentan el comportamiento desde la infancia, otros comienzan después de algún evento importante, traumático o estresante. Se cree que los factores genéticos también pueden tener alguna influencia sobre la aparición del trastorno.

A pesar de la frecuente asociación con el estrés y la ansiedad, en la mayoría de los casos el comportamiento aparece en situaciones de aburrimiento o como un hábito automático, sin mucha atención dirigida a lo que está haciendo (se tira de los pelos de forma inconsciente mientras la persona estudia, ve la televisión, habla por teléfono o lee un libro, por ejemplo).

En otras situaciones, los tricotilomaníacos buscan cabellos que se encuentran dentro de un criterio específico (en un área definida de la cabeza en la que el cabello tenga cierta textura o longitud, que aparecen revueltos o fuera de lugar, son de color blanco o más claros/oscuros que otros). Muchas personas dicen que sienten estrés y ansiedad, seguido por un gran alivio al arrancarse el cabello y más tarde culpa por haberlo hecho – lo que se aproxima a la imagen de los patrones observados en un vicio.

Si quieres saber si esta enfermedad está provocada por estrés, mira nuestro artículo: ¿Estás estresado? ¡¡¡Consejos para Mejorarlo día a día!!!

Por lo general, el comportamiento se manifiesta cuando el individuo está solo, y no siempre el objetivo es el cabello: también se puede arrancar el pelo de otras partes del cuerpo (cejas, pestañas, barba, etc.).

El trastorno es causa frecuente de vergüenza social, ya sea por las críticas de la familia y amigos (que a menudo no entienden que el comportamiento es una enfermedad, y no una acción simple y fácil de parar) o el impacto visual generado cuando las áreas difusas o con ausencia total de pelo son evidentes. Es común que los tricotilomaníacos traten de ocultar los signos, ya sea usando bufandas, sombreros u otros dispositivos para cubrir las zonas más dañadas del cuero cabelludo, y deliberadamente se arrancan cabellos de diferentes áreas de la cabeza para distribuir el efecto y hacer que sea menos perceptible.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;
Tricotilomanía provoca vergüenza social

Muchas personas “juegan” con los pelos rotos, envolviéndolos en sus manos, examinándolos o llevándoselos a la boca, e incluso pueden tragárselos. Este cuadro se llama tricofagia y puede dar lugar a vómitos, dolor abdominal, hemorragia interna y obstrucciones gastrointestinales graves, que a veces requieren intervención quirúrgica e incluso puede ser fatal si no se diagnostica correctamente en el tiempo.

Los cabellos rotos pueden tomar desde unos pocos meses a muchos años en recuperarse por completo (dependiendo de la longitud del pelo y la velocidad con la que crece). Si el trauma causado al folículo es muy grande (que puede ocurrir sobre todo con la retirada repetida del pelo durante mucho tiempo), puede dejar de producirse cabello completamente.

Enfrentar el problema

El primer paso es reconocer lo que está sucediendo. El individuo debe aceptar su condición y entender que se trata de un comportamiento compulsivo, grave y que requiere tratamiento.

Algunas personas tratan de controlar el problema por su cuenta, pero es importante decir que si no lo logras, no es un fracaso. Controlar un trastorno sólo con tu propia fuerza de voluntad puede ser posible, pero a menudo es la forma más dura. Hacer y aceptar ayuda es lo más importantes que cualquier persona puede hacer para dominar finalmente el problema.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Muchas personas buscan atención dermatológica para hacer frente a la supuesta caída del cabello, pero se sienten avergonzados de informar que eran ellos mismos los que se arrancaron los pelos, lo que pueden conducir a un diagnóstico erróneo y complicado, costosos tratamientos con el riesgo de efectos secundarios graves, y por otra parte, ineficaces, ya que no tratan la causa real del problema. Si este es tu caso, recuerda que mentir a tu médico sólo termina haciéndote más daño.

Tratamientos posibles para no arrancarse los pelos

terapia para Tricotilomanía

El tratamiento considerado más eficaz actualmente es la terapia conductual cognitiva, llevado a cabo por psicólogos especializados. Hay varios métodos dentro de esta categoría, pero en general se identifican los factores que pueden desencadenar el impulso de tirar de los pelos (hora del día, acontecimientos, sentimientos, estados mentales, lugares específicos, etc.) y luego se adoptan alternativas de comportamiento inofensivo en sustitución de la respuesta automática de arrancarse los cabellos.

En los casos más graves que se asocian con otros trastornos se puede buscar tratamiento psiquiátrico con la administración de antidepresivos, ansiolíticos y otros fármacos, pero en la mayoría de los casos el tratamiento psicológico de por sí ya muestra resultados prometedores.

Para acelerar la recuperación de las zonas calvas del cuero cabelludo, una posibilidad que puedes evaluar con el dermatólogo es el uso de minoxidil (en la forma de lociones, espumas o cremas) para estimular los folículos a producir nuevo cabello. Encuentra más información sobre minoxidil en nuestro artículo que te explica todo lo que necesitas.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Si la zona calva generada por el desgarro de cabello es muy visible, es posible que una prótesis capilar sea una buena solución para resolver el problema estético mientras que los pelos naturales se recuperan. La prótesis se puede comprar con el formato de la zona afectada, y los modelos que se pegan al cuero cabelludo con adhesivos permiten al usuario mantener una rutina absolutamente normal (puedes nadar, hacer ejercicio o lavarte el cabello sin necesidad de retirar la prótesis). Para más información sobre las prótesis capilares haz clic aquí.

Tricotilomanía: grupos de apoyo

La participación en grupos de apoyo, donde puedes socializar e intercambiar experiencias con otras personas que sufren de la misma condición, puede ser una experiencia muy positiva. Si no encuentras ninguno en tu ciudad, siempre hay foros online.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Unisima

Newsletter