UP

Trasplante Capilar: Todo lo que necesita saber

Escrito por unisima

Trasplante capilar

Un trasplante de cabello (o implante de cabello) puede ser tu decisión más importante en la lucha contra la caída del cabello. Los avances de la tecnología permiten resultados cada vez más naturales y procedimientos accesibles y más rápidos. Pero estamos hablando de una solución quirúrgica, entonces es necesario que conozcas bien los pros y los contras, dado que los resultados (y las consecuencias) son para toda la vida.

Hemos reunido aquí las preguntas más frecuentes sobre el tema para ayudarte a aprender más acerca de la cirugía y hacer tu elección de manera consciente y reflexiva.  Puedes leer todas las respuestas en secuencia o utilizar el listado de abajo haciendo clic directamente en la pregunta que deseas ver.

Índice del artículo

¿Qué es el trasplante de pelo?

Es un procedimiento quirúrgico en el que los folículos pilosos de una zona donante (más densa y llena de pelo) se transfieren a una zona de recepción (menos densa que la zona donante).

La mayoría de la cirugía se lleva a cabo para mejorar la apariencia de la calvicie tradicional causada por la alopecia androgénica. El principal sitio donante es la parte posterior de la cabeza, donde los cabellos son menos sensibles a las hormonas que causan este tipo de alopecia. Los folículos trasplantados permanecen resistentes después de la cirugía, incluso si las hebras nativas de la zona de recepción se pierden con el avance de la calvicie.

El trasplante se puede hacer para recuperar otras áreas, como la barba o las cejas, y se pueden utilizar cabellos de diferentes partes del cuerpo (trasplante de cabello de la espalda en el cuero cabelludo, por ejemplo).

¿Hay una diferencia entre el trasplante y el implante capilar?

asiático con trasplante capilar

Es común a utilizar los dos términos como sinónimos, pero el técnicamente correcto sería trasplantar cabello. En medicina, la palabra implante por lo general se refieren a partes artificiales que se insertan en el cuerpo. Dado que los folículos son partes naturales de nuestro cuerpo, lo correcto es decir que se trasplantan (como un corazón o un riñón, por ejemplo).

Pero en la práctica, la cirugía clínica se da a conocer tanto con el nombre de trasplante como de implante de cabello: si ambos se ocupan de los folículos de cabello natural, los nombres significan lo mismo.

(Dato curioso: hay técnicas para implantar cabello artificial, sólo que se consideran inferiores a los trasplantes en términos de resultados, posibilidad de rechazo, etc., y por lo tanto no son muy populares ni recomendables)

¿Es posible trasplantar cabello de una persona a otra?

Actualmente, no. En teoría, el procedimiento es posible, pero tendría las mismas dificultades que el trasplante de cualquier otro órgano, tales como el riesgo de incompatibilidad entre donante y receptor (a menos que tengas un gemelo idéntico dispuestos a donarte su cabello).

Quien recibe un órgano trasplantado tiene que tomar medicamentos inmunosupresores de por vida para que el cuerpo no ataque la nueva parte. Los medicamentos pueden causar efectos secundarios considerables y hacer el cuerpo más vulnerable a las amenazas externas.

Son desventajas graves, que pueden superarse cuando estamos hablando de un órgano vital, pero no de cirugía estética. Así, un trasplante de cabello de otro donante se considera hoy en día inviable.

¿En qué caso se recomienda el trasplante capilar? ¿Cómo saber si puedo hacérmelo o no?

trasplante capilar recién puesto

Sólo tu médico será capaz de hacer una evaluación precisa, pero en general los mejores candidatos para el trasplante son:

  • Las personas con alopecia androgénica escala Norwood 3 o superior, o que han experimentado pérdida de cabello durante al menos cinco años;
  • Las personas con cuadros de calvicie que se han estabilizado, que tuvieron la caída del cabello hace muchos años;
  • Quién está recurriendo a la cirugía después de que ya ha probado otros tratamientos para la alopecia androgénica (tales como finasteride y minoxidil);
  • Las personas con  pérdida permanente de pelo no relacionadas con causas hormonales (accidentes, cirugía, quemaduras, traumatismos, etc.);
  • Las personas que tienen la línea anterior de despliegue del pelo (área donde el pelo comienza a emerger en la frente) muy alta, ya sea desde el nacimiento (sin cuadros de caída del cabello asociados) o debido a procedimientos quirúrgicos (como faciales);
  • Algunos casos de alopecia cicatricial, siempre que hayan estado inactivos y estables durante al menos un año;
  • Algunos casos de tricotilomanía, siempre que hayan estado inactivos y estables durante al menos un año.

Otros requisitos importantes para la seguridad y la satisfacción con el procedimiento son:

  • Tener una buena densidad de cabello en la zona donante;
  • Tener buen estado de salud (cumplir con los criterios de la evaluación pre-quirúrgica);
  • Tener expectativas realistas sobre los resultados del procedimiento;
  • Elegir un profesional bien cualificado para llevar a cabo la cirugía;
  • Seguir estrictamente el tratamiento recomendado para el período posterior a la cirugía.

¿Hay una edad mínima para realizar la cirugía?

Técnicamente no, pero muchos expertos prefieren a esperar hasta que el candidato tenga al menos 25 años. Mucha gente piensa que el trasplante es lo mejor para los jóvenes, porque los resultados son mejores en los casos más leves de alopecia, pero esto no es cierto, es importante evaluar cómo tu calvicie progresará a lo largo de tu vida para que el pelo trasplantado tenga un aspecto natural en el futuro.

Imagina un joven de 20 años de edad que comienza a tener pérdida de cabello en la parte delantera y decide hacerse un trasplante de cabello. El pelo trasplantado es resistente y permanecerá allí durante el resto de su vida, pero el pelo nativa en esa zona sigue cayendo. Al cabo de unos años se puede quedar con el cabello trasplantado firme y fuerte en la frente y una zona calva inmediatamente detrás de ellos. Malo, ¿verdad?

Ten en cuenta la diferencia entre la superficie frontal y la parte más calva inmediatamente superior (e imagina que esta diferencia tiende a aumentar con el tiempo). Está lejos del resultado que deseas para tu trasplante de pelo, ¿verdad?

Esta falta de planificación hace que muchas personas necesitan trasplantes de cabello correctivos en el futuro. Para evitar el riesgo, lo ideal es que la calvicie ya se haya estabilizado cuando decidas hacer la cirugía, o al menos hacer una proyección de cómo el cuadro clínico debe evolucionar en el futuro para mantener los resultados satisfactorios en los próximos años.

Un buen ejercicio es mirar a la gente de tu familia e imaginar que tu calvicie progresará de la misma manera que la persona más calva de todas: así tendrás “un plan para lo peor” y un margen de seguridad. Si ya estás en un nivel cercano a esa persona, puedes realizar la cirugía sabiendo que tu cuadro no debería ir mucho más lejos que eso. O, si todavía estás muy lejos, puedes probar otros tratamientos antes de considerar un trasplante. También puedes pedirle a tu médico que haga una proyección del patrón de caída del cabello para obtener resultados más naturales y duraderos.

Recuerda que la cantidad de cabellos en la zona donante es limitada: no deseas desperdiciarlos en hacer una cirugía que puede pesarte en el futuro.

¿El trasplante de cabello en la mujer es diferente al de los hombres?

El procedimiento es el mismo, pero no siempre la cirugía es una opción atractiva para las mujeres.

La calvicie de patrón femenino tiende a ser más difusa y distribuida en todo el cuero cabelludo, y en ocasiones también afecta a la parte posterior de la cabeza. En tales casos no es posible esperar la misma estabilidad y resistencia de la zona donante que se observa en la calvicie de patrón masculino, y los cabellos trasplantados pueden terminar perdiéndose con el tiempo.

Por otra parte, el trasplante sirve precisamente para eliminar cabello más grueso de un área y utilizarlos para llenar las partes más “dispersas”. Si la pérdida de cabello se distribuye en toda la cabeza, y la densidad es similar en todas las áreas, la cirugía pierde su propósito. Así que lo ideal es que hagas una evaluación para que el médico revise tu caso y sepas si el procedimiento te beneficiará o no.

El implante de cabello en la mujer sigue siendo una gran opción en los casos de:

  • Alopecia de tracción (excesiva depilación de cejas o el uso de peinados muy ajustados como trenzas al ras del cuero cabelludo o moños de bailarina, por ejemplo), quemaduras u otros traumatismos;
  • Cirugía plástica o de otro tipo que causó la pérdida de los conductores en la zona cercana a las cicatrices;
  • Calvicie similar a la de patrón masculino (en áreas más localizadas y la preservación de los pelos en la parte posterior de la cabeza, que es la zona donante);
  • Reducción del área de la frente (quienes tiene la línea del cabello naturalmente muy alta);
  • Algunos cuadros estables de alopecia cicatricial y tricotilomanía.

¿Cuáles son los procedimientos y cuidados necesarios antes de la cirugía?

El primer paso es la evaluación que el médico hará para tu caso. Se debe analizar la causa y el grado de pérdida de cabello, la calidad de la zona donante y determinar si el trasplante es la solución ideal para ti. También hablará de tus expectativas, discutirá lo que se puede hacer, cuáles son los resultados que debes esperar, etc.

Antes de que el médico haga el trasplante debe pedir a algunos exámenes pre-quirúrgicos tradicionales (rayos X del pecho, ecocardiografía, hemograma, pruebas de coagulación, etc.), y preguntar si tomas cualquier medicamento, si tienes alguna enfermedad crónica, etc.

Después de estas dos etapas, la cirugía puede ser programada. Las recomendaciones más comunes para la preparación para el trasplante son:

  • Deja el cabello más largo posible para el día de la cirugía (el médico recortará el área requerida, y el resto del cabello ayudará a cubrir las cicatrices en la zona donante);
  • Protege el cuero cabelludo para no sufrir quemaduras de sol el día del procedimiento;
  • No tomes aspirina, ibuprofeno u otros medicamentos antiinflamatorios, suplementos de vitaminas (especialmente de tipo B y E), y evita fumar y las bebidas alcohólicas una semana antes del trasplante, porque pueden estimular el sangrado durante el procedimiento y alterar la cicatrización (si tienes alguna duda sobre cualquier medicina, consulta a tu médico);
  • Lávate la cabeza con champú el día de la cirugía y no utilices productos como gel, spray, acondicionadores, cremas, perfumes y maquillaje (si utilizas una prótesis capilar también debes retirarla);
  • Usa ropa holgada y que no tenga que ser quitada por la cabeza, a fin de evitar la fricción con los vendajes después de la cirugía (una camisa de botones es ideal);
  • Come bien antes de la cirugía, de acuerdo con la orientación del médico (algunos pacientes pueden experimentar náuseas si se trasplantan con el estómago vacío), pero evita la cafeína (puede estimular el sangrado);
  • No lleves objetos de valor a la clínica el día del trasplante (el lugar no puede tener la condición y garantizar la seguridad de tus pertenencias);
  • La sedación puede provocar somnolencia después del procedimiento, por lo que no se recomienda conducir después de la cirugía (pídele a alguien que te lleve a casa, o toma un taxi);
  • Habla con tu médico acerca de los productos que puedes tener que utilizar después de la cirugía (medicamentos para controlar el dolor o prevenir las infecciones, bolsa de hielo para reducir la hinchazón, etc.), y así comprarlos con antelación para tener todo en casa cuando regreses del trasplante.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

anestesia en trasplante capilar

La mayoría de los procedimientos se realizan con anestesia local y sedación leve (que es opcional pero muy recomendable debido a la larga duración de las sesiones de trasplante).

¿Cuáles son los tipos (o técnicas) de trasplante de cabello?

Los nombres comerciales pueden variar mucho, pero hay básicamente dos métodos en el mercado: el más común es el trasplante de unidades foliculares, o FUT (siglas en inglés). Esta técnica elimina una tira de cuero cabelludo de la zona donante, a partir de la cual se seleccionan las unidades foliculares (agrupaciones naturales de hasta 5 folículos pilosos) que deben implantarse en pequeños agujeros hechos en la zona receptora.

El segundo método, que ha ido ganando popularidad en los últimos años, es la extracción de unidades foliculares, o FUE (siglas en inglés). La diferencia es que esta técnica elimina las unidades foliculares una por una, directamente desde el cuero cabelludo del paciente, con la ayuda de una pequeña herramienta cilíndrica (como un tubo). La inclusión de unidades en la zona de recepción se hace de la misma manera para ambos métodos. Hay una variación de la técnica en la que la extracción de la UF es realizada por un robot, que ayuda a aumentar la precisión y la calidad del procedimiento.

Algunas clínicas divulgan la realización de implantes de cabello con láser, pero esta técnica se considera de menor calidad: el láser sólo se utiliza en la apertura de los agujeros en los que se insertan los pelos y termina quemando los tejidos, lo que hace que la posibilidad de causar la pérdida de los folículos nuevos sea mayor.

El láser se utiliza más cuando las partes trasplantadas son más grandes y necesitan agujeros considerados grandes para los estándares de hoy en día (los mechones implantados dan un efecto súper artificial, tipo “pelo de muñeca”). Los agujeros de las unidades foliculares de los procedimientos actuales son pequeños, y se realizan pequeñas incisiones en la zona receptora para causar el menor daño posible al cuero cabelludo.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de cada método? ¿Cuál es mejor? (Infografía)

Es difícil decir que un método es mejor que el otro porque tienen características muy diferentes. Para ayudarte a comparar, mira la infografía a continuación (y luego una lista con los puntos fuertes y débiles de cada método):

Trasplante capilar FUT y FUE, ventajas y desventajas

Método FUT – Aspectos Positivos:

  • Es generalmente más barato que el método FUE;
  • Más unidades foliculares trasplantadas por sesión, por lo que es ideal para cubrir áreas más grandes;
  • La cirugía es más rápida (algunos procedimientos importantes con grandes cantidades de UF trasplantadas se pueden realizar en un solo día con el método FUT; con el método FUE sería dividido en dos sesiones);
  • El  riesgo de daño a los folículos se reduce en gran medida, ya que las UF se retiran de una en una en la tira de piel que se extrajo con la ayuda de poderosos microscopios;
  • No hay necesidad de afeitar el pelo cerca de la zona donante (lo que facilita el camuflaje de cicatrices después de la cirugía);
  • Si el paciente se realiza más de una cirugía FUT, en algunos casos es posible que la cicatriz anterior se elimine en el siguiente procedimiento; es decir, se puede hacer varias cirugías y obtener solamente una cicatriz (con el método FUE, cada procedimiento crea más microcicatrices, cuya acumulación puede terminar reduciendo notablemente la densidad del pelo en la zona donante).

Método FUT – Aspectos Negativos:

  • El método se considera más invasivo que la técnica FUE, y la recuperación puede ser lenta y dolorosa por más tiempo;
  • La cabeza es la única zona donante viable (no se pueden utilizar pelos de otras partes del cuerpo para el trasplante);
  • Sólo es posible si el solicitante tiene buena flexibilidad en el cuero cabelludo (y cada cirugía reduce un poco más de esta flexibilidad mediante la limitación de la cantidad de trasplantes de FUT que se pueden realizar en el futuro);
  • La cicatriz lineal es más visible que las microcicatrices el método FUE (aunque se puede camuflar con el cabello) y puede quedar fea si la curación no es ideal (ya sea por falta de pericia del cirujano, por falta de respeto a la atención post-quirúrgica o porque el cuerpo del paciente no responde bien al procedimiento);
  • Es necesario evitar el ejercicio físico y las actividades intensas que puedan causar estrés en el cuero cabelludo durante unos 10 meses después de la cirugía, para permitir que el área de la incisión se recupere por completo y se reduzcan las posibilidades de ampliación de la cicatriz;
  • La incisión, probablemente, dañará algunos folículos en los extremos de la tira de piel retirada de la zona donante, y la cirugía hace que se pierdan algunos de los cabellos que se encuentran en la fase de telógeno (folículos temporalmente vacíos que no se muestran y se trasplantan durante el procedimiento);
  • Puede ser que partes del cuero cabelludo unidos por la sutura tengan pelos que crecen en diferentes densidades y direcciones, dejando un aspecto poco natural (que se camufla más fácilmente cuando los cabellos crecen un poco).

Método FUE – Puntos Positivos:

  • El método se considera menos invasivo, tiene una recuperación más rápida y no necesita sutura (las microincisiones se curan);
  • Permite que se utilicen pelos de otras partes del cuerpo (restauración de cejas, barba o trasplante de pelo de otro lugar para el cuero cabelludo);
  • Los microcicatrices son más fáciles de camuflar y permiten estilos de pelo cortos (especialmente en procedimientos menores que no requieren de muchas FU);
  • Permite volver a trabajar normalmente en pocos días;
  • Es una buena opción para aquellos que no tienen una buena flexibilidad en el cuero cabelludo y por lo tanto no puede hacer la cirugía de trasplante de unidades foliculares,m FUT

Método FUE – Puntos Negativos:

  • Por lo general, es más caro y consume más tiempo que el método FUT;
  • Se implantan menos UF por sesión (el tiempo que toma para extraer y preparar la UF es mayor);
  • Las UF se toman de un área más grande, lo que puede aumentar el riesgo de agarrar cabellos fuera de la región considerada “segura” (algunos de estos cabellos pueden ser susceptibles a las hormonas que causan la pérdida del cabello y se caen en el futuro) y quedarse con microcicatrices evidentes en un área que podría volverse calva en el futuro;
  • Se reduce la densidad de la zona donante en cada procedimiento (por lo que es difícil hacer nuevos procedimientos FUE o FUT en el futuro);
  • El riesgo de dañar la UF es mayor, debido a que el cirujano no tiene visión debajo de los folículos de la piel durante la extracción (si la incisión es demasiado grande puede cortar los folículos vecinos, si es demasiado estrecha o demasiado poco profunda puede dañar la UF que está siendo extraída);
  • Se debe rapar toda la zona donante para el trasplante (que, en los principales procedimientos, puede acabar obligando al paciente a afeitarse la cabeza entera para no quedarse con una falta de armonía visual).

¿Cuánto tiempo dura la cirugía?

cuanto tarda el trasplante capilar

Varía en función de:

  • La técnica (el método FUT es generalmente más rápido que el método FUE);
  • La cantidad de unidades foliculares trasplantadas;
  • El equipo que hará el procedimiento (los equipos más grandes y experimentados suelen tardar menos tiempo).

Una pequeña parte (menos de 800 UF) con la técnica FUT puede tomar alrededor de  3 o 4 horas, mientras que una cirugía mayor (más de 2.500 UFS) puede tomar  de 6 a 8 horas  (en la técnica FUE, los procedimientos más grandes se pueden dividir en dos sesiones realizadas en días consecutivos).

¿El cabello volverá a caerse después del trasplante? ¡Sé de personas que tienen menos pelo después de la cirugía!

Es muy probable que haya alguna pérdida de cabello poco después del trasplante, pero esto es típico y por lo general completamente reversible.

Se cree que el cabello trasplantado cae porque cuando la unidad folicular se elimina de la zona donante, su suministro de sangre se interrumpe. Esto sería interpretado por los folículos como una situación de “emergencia”: sin recibir los nutrientes necesarios para mantener la producción de los cabellos, que tienden a interrumpir el proceso.

La caída no sucede inmediatamente, y por lo general sólo se nota entre la segunda y sexta semana después de la cirugía. Después de que el folículo ya está plenamente integrado en la zona de recepción y la circulación se restablece, comienza a producir un nuevo pelo, que debe aparecer entre el segundo y el quinto mes después del trasplante.

Caída de los pelos después de un trasplante capilar

A medida que el cabello trasplantado se cae y surge el cabello permanente: la etapa de folículo 1 se extrajo en la fase 2 (y desconectado de la fuente de la sangre) para ser implantado en la zona receptora en la fase 3 (donde no tiene conexión con los capilares). Este periodo sin movimiento interrumpe el hilo de crecimiento, que se libera en el paso 4. Ten en cuenta que el folículo habrá recuperado el suministro de sangre y estará comenzando a producir un nuevo pelo que aparecerá en el cuero cabelludo en la fase 5.

En algunos casos, los pelos que no participan en el trasplante también pueden tener una caída más aguda. La cirugía es siempre un shock para el cuerpo, por muy pequeña y bien ejecutada que sea, y una de las maneras en que nuestro cuerpo tiende a reaccionar es perdiendo un poco de pelo. Esta reacción se llama efluvio telógeno, y es un efecto temporal: en cuanto se recupera totalmente, los cabellos reanudan su crecimiento normal (a menos que estén ya bastante miniaturizados y listos para dejar de crecer en cualquier caso). Esto no sucede de un día para otro: es común que la mayor caída sólo se haga evidente algún tiempo después de la cirugía.

En los casos de alopecia androgénica, algunos médicos recomiendan el uso de otros tratamientos para ayudar a fortalecer y preservar los subprocesos nativos (como finasteride y minoxidil) que generalmente se inician antes del trasplante (de modo que el efecto ya está andando cuando se realiza la cirugía).

¿Cuándo volverá a crecer el pelo largo?

En todo el segundo o tercer mes después de la cirugía los nuevos cabellos comienzan a surgir, y están ganando cuerpo hasta aproximadamente el octavo o noveno mes. Algunos cambios en la textura del cabello pueden aparecer, pero entre el primer y el segundo año después del trasplante ya están, a menudo, regularizados. Después de este período es cuando el resultado final del procedimiento se aprecia bien y se puede evaluar con más detalle.

¿Los resultados son buenos?

resultados de un trasplante capilar

Con los avances en técnicas de trasplante, hemos visto cada vez más excelentes resultados. Los procedimientos actuales buscan jugar con la máxima fidelidad, que sería una distribución natural de cabello para cada paciente, teniendo en cuenta el ángulo de densidad del pelo, la dirección y el crecimiento, además de una línea de despliegue compatible con la edad y el perfil individual.

Un trasplante de cabello bien hecho puede dar resultados sorprendentes y muy naturales (compara el antes y después de la foto).

Es importante decir que los clientes más satisfechos son los que tienen expectativas realistas para el trasplante. Un paciente con calvicie más antigua y avanzada no debe esperar volver a tener el mismo pelo que tenía cuando era un adolescente. Pero el hecho es que puede ser una de las soluciones más potentes para los cuadros de calvicie severos.

También vale la pena destacar que aunque hay avances técnicos más nuevos en la actualidad, no todos los profesionales las dominan. Por lo que un factor clave, para el éxito del procedimiento y la calidad de los resultados, es la elección de un buen cirujano.

¿El procedimiento deja cicatrices?

Ambos métodos dejan cicatrices diferentes, pero hay características que hacen que sean prácticamente imperceptibles. El trasplante tradicional (técnica FUT) deja una cicatriz lineal que se camufla cuando el pelo en los alrededores crece lo suficiente para cubrirla (el método de sutura tricofítica permite que nazca pelo en la zona de la cicatriz, lo que ayuda a ocultarlo incluso con estilos de pelo corto – lee más sobre esto en la próxima pregunta).

Pero el método FUE no deja una sola cicatriz, sino varias microcicatrices en los puntos donde se extraen los folículos. Si te pasas la máquina de afeitar, la impresión visual que puede surgir (especialmente si muchos pelos han sido retirados de la zona donante) es una zona de pelo menos densa que el resto, pero tan pronto como el pelo crece un poco más este efecto también se camufla.

La técnica FUE se explica generalmente como ” implante de cabello sin cicatrices“, pero cuidado: el hecho de que una cicatriz sea casi imperceptible, ¡no significa que no exista!

¿Voy a ser capaz de utilizar el pelo muy corto o afeitado después de la cirugía? ¿Se verá la cicatriz?

trasplante capilar pelo corto rasurado

Ambos métodos (FUT y FUE), si son bien ejecutados, deben generar marcas fáciles de cubrir. Pero el hecho es que cuanto más corto sea el pelo alrededor de la zona donante, las cicatrices pueden hacerse más evidentes. Por lo tanto, es inútil decir que “si el trasplante me queda mal puedo simplemente afeitarme la cabeza”: si lo haces, las cicatrices serán visible.

La calidad de la cicatriz depende también de respetar las directrices de atención post-quirúrgica, cómo cada cuerpo va a reaccionar y la curación del proceso (que no se puede predecir de modo seguro). Los mejores cuadros clínicos de las cicatrices pueden ser casi imperceptibles, pero no todas las cicatrices quedarán completamente cubiertas con un corte de pelo con una maquinilla al 2 o 3.

Si quieres mantener el pelo corto y no te molestan las marcas puedes beneficiarte de algunas técnicas como la micropigmentación (pequeños tatuajes que salpican la zona de la cicatriz y la dejan con la misma apariencia visual de la zona que rodea) y la revisión quirúrgica de la cicatriz (procedimiento que puede disminuir la aparición de una gran cicatriz).

Otra posible solución es hacer un pequeño procedimiento FUE para cubrir una cicatriz lineal de una cirugía de trasplante de unidades foliculares anterior (la marca lineal se camufla y la nueva cirugía genera unas microcicatrices en la zona donante, que puede ser un intercambio muy ventajoso).

¿Cómo es el post operatorio?

Por lo general, es tranquilo en los dos métodos. Es normal tener un poco de hinchazón y entumecimiento, y los médicos pueden prescribirte medicamentos para aliviar el dolor y ayudarte a dormir. Las primeras noches el paciente debe tratar de dormir con la cabeza ligeramente elevada, con más almohadas y cojines en un ángulo de mínimo 20º. El día siguiente, los vendajes se eliminan.

Durante la primera semana la instrucción es lavar la cabeza dos o tres veces por día con champús específicos para mantener el cuero cabelludo limpio y facilitar la caida natural de las costras que se forman después del trasplante, manipulando la zona de recepción cuidadosamente y con delicadeza (tu médico debe aconsejarte sobre la manera ideal de hacer esto).

Se recomienda evitar el alcohol durante los tres primeros días y cigarrillos en las dos primeras semanas después de la cirugía, y proteger tu cabeza del sol. Lo ideal sería bloquear completamente el área con sombreros en las dos primeras semanas; después de este período puedes utilizar protectores solares, preferiblemente con FPS 30 o superior.

Con la técnica FUT es posible que el paciente sienta más dolor, especialmente en la primera semana, que suelen controlarse fácilmente con la medicación. Los puntos de la sutura deben ser eliminados en la segunda o tercera semana, y lo ideal es evitar el exceso de tensión en el cuero cabelludo hasta 10 meses después de la cirugía para optimizar la cicatrización y evitar que la cicatriz se haga más ancha. Esto incluye evitar ejercicios muy intensos y actividades que se extienden o ponen demasiada presión en el cuero cabelludo.

La técnica FUE no implica la sutura y no requiere tanta atención: el paciente puede volver a trabajar por lo general unos pocos días después de la cirugía, siempre que evite la presión directa sobre el cuero cabelludo durante los primeros 10 días.

¿Puedo hacer más trasplantes después del  primero?

, siempre y cuando siga presentando suficiente densidad de cabello en la zona donante después del primer procedimiento. Lo ideal es que esperes entre uno y dos años después de la cirugía para evaluar plenamente los resultados y decidir si debes realizar un nuevo trasplante.

Debido a que la técnica FUT elimina una parte del cuero cabelludo, se pondrá más “apretado” en cada procedimiento, entonces también es necesario evaluar si la piel todavía tiene espacio suficiente y elasticidad para eliminar otra tira: si no, es ideal el método FUE (que no quita nada de piel y no requiere ni depende tanto de la flexibilidad del cuero cabelludo).

También hay que recordar que la técnica FUE reduce la densidad de la zona donante en cada procedimiento, por lo que si varias sesiones se llevan a cabo y se elimina un gran número de unidades foliculares, puede ser que la densidad final de la zona donante no sea ideal para la realización de futuros trasplantes. Por eso es importante planificar bien la cirugía, teniendo en cuenta los resultados a largo plazo.

¿Cuánto cuesta un trasplante de cabello?

El precio puede variar ampliamente, sobre todo de acuerdo con la técnica (FUT generalmente es más baratos que FUE) y el número de unidades foliculares a ser trasplantadas (lo que implica más tiempo y sesiones de equipos más grandes). De los procedimientos más simples en áreas pequeñas a la utilización más extensa y de tecnologías avanzadas (por ejemplo, FUE con asistencia robótica), los valores pueden fluctuar desde aproximadamente 5.000 € a 30.000 €. Pero sólo con el caso específico de la evaluación es que las clínicas pueden proporcionar presupuestos más precisos.

¿Qué debo considerar al elegir el cirujano / clínica?

clínica de trasplante capilar

La calidad del trasplante depende directamente de la habilidad del equipo responsable, y dado que la cirugía tiene efectos para la vida, se debe elegir con mucho cuidado quién llevará a cabo la misma. Hay personas poco éticas y de explotación en todas las profesiones: no pongas tu cabeza en las manos de aquellos que están más interesados en el dinero que en tu salud y seguridad. Algunos puntos importantes a tener en cuenta:

¿Cómo saber la calidad de una clínica / cirujano?

Una indicación de tu dermatólogo o alguien que se haya hecho un trasplante con el profesional es más fiable que un anuncio lleno de clichés de marketing. Buscar en Internet sobre las opciones de tu ciudad (o de otra, si puedes viajar) puede ser bueno para encontrar testimonios (felicitaciones y quejas), pero cuidado: cualquiera puede publicar cualquier cosa online.

La experiencia y la formación del cirujano

¿Donde se graduó el médico? ¿Cuáles son sus especialidades? ¿Participa en eventos, conferencias, premios o ha publicado artículos sobre trasplante de cabello? ¿Por cuánto tiempo ha trabajado en el área? ¿Cuántos procedimientos ha realizado antes? ¿Tiene experiencia en casos similares (tipo de cabello, causa y el grado de pérdida de cabello, etc.)?

Registro de los procedimientos anteriores

¿Hay variadas y bien detalladas fotos antes / después de la cirugía que el médico ha hecho (preferiblemente con el mismo ángulo de iluminación y en el mismo ambiente y tanto la zona de recepción y las cicatrices en la zona donante)? ¿Puedes ponerte en contacto con algunos de los pacientes para preguntarles cómo fue su experiencia?

La interacción con el personal durante el procedimiento

¿El equipo que ayudará al médico tiene mucha gente? ¿Por cuánto tiempo han trabajado juntos? ¿Los asistentes realizan los pasos? ¿El médico estará presente para supervisar o llevar a cabo directamente qué partes de la cirugía?

El medio ambiente y la estructura física de la clínica

La higiene, iluminación, equipo moderno, diversos microscopios para la preparación de unidades foliculares, son todas buenas señales.

La evaluación de tu caso

Ten cuidado de cualquier lugar que no haga un cuidadoso examen de tu caso particular, antes de decir que puedes someterte a un trasplante. Los mejores profesionales evaluarán tu historia de calvicie, analizarán la densidad de tu cuero cabelludo, tendrán un punto de vista realista de los posibles resultados y te alertarán de todos los riesgos y las precauciones que intervienen. Prefiere alguien que habla de cómo el trasplante interactuará con el avance de tu calvicie en el futuro que los que sólo hablan de los beneficios inmediatos.

La imparcialidad en el método de recomendación (FUT o FUE)

Si el lugar sólo ofrece un tipo de trasplante es de esperar que argumenten a favor de este método. Lo ideal es que hables con alguien que trabaje con ambos tipos (o, mejor aún, con varios profesionales para contrastar opiniones). Disfruta el hecho de que después de leer este artículo tendrás más información acerca de los tipos de trasplante, haz preguntas específicas (sobre el procedimiento, cicatrices, post operatorio, etc.) y ve si el profesional te da una visión equilibrada de los pros y los contras de cada uno método.

El presupuesto ofrecido

Las clínicas serias por lo general sólo hablan de precios tras estudiar detenidamente tu caso. Compara precios y estimaciones y sospecha de los que sean muy dispares del promedio. En el 99% de los casos, el que es mucho más barato que la competencia también es mucho peor. Y no siempre el más caro es necesariamente es el mejor (asegúrate de que tenga la marca y el nombre de un famoso cirujano consistente con la calidad y el profesionalismo de los servicios).

La forma en que te tratan

Los profesionales deben darte suficiente atención, responder a tus preguntas con claridad y darte todo el tiempo para tomar tu decisión. Nadie debe presionarse para que te decidas pronto, o tratarte como cualquier otro número en la lista de pacientes. Si tu instinto te dice que la conversación se parece más a una llamada de telemarketing que a una consulta médica seria, busca otra clínica.

Tu seguridad en la decisión

Sólo debes realizar el trasplante si tienes suficiente información, si no dudas de cualquier etapa del procedimiento, conoces las limitaciones de cada método y el resultado posible para tu caso a largo plazo, y sientes seguridad en la calidad de la clínica y los profesionales que harán tu cirugía. Si hay alguna duda o vacilación, espera un poco y busca más información.

Unisima

Newsletter