UP

Menopausia: Síntomas, Causas y Tratamientos

Escrito por unisima

Menopausia edad

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es el período de transición en el que la mujer pasa de la fase reproductiva a la fase post-menopáusica, por lo tanto, la menopausia (última menstruación) es un hecho que se produce durante la perimenopausia.

En el climaterio hay una disminución de la función ovárica, haciendo que el ciclo menstrual se vuelva irregular y finalmente cese por completo. Estadísticamente, la menopausia se produce de media a los 50 años. La menopausia comienza alrededor de los 40 años y se extiende hasta los 65 años.

Los síntomas de la menopausia

Durante la menopausia hay una etapa climatérica, con una serie de síntomas comunes que afectan a las mujeres. Este período debe su nombre a que uno de los síntomas más comunes es la sensación de olas de calor, rubor conocido popularmente como sofocos. Afecta 60-80% de las mujeres.

Los sofocos pueden ocurrir en cualquier etapa de la menopausia y se caracterizan como una sensación repentina e intensa de calor en la piel, que aparece principalmente en la parte superior del torso, el cuello y la cara. Hay un aumento en la sangre que circula en estas regiones, lo que provoca un enrojecimiento de la piel, y con frecuencia se puede producir un aumento del sudor.

Síntomas de la menopausia

Algunas mujeres también pueden experimentar palpitaciones y sensación de desmayo. Sin embargo, la intensidad de los síntomas varía de una mujer a otra.

Otros síntomas comunes de este período son:

  • Cambios en la menstruación (antes de la terminación completa)
  • Sequedad y picor vaginal, que puede conducir a dolor durante el coito
  • Disminución de la libido
  • La disminución del tamaño de los senos y la pérdida de firmeza
  • Sudores nocturnos
  • Dificultad para dormir
  • Los cambios de humor, con períodos de ansiedad, irritabilidad y depresión, así como disminución de la autoestima
  • El aumento de peso y la desaceleración del metabolismo
  • La piel seca y el pelo más fino
  • Disminución de la elasticidad de la piel
  • Dolores de cabeza
  • Incremento de la porosidad del hueso.

No todas las mujeres tienen todos estos síntomas. Varían caso por caso y de acuerdo con la etapa de la menopausia.

Además, entre los síntomas menos comunes que se encuentran, son: escalofríos, disminución de la memoria, fatiga, incontinencia urinaria y aparición de granos.

Tratamientos de la menopausia

Sinónimo: climatério.

La menopausia es un proceso natural del cuerpo femenino y puede no necesitar tratamiento. Sin embargo, si los síntomas son muy incómodos, hay tratamiento para mejorar la calidad de vida de las mujeres.

Entre las opciones se encuentran:

Tratamiento de reemplazo hormonal

Tratamiento reemplazo hormonal por la menopausia

La terapia hormonal (popularmente conocida como terapia de reemplazo hormonal) es el tratamiento más efectivo para los sofocos, dando lugar a una reducción de hasta el 75% en la frecuencia y el 87% de la gravedad. La sustitución puede hacerse con estrógeno o una combinación de estrógeno y progesterona.

Sin embargo, algunos tipos de terapia hormonal están vinculados a diversas complicaciones, tales como un mayor riesgo de cáncer de mama, cáncer de colon, enfermedad cardiovascular y fracturas. Por lo tanto, todos estos factores deben ser evaluados antes de decidir este tratamiento.

De cada mil mujeres que toman reemplazo hormonal 17 tienen cáncer de mama, en cuanto a las otras 983 restantes, tienen los mismos riesgos que habían tenido previamente a la enfermedad.

Idealmente, el reinicio del tratamiento se realiza en la llamada “ventana de oportunidad”, que es después de la aparición de los síntomas de la menopausia que suele ser por lo general entre los 50 a 59 años y durante unos 7 años de duración. Estas condiciones hacen que sea un tratamiento más seguro.

Además, la sustitución debe hacerse sólo después de que la paciente se haya hecho todas las pruebas rutinarias y el médico revise su historial clínico. Esto le ayudará a ver si hay alguna contraindicación y cuál es la mejor dosis de hormonas que se le aplicará.

Lo ideal es que las mujeres sigan haciendo el seguimiento médico durante el reemplazo de la hormona para supervisar mejor cómo está su salud. Si ya no es necesario, debe interrumpirse el tratamiento.

El reemplazo hormonal está contraindicado en mujeres que:

  • Han sufrido un ataque al corazón
  • Tienen un impedimento severo de las arterias coronarias
  • Tiene una enfermedad del hígado, porque evita su operación
  • Han tenido o tienen cáncer de mama o de endometrio
  • Tienen antecedentes de enfermedad cerebrovascular
  • Tienen un cuadro de hipertensión no controlada.

Aplicación de estrógenos

Aplicación de estrógenos por menopausia

Para aliviar los síntomas de sequedad vaginal, muchos especialistas pueden recomendar el uso tópico de estrógeno en la zona de la vagina. Este método es especialmente útil en mujeres con atrofia vaginal, dolor durante el coito y problemas uroginecológicos.

Medicamentos no esteroides

Para las mujeres que no pueden usar la terapia hormonal, hay otras opciones de medicamentos. Para los síntomas como los sofocos, existen fármacos antidepresivos, sedantes o vasoactivos que actúan sobre el eje hipotálamo-hipófisis.

Están indicados principalmente en los casos:

  • En los que la paciente no quiere la terapia hormonal
  • En las mujeres que experimentan efectos secundarios o tienen una mala respuesta a la terapia hormonal
  • En las mujeres contraindicadas para el reemplazo hormonal.

Terapias alternativas

Terapias Alternativas por menopausia

Además de las opciones anteriores, las terapias alternativas pueden ayudar a la mujer en esa etapa. Aquí están algunas:

Fitoterapia: El uso de plantas medicinales y sus extractos puede ser útil en esta etapa, durante la perimenopausia, los fitoestrógenos son los más adecuados – sustancias naturales que actúan como hormonas femeninas. Los más utilizados hoy en día son la soja, el trébol rojo y la cimicifuga. Además, la valeriana y bálsamo de limón se pueden utilizar para los síntomas de sueño y ansiedad. Pero lo ideal es usarlos con la orientación de un experto. También es importante no consumirlos cerca de las comidas, de modo que se absorban adecuadamente.

Homeopatía: El tratamiento es individualizado para cada mujer. Los expertos revisan los principales síntomas que molestan a la mujer en esa etapa y combinan remedios homeopáticos que puedan ayudar. Hay una acción importante de medicamentos en este periodo, tales como sepia succus, el muriaticum lachesis y natrum, además de extractos provenientes de órganos tales como el Ophorinum y Folliculinum, que son la sustitución parcial de los extractos de hormonas ya no producidas por el cuerpo de la mujer.

Acupuntura para tratar la menopausia

Acupuntura: Esta antigua técnica china puede ayudar a estimular diferentes partes del cuerpo. Comprende un conjunto de procedimientos que permiten la estimulación precisa de localizaciones anatómicas definidas mediante la inserción de agujas filiformes metálicas para la promoción, mantenimiento y recuperación de la salud, y para evitar lesiones y enfermedades. Los puntos que se estimulan también varían según los síntomas que cada mujer tiene.

Los medicamentos para la menopausia

Sólo un médico puede decirte cuál es el medicamento más adecuado para tu caso, así como la correcta dosificación y duración del tratamiento. Sigue siempre estrictamente las instrucciones de tu médico y nunca te automediques. No detengas el medicamento sin consultar a tu médico antes y no lo tomes más de una vez o en cantidades mucho mayores que las prescritas. Sigue las instrucciones de la etiqueta.

Cómo vivir con la menopausia

Busca orientación en el servicio de salud más cercano de su casa, habla con tu médico. Además:

  • Bebe mucha agua, especialmente después del ejercicio
  • Usa ropa ligera y preferiblemente los ambientes frescos y ventilados
  • Practicar ejercicios ligeros con regularidad. Caminar, nadar y bailar ayuda a fortalecer los músculos
  • Evitar el tabaco, el alcohol u otras drogas
  • Haz comidas más ligeras y más a menudo
  • Tomar el sol si no quieres este tipo de problemas por deficiencia de vitamina D.

Cómo vivir con menopausia

Estas medidas contribuyen a mejorar la calidad de vida y la prevención de enfermedades como el cáncer de mama, la osteoporosis, entre otras. ¡La perimenopausia y la menopausia no son enfermedades! Son sucesos naturales del ciclo de vida de la mujer y no todas tienen síntomas durante este período.

Consejos para aliviar los síntomas de la menopausia

Poner fin a las molestias que vienen al final del período fértil femenino ya no es sinónimo de riesgos para la salud. Aquí hay algunas maneras de aliviar los síntomas de la menopausia.

Reemplazo hormonal

Beneficios del reemplazo hormonal

Una buena terapia hormonal compensa la bajada en las hormonas, previniendo los trastornos físicos y psicológicos. El reemplazo hormonal es fundamental para la reducción de los síntomas de la menopausia. La base del tratamiento es de reemplazo de estrógeno, que tiene las siguientes ventajas:
Beneficios del reemplazo hormonal menopausia

  • Ayuda a equilibrar la producción y la absorción del tejido óseo.
  • Fortalece el tejido de la pared vaginal y mejora la lubricación.
  • Aumenta la elasticidad de las paredes de la uretra y la eficiencia del sistema excretor.
  • Se estimula la producción de colágeno, la sustancia que da elasticidad y vigor.
  • Ayuda a mantener una temperatura corporal estable.
  • Mejora el sistema cardiovascular.

Desventajas del reemplazo hormonal

  • Alto precio del tratamiento.
  • El tratamiento es prolongado.
  • SPM (Síndrome Pre-Menstrual) en algunas mujeres.
  • El empeoramiento de la posibilidad de cáncer de mama en mujeres susceptibles.

La terapia de reemplazo hormonal no debe ser iniciada o abandonada sin supervisión médica. Los beneficios de la terapia de reemplazo hormonal se obtienen solamente si su uso es supervisado y continuo.

Dieta

Dieta para mejorar los síntomas de la menopausia

Hay algunos alimentos que pueden mejorar significativamente los síntomas de la menopausia:

Vitamina E: El efecto de la vitamina E en la reducción de los síntomas de la menopausia está demostrado. Muchos médicos sugieren a las mujeres que están pasando por la menopausia consumir 800 UI de vitamina E por día durante un período de tres meses – período de prueba para ver si se reducen los síntomas. Si es así, se continúa la dosificación.

Calcio: El suplemento diario con calcio ayuda a reducir los dolores de cabeza, irritabilidad, insomnio y depresión relacionados con la menopausia. Además, las deficiencias de calcio, que conducen a la osteoporosis, son más comunes en las mujeres posmenopáusicas. La osteoporosis es una enfermedad grave que se caracteriza por la debilidad de los huesos. Varios estudios han publicado que la administración de suplementos de calcio puede retrasar o incluso prevenir el desarrollo de la osteoporosis, por lo tanto, el calcio es uno de los suplementos más consumidos por las mujeres. El consumo del suplemento es típicamente desde 500 hasta 1500 mg por día.

Linaza: Ayuda a aliviar los síntomas de la menopausia. Es rica en ácidos grasos Omega 3, minerales y vitaminas. La linaza asiste en la regulación del intestino, tiene acción antiinflamatoria, aumenta la actividad del sistema inmune y tiene  una sustancia que protege contra los tumores de mama, ovario y próstata.

Cambios en el estilo de vida

Dejar de fumar mejora la menopausia

Ejercicio: Las mujeres sedentarias son más propensas a tener sofocos que las que hacen ejercicio. En un experimento, los síntomas de la menopausia se redujeron inmediatamente después del comienzo del ejercicio aeróbico.

Dejar de fumar: Fumar puede estar muy relacionado con los sofocos en las mujeres que están pasando por la menopausia. Los estudios preliminares muestran que muchas mujeres con sofocos son fumadoras. Otro estudio muestra que la mayoría de las mujeres que buscan reemplazo hormonal son fumadoras.

Unisima

Newsletter