UP

Cómo Mejorar una Intolerancia o mala digestión de la Lactosa

Escrito por unisima

mejorar mala digestión de la lactosa

Actualmente vivimos en un mundo con toda la información que se necesite, pero a la vez, carecemos de los conocimientos correctos y pecamos de hacer lo que nos suena o hemos visto en la televisión.

La gran cantidad de marketing que se está generando detrás de los productos que mejoran nuestra salud es tan intrusiva que nos dicen qué comer y qué beber sin pensar en las consecuencias que pueden generarse en nuestro cuerpo acostumbrado a un tipo de alimentación durante cientos de años.

El azúcar y los alimentos procesados son un problema generalizado en la sociedad actual que está provocando múltiples enfermedades que van desde la diabetes tipo 2 hasta una intolerancia provocada entre otras cosas por la lactosa.

Qué son los alimentos probióticos

En un momento en que se habla mucho de los alimentos funcionales deberíamos entender mejor lo que son los probióticos.

Son bacterias “buenas” que ayudan en la prevención de enfermedades y también en la digestión de la lactosa.

El intestino humano es un “tubo” elástico, dividido en intestino delgado y grueso o colon. El intestino delgado es donde los nutrientes son digeridos y absorbidos, y el colon es el responsable de la absorción de agua y algunos minerales (electrolitos).

Alimentos probióticos para mejorar la digestión de la lactosa

En condiciones normales, varias especies de bacterias están presentes en el intestino. Estas bacterias se conocen como microbiota intestinal y ejercen una influencia considerable en muchas reacciones bioquímicas que se producen en este lugar, evitando que los microorganismos potencialmente patógenos se multipliquen y afecten a la salud, especialmente del tracto gastrointestinal. Sin embargo, en situaciones de desequilibrio, estas bacterias beneficiosas pueden ver reducido su número, favoreciendo el crecimiento de bacterias nocivas para la salud.

Los probióticos son bacterias beneficiosas de salud, capaces de sobrevivir en el intestino humano para luchar con bacterias “malas” (patógenas). Estas bacterias beneficiosas, ingeridas a través de alimentos como las leches fermentadas (yogures), se instalan en la mucosa intestinal y dificultan la supervivencia de estas bacterias patógenas.

Además, estas bacterias saludables de los alimentos probióticos se alimentan de fibra y la lactosa, transformándolas en ácidos grasos de cadena corta, que son utilizado por las células intestinales como fuente de energía. De este modo, además de mejorar la flora intestinal, actúan como un complemento importante en el tratamiento de los síntomas de una intolerancia o mala digestión de la lactosa.

Beneficios para la salud por ingerir alimentos de probióticos:

  • El control de la microbiota intestinal por la competencia con las bacterias patógenas
  • Estabilización de esta flora después el uso de antibióticos
  • Disminución del número de bacterias patógenas través de la producción de ácidos acético y láctico, sustancias antibacterianas (bacteriocinas) y otros compuestos antimicrobianos
  • Estimulación del sistema inmunológico
  • Alivio del estreñimiento
  • Aumento de la absorción de minerales y en la producción de vitaminas

Alimentos que mejoran la intolerancia o mala digestión de la lactosa

La alimentación actual está provocando que comamos continuamente alimentos con lactosa, al final esto requiere que nuestro organismo genere una mayor cantidad de lactasa para poder digerirla y al cabo del tiempo es probable que nuestro cuerpo no consiga desarrollar la lactasa necesaria para ayudarnos en la digestión de este disacárido.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Uso de productos lacteos fermentados

Yogur probiótico o normal

¡La leche fermentada orgánica es excelente para su salud!

La leche fermentada orgánica mejora la digestión de las grasas, la lactosa y las proteínas en los productos lácteos, pero también ayuda a estimular los procesos digestivos saludables de otros alimentos. Mientras que la idea de beber productos lácteos fermentados puede ser desagradable para algunos, el kefir orgánico de alta calidad es ligeramente ácido, cremoso y, en última instancia, satisfactorio.

Es similar al yogur, sólo que menos espeso y bebible. Los alimentos probióticos son ricos en vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales. El kefir contiene altos niveles de tiamina, B12, folato y vitamina K, que es importantísima para la formación de huesos.

La vitamina K2 ayuda específicamente a metabolizar el calcio, creando huesos más fuertes, que es esencial para la gente que tiene problemas digestivos con la lactosa. Los lácteos fermentados orgánicos también ayuda a aumentar los niveles de magnesio, que por si no lo sabe la deficiencia de magnesio es común en los trastornos del tracto digestivo de personas con celiaquía, Enfermedad de Crohn, Síndrome del Intestino Irritable y con intolerancia de la lactosa.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Mucha gente lo que hace es dejar de consumir cualquier lácteo, pero es mucho más saludable sustituir los lácteos normales por los lácteos fermentados que pueden ayudar a curar el tracto digestivo, y tienen enzimas que realmente ayudan en la digestión.

Está demostrado que la existe diferencia entre los yogures probióticos, tipo kefir, y los normales, así que ya sabéis que debéis empezar el cambio cuanto antes.

Leche de Cabra

Queso de cabra bajo en lactosa

La leche de cabra es rica en ácidos grasos, y es más fácil de absorber y asimilar por el cuerpo. Las moléculas de grasa son más pequeñas y contienen concentraciones más bajas de lactosa.

Debido a esto se tarda mucho menos tiempo para digerir los productos lácteos de cabra que los productos de leche de vaca. Y sin embargo, es más rico en calcio, fósforo, yodo, potasio, biotina y ácido pantoténico.Además, los niveles de caseína se reducen haciéndolo amigable con aquellos con sensibilidad a la caseína.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Pero sólo es una ayuda para mejorar nuestra mala digestión, ya que si vemos este estudio, podemos comprobar que en dietas para personas con problemas de lactosa no se puede sustituir, siendo más recomendable el uso de yogures de leche de cabra.

Enzimas digestivos que contengan Lactasa

Según este estudio, la suplementación con enzimas digestivos puede ayudar en la descomposición de las grasas, carbohidratos y proteínas, ayudando a una eficiente función digestiva.

Tomar suplementos digestivos especialmente formulados proporciona un tratamiento seguro para los trastornos de la intolerancia digestiva, incluidos la lactosa. Podéis comprobarlo en este PDF con el estudio.

La mejor forma de conseguir estos beneficios es tomar una enzima digestiva natural en el comienzo de cada comida, para asegurar que los alimentos se digieran completamente.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Suplemento con probióticos

suplementos con probióticos

Esta es una parte esencial de una dieta para personas con una intolerancia de la lactosa. Los yogures, kéfir, verduras fermentadas y suplementos ayudan a mantener un tracto digestivo saludable ayudando a estimular una mayor producción de lactasa.

Añadir suplementos y alimentos ricos en probióticos en su dieta, puede cambiar el equilibrio en el intestino, lo que conduce a una mayor absorción de nutrientes como la lactosa. Por lo tanto, según el estudio publicado en 2008, es posible controlar la intolerancia de la lactosa con yogur y probióticos.

Además, los probióticos pueden hacer mucho más para la salud general y el bienestar, que solo mejorar la salud intestinal. Según un estudio publicado por el Dr. Collin Hill, los probióticos pueden ser utilizados en el futuro para ayudar a controlar la enfermedad, sin depender tanto de antibióticos.

Es importante buscar un suplemento que contenga mayor cantidad de probióticos que prebióticos derivados de organismos que resisten el calor.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Alimentos ricos en Calcio

Leche de soja

Mientras que el calcio se considera a menudo el mineral anti-osteoporosis, es mucho más vital a nuestra salud que apenas nuestros huesos. De hecho, los alimentos ricos en calcio ayudan a la salud del corazón, controlan el peso corporal y ayudan a reducir el riesgo de cáncer rectal y de colon.

Cualquier persona con una intolerancia de la lactosa debería incorporar en su alimentación leche cruda, yogur, kéfir, col rizada, queso crudo, sardinas y brócoli.

Alimentos ricos en Vitamina K

Como se mencionó anteriormente, la vitamina K desempeña un papel importante en la absorción de calcio y la salud ósea, pero sus beneficios no terminan ahí. También ayuda a la función cerebral, el metabolismo y ayuda a regular las hormonas.

Esta vitamina soluble en grasa se almacena en el hígado, y los niveles adecuados pueden ser interrumpidos por el consumo de antibióticos, ciertos medicamentos recetados contra el colesterol, y por el Síndrome del Intestino Irritable.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Muchas personas con una intolerancia o mala digestión de la lactosa también son deficientes en vitamina K, por lo que es importante asegurarse los niveles son correctos consumiendo alimentos que la contengan.

Los alimentos ricos en vitamina K para mejorar la digestión de la lactosa son verduras de hoja verde, cebolletas, coles de bruselas, repollo, brócoli, pepinos y albahaca seca. Además, los lácteos orgánicos fermentados también son ricos en esta vitamina esencial.

Caldo casero

caldo con huesos para mejorar la digestión de la lactosa

El hervir a fuego lento los huesos de carne de vaca o pollo orgánicos alimentados con pasto, transforma el calcio, magnesio, fósforo, azufre y otros minerales haciéndolos más fáciles de absorber.

Además, el colágeno natural y la gelatina que se encuentran en los huesos ayuda a aliviar las sensibilidades alimenticias, incluso a los productos lácteos y el gluten.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Alimentos no lácteos ricos en probióticos

Los alimentos ricos en probióticos aumentan la salud general del sistema digestivo y pueden ayudar a aliviar los síntomas comunes de malestar digestivo, incluyendo la intolerancia de nutrientes, fortalecer el sistema inmunológico, apoyar la pérdida de peso y aumentar la energía debido a más vitamina B12 en el cuerpo.

Además, los alimentos de alto nivel probiótico sanan la psoriasis y el eccema, destruyen la cándida y previenen resfriados comunes y la gripe.

La chucrut y el kimchi están hechos de col fermentada y otras verduras ricas en nutrientes y ricas en enzimas que ayudan a digerir los alimentos, así como las bebidas fermentadas con kefir.

Mantequilla Clarificada (Ghee)

Mantequilla Clarificada o Ghee

Se ha utilizado durante miles de años para mejorar la función de la digestión, reducir la inflamación, la pérdida de peso de apoyo, fortalecer los huesos y mucho más. Pero el factor más importante es que no contiene lactosa.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

El proceso de hervir a fuego lento y el desnatado de la mantequilla elimina la lactosa y la caseína, por lo que las personas con sensibilidad a los productos lácteos deben usarlo. Además, cuando se crean a partir de leche de vacas alimentadas con pastos en lugar de granos tradicionales, los niveles de ácido linoleico conjugado son el doble o el triple.

¿Qué nos puede provocar una intolerancia de la lactosa?

Esta intolerancia es provocada por la dificultad del cuerpo para digerir eficazmente la lactosa debido a la mala absorción o bajos niveles de lactasa producida en el tracto digestivo.

Esto parece ocurrir por dos razones principales:

Genética

Aunque se ha documentado sólo raramente, la incapacidad para producir lactasa a veces puede ser congénita. Los investigadores creen que hay vínculos genéticos causando síntomas que aparecen durante los años de la adolescencia.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Además, ciertos grupos étnicos tienen mayores problemas con la lactosa que otros. Los nativos americanos, los hispanos, los asiáticos y los de ascendencia africana, a menudo experimentan muchos más problemas que las personas de ascendencia europea.

Envejecimiento, dieta y otras enfermedades

Envejecimiento biológico natural provoca mala digestión de la lactosa

A medida que envejecemos, disminuye la producción de lactasa, lo que conlleva una peor digestión en personas que de otro modo nunca han tenido mayores problemas con los lácteos.

Además, también puede provocarlo cirugías, lesiones, enfermedades e incluso ciertos tratamientos contra el cáncer. Las enfermedades comunes que pueden contribuir incluyen gastroenteritis, Síndrome del Intestino Irritable, enfermedad de Crohn, celiaquía. Incluso los casos de la gripe pueden causar problemas con la lactosa, sin embargo a menudo los síntomas se desvanecen con el tiempo.

Cuidado con la lactosa que se esconde en los alimentos procesados

Incluso los alimentos naturales que usted ha comido durante años pueden haber provocado esa intolerancia de la lactosa. Debemos leer cuidadosamente las etiquetas de todos los alimentos procesados ​​para asegurarnos de que los productos pueden contener lactosa.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;
alimentos procesados con lactosa

Los derivados lácteos que se esconden en alimentos comunes incluyen pan, pasteles, galletas saladas, cereales, sopas, carnes procesadas, barritas de proteínas y caramelos. Incluso los productos anunciados como “no lácteos” podrían contener trazas de productos lácteos que pueden producirte una digestión pesada.

Esperamos que esta información sea de gran valor para todos vosotros y consigamos esclarecer un poco más las verdades y falsos mitos que existen hoy en día, como puedes comprobar todo sobre lo que escribimos está basado en estudios científicos, ya que la habladuría popular es un gran mal a nivel de alimentación.

No olvidáis compartir el artículo para que llegue a la mayor cantidad de gente posible.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Unisima

Newsletter