UP

Guía Completa sobre el Cabello

Escrito por unisima

Guía completa del cabello

Elegir un tratamiento para el cabello es como llevar tu coche para hacerle la revisión: puede parecer que el servicio era bueno, pero si no sabes nada de coches y no sabes evaluar bien qué tiene, no puedes estar seguro.

Tu pelo se puede caer por una serie de razones diferentes, y si no sabes exactamente cuál te está afectando, puedes llegar a perder una gran cantidad de tiempo y dinero con productos o tratamientos que no tienen nada que ver con tu problema específico o parecen funcionar al principio, pero no tienen resultados o incluso empeoran la situación en el largo plazo.

Antes de prescribir la medicación, primero tenemos que conocer al paciente, ¿verdad? Este es el primero de una serie de publicaciones en las que se analizará la pérdida del cabello: lo que ha hecho, cómo funciona y cuál es su ciclo de vida. Después te será mucho más fácil entender cómo cada proceso de pérdida de cabello interfiere con este ciclo, y elegirás el mejor plan de ataque para resolver el problema del tiempo.

Capas de pelo

Estructura del pelo

Todos nuestros cabellos tienen dos capas principales: la cutícula (parte exterior) y la corteza (parte media). Algunos aún tienen una tercera capa, la médula (en el interior). Si comparamos el tallo del pelo con un lápiz, la cutícula sería la pintura exterior, la corteza de madera sería el pelo y el grafito su núcleo.

La cutícula del pelo

La cutícula se compone de varias placas superpuestas, como las tejas de un tejado o las escamas de un pez. Su función es la de servir como un “escudo” para la capa inferior, la corteza del cabello, que la protege de las agresiones externas y ayuda a “mantener” el agua y otras sustancias en el pelo. La cutícula se compone básicamente de capas de queratina (una proteína) y ceramidas (un tipo de lípido), que actúa como el “pegamento” que mantiene estas capas en su lugar.

Puedes tener experiencia de “sentir” la cutícula del cabello: con una mano, mantén un pelo (¡sin necesidad arrancarlo de la cabeza!) por la punta. A continuación, sujeta firmemente el medio del pelo con los dedos índice y pulgar de tu otra mano (como pinzas) y desliza los dedos hacia abajo, hacia la punta. Tus dedos se deslizarán fácilmente debido a que el movimiento está siguiendo la dirección de las placas de la cutícula.

Ahora intenta deslizar los dedos de nuevo, pero esta vez de abajo hacia arriba (empezando por el final y hacia la raíz): probablemente sentirás una resistencia, una textura más áspera, y el pelo puede incluso hacer un ruido durante el movimiento. Eso es porque los dedos van en la dirección contraria a las placas, y “chocan” con sus bordes.

Impresionante, ¿verdad?. Es probable que a tu cabello no le guste la experiencia (¡la fricción ataca la cutícula del cabello!). Discúlpate, dile que era por el bien de la ciencia y que nunca lo harás de nuevo.

“Puertas” del pelo

cutícula en el pelo: chica con problemas

Las placas de la cutícula actúan como pequeñas “puertas” de cada pelo, y pueden ser cerradas (y unidas entre sí, impidiendo la entrada y salida de agua y otras sustancias y bloqueando el acceso a la corteza) o abiertas (levantadas y retiradas, lo que permite la entrada y salida de sustancias y dejando la corteza más expuesta y desprotegida).

Es fácil imaginar cómo las cutículas de nuestro cabello se abren y cierran, compáralas con las piñas de un pino, que reacciona con el medio ambiente de manera similar.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

El mecanismo que controla la apertura o cierre de la cutícula reacciona principalmente a dos factores: la temperatura y el pH (potencial de hidrógeno que determina si una sustancia es ácida, neutra o alcalina). Recordamos las clases de química: la escala de pH va de 1 a 14, donde 7 se considera neutro, cualquier número por debajo de 7 indica pH ácido, y cualquier número mayor que 7 indica un pH alcalino.

La temperatura y el pH interactúan con la cutícula de la siguiente manera:

  • Las temperaturas más altas (calor) y productos con pH alcalino (mayor de 7) hacen que las puertas de la cutícula estén abiertas, y con frecuencia se utiliza para la limpieza profunda (antiresiduos) y para preparar el cabello para recibir los componentes de algunos productos (si la cutícula está cerrada, se pueden quedar “pegados” fuera de los pelos, incapaz de entrar). En este estado, el pelo es áspero y opaco (apenas refleja la luz).
  • Las temperaturas más bajas (frío) y productos con pH ácido (menor de 7) hacen que las placas de la cutícula se cierren, “bloqueando” el agua y otras sustancias en el pelo e impidiendo el acceso a la corteza. En este estado los cabellos son sedosos y brillantes (reflejan la luz).

El pH normal del pelo es ligeramente ácido, como la mayoría de los champús y acondicionadores (que ayudan a mantener la cutícula cerrada). Los champús antiresiduos, tintes, blanqueadores y alisadores químicos son más alcalinos y abren las cutículas.

Champús sin sulfatos

ADVERTENCIA: No tengas prisa para “arreglar” tu cabello o usar productos muy ácidos o alcalinos por tu cuenta, ¿de acuerdo?, cuando se trata de la temperatura y el pH, la diferencia entre los niveles que controlan y niveles que echan a perder los pelos es muy pequeña. Respeta todas las instrucciones de uso del producto, y deja los procedimientos que implican el uso de químicos con niveles de pH más pesados para los profesionales: sólo ellos serán capaces de evaluar si tu pelo es lo suficientemente sano como para recibir un producto muy fuerte, y contrarrestar correctamente cualquier cambio de pH que se produzca durante el proceso.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

El pH normal del pelo está cerca de 5,5 (ligeramente ácido), y cerca de ese rango es donde debe permanecer. La idea es que el champú elimine la suciedad y el aceite que se acumula sobre el pelo, y que el acondicionador de una película protectora que ayude a mantener la cutícula brillante y cerrada. Así que a menos que esté decolorado, teñido o se haya cambiado la estructura del cabello (con suavizados, relajantes o permanentes), lo ideal es que mantengas el pH ligeramente ácido, para que tu melena sea suave, sedosa, brillante y las cutículas estén adecuadamente cerradas.

¿Cabello con agujeros?

Cabellos agujeros

Todos los ataques que el cabello sufre en el día a día (la luz del sol, altas temperaturas, químicos, tensión aplicada al desenredar o peinar, etc.) atacan directamente la cutícula. Es importante destacar que el eje del pelo se compone de células muertas: a diferencia de la piel, que puede recuperarse después de un corte, por ejemplo, el cabello no es capaz de regenerarse solo. Esto significa que el daño que sufre la cutícula será permanente.

Cuando la cutícula tiene muchos defectos y “agujeros”, se dice que el cabello es poroso: en esta etapa no puede retener el agua (¡imagina tratar de llevar agua en un colador!), es extremadamente vulnerable y puede llegar a ser frágil si el daño es demasiado grave. Puedes notar una disminución en la cantidad de pelo y pensar que se está cayendo, cuando en realidad los cabellos se rompen por la mitad debido a la cutícula frágil.

Algunos productos son capaces de “rellenar” estos agujeros y darle algún tipo de protección en el pelo, pero esta es una solución a medias: sólo evita el problema temporalmente, pero no puede revertir el daño que ha sucedido. La única manera es cortar las partes dañadas y esperar que vuelva a crecer.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

¿Te diste cuenta de la gravedad de este tema?. Así que comienza a cuidar bien la cutícula de tu cabello, como puedes ver, es esencial para mantener la fuerza y la belleza de tu melena.

A pesar de ser fuerte y resistente, para defender el cabello de las agresiones, la cutícula es en realidad una capa muy delgada y asombrosamente ¡transparente!.¿De dónde sale, entonces, el color de tu pelo?

La corteza en el cabello

Corteza pelo

La corteza del cabello está formada por una gran cantidad de fibras que se componen de varias fibras más pequeñas, que se forman por otras fibras que, a su vez… bueno, ya entiendes la idea, ¿no?. Las unidades más pequeñas que forman estas fibras son cadenas de queratina (sí, la misma proteína que compone la mayor parte de la cutícula del cabello), estas cadenas están conectadas entre sí, como un resorte o un cable de teléfono. Esto significa que muy, muy en el fondo, incluso el pelo más suave en realidad está todo acurrucado en el interior.

Esta estructura define algunas de las características de nuestro cabello, tales como su elasticidad, por ejemplo. La espiral de la queratina del cabello permite que los cabellos, al ser estirados, aumenten su longitud en 50% y luego regresen a su tamaño normal. Esto, por ejemplo, es muy útil cuando vamos a peinar el cabello, si los pelos no tienen elasticidad, cada vez que pases un peine la tensión mínima podría hacer que se rompan.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

La conexión de las cadenas de queratina es un gran ejemplo de esa frase que dice que “la unión hace la fuerza”: una única fibra no puede hacer mucho, pero todas juntas en un cabello sano ¡pueden aguantar un peso de hasta 100g sin romperse! Esta característica le da fuerza al cabello (romper sólo una ramita es fácil, pero une varias y ¡trata de romperlas de una vez!).

Otra característica que establece la corteza es el color que va a tener el cabello: en el interior hay partículas de diferentes tipos de melanina, es la cantidad y la proporción de cada tipo la que determina el color de tu cabello.

La forma del pelo

tipo de pelo de manera individual

Si has pensado que las espirales de queratina tenían algo que ver con el hecho de que el pelo es rizado o liso, ¡pues no! De hecho, no es la espiral en sí, pero los enlaces que se establecen dentro del pelo es lo que determina si tu cabello será liso o rizado. La forma de los pelos también forma parte de esta historia.

Imagínate que ese pequeño agujero por donde nace el cabello es como uno de esos tubos de confitería:con la posibilidad de crear diseños de diferentes tamaños, dependiendo de la forma de la boquilla. Si la salida del folículo es redonda, el cabello tendrá la forma de un cilindro, y si es ovalada, este cilindro va a salir un poco “plano”. Cuanto mayor sea este “aplanado”, se tiende a tener un pelo más rizado.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

El pelo liso (como en la mayoría de los asiáticos) tiene la forma de un círculo cuando se corta por la mitad, mientras que en los caucásicos y africanos, que tienden a tener pelos más encrespados y rizados, tienen una forma ovalada.

Esto se debe a que el formato del pelo interfiere con la cantidad y la posición que los enlaces tendrán allí. En el pelo cilíndrico, la cantidad de conexiones es más pequeña y se fijan en línea “recta”, lo que hace que el cabello sea liso. En el pelo “plano” hay un mayor número de conexiones y con una posición “inclinada”, que hace que los mechones crezcan rizados.

Cada vez que alguien con un cabello liso se hace rizos, o alguien con un cabello rizado se lo alisa, está rompiendo y rehaciendo estos enlaces. Vamos a entender cómo funcionan:

Rompiendo los enlaces el cabello

Keratina en el pelo

Las cadenas de queratina se organizan y se conectan en el interior de la corteza a través de diversos tipos de conexiones. Los más importantes en la determinación de la forma de los cabellos son los siguientes:

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Los enlaces de hidrógeno

Son los enlaces que existen en mayor cantidad en el cabello, pero también son los más débiles: cada vez que tu pelo está mojado se deshacen, y se reestablecen cuando el cabello se seca. Es aquí donde se interfiere cuando te secas el cabello con un secador o usas una plancha: para hacer que el borde tenga la forma que deseas (lisa o rizada) y se extraiga el agua, los enlaces de hidrógeno se rehacen en la nueva posición. La ventaja es que estos enlaces son los más fáciles de manejar. El inconveniente es que sólo con mojarlos de nuevo los enlaces de hidrógeno se desmoronarán otra vez y estarán listos para volver a su configuración original cuando el cabello se seque.

Enlaces de sal o enlaces iónicos

Son un poco más fuertes que los enlaces de hidrógeno, y se rompen cuando el pH del cabello toma niveles más ácidos o alcalinos que el patrón normal del cabello.

Enlaces de sulfuro o enlaces de azufre

Son los vínculos más fuertes que tiene nuestro cabello. Químicamente hablando, están formados por dos moléculas del aminoácido cisteína, el principal componente de la queratina, que se unen a través de su átomo de azufre y forman una molécula de cistina. Los enlaces de sulfuro se rompen sólo con la acción de los productos químicos y, a continuación, no vuelven a la forma anterior a menos que se haga un nuevo cambio químico (tal es el caso de los alisados permanentes).

La médula del cabello

médula del cabello

Algunos pelos (generalmente más gruesos) tienen, además de la cutícula y la corteza, una tercera parte: la médula, una especie de tubo grueso formado por células ricas de queratina (flexible y plegable, a diferencia de las fibras de la corteza que son más resistentes y las placas de cutículas endurecidas) que se encuentran en el centro de la hebra. En algunos casos, estas células pueden deshidratarse y dejar vacío el espacio que ocupan.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Todavía no sabemos exactamente cuál es la función de la médula del pelo, pero hay algunas sospechas. Por ejemplo: el pelo de los osos polares tiene un tubo vacío en el centro, que sirve como aislante contra el frío extremo en el que viven, por lo que algunos estudiosos creen que el núcleo de nuestro cabello puede ser un vestigio evolutivo de una estructura similar a esta.

Ahora que sabes un poco más sobre la estructura de los filamentos del pelo, falta descubrir de dónde viene todo. ¿Dónde nace el pelo? ¿Cómo se hace? Y lo más importante: ¿por qué se cae?

La fantástica fábrica de pelo

¡Es de aquí de donde viene cada precioso pelo de tu cabello!

El lugar en el que se forma cada pelo se llama folículo, y tiene un formato similar a un tubo, con la parte inferior más ancha y redondeada. La parte inferior se llama bulbo capilar, y es allí donde en realidad nace el pelo: los capilares llevan los nutrientes a la papila, que es la parte inferior del bulbo, que alimenta una serie de células que se multiplican rápidamente. Este grupo de células se llama matriz del cabello.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;
Vitamina E protege la membrana celular

A medida que surgen las células, empujan las que vinieron antes (y así es como crece el pelo) y comienzan a asumir diferentes roles: las que están más cerca de los bordes del folículo formar una especie de revestimiento interior, y las que están más en el centro se diferencian para formar la cutícula, la corteza y la médula del cabello (las capas que ya conociste en la primera y segunda parte de esta publicación). Un grupo de células especiales, melanocitos, llevan la melanina que dará color al cabello, esta diferenciación sucede atravesando las células del folículo, cuando el pelo está completamente formado, estas células ya están muertas.

Un poco más arriba, cuando el pelo está casi fuera del folículo, entra en los canales de las glándulas sudoríparas y sebáceas. El sudor y el sebo forman una capa viscosa y aceitosa que recubre el cabello, protegiendo la cutícula de las agresiones que va a recibir cuando emerja en la superficie.

Además de estas glándulas, hay un pequeño músculo adherido al folículo, que es responsable de levantar el pelo en algunas situaciones (como sucede en tus brazos cuando sientes escalofríos).

Fases de la vida del cabello

El ciclo de nacimiento, crecimiento y pérdida de cabello tiene tres fases distintas. La primera, la fase anágena, es la etapa en la que el bulbo del cabello está en su apogeo: las células en la matriz crecen y se dividen de forma continua, aumentando la longitud del cabello. Esta etapa suele durar de 2 a 7 días, y los cabellos crecen en promedio 1 cm por mes.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

El siguiente paso es la fase catágena, en los que el folículo piloso se prepara para entrar en el reposo y el crecimiento del cabello se paraliza. El pelo se desconecta de la papila y la base del folículo comienza a “subir” hacia la superficie de la piel. Este paso normalmente dura de 2 a 4 semanas.

Infografía del ciclo de la vida del cabello

En la última fase, telógeno, el pelo está a punto de caer, por lo general, se libera desde el folículo cuando el cabello se lava o es cepillado, o cuando un nuevo hilo comienza a ser producido y a crecer en el mismo folículo, “empujando” el viejo para afuera.

Todos los folículos de pelo de tu cuerpo están en una de las tres fases: anágena, catágena o telógena.

Cada cabello sigue su ciclo de forma independiente; es decir, no todos los pelos están pasando por la misma fase al mismo tiempo (¿Alguna vez te preguntaste si todos los pelos pueden entrar en la fase de telógeno al mismo tiempo y caer juntos? ¡Todo el mundo estaría completamente calvo de vez en cuando!).

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Normalmente, una persona tiene alrededor de 100.000 folículos en el cuero cabelludo, de los cuales entre el 3 al 5% están en fase catágena, otro 10 a 15% se encuentran en fase telógena y el resto (es decir, la mayoría de los cables) se encuentra en fase anágena. Se estima que todas las personas pierden alrededor de 100 cabellos al día (que no genera ningún efecto aparente, ya que por cada uno que se cae, otro nuevo ya está en producción). Estos números varían mucho en función de la genética y las condiciones particulares de cada individuo.

Un cabello que cae en la fase de telógeno no causa dolor al aflojarse del cuero cabelludo, y tener un bulbo redondo, duro y seco en la raíz. Dado que en la fase anágena el bulbo está suave y flexible, a veces puedes ver que un cabello se cae y tiene acoplado a la base parte del folículo (un material transparente y gelatinoso).

La investigación de la pérdida de cabello

El conocimiento de la composición y las fases del ciclo de vida del cabello es fundamental para tener éxito en la comprensión de por qué nuestro pelo se está cayendo más de lo habitual, y buscar el tratamiento más adecuado, por ejemplo, no tiene sentido tratar la raíz del problema rompiendo la cutícula o acudiendo a tratamientos para la corteza o la superficie si la causa de la caída está dentro del folículo.

Tu cabello te puede dar algunas señales que te ayudarán a descubrir lo que realmente está pasando. Es importante que tengas en cuenta, por ejemplo:

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;
  • El área afectada (¿la caída alcanza la totalidad de tu cuero cabelludo o solamente una o más regiones específicas?);
  • El periodo en el que el problema se ha desarrollado (¿observas una disminución gradual a lo largo de muchos años o tuvo un comienzo repentino?);
  • El aspecto del cabello (¿tu pelo ha crecido a la longitud habitual? ¿Está más delgado o más ligero de lo normal?)
  • La recurrencia (¿Has sufrido antes episodios de caída de cabello?;
  • Los cambios en el cuero cabelludo (color, textura, temperatura, picazón, ardor, dolor, sensibilidad, escalado, etc.).

Otra información que puede ayudarte a desentrañar el caso:

  • Tu historia familiar de pérdida de cabello;
  • Historial de enfermedades que puedan estar relacionadas con episodios de pérdida de pelo (anemia, problemas de tiroides, lupus, diabetes, problemas hormonales, etc.);
  • Enfermedades, infecciones, episodios de fiebre o cualquier otro trastorno de salud actual;
  • Los medicamentos que estás tomando o has tomado recientemente;
  • Calidad de tu comida;
  • Los niveles de estrés en tu vida diaria, episodios traumáticos o depresión.

En algunos casos, es necesario investigar más a fondo el problema, para ello hemos creado un artículo muy extenso que debes comprobar siempre con las 65 causas de pérdida de cabello femenino y masculino.

Si un dermatólogo está evaluando un paciente con alopecia y encuentra signos de inflamación en los folículos pilosos, el análisis del tipo de glóbulos blancos (células que nuestro sistema inmunológico “crea” para atacar a invasores del cuerpo) presentes en la región puede ayudar a identificar si es por ejemplo un caso de alopecia areata o alguna de varias enfermedades posibles que causan alopecia cicatricial. El diagnóstico correcto es muy importante en una situación de este tipo: la alopecia areata puede revertirse por sí sola después de un tiempo, pero la alopecia cicatricial debe ser identificada y tratada tan pronto como sea posible, ya que puede terminar por dañar permanentemente los folículos pilosos.

Además, algo más que una cuestión estética, la pérdida del cabello puede ser un signo de algún otro problema de salud, por lo que siempre debes tomarla muy en serio.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

La lucha contra este problema a menudo puede parecer una lucha a ciegas, lo cual es muy frustrante. Pero la comprensión de cómo funciona el cabello y la recolección de las pistas que ofrece su funcionamiento te harán más fácil el analizar las posibles causas, comparar las características de tu situación y estar más cerca de la verdadera solución al problema.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Unisima

Newsletter