Escrito por

La dopamina una excelente aliada para una vida sana

Dopamina de la felicidad

Dentro de los neurotransmisores más importantes para el funcionamiento del Sistema Nervioso Central se encuentra la dopamina, que se destaca por su actividad para regular la función cardiaca, el tono vascular y la motilidad gastrointestinal en el organismo, pero es más conocida principalmente por su acción en el desempeño de la actividad motora, su influencia en la parte afectiva y emotiva del ser humano.

La dopamina es responsable de mantener al organismo saludable y en bienestar, porque es capaz de ayudarnos a reaccionar de forma adecuada a las circunstancias de la vida, permitiendo también que las respuestas de las emociones ante las diversas situaciones sean positivas.

Así mismo nos ayuda a mantener niveles elevados de motivación al éxito, estando siempre enfocados y atentos a nuestros objetivos.

Es una excelente aliada de la endorfina y junto a esta, forman parte de las conocidas hormonas de la felicidad.

No importa a qué entorno negativo estés sujeto en tu vida, porque al tener la dopamina elevada influenciara en la forma de reaccionar frente a estas circunstancias, siendo de forma más positivas y equilibrada.

Consecuencias de la disminución de dopamina en tus emociones

Cuando la dopamina de tu organismo está disminuida de seguro tiendes a estar de mal humor, tener poca capacidad de concentración en el trabajo o en los estudios, posiblemente olvides más cosas de lo habitual o se vuelva común establecer conflictos con las personas de tu entorno.

Así que si esto te sucede más a menudo de lo que deseas, es hora de elevar la dopamina de tu cuerpo.

La disminución de dopamina puede causar enfermedades

Es importante que conozcas que la disminución de la dopamina, puede afectar tu humor e incluso producir enfermedades en algunas personas.

Diversos estudios en el campo de la neurociencia, han demostrado que las alteraciones en las concentraciones de dopamina​ en el organismo, contribuyen a desarrollar no solo cambios en tu estado de ánimo, si no a desarrollar enfermedades como el Parkinson, la esquizofrenia, trastornos de hiperactividad, psicosis o la adicción a ciertas drogas.

Comprender realmente el mecanismo por el cual estas enfermedades afectan a ciertas personas y unas más que a otras, ha sido un gran avance en la ciencia y al mismo tiempo una gran contribución​ que permite lograr la prevención de estas terribles afecciones, de igual manera facilita el poder aplicar tratamientos a tiempo y de forma adecuada para cada una de ellas.

¿Cómo actúa la dopamina en el cerebro?

Se conoce que la dopamina cumple un papel importante, por poseer la capacidad de enviar señales para controlar los movimientos de los músculos del cuerpo, gracias a esto es posible caminar, hablar, realizar ejercicios, trabajar, bailar, etc., todo esto en condiciones de salud adecuadas.

Por el contrario, cuándo se presenta la disminución o la desaparición completa de la dopamina en el cerebro, debido a la ausencia de la producción de esta sustancia por parte de unas células especializadas del organismo, las consecuencias no son nada alentadoras para usted.

Y esto se debe a que las neuronas del cerebro, que requieren de la dopamina para cumplir sus funciones, al verse sin el valioso aporte de la dopamina, mueren de forma progresiva, es por ello que las consecuencias del Parkinson son irreversibles.

Efectos de la dopamina en el Parkinson

En la medida que el Parkinson se desarrolla por la carencia de dopamina, esta enfermedad se agrava y se producen las manifestaciones más notorias del Parkinson.

Las cuales están caracterizadas por la dificultad​ progresiva para caminar, las personas también pueden desarrollar temblores en las extremidades o en la cabeza lo que dificulta mantener adecuadamente el equilibrio.

Esta enfermedad es progresiva y deteriora la calidad de vida de las personas, hasta imposiblitarlas para realizar actividades cotidianas, desde las más sencillas hasta las más completas que requieran coordinación y equilibrio.

Tratamiento del Parkinson por disminución de la dopamina.

En la mayoría de los casos el tratamiento farmacológico se basa en la ingesta de sustitutos de esta sustancia, que al ser ingeridos por vía oral entran al cerebro y son capaces de producir dopamina en el organismo.

También existen alternativas naturales como lo son, las raíces del Gingko biloba y la Cúrcuma, que puedes incorporar a tus recetas preferidas o consumir bebidas en forma del té específicamente el té verde o el café, que son capaces de elevar la dopamina del organismo.

Incorpora el chocolate, plátano, sandía, aguacate a tu alimentación diaria porque se ha demostrado que estos alimentos mejoran las concentraciones de dopamina en tu cuerpo.

Eleva la dopamina

Cómo has notado mantener la dopamina elevada es muy beneficioso para la salud.

Siendo la dopamina un neurotransmisor de los más importantes del Sistema Nervioso Central es capaz de sustentar la actividad del circuito mesolímbico de recompensa en el cerebro, es por eso que nos sentimos felices cuando logramos una meta o cuando cumplimos algo que deseamos.

Por lo que debes conocer algunas formas sencillas de elevar la dopamina en el organismo:

Ejercicios en el exterior

Práctica actividades físicas, si es posible al aire libre. De esta forma renovaras la química de tu cerebro, al realizar los ejercicios al aire libre te conectaras con la naturaleza, pudiendo disfrutar también de sus hermosos países, del clima y el refrescante olor del exterior, para generar mayores cantidades de dopamina.

Conéctate con las melodías

Escuchar música definitivamente estimulara al cerebro de forma positiva, aumentando la dopamina al ritmo de la música de tu preferencia. La música es la medicina del alma por lo que tómate un tiempo para disfrutar de ella o cantar al ritmo de las tonadas elegidas.

Tu proyecto personal

El cerebro es una máquina de conecciones infinitas capaz de trabajar en tareas sin cesar, pero también necesita dedicar un tiempo a la creatividad o a los pensamientos libres.

Para ello puedes emprender un proyecto creativo, leer un libro, cuidar algunas plantas, dibujar o cualquier cosa que genere placer en ti, de esta forma la lograrás activar la producción de dopamina. Ya que está sustancia genera placer al poner en práctica estas actividades pero al mismo tiempo estimula para que se realicen frecuentemente estás ocupaciones, una vez que las inicies lograrás hacerlas con frecuencia gracias a la dopamina.

Sal de la rutina

Cuando realizas actividades inesperadas o cuando sales de la rutina, con experiencias fuera de lo que normalmente haces el cerebro produce una descarga de dopamina de forma increíble, mientras más inesperada sea la actividad, es por esto que te recomendamos que emprendas nuevas actividades, aceptes salirte de lo agendado, te tomes un fin de semana para el disfrute o aceptes una invitación distinta. De esta forma se actividad el sistema

Dopamina y las emociones tóxicas

Aunque la dopamina puede generar satisfacción y placer, es imposible que el cuerpo produzca dosis excesivas, al encontrarse sumergido en situaciones sumamente estresantes por tiempo prolongado.

Por esta razón, es importante que te alejes de los ambientes cargados de conflictos o las personas con emociones tóxicas, quienes podrían mantente en un círculo vicioso de estrés prolongado y someter a tu cuerpo a la disminución de las hormonas de la felicidad, sobre rop y alteraciones del sistema inmunológico, causando enfermedades y depresión.

Recuerda que tu salud mental​ siempre va a incidir en tu salud física por lo que cuidar y mantener niveles adecuados de las sustancias químicas de nuestro organismo te ayudará a estar en equilibrio. Por esta razón no olvides trabajar en producir constantemente las hormonas de la felicidad en tu vida.

¿Qué es lo que piensas?