UP

Anemia Normocítica: Riesgos, Causas, Tratamientos Y Diagnósticos

Escrito por unisima

La anemia normocítica produce fatiga

La anemia normocítica es una afección de salud que principalmente está caracterizada por la ausencia de glóbulos rojos en el organismo, si bien su apariencia y tamaño sean normales, la cantidad es inferior a la necesaria. Este padecimiento se relaciona generalmente con enfermedades crónicas renales, de la médula ósea o hemorragias profusas.

No siempre hay síntomas que indican el padecimiento de ésta enfermedad ya que se caracteriza por ser asintomática en algunas personas mientras que en otros los síntomas se hacen presentes y pueden sentir cansancio o fatiga con facilidad, falta de aliento, palidez en la piel y/o agravamiento de afecciones cardíacas. Existen otros síntomas que pueden alertar la presencia de la anemia normocítica: debilidad en las uñas, labios pálidos o úlceras en la boca, disminución del apetito, bajas temperaturas en la piel de manos y pies, dolores de pecho e incluso pérdida de concentración.

Si quieres más información mira estos artículos: ¿Tienes uñas débiles o quebradizas? ¿Sabes qué hacer?

¿Cómo puede diagnosticarse?

Ante la presencia de los síntomas y elaboración de historia médica completa y examen físico, el especialista indicará análisis de sangre y estudios tanto de la médula ósea como de la sangre periférica.

Tratamientos médicos

Suplementos vitamínicos

El tratamiento de la anemia normocítica dependerá de la causa: si es por carencia de hierro como consecuencia de una úlcera interna será necesario atender la úlcera y si se trata de una deficiencia en la alimentación habrá que cambiar la dieta.

En casos leves los suplementos pueden funcionar como tratamiento, en situaciones más grave podría ser necesario hacer transfusiones sanguíneas. Este tipo de anemia puede ser generada por el consumo de algunos medicamentos, de forma que también será necesario evaluar esa posibilidad.

Causas y consecuencias de padecerla

Existen dos causas por las cuales se puede padecer la anemia normocítica: la congénita que es un problema que viene desde el nacimiento o la adquirida que es producto de una infección.La anemia normocítica congénita es causada por el rompimiento de los glóbulos rojos de la sangre.

La enfermedad de células falciformes es un trastorno congénito de los glóbulos rojos. Padecer una enfermedad crónica o por tiempo prolongado puede ser uno de los desencadenantes más comunes del padecimiento de la anemia normocítica adquirida. Entre las enfermedades crónicas que pueden ser causantes de anemia normocítica están: tiroiditis, cáncer, enfermedades renales y artritis reumatoide.

De igual forma y aunque no se dé con regularidad, existen medicamentos capaces de producir la anemia normocítica.

Lee este artículo ideal para ti Tratamientos con Ácido Hialurónico en Rodillas con Artritis y Condromalacia

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

¿Cómo afecta a los niños, jóvenes y adultos?

Los ancianos son los más propensos a sufrirla

Es un tipo de anemia que se presenta con mucha frecuencia en el adulto mayor, más que en poblaciones más jóvenes. De hecho, 8 de cada 10 ancianos padecen anemia normocítica normocrómica.

Efectos y consecuencias durante el embarazo

La futura gestante debe realizarse pruebas ates de concebir para descartar la posibilidad de padecer anemia normocítica, y en caso de estar ya en periodo de embarazo, será necesario recibir tratamiento para garantizar que la demanda de glóbulos rojos del feto sea satisfecha.

Anemia normocítica normocrómica

Es un tipo de anemia en el que si bien los valores de glóbulos rojos y su forma son normales, la cantidad de hemoglobina es baja. Suele presentarse después de hemorragias agudas, en anemia aplásica y mieloptísica, anemia hemolítica, anemias endocrinas, anemias nefrógenas y anemias de enfermedades crónicas (bien sea de origen infeccioso, relacionadas con algún tipo de cáncer o sistémicas).

Síntomas

Los síntomas tienden a aparecer con el tiempo. Debido a que es una forma de anemia, puede sentirte débil y mareado periódicamente. Con el flujo sanguíneo fallando, puedes verte muy pálido y sentirte cansado la mayor parte del tiempo.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Los síntomas adicionales incluyen:

  • Debilidad
  • Latidos cardíacos irregulares o rápidos
  • Dolores en el pecho
  • Dolor de cabeza
  • Manos y pies fríos
  • Pérdida del apetito
  • Labios pálidos
  • Uñas quebradizas
  • Úlceras en la boca
  • Párpados pálidos
  • Mareos
  • Dificultad para respirar después del ejercicio
  • Palidez
  • Problemas de concentración
  • Problemas para dormir
  • Dificultad para deglutir
  • Piel fría

Causas y consecuencias de padecerla

Cuando se presenta la anemia normocítica normocrómica normalmente el paciente también está padeciendo alguna enfermedad crónica que es el origen de una producción deficiente de hemoglobina.

También puede producirse debido a trastornos autoinmunitarios, cáncer, enfermedad de Hodgkin, enfermedad renal crónica, cirrosis hepática o infecciones prolongadas.

Es necesario indagar a través de análisis de sangre y otros métodos el compromiso de la anemia y la presencia de otras dolencias. Comúnmente no existe la necesidad de suplemento de hierro y este incluso podría no ser conveniente.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

La aplicación de quimioterapia y radioterapia pueden exacerbar la anemia normocítica normocrómica.

¿Cómo se trata?

Debido a que hay varias razones diferentes por las cuales podrías ser víctima de esta afección, las maneras de tratarla son igualmente diferentes. Aquí están los tipos de tratamiento que funcionan mejor para cada causa.

1. Para afecciones médicas específicas

Si tienes anemia normocítica normocrómica debido a una enfermedad subyacente, esa afección debe tratarse primero. Si tu anemia es muy prominente, tu médico te puede ordenar que te inyecten regularmente eritropoyetina (EPO). Esto animará a tu médula ósea a generar células sanguíneas adicionales que te permitirán a tu cuerpo obtener más oxígeno y reducir tu debilidad, náuseas y somnolencia mientras estás lidiando con la otra condición.

2. Remedios caseros

Un remedio casero muy popular y supuestamente eficaz en el tratamiento de la anemia normocítica normocrómica es tomar 2 cucharaditas de miel junto con un plátano maduro dos veces al día. La miel es un producto muy eficaz en el tratamiento normocítico normocrómico porque eleva el nivel de hemoglobina que se encuentra en la sangre. También tiene una abundancia de cobre, hierro y manganeso que se suman a la producción de glóbulos rojos y también ayuda a promover una producción más saludable de médula ósea.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Otra mezcla que se ha comprobado que funciona es la combinación de zumo de tomate y zumo de manzana.

3. Suplementos de hierro

Si tienes un caso leve de este tipo de anemia, es posible que puedas elevar tu conteo sanguíneo rojo agregando suplementos de hierro a tu régimen diario y también puedes necesitar folato y/o vitamina B-12. Hay algunas personas que son incapaces de procesar la vitamina B-12 sin importar cuánto toman. Consulta con tu médico si este es el caso en tu situación.

¿Cómo se vive con Normocrómica Normocítica?

1. Niños y adolescentes

Trata de conseguir que los jóvenes beban leche enriquecida con hierro. Esto deja la leche de vaca fuera, especialmente si su hijo toma mucha leche. Dele suplementos de hierro y vitaminas según las instrucciones de tu médico te indique.

Hazte revisar a tus hijos adolescentes regularmente, ya que tienen rachas de crecimiento regulares. Las mujeres jóvenes que comienzan a menstruar perderán mucho hierro cuando tengan sus períodos. Si tienden a ser anémicos, consulta con tu médico con respecto a los suplementos de hierro para ellos también.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

2. Mujeres embarazadas

Aunque muchas mujeres pueden desarrollar anemia normocítica normocrómica mientras están embarazadas, es posible que no continúe después del parto. Durante tu embarazo, debes seguir las órdenes de tu médico para reducir el riesgo de un bebé prematuro o un bebé con bajo peso al nacer.

3. Adultos y Personas Mayores

Revisa tu dieta con regularidad para asegurarte de que estás recibiendo suficiente hierro y vitaminas regularmente. No esperes hasta que sea demasiado tarde para comunicarte con tu médico. Si tienes antecedentes de anemia, trata de aumentar tu consumo de hierro; si empiezas a sentirte cansado la mayor parte del tiempo, consulta con tu médico. Algunas veces, la anemia está relacionada con otras afecciones más graves.

Tu médico te puede recetar eritropoyetina (EPO) que estimulará tu médula ósea para que puedas generar glóbulos rojos adicionales. Esto sería útil si tu anemia es por problemas renales, cáncer o debido a los tratamientos que estás recibiendo para ellos. Si tu anemia se está descontrolando, es posible que necesites una transfusión de sangre.

¿Cómo es durante el embarazo?

La OMS considera anemia en el embarazo cuando se presentan valores de Hb inferiores a 11 g/dL y el hematocrito inferior a 33%. Aunque las anemias más comunes en mujeres gestantes son las relacionados con déficit de hierro y folatos, es posible la existencia de anemia normocítica normocrómica, aunque poco frecuente. En estos casos es necesario evaluar la causa y tratarla en consecuencia.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Te recomendamos leer la Guía Completa del Embarazo Paso a Paso

Recomendaciones para una alimentación balanceada

Como para otros tipos de anemia, y sobre la base de que en este tipo de anemia subyacen infecciones, enfermedades crónicas o inflamaciones, el paciente que padece anemia normocítica normocrómica, debe ser especialmente cuidadoso con la dieta. La orientación de un nutricionista que trabaje conjuntamente con el médico de cabecera podría ser de gran ayuda en esta materia.

Para más información, mira nuestro artículo sobre: Mejores Alimentos Antiinflamatorios: Efectos Secundarios, Beneficios y Tipos

Artículos de otros tipos de anemia

Os dejamos un listado con los artículos de los otros tipos de anemia que hemos creado, para que sea más sencillo el buscar información:

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Unisima

Newsletter