Escrito por

La alimentación más adecuada para la piel atópica

alimentacion piel atopicaEl invierno es la época del año en que las personas que sufren de piel atópica comienzan a quejarse de su piel dolorosa, seca y agrietada. Es cuando ninguna cantidad de crema hidratante alivia la picazón intensa.

Si sufres de piel atópica, te entiendo. La mía es una condición severa contra la que he luchado hasta la edad adulta. Curiosamente, el invierno es mi época favorita del año, suéteres, bufandas, calcetines y pantalones me ayudan a cubrir mi piel escamosa y agrietada, ampollas con costras e hiperpigmentación con manchas.

Soy toda una experta en pieles atópicas. He probado de todo para hacerla más llevadera, desde esteroides tópicos que adelgazaron mi piel, hasta jabones de alquitrán, baños de avena, detergentes naturales, incluso las mejores cremas para pieles atópicas.

Nada me ha funcionado a largo plazo. Eso es hasta que un día un amigo me sugirió que probará una dieta específica para mi afección. Parecía obvio, ¿por qué no lo había pensado antes?

¿Puede una dieta especial o una alimentación concreta ayudar a tratar la piel atópica?

Aunque no existe una cura para el la piel atópica, los brotes a veces son desencadenados por una reacción alérgica a un cierto alimento, lo que sugiere que algunas personas que sufren este trastorno pueden beneficiarse de seguir una dieta adaptada a su alergia.

También hay alimentos que son naturalmente inflamatorios, y más inflamación no va a beneficiar en nada a una piel ya de por sí inflamada. Asimismo, también hay ingredientes altos en histamina que pueden causar una respuesta alérgica e inflamación.

Incluso una acción tan simple como beber agua regularmente, puede reducir los brotes de eczema y los síntomas, ya que haciendo esto ayudarás a que tanto el cuerpo como la piel estén bien hidratados.

Así que sí, una dieta especial o una alimentación que excluya o incluya ciertos alimentos puede ayudar a espaciar los síntomas de la piel atópica.

Alergias alimentarias, dieta y piel atópica

Lo primero es valorar si es posible que tengas una alergia alimentaria que pueda estar exacerbando los síntomas de la afección.

¿Qué es una alergia alimentaria? La alergia alimentaria es el resultado de una respuesta inmunitaria anormal a una proteína de los alimentos. Estas proteínas que pueden causar una reacción alérgica se denominan alérgenos alimentarios. Y cada vez que comes el alimento al que eres alérgico, sufres una reacción alérgica. Es sencillo, para poder manejar una alergia alimentaria, hay que evitar el alimento que causa la reacción alérgica.

Las alergias alimentarias son más comunes entre las personas con piel atópica: alrededor del 30 por ciento de los niños menores de cinco años con eczema también tienen al menos una alergia alimentaria.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

La investigación publicada en febrero de 2014 en el Journal of Investigative Dermatology sugirió que la dermatitis atópica (el tipo más común de eczema) es un factor de riesgo para el desarrollo de alergias alimentarias en bebés pequeños.

Estas alergias pueden causar una variedad de reacciones, incluyendo erupciones, problemas gastrointestinales y dificultad para respirar. Si tu hijo experimenta tales reacciones después de comer, se le debe hacer una prueba de alergias alimentarias.

Las alergias alimentarias más comunes entre los niños son las causadas por los huevos, la leche, los cacahuetes, el trigo y la soja. Las nueces, el pescado y los mariscos también causan comúnmente reacciones alérgicas.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

La investigación sugiere que las personas con alergias alimentarias específicas pueden encontrar algún alivio para su piel atópica si evitan consumir esos alimentos.

Pero no hay mucha evidencia que muestre que las llamadas dietas de eliminación -aquellas en las que las personas dejan de comer ciertos grupos de alimentos durante varias semanas- son efectivas para el alivio del eczema en general.

Y una vez que se elimina de la ecuación las alergias alimentarias, se debe eliminar los alimentos que son más susceptibles de producir inflamación.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Dieta antiinflamatoria para la piel atópica

Dado que la piel atópica es una afección inflamatoria de la piel, seguir una dieta antiinflamatoria puede ayudar a aliviar los síntomas.

Para esta dieta, es importante prestar mucha atención a las grasas, que pueden influir en la cantidad total de inflamación en el cuerpo.

En particular, las grasas trans -que incluyen aceites hidrogenados, algunas marcas de margarina, patatas fritas y otros alimentos fritos-, y grasas saturadas -que se encuentran en las carnes rojas, los productos lácteos ricos en grasas, la mantequilla y la piel de las aves de corral- promueven la inflamación y, por lo tanto, pueden empeorar potencialmente los síntomas del eccema.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Grandes cantidades de alimentos ricos en ácidos grasos omega-6, incluyendo aceites vegetales, también pueden promover la inflamación.

Comparativamente, los ácidos grasos omega-3 -que se encuentran en los pescados grasos, como el salmón, las sardinas, la caballa, el arenque y el atún-, tienen efectos antiinflamatorios. Estos ácidos grasos también se encuentran en cantidades más pequeñas en la linaza, las nueces y las verduras de hoja verde.

Las grasas monoinsaturadas, incluyendo el aceite de oliva y de ricino, también pueden ser antiinflamatorias.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Aparte de estas grasas dietéticas, otros alimentos y bebidas que pueden ejercer efectos antiinflamatorios incluyen:

  • Col lombarda: Este ingrediente obtiene su color vibrante de la antocianina, un pigmento protector de la piel que también se encuentra en la coliflor morada. Además, es altamente alcalinizante y naturalmente antiinflamatorio.
  • Aceite de linaza: Literalmente hidrata la piel de adentro hacia afuera, y precisamente hidratación es lo que le hace falta a la piel con atopia. Sólo 1/2 cucharadita de aceite de linaza por día te dará tu cantidad diaria de omega-3.
  • Plátano: Con un alto contenido de potasio.
  • Caldo de ternera o de pollo: Proporciona glicina, un aminoácido reparador de la piel.
  • Patata: Rico en fibra, potasio y vitamina C.
  • Cebolletas: Rica fuente de vitamina K, importante para una piel sana.
  • Espelta: No contiene gluten y tiene un fuerte efecto antiinflamatorio.
  • Leche de arroz: Baja alergia y bajo en productos químicos, y se considera seguro para el eczema.
  • Mungo: Alimento alcalinizante.

Para una dieta antiinflamatoria, asegúrate de evitar por completo los carbohidratos refinados y el azúcar.

Hay muchos más alimentos saludables para el eczema (como el pescado, las legumbres y un montón de verduras), pero una buena manera de comprobar si ciertos alimentos específicos están causando brotes, es eliminar a los culpables durante 14 días, y luego reintroducirlos en la dieta uno por uno para ver si causan una reacción.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Recuerda: a veces pueden pasar unos días antes de que aparezcan los síntomas.

Suplementos para el alivio de los síntomas de la piel atópica

Una amplia gama de suplementos han reportado resultados efectivos para reducir los síntomas de la piel atópica, incluyendo:

  • Probióticos
  • Aceite de pescado
  • Vitamina D
  • Vitamina C
  • Vitamina E
  • Vitamina B6 (piridoxina)
  • Bromelina (una enzima derivada de la piña)
  • Flavonoides
  • Aceite de onagra y aceite de borraja
  • Sulfato de zinc
  • Selenio
  • Aceite de semillas de espino amarillo, aceite de cáñamo y aceite de girasol

Antes de tomar cualquier suplemento, consulta con tu médico. Ciertos suplementos pueden tener efectos secundarios peligrosos o interacciones con otros medicamentos, incluyendo vitamina D (en dosis altas), el aceite de onagra, el aceite de borraja, la bromelina y los probióticos.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?