UP

Cómo ayudar a los niños con Ansiedad

Escrito por rev

No sólo les ocurre a los adultos: también los niños se enfrentan cada día a una serie de retos que, en ocasiones, les superan… En lugar de restarle importancia, en este artículo de Unisima os dejamos algunos consejos que os sirvan para ayudar a los peques con ansiedad.

Las experiencias del día a día a veces pueden ser demasiado para un niño. Algo tan aparentemente simple como ir a comprar a la tienda de la esquina puede ser un resto: hace frío o mucho calor, hay mucho ruido, no pueden tocar todo lo que quieren ni correr, los padres no les prestan atención, los extraños los miran, a veces incluso sonriéndoles o saludando, lo que puede dar miedo…

Siguiendo con este ejemplo (aunque lo mismo puede ser una tienda que el médico, el colegio, una visita…), si resulta que para el niño es abrumador ir a la tienda es natural que esto acabe por generarles ansiedad el pensar en ir. Puede incluso que a su hermano o hermana le encante ir, pero ellos se sienten mal sin saber explicar por qué.

Hay que decir que la ansiedad, aunque no nos guste, es una parte de la vida, y que los padres deben aprender a responder a ello con comprensión, ayudando a que el peque lo supere de forma más efectiva que simplemente ignorando lo que ocurre.

A continuación os dejamos algunos consejos para ayudar a los peques con una ansiedad en particular.

Identificar el problema que provoca la ansiedad en los niños

Normalmente la ansiedad la causa una cosa concreta: hay que intentar averiguar de qué se trata teniendo en cuenta que tal vez el niño no sea capaz de expresarlo. ¿el peque se pone de mal humor o triste unas horas antes de ir a la cama? ¿o cuando saben que van a ir a casa de la abuela por la tarde?

El peque puede aducir que le duele el estómago, o romper a llorar después de algo que normalmente no le molesta… Hay que prestar atención a su comportamiento y buscar pistas: identificar lo que les genera ansiedad es el primer paso para afrontar el problema.

Reacciona bien ante lo que causa la ansiedad

Ya se trate de ir a la escuela infantil, darse un baño, estar a oscuras en la cama o jugar con niños nuevos, es muy importante que los padres acepten la causa de la ansiedad del niño con naturalidad y sin tratar de discutir sus miedos.

Ten en cuenta que cada uno es diferente y le afectan cosas distintas: lo importante es expresar una preocupación genuina sin estar molesto o enfadado con la forma de sentirse del peque, sin importar lo “tonto” que parezca que el problema.

Deja saber al niño que es normal sentir ansiedad

Nombrar el problema y hacer comprender al niño que la ansiedad es uno de los muchos sentimientos que se experimentan en la vida hará que el peque se de cuenta de que está bien no ser 100% feliz todo el tiempo.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

También, cuando el niño exprese cómo se siente, no desprecies lo que dice con un “estás bien”: hazle saber que es normal y que es algo que todos experimentamos de vez en cuando.

Ayuda al niño en situaciones difíciles

La ansiedad a veces viene provocada por recuerdos de situaciones difíciles, y el niño puede estar nervioso o tener miedo de enfrentarse a lo mismo otra vez. Ayuda al peque dándole diferentes soluciones o formas de comportarse si se vuelve a ver en una situación como la que le ha provocado ese miedo: hacer dibujos o representarlo con muñecos puede ser especialmente útil con niños más pequeños.

Los cuentos infantiles, especialmente los clásicos, son también una buena fuente de herramientas contra la ansiedad sin que el niño se de cuenta siquiera de que lo está aprendiendo. Si el peque insiste en que le leas una misma historia una y otra vez, tal vez sea porque en ella ve algo que, de forma inconsciente, le ayude con un problema al que se enfrenta. No lo dudes: ¡repite la historia las veces que lo pida!

Da valor al niño para que supere sus miedos

Esto es tal vez lo más importante: cree en el niño y házselo saber. Dile que es lo suficientemente fuerte y que está creciendo y aprendiendo más y más cada día… ¡y asegúrate de que sepa de que se le quiere incondicionalmente! Pasar un tiempo de calidad junto al peque cada día es una buena forma de refuerzo.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Ten también en cuenta que si el niño experimenta un nivel excesivamente alto de ansiedad lo mejor es consultar con el pediatra para saber cómo actuar.

Para más información, no te pierdas nuestro artículo sobre Ansiedad: ¿Enfermedad o Plaga Mundial del siglo XXI?

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Unisima

Newsletter