UP

¿Cómo responder a las preguntas de los niños más comprometidas?

Escrito por rev

Sí, los niños crecen, y llegados a un punto, comienzan a preguntarnos cosas que jamás querríamos oír de sus boquitas. Unas veces, por la incomodidad de la pregunta. Otras, por no saber qué responder

El caso, es que estas preguntas comprometidas llegan, y los niños, cuya curiosidad parece no tener fin, esperan de nosotros una respuesta que les convenza. A fin de cuentas, los niños tontos, no son. Y además, cada generación es más despierta que la anterior.

Así que ármate de paciencia, toma aire, y responde lo mejor que puedas. Para que salgáis victoriosos de este trance, aquí os dejamos algunas claves para responder a las preguntas comprometidas de vuestros retoños.

1. No eludas la pregunta

Frases típicas que todos hemos escuchado cuando éramos niños como eres muy pequeño para preguntar estas cosas, ya te lo explicaré cuando seas mayor son frustrantes para el niño. Tu hijo siente curiosidad ante el entorno que le rodea, y nuestro deber como padres es ayudarle en su formación.

Si no les respondes en el momento, la pregunta seguirá latente en su cabeza y lo más seguro es que te pregunte de nuevo en pocos días para ver si en esa ocasión sí que le respondes. Y también puede darse el caso de que el niño vea que su pregunta te ha provocado vergüenza, y busque esas respuestas fuera de la casa.

2. No les mientas

Los niños preguntan por curiosidad en unos casos, pero puede que también pregunten para confirmar una teoría que llevan ellos en la cabeza, o simplemente, para ver si sus padres les dicen la verdad en un tema que ya han hablado con amigos. Así que lo mejor es ser sinceros si no quieres que tu hijo comience a verte con desconfianza

3. No le cuentes más de lo necesario

Adáptate a su edad y a su mentalidad. Una cosa es ser sincero y tratar de resolver sus dudas, y otra, abrirle la mente demasiado. Un niño es un niño, y aunque hay que ser sinceros y explicarles todo sin recurrir a historias rocambolescas, no tenemos porqué responder a sus dudas y preguntas con todo lujo de detalles. Conforme vaya creciendo, ya le iremos explicando más cosas.

4. Respóndele de forma clara y sencilla

No uses palabras demasiado técnicas para responder a sus preguntas. Explícaselo todo usando palabras que pueda comprender.

5. Puedes utilizar ejemplos

Los niños lo comprenden todo mejor si se lo explicas con ejemplos o con cuentos, complementando así tu respuesta más técnica.

6. Anticípate a sus preguntas

Muchos padres tratan de ignorar que sus hijos crecen, y retrasan enfrentarse a ellos por ejemplo en todo lo relativo a la educación sexual. Un buen consejo es adelantarte a sus dudas, evitando así el factor sorpresa a la hora de preguntarte ellos a ti. Por ejemplo, la llegada de un hermanito puede ser un buen momento para explicarle de dónde vienen los niños de una forma natural y sencilla.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Unisima

Newsletter