Escrito por

Leucorrea: Tratamientos, Causas, Síntomas, Diagnóstico y Tipos

La leucorrea es el nombre que se le suele dar a la secreción blanca que expulsa la mujer a través de su vagina, este fluido se caracteriza por ser transparente casi blanquecina, su textura es pegajosa y no expide ningún olor, esta puede ser patológica o fisiológica, se diferenciará de acuerdo a sus características.

Este fluido se produce como una secreción normal de la vagina y del cuello uterino, el aumento de este puede deberse a cambios en el cuerpo de la mujer o sensaciones que esté experimentando, tales como la excitación sexual, cambios en el ciclo hormonal, estrés e inclusive el embarazo.

Te invitamos a leer sobre: Flujo rosado en el embarazo

¿A qué llamamos leucorrea?

concepto de leucorrea

Se le llama leucorrea a un flujo vaginal que expulsa la mujer durante períodos determinados, siendo mucho más común durante el período gestacional y en su período fértil, es decir, cuando está ovulando. Esta secreción vaginal se caracterizas por ser un poco pegajosa y un tanto espesa, esta se produce por los diferentes cambios hormonales que experimenta.

Te recomendamos leer sobre: Flujo amarillo

Características de la leucorrea

cómo se caracteriza la leucorrea

La leucorrea se caracteriza por ser un fluido blanquecino casi transparente, de una consistencia viscosa y por no tener ningún tipo de olor. Cuando la mujer está embarazada este es uno de los síntomas más notorios porque se aumenta su cantidad debido a los cambios hormonales. También si la mujer pasa por un cuadro infeccioso o enfermedad de transmisión sexual su apariencia cambiará significativamente.

También puedes leer sobre: Flujo marrón en el embarazo

Causas y síntomas de la leucorrea

síntomas provocados por la leucorrea

La leucorrea es un método que tiene el cuerpo para manifestar que está ocurriendo cambios en el organismo, dicha condición pudiese durar algunas semanas, e inclusive algunos meses. Esta debe ser tratada como corresponde para que no se generen otros problemas y todo resulte ser mucho más grave.

Algunos de los síntomas más comunes que se suelen manifestar cuando se tiene esta condición son los siguientes: flujo vaginal de color blanco, esto en sí es lo que llamamos leucorrea y puede ir acompañado con otra sintomatología. Durante el período desarrollo, lo que se conoce como pubertad, la joven experimenta un período de cambio de la niñez a la adultez, puede llegar a presentar un flujo vaginal grueso, un poco viscoso y con un olor fétido.

Otros síntomas que acompañan la leucorrea son: letargo, presencia de dolor en el área lumbar, pantorrillas y las caderas, manchas negras bajo los ojos, sensibilidad y pesadez en la zona abdominal, problemas en el aparato digestivo, debilidad y apatía en todo el cuerpo, picor en los genitales, manchas en la ropa interior, estreñimiento, frecuentes dolores de cabeza, mala higiene genital, anemia, enfermedades como la menorragia y la diabetes, lombrices intestinales, la masturbación e irritabilidad.

El uso de pastillas anticonceptivas, los desórdenes en la glándula tiroides, la implantación de dispositivos DIU, pólipos cervicales, también son causas de la leucorrea.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Te recomendamos la lectura de: Flujo marrón

La expulsión de flujo vaginal en las mujeres es completamente normal, siempre y cuando este presente ciertas características, como color blanquecino casi transparente, textura pegajosa, cantidad moderada y no posea ningún tipo de olor. Es motivo de preocupación y alerta cuando el flujo expulsado sea tan abundante que ensucie la ropa interior, si se tienen molestias al momento de la práctica sexual y si se tiene picor en la zona vaginal.

La leucorrea puede presentarse en cualquier etapa de vida de la mujer, esté o no embarazada, ya que puede hacer presente durante la ovulación, ante una infección vaginal o frente a una ETS (Enfermedad de Transmisión Sexual); asimismo, antes de la primera menstruación, existencia de cáncer uterino, ante el exceso de hormonas ováricas, o por el contrario, la insuficiencia de las mismas, e infecciones crónicas en el cuello del útero.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Algunas de las causas más comunes que provocan la aparición de la leucorrea son la infección por trichomonas vaginalis y por cndida albicans. En el primer caso, se habla de una infección que se aloja en todo el revestimiento de la membrana vaginal y el cuello uterino, la leucorrea que se presenta en esta situación se caracteriza por ser muy abundante, persistente y provocar inflamación en la zona. En el segundo caso, se produce un picor excesivo en toda el área vaginal y el flujo que se produce es blanco y muy espeso.

Todas las mujeres deben expulsar fluidos vaginales, ya que los mismos son la reacción de sudoración natural del cuerpo, los cuales son producto de la unión del moco vaginal y la lubricación. El contenido de este fluido va desde los carbohidratos, proteínas, aminoácidos, hasta los ácidos que producen las bacterias buenas como los lactobacilos.

En las mujeres embarazadas, la leucorrea inicia inmediatamente después que se produce la implantación óvulo fecundado y es expulsado antes de que llegue el período regular (que no debe llegar porque la mujer ha sido fecundada) y a medida que avanza el período gestacional se hace cada vez más abundante.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Te recomendamos leer: Flujo amarillo durante el embarazo

¿Cómo puede detectarse la leucorrea?

cómo se diagnostica la leucorrea

La leucorrea es muy fácil de detectar, pues la mujer lo expulsa con frecuencia. Las niñas recién nacidas lo expulsan los primeros días debido a las hormonas que poseen todavía de la madre. Las niñas adolescentes la pueden expulsar unos días antes de su primera menstruación, mientras que la mujer fértil lo expulsa durante sus días de ovulación.

También, la leucorrea puede presentarse cuando la mujer tiene alguna infección vaginal o alguna enfermedad de transmisión sexual.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Te puede interesar leer: Flujo pegajoso

Consecuencias y riesgos de la leucorrea

riesgos causados por la leucorrea

La leucorrea solo tiene consecuencias y riesgos cuando su apariencia rompe los esquemas de la normalidad, es decir, presenta un color distinto, otra textura y expide un olor fétido, pues de ser así debe ser tratada de inmediato para prevenir que se generen enfermedades mucho más graves.

Una leucorrea mal tratada o descuidada puede generar problemas graves en el aparato reproductor femenino, ocasionando hasta la infertilidad.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Te recomendamos la lectura sobre: Flujo blanco en el embarazo

Diagnóstico de la leucorrea

diagnóstico para la leucorrea

La leucorrea es un método de reacción que tiene el cuerpo de la mujer para notificar que existe un trastorno tóxico general en sus genitales y que debe ser tratado, pues una leucorrea no tratada o mal controlada puede ocasionar otros daños como la afección del sistema reproductivo femenino.

Cuando existe un cúmulo anormal de toxina en el cuerpo, el mismo organismo busca la manera de hacerlo visible, y más aún si se encuentra ante la situación de que los riñones, los intestinos y la piel tienen complicaciones para expulsar las toxinas, por ello aparece el flujo vaginal fétido y denso.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Si la leucorrea que posee la mujer es crónica, esta se manifestará de modo diferente, pues el flujo será mucho más blanco, amarillo o grisáceo y puede tener una sustancia adicional como el pus.

El diagnóstico de la leucorrea se puede realizar a través de una anamnesis y una cuidadosa exploración física

Seguro este artículo te parece interesante: Flujo transparente

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Fisiopatología de la leucorrea

fisiopatología de la leucorrea

La leucorrea como tal no es una enfermedad que tenga mucha relevancia, pero de igual modo se debe tratar para reducir la presencia molesta y excesiva del flujo vaginal, lo cual se puede deber a una reacción natural que utiliza el organismo como método de defensa ante posibles infecciones.

Suele aparecer durante el embarazo a raíz del cambio hormonal que experimenta la mujer y el aumento de la presión sanguínea en la zona vaginal.

Este artículo te puede interesar: Flujo verdoso en el embarazo

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿Es contagiosa o no la leucorrea?

la leucorrea se puede contagiar

La leucorrea normal no es contagiosa, ya que es un líquido normal que expulsan todas las mujeres. Ahora bien, en tal caso de que la mujer padezca una infección o una enfermedad de transmisión sexual si puede ser altamente contagiosa, pues dichos fluidos pueden infectar a otras mujeres si las bacterias se hayan en el ambiente.

Si una mujer infectada se sienta en un inodoro y, posteriormente, se sienta una mujer sana, esta última tiene alto riesgo de infección.

Te puede interesar: Flujo blanco

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿Acaso es síntoma de embarazo la leucorrea?, ¿por qué?

cómo se relaciona la leucorrea con el embarazo

La leucorrea es uno de los principales síntomas del embarazo, pues es una consecuencia de los cambios hormonales que experimenta la mujer durante el período gestacional. La expulsión de fluidos aumenta de manera significativa debido al aumento en la producción de estrógenos y la presión sanguínea en la zona vaginal.

Si este artículo te ha interesado no dejes de leer: Flujo verdoso

¿Se considera a la leucorrea una enfermedad venérea?, ¿por qué?

Más que una enfermedad venérea es una consecuencia o sintomatología de la misma, ya que si una mujer llega a padecer una enfermedad de transmisión sexual el cuerpo busca la manera de notificarlo y lo hace a través de la expulsión de fluidos vaginales. Si la leucorrea expulsada posee una coloración característica y un olor fétido las probabilidades de que exista una enfermedad son bastante altas.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Si quieres obtener más información importante, también puedes leer: Flujo gelatinoso

¿La leucorrea tiene cura?

La leucorrea no es una enfermedad como tal, por lo que no amerita una cura en sí. La leucorrea solo es un síntoma de que algo está ocurriendo en el cuerpo de la mujer, ya sea un embarazo, la ovulación, la cercanía de la primera menstruación, la presencia de infecciones y el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

La cura de la leucorrea dependerá de las características que posea, si se trata de un fluido natural se erradica de manera natural, pues su aumento solo se puede deber a una limpieza natural que se está haciendo del tracto uterino y la vagina; mientras que si tiene otra apariencia se puede tratar con antibióticos orales, glóbulos y cremas vaginales.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿Quieres saber más? entra ya a: Flujo rosado

Tipos de leucorrea y sus patologías

Existen dos tipos de leucorrea, una patológica y otra fisiológica. La leucorrea fisiológica tiene que ver con el cambio normal y correspondiente a experimentar por cada mujer durante su período de desarrollo, por lo tanto es muy común que se presente antes de la primera menstruación en la niñas casi adolescentes, aunque a veces puede ser expulsados por niñas recién nacidas porque en ellas se encuentran hormonas maternas como el estrógeno. La presencia de este fluido pudiese durar entre 1 o 2 meses.

Otro motivo para que aparezca la leucorrea fisiológica es que la mujer se encuentre ovulando (período fértil) o que su óvulo haya sido fecundado y se encuentra embarazada. También puede aparecer como producto de la excitación sexual y ayuda a lubricar la zona para que el coito no sea doloroso.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Este artículo fue especialmente seleccionado para ti, ¡entra ya! Flujo marrón en el embarazo

Ahora bien, en lo que se refiere a la leucorrea patológica puede ser producto de una mala nutrición y problemas de salud en general. Asimismo, si ocurre una disfunción en el tracto genital la leucorrea se hará presente. En algunos casos, esta condición puede deberse a diversos factores psicológicos, a la congestión o inflamación del flujo vaginal normal, etc.

Algunas mujeres, experimentan la leucorrea después de dar a luz, esta suele estar acompañada del mal olor y dolores de espalda, en este caso se debe consultar con un especialista, ya que podría tratarse de una infección en el útero. Es importante que ante cualquier caso, la leucorrea sea atendida como se corresponde con la finalidad de detenerla a tiempo y no se convierta en un problema fatal.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Según la medicina china, algunas causas que pudiesen generar la leucorrea fisiológica son: una mala alimentación, tensión emocional, enfermedades crónicas, debilidad, exceso de esfuerzo físico, factores patógenos.

¿Quieres saber más sobre el tema? visita: Flujo transparente en el embarazo

Durante el embarazo ¿cómo afecta?

La leucorrea se considera como uno de los principales síntomas que presenta la mujer durante el embarazo, esta se llega a producir por el aumento en la producción de hormonas, siendo una de las más significativas el estrógeno. También se debe por un aumento en la fluctuación de sangre en toda la zona vaginal. Podría considerarse que la leucorrea en este período es muy normal y es una mezcla entre diversas secreciones uterinas, células muertas de la piel y la flora bacteriana, dando como resultado dichos fluidos.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

La leucorrea no siempre requiere un tratamiento, pues no es nada grave mientras conserve su apariencia normal sin ningún olor, lo único que puede generar es solo incomodidad en la mujer y para disminuir eso puede utilizar protectores diarios (sin perfume), cambio rutinario de la ropa interior, evitar el uso de ropa ajustada y tratar de mantener el mayor tiempo posible la vagina seca.

Algunas maneras de disminuir la leucorrea es hacer modificaciones alimenticias, tales como: evitar una dieta no vegetariana, es decir, reducir el consumo de huevos, pescado, carnes, etc., así como aumentar la ingesta de agua y el consumo de leche, verduras y alimentos verdes en total abundancia.

Leucorrea vs clamidia

La leucorrea es una consecuencia de una infección, enfermedad o cambio hormonal en el cuerpo de la mujer; mientras que la clamidia es una enfermedad como tal y que debe ser tratada de inmediato para que no se agrave el problema, de hecho se podría considerar que la leucorrea es una consecuencia de la clamidia.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

El cáncer y la leucorrea ¿qué ocurre?, ¿se relacionan?

Tal y como se ha mencionado anteriormente, la leucorrea es un mecanismo que tiene el cuerpo para notificar que algo extraño está ocurriendo en el mismo, por lo que si la mujer empieza a padecer de cáncer, como el que se desarrolla en el cuello uterino, la leucorrea lo notificará a través de su apariencia, por lo que si se encuentra relacionada con el cáncer.

Aunque también una leucorrea mal tratada pudiese provocar el cáncer, más aún si esta es producto de una enfermedad de transmisión sexual que no fue atendida como se corresponde.

¿Cómo afecta la leucorrea a bebés y niñas?, ¿por qué?

La leucorrea puede afectar a los bebés recién nacidos, más que todo a las niñas, ya que estás lo expulsan a través de la vagina durante sus primeros días de vida y esto se debe a que en su organismo aún se encuentran presente hormonas adquiridas por parte de la madre durante el período gestacional.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Leucorrea durante y después de las relaciones sexuales

La leucorrea es un flujo vaginal que puede aparece antes de las relaciones como producto de la excitación sexual y es lo que hará que la mujer esté lubricada y no tenga dolor al momento del coito sexual, es lo que funcionará como lubricante durante la relación. Después del acto sexual puede que la mujer continúe expulsando un poco de flujo transparente o blanquecino, ya que el cuerpo está limpiando la zona.

Aunque también hará acto de presencia si la mujer fue infectada con alguna enfermedad de transmisión sexual y envía una señal de aleta a través del flujo expulsado.

¿Los hombres pueden contagiarse de leucorrea?, ¿cómo?

Los hombres no se contagian propiamente de la leucorrea, se contagian de la enfermedad o infección que provocó dicha leucorrea, lo cual puede ser por una vaginosis bacteriana, candidiasis, gonorrea, vph, etc. Por esta razón los hombres, al igual que las mujeres deben procurar el uso de preservativos al momento del acto sexual para evitar todos estos inconvenientes.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

La menopausia y la leucorrea

En el caso de las mujeres mayores que ya han atravesado el período de la menopausia podrían llegar a presentar un poco de leucorrea y esta podría ser causada por diversas razones como la gonorrea (ETS), enfermedad que no solo provoca la expulsión de flujo vaginal excesivo, sino que también tiene una micción dolorosa.

También podría ocurrir en este período de la mujer como consecuencia del desplazamiento involuntario del útero, lo cual llega a atraer y fomentar el crecimiento de muchas bacterias en la región genital.

Al inicio de la menopausia puede que los fluidos vaginales empiecen a reducirse.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿Cómo prevenir la leucorrea?

La leucorrea es un proceso natural en el cuerpo de la mujer, por lo que no se puede prevenir del todo, sin embargo se puede controlar y reducir la molestia que ocasiona manteniendo una buena higiene en los genitales, el uso de protectores diarios (sin perfume), evitar utilizar baños públicos en los que se pueden contraer un sinfín de enfermedades.

También es de gran ayuda mantener una buena alimentación rica en nutrientes y minerales, a modo que el cuerpo asimile todo lo que necesita y se encuentre en óptimas condiciones, de esa manera también se fortalecen las defensas y la mujer tendrá menos probabilidades de contraer infecciones con facilidad. Asimismo, se recomienda el uso de preservativo al momento de tener relaciones sexuales para evitarlo.

Tratamientos y remedios caseros para la leucorrea

Existen algunos remedios y tratamientos caseros que ayudan a desaparecer o controlar la leucorrea, algunos de ellos son los siguientes:

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;
  • Poner en remojo toda una noche una cucharadita de semillas de cilantro en un vaso de agua y se debe tomar diariamente por una semana.
  • Mezclar la grosella espinosa india con un poco de azúcar; preferiblemente que sean las mismas cantidades.
  • El agua de arroz también puede ayudar a combatir la leucorrea, solo se debe mezclar un poco de azúcar para sentir un sabor más agradable.
  • Las hojas de árbol de palo de rosa también son de gran ayuda para reducir ese problema.
  • El consumo de plátano con mantequilla en el desayuno o en el almuerzo ayuda a tratar la leucorrea, a este se le pueden agregar 5 gotas de aceite de sándalo.
  • Se puede aplicar en la zona vaginal una pasta realizada con la pulpa del mango.
  • Beber agua de fenogreco. Solo se debe hervir en agua 3 cucharaditas de sus semillas.
  • Las hojas de nogal también ayudan a refrescar la zona vaginal, se deben hervir unas cuantas hojas en un litro de agua.
  • Aumentar la ingesta del jugo de arándanos.
  • El uso de decocciones herbales como las de corteza de roble, aquilea y lavanda.
  • Mezcla de cúrcuma y ajo, puesto que tienen propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y fungicidas.
  • La limonada (agua y limón) como lavado vaginal también puede ayudar a relajar las membranas mucosas del útero y la vagina.

La alimentación también influye de manera significativa en la leucorrea, por lo que se recomienda llevar siempre una dieta sana y balanceada. Se recomienda el consumo de yogur diario, por lo menos una vez al día, así como las frutas y verduras frescas. Es importante que las mujeres consuman alimentos ricos en proteínas, fibra, carbohidratos, entre otros nutrientes.

Mientras la mujer tenga leucorrea se recomienda que reduzcan su consumo de todos los tipos de carnes, si es posible eliminarlo hasta que ya no exista el problema. Es una buena opción consumir frutos secos, cereales integrales e ingerir suficiente líquido durante todo el día. Evitar a toda costa los alimentos procesado, grasos, aceitosos, picantes, cafeínados, etc.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?

  1. Neela Aguilar dice:

    Apreciados señores, la información que suministran es importante para todas las mujeres. Les sugiero respetuosamente que evite tratarse el tema como si de una enfermedad se tratara. Esto porque muchas lectoras pueden confundirse y percibir sus propias secreciones naturales como un indicador de que algo no está funcionando, aún cuando sean normales.