UP

Leches de continuación: todo lo que necesitas saber

Escrito por unisima

La leche materna es el mejor alimento para nuestros bebés, pero existen otras alternativas como las leches de continuación. Desde Unisima, queremos informaros de todo lo necesario a cerca de este tipo de leches, para que seáis vosotras mismas quienes decidáis la alimentación de vuestro hijo.

Hace algunos días el debate se abría en las redes sociales. ¿Son buenas las leches de continuación? ¿Son mejor que la leche materna? ¿Realmente son necesarias? Se dice, se comenta y se recomiendan muchas cosas, sin embargo, en la crianza de cada niño, las que deciden son sus madres y ellas mismas, junto con la recomendación de sus pediatras, saben lo que es mejor para ellos.

Sabemos que la leche materna es el mejor alimento que se le puede proporcionar a un bebé, hasta los seis meses como mínimo, o si se quiere, se puede continuar hasta los dos años alternándolo con otro tipo de alimentos. Sin embargo, hay madres que no pueden dar el pecho o simplemente han elegido otras alternativas para alimentar a sus hijos.

Así pues, os contamos todo lo que necesitáis saber sobre los preparados, también llamados leches de continuación.

¿Qué son las leches de continuación?

Son compuestos que se fabrican a partir de leche de vaca, pero en su elaboración se modifica la proporción de las proteínas y se enriquecen con vitaminas y minerales, con el principal objetivo de que se asemeje todo lo posible a la leche materna.

Tipos de leches de continuación

Podemos diferenciar entre dos tipos de leches artificiales para bebés, dependiendo de su edad.

Leches de Inicio o tipo 1:

La leche de inicio está indicada para bebés recién nacidos hasta los 12 meses.

La leche de inicio de Nutribén contiene 1,4 g de proteínas por cada 100ml, una cantidad adecuada según los estándares del REAL DECRETO 867/2008, que regula los preparados para lactantes y los preparados de continuación en España.

Leches de Continuación o tipo 2:

Indicada a partir de los 6 meses en adelante, preparada a partir de leche de vaca con modificaciones en las proteínas y enriquecida con vitaminas para completar la alimentación de los bebés. Este tipo, puede tener hasta 2,4gr de proteínas por cada 100ml, según los estándares que comentábamos en el tipo anterior.

La leche de continuación de Nutribén, tiene 1,7gr de proteínas por cada 100ml, adaptada a todas las recomendaciones de la ESPGHAN (La Sociedad Europea de Gastroenterología Pediátrica Hepatología y Nutrición), una de las más completas del mercado.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

¿Por qué son tan importantes las proteínas?  

En el punto anterior, distinguíamos dos tipos de leches artificiales que dependiendo de su cantidad de proteínas, se adecuaban a una edad u otra. Por esto motivo, nos damos cuenta de que la diferencia principal entre los tipos de leches adecuados para la alimentación infantil, son las proteínas.

La leche materna aporta a los bebés, aproximadamente 0,9 gr de proteínas por cada 100ml. La leche de vaca, sería la principal alternativa, pero su cantidad excesiva, de proteínas hasta 3,3 gr por cada 100 ml, hace que tenga que ser modificada para adaptarla a las necesidades de cada niño en las diferentes etapas. Esas cantidades, que indicábamos en los tipo de leches de continuación, aunque es  superior a la que se concentra en la leche materna, como son de menor valor biológico tienen que haber un poco más de 0,9 gr.

Cuando los bebés van creciendo necesitan más proteínas que se va subsanando con alimentos complementarios. Por lo que las leches de continuación no son imprescindibles para el desarrollo de los bebés, simplemente actúan como un complemento a su alimentación cuando no se ha podido dar el pecho o cuando los niños, a partir de los doce meses comen mal. Siempre tendremos que tener en cuenta, que su alimentación necesita una cantidad de proteínas determinadas, no debemos pensar en cómo aumentarlas, sino como aportarles las necesarias a sus edad y momento de crecimiento.

¿Y si mi bebé es alérgico?

Hoy en día, existen varios tipos de leches de continuación cuando los niños tienen alergia a la lactosa, a la proteína de la leche de vaca o a la proteína de soja, que el pediatra recomendará en cada caso en particular.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Bien es cierto que la leche de continuación supone una gran ventaja económica para familias con pocos recursos. En muchos casos se empieza con la leche de inicio que supone un desembolso económico importante, y aunque está recomendada hasta los 12 meses, a los 6 se pasa a la leche de continuación por el precio.

En cualquier caso, entre los seis y los doce meses un bebé necesita unos 20 gr de proteínas diarios, así que podemos darle la leche de inicio o continuación, que se adecué mejor a las necesidades del pequeño, con la premisa fundamentar de no sobrepasar las proteínas necesarias. Ya que lo importante de todo esto, elijamos una u otra forma de alimentar a nuestro bebé, es que crezca sano y fuerte.

Y vosotras mamis, ¿dais leche de continuación a vuestros pequeños?

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Unisima

Newsletter