Escrito por

Jengibre en el embarazo: Contraindicaciones, Propiedades y Beneficios

jengibre durante el embarazo

El embarazo es una etapa maravillosa para la mujer y se deben tener las respectivas precauciones con cualquier alimento antes de consumirlo, ya que esto afectará tanto el organismo de la madre como el desarrollo del pequeño que vienen en camino. Para hacerlo y prevenir es necesario conocer los aportes positivos y negativos que proporciona cada uno.

En el caso del jengibre, en cualquiera de sus presentaciones, es una opción para las mujeres que están en cinta. No representa riesgos mayores mientras se consuma con precaución, en este artículo encontrarás los beneficios, contradicciones y algunas recetas para esta etapa tan hermosa, el embarazo.

¿Se puede consumir jengibre durante el embarazo y el período de lactancia?

Esta debe ser la primera interrogante que llega a la mente ¿realmente puedo consumir el jengibre si estoy embarazada o en la etapa de lactancia? La respuesta es sí, puedes consumir el jengibre mientras estés en cinta y después también, durante la etapa de la lactancia. Es una raíz que no causa problemas que interfieran con la llegada y desarrollo del bebé.

Lo ideal y por eso lo recomendamos, es ingerirlo de forma moderada (sin exagerar), por ejemplo, durante los primeros meses del embarazo puede ser más seguido, pero llegada la etapa cercana al parto disminuir su consumo. Una restricción importante pero no obligatoria, es frente al jengibre en polvo, ya que esta presentación es más concentrada y potente.

Sin embargo, no está de más conocer los pequeños riesgos o contradicciones que puede ocasionar, así como los beneficios frente a síntomas que se presenten por la condición del embarazo. Te aconsejamos preguntar a tu médico de cabecera sobre el consumo y dosis apropiada, para evitar cualquier complicación.

Beneficios y aportes del jengibre durante el embarazo y el período de la lactancia

beneficios del jengibre durante la lactancia

El jengibre es un complemento muy aconsejable para la dieta de una mujer embarazada, se debe principalmente a los beneficios y aportes positivos que brindan sus propiedades, y nutrientes. Una de las principales complicaciones que se presentan cuando se está en gestación son las fastidiosas náuseas.

Sugerimos leer este articulo sobre Jengibre: Contraindicaciones, efectos secundarios y propiedades adelgazantes y antiflamatorias

El jengibre puede ayudarte con esta afección, sobre todo durante los primeros meses del embarazo, en esta etapa pueden aparecer más. Además, sirve para tratar el vómito de una forma muy eficaz, así como la hinchazón y acidez, las cuales están relacionadas normalmente con la metabolización de todos los alimentos que se consumen.

Además de proporcionar estos beneficios, el jengibre también es capaz de relajar el cuerpo, lo cual es muy importante para una mujer embarazada, ya que puede sentirse muy estresada por los nuevos cambio físicos y emocionales. Ayuda a reducir el malestar general del organismo, tanto por síntomas de la condición como otros síntomas externos y saciar esas ganas descontroladas de comer.

Otra duda que puede preocuparte: ¿puede hacerle daño al bebé? No es un secreto para nadie que después del embarazo viene la etapa de la lactancia, mediante la cual los nutrientes que consuma la madre son adquiridos por el pequeño también a través de la leche materna, razón principal por la que se debe tener precaución con los alimentos ingeridos.

El jengibre no representa ningún problema para los niños, ya que presenta propiedades como las antioxidantes y antitóxicas que son necesarias para el desarrollo pleno del bebé. Sin embargo, te recomendamos estar al pendiente de la dosis que consumes. En el caso de los pequeños recién llegados al mundo, solo adquirirán una pequeña dosis o ninguna.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

No existen pruebas que demuestren beneficios puntuales o existentes por el uso del jengibre en los pequeños, pero tampoco existe evidencia de que sea dañino. Entonces, tal vez encuentres ventajas de utilizar el jengibre como madre, pero no sabes lo que ocurre en el organismo de tu bebé. Durante el embarazo no es probable su influencia.

También te recomendamos Aceite de Jengibre: Efectos Secundarios, Propiedades y Beneficios

Aportes del jengibre después del embarazo, en la lactancia

Aunque esta fase ya no es parte del embarazo, es muy importante porque sigue uniendo a la madre y el pequeño. Un beneficio muy resaltante para las mujeres que no tienen un parto natural, es decir, que necesitan de una operación o cesárea, es que el jengibre se ha caracterizado por ser una raíz muy potente para aliviar los síntomas post operatorios.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Así que podrá ser de gran ayuda en estos casos, entre estos síntomas podemos encontrar algunos como las horribles inflamaciones, los dolores fuertes y constantes, el malestar del cuerpo, náuseas y vómito. No olvides consultar al médico, especialmente al que se haya encargado de atender el parto.

¿Cómo y cuánto jengibre consumir durante el embarazo o el período de lactancia?

La condición de embarazada no evita que se pueda ingerir el jengibre, solo que se deben tener ciertas precauciones y restricciones. ¿Por qué?, ya que se trata de un compuesto altamente concentrado en algunas de sus presentaciones y además, es habitual que el organismo se sensibilice ante esta condición.

En cuanto al cómo, puedes consumirlo tal y como cada presentación lo amerita de forma estándar. Por ejemplo, el jengibre en polvo disuelto en una bebida o como condimento en algún plato. Como recomendamos anteriormente, evita consumirlo cuando te encuentres cerca de la fecha del parto, del resto puedes ingerirlo cuando lo desees.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿Se puede tomar jengibre con seguridad embarazada o lactando?

A pesar de aportar buenos beneficios para el estado de una embarazada, el jengibre no es un tratamiento que deba ser prolongado en esta etapa, sobre todo después de los primeros meses. Ya que consumirlo en exceso o por un tiempo muy extenso, puede afectar u ocasionar malformaciones en el feto.

Te recomendamos lees este tema relacionado ¿Cómo tomar jengibre?

Incluso se sostienen teorías que afirman: aumenta las probabilidades del aborto y causa problemas en el desarrollo sexual de los pequeños. Pero muchos expertos y médicos descartan estas teorías. Por su propiedad coagulante, se recomienda no consumirlo durante los últimos meses del embarazo, ya que puede generar o aumentar una hemorragia.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Como mencionamos anteriormente, el pequeño no recibe todo estos compuestos del jengibre mediante la lactancia. Sin embargo, no podemos estar 100 % seguros de ello, razón por la cual te recomendamos consultar con el médico antes de consumirlo durante este período ya que no existen pruebas que apoyen los beneficios o efectos adversos en el bebé.

Recetas que emplean el jengibre y saciarán esos antojitos del embarazo

Los antojos son un síntoma bastante común en las mujeres embarazadas y aunque el jengibre ayude a controlar esas ansias por comer, no está nada mal darse un gusto de vez en cuando y saciar esos antojos. Te dejamos dos recetas, que puedes prepararlas en cualquier época del año y deleitarte con su inigualable sabor, además de los aportes del jengibre.

Galletas de jengibre, un postre ideal

galletas de jengibre

No hay nada más perfecto que un postre para saciar los antojos y las galletas se presentan como una de las opciones ideales. Aunque no se trata de la clásica receta navideña, estas también tienen un increíble sabor y nos proporcionan todos los nutrientes de sus ingredientes. Aquí te dejamos el paso a paso para que prepares estas placenteras galletas de jengibre.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Ingredientes:

Si deseas preparar esta receta vas a necesitar: 25 gramos de jengibre molido, 50 gramos de raíz de jengibre cruda (rallado), 400 gramos de harina de trigo, 400 gramos de harina de arroz, 150 gramos de azúcar (que sea glass de preferencia), 200 gramos de mantequilla, 2 huevos grandes, polvo para hornear y una bandeja amplia.

Ademas de este tema también podría interesarte Caramelos de jengibre: Contraindicaciones, Beneficios y Usos

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Preparación:

Lo primero que vas a colocar en un tazón grande es la mantequilla y el azúcar, comenzarás a mezclar hasta que obtengas una composición homogénea. Luego agregas los huevos, la vainilla, jengibre molido y el polvo para hornear, continúa mezclando constante y de forma uniforme.

El siguiente paso consiste en agregar ambas harinas (de trigo y arroz) y batir hasta obtener una masa compacta, puede resultar difícil ya que debe ser gruesa y espesa, agrega el jengibre rallado y sigue batiendo. Precalentar el horno durante 5 minutos a una temperatura de 250 grados, engrasar la bandeja (con mantequilla, aceite o papel para hornear).

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Para darle forma a las galletas puedes hacerlo con un molde (el que gustes) o le das forma con la mano, recuerda que tus manos deben estar muy limpias. Debes colocarlas en la bandeja e intentar que se encuentren separadas una de otras. Llevar la bandeja al horno y dejar al fuego durante 20 minutos aproximadamente, hasta que estén crujientes y puedes comerlas.

Recomendaciones:

Te recomendamos consumir esta receta durante los primeros meses del embarazo solamente, ya que posee una gran cantidad de jengibre. Puedes comerte dos o tres galletas de tamaño medio al día, dos veces por semana.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Pan de jengibre, cómelo aunque no sea navidad

pan de jengibre

Se trata del clásico pan de jengibre navideño, el cual puedes preparar en cualquier época del año y saciar esos antojitos que vienen con el embarazo. Esta receta tiene una historia muy significativa ya que se originó en la zona norte de Europa en el siglo X. Fue preparado inicialmente por Gregory de Nicopolis, un monje de origen armenio.

Según lo que cuenta su leyenda, fue él quien trasladó la receta a Francia y luego se hizo muy popular en el resto del mundo. Al principio solo los panaderos experimentados podían elaborar esta receta, pero hoy en día tú puedes prepararla desde casa, en cualquier época del año y aquí te dejamos el paso a paso para que lo hagas.

Comprueba en este artículo Jengibre con limón y miel

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Ingredientes:

Para preparar una buena porción de este pan de jengibre vas a necesitar: 25 gramos de jengibre molido, 15 gramos de raíz de jengibre cruda (rallado), 400 gramos de harina de trigo, 200 gramos de azúcar (morena), 2 huevos grandes.

Además vamos a necesitar también 100 gramos de melaza, 1 cucharada de polvo para hornear, media cucharada de canela, una pizca de sal, media cucharadita de bicarbonato de sodio, medio vaso de cerveza oscura y aceite vegetal.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es colocar en un tazón (grande y amplio) la harina, el jengibre molido, el polvo para hornear, las cucharadas de canela y la pisca de sal. Debes mezclar muy bien los ingredientes hasta complementarse totalmente y se integren a la perfección.

En una olla mediana colocas el medio vaso de la cerveza oscura y calientas a fuego medio, remueve de vez en cuando hasta llegar al punto de ebullición. Luego baja el fuego y agregas el bicarbonato de sodio, debes hacerlo poco a poco, ya que la mezcla resultante será espumosa. También le debes colocar el azúcar y batir hasta que se disuelva muy bien.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

En otro tazón (pero pequeño) se deben batir muy bien los huevos y una vez que se integren bien agregas el aceite vegetal y el jengibre rallado. Debes seguir mezclando hasta que se genere una pasta con uniforme consistencia. Luego llevas esta mezcla a la cacerola (que se encuentra a fuego medio) con la cerveza y remueves.

Cuando se encuentre bien complementado retira del fuego y agrega al tazón junto a la melaza, sigues mezclando e integrando todo. Debes precalentar el horno durante 5 minutos a una temperatura de 180 grados. Engrasas el molde para el pan (con mantequilla o aceite vegetal) y colocas la mezcla, llevas al horno y lo dejas allí durante 40 minutos.

Comprueba nuestro artículo sobre Agua de Jengibre: Efecto Negativos, Propiedades y Beneficios

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Recomendaciones:

Lo mejor es consumir un trozo de pan una sola vez al día durante toda la semana, que no sea muy continua su ingesta. Puedes hacerlo entre semana e intenta combinarlo con otros alimentos o algunas bebidas, te aconsejamos que lo hagas con un té o un café.

Receta para preparar una compota o jugo que integra el mango con la miel y el jengibre confitado, puedes comerla o tomarla

compota de mango miel y jengibre

Se trata de una recta que puedes comer (si está lo suficientemente espeso y el confitado sin batir) o beberla, siempre y cuando el confitado sea batido y la mezcla líquida. Esta receta sencilla es ideal para saciar antojos y deleitar el paladar. Puedes tomar nota y prepararla desde casa para disfrutar sus beneficios, con el paso a paso de esta receta con mango.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Ingredientes y preparación:

Si deseas una o dos porciones (para comer o beber) vas a necesitar: 4 mangos grandes, 2 vasos de agua, 5 cucharadas de azúcar glass y 40 gramos de jengibre confitado. Lo primero que se va a hacer es lavar y picar muy bien los mangos, agregarlos a la batidora (o licuadora) con un vaso de agua y el azúcar, se deben batir hasta que se complementen muy bien.

Si deseas la compota, solo debes dividir la mezcla en dos porciones y agregar 20 gramos de jengibre confitado a cada una, remover y ya puedes comerlo. En el caso de preferir el jugo, agregas el otro vaso de agua restante y el confitado de jengibre, vuelves a batir durante un par de minutos. Verifica que todo se haya complementado y sirve ambas porciones.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

En conclusión, el jengibre es un buen aliado para la mujer embarazada, no representa un riesgo mayor. Puedes consumirlo antes, durante y después de esta hermosa etapa, recuerda consumirlo de forma moderada, al igual que otros productos de origen natural. No te prives y disfruta de sus beneficios, aportes y delicioso toque o combinado.

Recursos sobre el jengibre

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?