Escrito por

Flujo Blanco: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos

flujo blanco

El cuerpo de una mujer es como una caja llena de sorpresas en la que a medida que pasa el tiempo aparecen y desaparecen diversas cosas, mientras que otras se mantienen durante un tiempo prolongadas; algunas agradables y otras no tanto. Sin embargo, cada uno de los cambios que se experimentan en el cuerpo son necesarios y tienen una razón de ser.

El flujo blanco expulsado por la vagina es un fluido que expulsa la mujer de manera frecuente y tiene diversos significados dependiendo de la apariencia, la cantidad y el tiempo en el que es expulsado. Este flujo es considerado habitual o normal antes y después del período, aunque durante el embarazo también hace acto de presencia, pero se modifica su textura y el color.

La principal función que tiene el flujo vaginal es la de realizar un auto-limpiado, esto tiene como finalidad limpiar y defender la vagina de posibles infecciones, así como mantenerla lubricada durante las relaciones sexuales y en tal caso de que la mujer se encuentre en período de gestación.

Te invitamos a leer sobre: Flujo rosado en el embarazo

¿Qué es el flujo blanco?

qué es el flujo blanco

El flujo blanco es un fluido que expulsa la mujer por la vagina de forma natural, este puede ir variando dependiendo de diversas situaciones: etapa del ciclo menstrual en el que se encuentre, evidencia del estado de salud o si tiene alguna infección vaginal; lo normal es que siempre haya flujo blanco casi transparente y su consistencia es muy fina.

Este fluido suele hacerse mucho más evidente durante el proceso de ovulación y antes de la llegada de la menstruación, asimismo, su cantidad puede aumentar si la mujer ha quedado embarazada. No obstante, este también puede variar durante la excitación sexual, ante cuadros de estrés, déficit nutricional o por el uso de algún método anticonceptivo.

Aunque si el flujo se encuentra acompañado de picor, algún olor desagradable, y el color cambia de modo significativo, entonces se puede tratar de una infección vaginal provocada por hongos o alguna enfermedad de transmisión sexual.

Te recomendamos leer sobre: Flujo gelatinoso

Causas y consecuencias del flujo blanco

qué causa el flujo blanco

La principal causa de la aparición del flujo blanco en la vagina es la pubertad como tal, pues es muy común que sea expulsado unos días antes de la primera menstruación y se quede para siempre, ya que este fluido forma parte de la vida de una mujer y le mantiene protegida toda su área vaginal.

El flujo blanco casi transparente tiene como consecuencia la protección de la zona vaginal, cada expulsión de fluido es una auto-limpieza que está realizando el organismo. Este funciona como capa protectora que evita el paso de bacterias y la implantación de microorganismos infecciosos.

Este flujo siempre debe mantener un color blanco casi transparente, una consistencia pegajosa (similar a la clara del huevo) y no tener ningún olor, si permanece así es señal de que todo está bien. No obstante, si presenta alguna irregularidad como cambio en su color, en su consistencia e inclusive expide un olor desagradable, entonces hay que acudir al médico inmediatamente.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

También puedes leer sobre: Flujo blanco

Fertilidad e infertilidad

flujo blanco y la fertilidad

La fertilidad o infertilidad puede estar relacionada o no con la expulsión del fluido vaginal, ya que aunque este es un síntoma claro de la ovulación y del embarazo, no se descarta el hecho de que también forma parte natural del cuerpo y que tiene otras funciones como la lubricación antes y durante una relación sexual, el estrés acumulado, etc.

También, se expulsa para proteger la flora vaginal ante cualquier posible bacteria o enfermedad.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Te recomendamos la lectura de: Flujo pegajoso

Síntomas del flujo blanco

los síntomas que produce el flujo blanco

La sintomatología normal del flujo blanco es que este conserve ese color o sea un poco más claro casi transparente, también debe poseer una consistencia viscosa, muy similar a la que posee la clara del huevo. Tampoco debe expedir ningún tipo de olor, ya que si este tiene algún mal olor ya es señal de que algo puede estar ocurriendo, como una enfermedad venérea o una infección. Las infecciones vaginales suelen ser muy comunes y se suelen manifestar a través de un cambio en el fluido expulsado.

Te recomendamos leer: Flujo verdoso

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Flujo blanco durante el embarazo, ¿por qué?, ¿Cómo afecta?

flujo blanco y embarazo

Durante el embarazo es muy común que aumente la presencia del flujo blanco debido a que la producción de hormonas es mucho mayor y hay mayor riego sanguíneo en toda la zona vaginal, el aumento de fluidos también tiene como objetivo mantener el cuello uterino lubricado y prepararlo para el momento del parto, además hace las veces de capa protectora para que no entren bacterias.

Te puede interesar leer: Flujo rosado

Se puede tener exceso de flujo blanco, ¿por qué?

qué significa el exceso de flujo blanco

En el período gestacional la mujer experimenta un aumento de flujo transparente casi blanco, esto se debe a que hay un aumento en la producción de estrógenos y en la zona vaginal aumenta la presencia de sangre. También, tiene como objetivo principal proteger a la mujer de contraer alguna infección, ya que en este tiempo es mucho más vulnerable.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Primer trimestre

El primer trimestre de embarazo es de gran cuidado para la mujer, pues hay mucho riesgo de sufrir abortos involuntarios o un mal desarrollo celular. En este período la mujer notará un aumento del flujo vaginal y este es uno de los síntomas que le señalarán que está embarazada si es que aún no lo sabe.

Segundo trimestre

El flujo vaginal será abundante con el objetivo de mantener la zona vaginal lubricada y protegida. Es importante vigilar que este conserve su mismo color y textura, pues si se observa algún cambio en el flujo, se puede estar ante un cuadro infeccioso, más aún si este va acompañado de un mal olor.

Tercer trimestre

En este trimestre la mujer debe estar atenta a cualquier cambio, ya que en cualquier momento se puede producir el parto. Es normal que en este período aumente la cantidad del fluido vaginal, ya que el cuerpo se está preparando para expulsar al bebé y debe mantener lubricado el cuello uterino.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Sin embargo, la mujer debe estar atenta al flujo que expulsa, ya que si la cantidad es elevada puede tratarse del tapón mucoso y ser una clara señal de que el bebé ya viene en camino. Mientras que si este flujo expulsado es sumamente líquido, transparente e inodoro, entonces se puede tratar de la expulsión del líquido amniótico.

Te recomendamos la lectura sobre: Flujo rosado

Durante y después de la lactancia materna

lactancia y flujo blanco

Durante y después de la lactancia materna la mujer notará que en algunas ocasiones expulsará el fluido blanco, ya que como se ha mencionado anteriormente, este forma parte de la vida cotidiana de la mujer. El mismo disminuirá su cantidad, en comparación a la que se expulsa durante el embarazo, y hace referencia a que la mujer ya está retomando su ciclo menstrual.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Seguro este artículo te parece interesante: Flujo marrón

La ovulación y el flujo blanco

ovulación y flujo blanco

El flujo blanco casi transparente, con una consistencia viscosa e inodoro es una señal de que la mujer se encuentra ovulando y que es el momento perfecto para concebir un bebé. Este proceso suele ocurrir algunos días antes del próximo período y es por ello que si se logra fecundar el óvulo, la mujer experimentará la ausencia de ese período.

Este artículo te puede interesar: Flujo verdoso en el embarazo

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Flujo blanco después de las relaciones sexuales, ¿por qué?

flujo blanco en el sexo

Es muy común que después de una relación sexual la mujer expulse flujo blanco, pues el organismo está limpiando toda la zona vaginal, más aún si el hombre expulsó todo el líquido seminal dentro de ella. No obstante, es muy frecuente que si el flujo vaginal expulsado va acompañado de otra característica u olor, haya presencia de alguna infección o una enfermedad de transmisión sexual, por lo que siempre se debe estar atenta ante los fluidos expulsados.

Te puede interesar: Flujo amarillo durante el embarazo

Antes y después de la menstruación flujo blanco, ¿por qué?

La expulsión de flujo blanco antes de la menstruación es un indicativo de que la misma está a punto de ocurrir, aunque si la expulsión del fluido ocurre con un poco más de tiempo, dos semanas antes del período o después, es un indicativo de que la mujer está ovulando y que es el momento idóneo para un embarazo.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Si este artículo te ha interesado no dejes de leer: Flujo amarillo

Flujo blanco en bebés, ¿es normal?, ¿por qué?

Es normal que algunos bebés expulsen flujo blanco durante sus primeros días de nacidos, esto es debido a que aún guardan en su organismo un poco de la carga hormonal de la madre y esto hará que expulsen dicho fluido, algo que deberá desaparecer en muy poco tiempo, de no ser así se debe consultar con un especialista.

Si quieres obtener más información importante, también puedes leer: Flujo rosado en el embarazo

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Patologías del flujo blanco

El flujo blanco puede tener diferentes características y cada una de ellas tiene un significado específico.

Viscoso

La viscosidad es la textura normal y natural que debe tener el flujo blanco si la mujer se encuentra perfecta y no tiene ningún tipo de infección. El flujo muy viscoso también es una sintomatología del embarazo, por lo que si la mujer nota un aumento en la cantidad y viscosidad del flujo expulsado entonces debe estar alerta y hacerse una prueba.

Con olor y sin olor

Por lo general, el flujo vaginal no debe expedir ningún tipo de olor y si lo hace este debe ser muy imperceptible y casi similar al de la orina. Si el flujo expulsado va acompañado de un mal olor, similar al del pescado, entonces la mujer está presentado algún tipo de infección o enfermedad de transmisión sexual.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Granuloso

El flujo granuloso solo se produce cuando la mujer tiene alguna infección, hongo o enfermedad de transmisión sexual. La consistencia es muy similar al de la leche cortada y tiene un olor desagradable, además va acompañada de picor, ardor, enrojecimiento e inflamación.

Otros

Otra patología del flujo blanco en la mujer, va relacionada precisamente con el color, ya que este siempre debe ser blanco casi transparente, si se observa algún color extraño como el amarillo verdoso significa que hay una infección en proceso.

¿Quieres saber más? entra ya a: Flujo pegajoso

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿Pueden tener flujo blanco los hombres?

Por lo general, los hombres no deben expulsar flujo blanco, ya que esto es una característica muy propia de las mujeres, ellos expulsan por el mismo conducto la orina y el flujo seminal, por lo que su espacio siempre permanece limpio y lubricado. Si el hombre observa que expulsa con frecuencia un flujo blanco, entonces debe acudir a un especialista para que haga un diagnóstico de lo que está ocurriendo.

Este artículo fue especialmente seleccionado para ti, ¡entra ya! Flujo gelatinoso

¿Se produce flujo blanco luego de una cesárea?, ¿por qué?

Después de una cesárea es muy normal que la mujer expulse una gran variedad de fluidos, siendo el más común el flujo marrón o rojo oscuro, ya que se el organismo está expulsando todo el resto de placenta y tejido que pudo haber quedado dentro del útero, e inclusive ir acompañado de coágulos de sangre; esto puede durar alrededor de una semana.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

El flujo blanco también aparecerá, ya que estará limpiando toda la zona vaginal y seguirá formando parte de la mujer, tal y como ocurría durante su ciclo menstrual antes de quedar embarazada.

¿Quieres saber más sobre el tema? visita: Flujo rosado

Menopausia y el flujo blanco

Al llegar la menopausia la mujer experimentará una gran cantidad de cambios, ya que habrá una gran fluctuación hormonal, la cual puede provocar que hayan muchas secreciones vaginales, este flujo blanco expulsado puede presentarse durante y después de la menopausia, siendo a veces un poco abundante e incómodo.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

El flujo durante este período suele ser sumamente irregular y con un período corto de duración, todo ello debido al cambio que se está experimentando en los niveles hormonales. En algunas ocasiones, no se presenta y muchas mujeres llegan a experimentar algo llamado: sequedad vaginal, esto suele influir en la actividad sexual haciendo que esta disminuya.

Tratamientos y remedios caseros para el flujo blanco

El flujo blanco vaginal es algo totalmente normal en el organismo de la mujer e, inclusive, se considera necesario. Este es un protector natural que tiene la vagina para permanecer limpia y libre de infecciones, hongos y enfermedades. Aunado a ello, es de gran importancia para el acto sexual porque mantiene la zona lubricada disminuyendo así el dolor.

Los fluidos expulsados por la mujer son considerados normales y sin motivos de preocupación, siempre y cuando este tenga una apariencia transparente casi blanca, una textura viscosa, no expide fuertes olores y no genera ningún tipo de molestia más allá de la sensación de humedad.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

No obstante, es muchas ocasiones se pueden presentar cambios en el flujo vaginal y hay que estar atentos a ellos, ya que en el mejor de los casos se puede tratar de una infección leve provocada por hongos que se genera por la alteración en el pH; mientras que en otros casos se puede deber a una enfermedad de transmisión sexual.

En la actualidad existe una gran variedad de remedios naturales que ayudan a controlar y neutralizar el flujo vaginal, alguno de ellos son los siguientes:

Infusión de alholva

La alholva es una hierba que se conoce por su amplia variedad de propiedades medicinales y que benefician la salud humana, uno de sus usos más frecuentes es en las mujeres, ya que un té de esta hierba es más que suficiente para promover en gran medida el equilibrio hormonal y de la misma manera hacer que haya control en el ciclo menstrual. De hecho, algunos puristas en hierbas señalan que posee similitud con los estrógenos y, por ende, ayuda a sobrellevar la menopausia.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Yogur natural

El yogur es conocido por poseer una gran cantidad de lactobacilos (bacterias saludables), los cuales cuentan con la capacidad de mantener regulada la flora bacteriana de la vagina. Este es un de los mejores remedios naturales para la vagina, pues al untar un poco de yogur en toda el área se logran combatir bacterias y hongos. El consumo diario del mismo es ideal para prevenir futuras infecciones no deseadas.

Ajo

El ajo es conocido por ser el más poderoso antibiótico natural, ya que es su composición cuenta con diversos activos que son de gran ayuda para combatir de manera efectiva cualquier tipo de virus, algunas bacterias y cualquier hongo que pudiese provocar una infección en el futuro.

El consumo diario del mismo es ideal para eliminar por completo el mal olor de las secreciones vaginales y no altera el pH de la misma.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Leche y cúrcuma

La combinación de la leche con la cúrcuma es un remedio sumamente sencillo y práctico que ayuda a eliminar las levaduras de la vagina y mantenerla protegida. Se considera uno de los mejores remedios naturales para combatir la vaginitis bacteriana y erradicar la sequedad vaginal.

Té de hojas de guayaba

Las hojas de la guayaba son conocidas por sus grandes propiedades medicinales, pues las mismas se caracterizan por ser antiinflamatorias, antibacterianas y antioxidantes. Uno de sus usos más frecuentes es para eliminar los calambres menstruales que sufren muchas mujeres durante el período, además ayuda a controlar el exceso de fluidos vaginales.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana ha sido estudiado por muchos años por el mundo de la medicina debido a sus propiedades curativas, más que todo en lo que se refiere a las infecciones vaginales, ya que el mismo cuenta con propiedades antimicrobianas y anti-hongos.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Del mismo modo, el vinagre de sidra de manzana puede ayudar a mantener un equilibrio en el pH, lo cual contribuye a desaparecer los malos olores.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té se conoce por ser un gran antiséptico natural, pues el mismo tiene la posibilidad de que el cuerpo libere todos los gérmenes y las bacterias acumuladas. Es importante destacar que este aceite siempre se debe utilizar mezclado con agua, ya que es sumamente fuerte y si entra en contacto directo con la piel puede generar irritaciones y quemaduras.

Bicarbonato de sodio

En algunas ocasiones el flujo vaginal puede ir acompañado con un poco de mal olor y esto solo es generado por el desequilibrio en el pH, por lo que el uso de bicarbonato de sodio en esas ocasiones ayudará a eliminar esa sensación tan desagradable y a nivelar de inmediato el pH.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Jugo de arándano

Los arándanos tienen un gran poder de desintoxicación del cuerpo, por lo que ayuda al organismo a eliminar las bacterias acumuladas dentro del mismo, es por ello que es de gran ayuda para mantener siempre limpio y libre de infecciones el tracto urinario, para ello solo se debe consumir un poco de este jugo sin nada de azúcar.

Alumbre

El alumbre es un sulfato de aluminio que no solo sirve para conservar alimentos y purificar el agua, sino que también es de gran ayuda para preservar la salud humana, específicamente todo lo que se refiere al mal olor corporal y esto incluye los malos olores que se puede expedir a través de la vagina es caso de infecciones.

Grosella espinosa india

La grosella espinosa india es conocida por su gran cantidad de propiedades buenas para la salud humana, entre ellas que tiene una gran carga de vitamina C, además de purificar la sangre. En el ámbito vaginal, el consumo diario de grosellas puede ayudar al individuo a erradicar el mal olor vaginal provocado por el flujo y otras posibles infecciones.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Higiene y dieta

Más allá de todos los remedios naturales que puedan existir para tratar el flujo vaginal hay algunos que son sumamente esenciales, no solo para tratar las secreciones, sino todo el organismo como tal, pues la buena higiene y una dieta adecuada tienen una gran importancia en todo este ámbito.

La ingesta diaria de agua es de vital importancia, pues la misma es la encargada de ayudar al organismo a eliminar toxinas y todas las bacterias dañinas que se puedan encontrar acumuladas. Del mismo modo, se debe procurar consumir alimentos cítricos, ya que los mismos se caracterizan por ser ricos en vitamina C y esta es un gran estimulante para el sistema inmunológico, ayudando a que el organismo cree anticuerpos y luche contra las bacterias.

Por otro lado, se debe evitar el consumo excesivo de bebidas con cafeína, tales como el café, el té, las gaseosas, etc., más aún si son azucaradas porque esta sustancia ayuda a que pasen las bacterias y aumente el mal olor. Asimismo, se debe evitar el consumo de alimentos con exceso de condimentos y almidón.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Aunado a ello, se recomienda siempre mantener relaciones sexuales con protección, pues de esta manera se evita el contagio de infecciones y enfermedades.

Por último, se recomienda cambiar con frecuencia las toallas sanitarias durante la menstruación y evitar el uso de ropa muy ajustada para ayudar a que el aire fluya libremente.

Recursos lector otros tipos de flujos

Tipos de Flujo SIN embarazo

Tipos de flujo CON embarazo

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?