Escrito por

Flujo amarillo durante el embarazo: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos

Flujo amarillo durante el embarazo

Para nadie es un secreto que la mayoría de las mujeres sueñan con casarse y tener hijos, por lo que el embarazo representa una de las etapas más bellas e importantes de su vida. Durante ese período la alegría se apodera de su ser, pues el hecho de dar vida a una personita inocente es el motivo más grande para ser feliz.

No obstante, en esta época también se presentan muchos cambios en el cuerpo de la mujer, lo cual a veces no son muy agradables, las hormonas se alborotan y son las causantes de desencadenar todos esos cambios, tanto físicos como psicológicos. Es una época hermosa y compleja.

Uno de los cambios más notorios que experimenta la mujer es la aparición del flujo vaginal, esto se debe a que aumentan los niveles de sangre y de estrógeno. Este fluido se caracteriza por ser muy variado en su color y consistencia, algo en lo que siempre se debe estar muy atento, ya que de acuerdo a ello puede ser grave o no.

Por lo general, las secreciones amarillas casi blancas o transparentes, sin embargo si se presenta en una mujer embarazada es un indicativo claro de que hay una infección o una enfermedad. Las mujeres embarazadas deben protegerse de todo esto, ya que cualquier cosa que padezca pudiese afectar al feto.

Te invitamos a leer sobre: Flujo rosado en el embarazo

¿Qué es el flujo amarillo durante el embarazo?

concepto de Flujo amarillo durante el embarazo

El flujo de color amarillo se conoce como leucorrea y la misma hace su aparición, generalmente, durante el primer trimestre del embarazo. Su apariencia suele ser transparente y sin ningún tipo de olor, este fluido se origina a partir de las secreciones vaginales y cervicales; de la misma manera, las células viejas de la vagina y las bacterias naturales y normales de la zona vagina también influyen en la aparición de este flujo amarillo.

Te recomendamos leer sobre: Flujo gelatinoso

¿A qué se debe el flujo amarillo durante el embarazo?

causas del Flujo amarillo durante el embarazo

El flujo vaginal es una condición normal en el organismo de la mujer, pero durante el embarazo este será la mejor señal para indicar si todo está bien o no. Si el flujo mantiene un color claro casi transparente y no expide ningún tipo de olor es un indicativo de que no es grave y todo está normal. Sin embargo, si el mismo presenta un color amarillo o verde y, además, expide un olor fétido, entonces la mujer está pasando por un cuadro infeccioso o tiene alguna enfermedad.

Una de las principales causas que desencadena la aparición de estos fluidos suele ser la vaginosis bacteriana, la cual no es más que una infección que, en la mayoría de los casos, se origina tras tener relaciones sexuales y se puede reconocer a través del fluido porque se torna amarillo y expide un olor a pescado, asimismo la mujer experimenta un poco de ardor al orinar.

Otra de las posibles causas que originan el flujo vaginal amarilla durante el período de gestación es la inflamación o infección de los pólipos cervicales, esto se origina durante el recorrido que hace desde el útero hasta llegar al canal cervical, se puede deber a las bacterias alojadas en esa zona.

También puedes leer sobre: Flujo rosado en el embarazo

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Por otra parte, también existe una enfermedad llamada tricomoniasis, la cual pertenece al grupo de ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) y es provocada por un parásito que lleva el mismo nombre. La presencia de este parásito en la zona vaginal provoca que aparezcan niveles excesivos de flujo amarillo.

De la misma manera, la clamidia, otra enfermedad de transmisión sexual, también ocasiona la aparición de un flujo vaginal amarillo o verde que suele ser bastante grueso. Si la mujer experimenta esto durante el período de embarazo debe acudir de inmediato al médico, porque se podría generar un aborto involuntario, o afectar al bebé de una manera u otra.

Por último, los hongos también influyen en la aparición de este flujo vaginal amarillo en las mujeres embarazadas y se deben tratar apenas sean detectados. En el período de gestación las mujeres se encuentran más vulnerables y suelen adquirir infecciones y hongos con mayor facilidad, por lo que siempre se deben mantener en control con un especialista y estar atentos para detener cualquier infección que pudiese afectar al bebé.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Te recomendamos la lectura de: Flujo verdoso en el embarazo

¿Cómo evoluciona durante el embarazo?

desarrollo del Flujo amarillo durante el embarazo

El embarazo es una de las épocas más hermosas que experimenta una mujer, pero también es un período lleno de cambios, uno de ellos es la aparición constante de flujo vaginal porque se elevan los niveles de estrógenos y aumenta la fluctuación de sangre en la zona vaginal. Durante las últimas semanas del período de gestación es muy normal que se aumente la cantidad de fluido vaginal, el cual se caracteriza por ser bastante pegajoso y puede presentar olor o no.

A medida que se va desarrollando el embarazo, el fluido puede variar paulatinamente, en color y consistencia, por lo que la mujer siempre debe estar atenta a todos los cambios y notificar cualquier anomalía a su médico. Al inicio del período de gestación, el fluido puede que tenga una consistencia muy similar a la clara del huevo y es algo completamente normal. No obstante, si la mujer llega a experimentar un olor fétido proveniente del fluido, entonces puede estar pasando por un cuadro infeccioso o estar padeciendo alguna enfermedad, en este caso es necesario que consulte con un especialista para que reciba la orientación necesaria para tratar la situación.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Te recomendamos leer: Flujo blanco en el embarazo

Primer trimestre

Durante los primero meses del embarazo, algunas mujeres suelen experimentar un aumento en la cantidad del fluido vaginal, mientras que otras no perciben ningún tipo de cambios, todo dependerá del organismo de cada quien y su funcionamiento hormonal. Si el fluido que se expulsa es blanco o un poco amarillento, no tiene olor y no genera ardor o irritación, se puede considerar como algo normal y no amerita ninguna preocupación.

Te recomendamos la lectura de: Flujo marrón en el embarazo

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

El flujo vaginal que se produce en esta etapa es bastante diferente al que se expulsa normalmente, pues en esta ocasión se encuentran elevados los niveles de estrógeno y progesterona. Las hormonas influyen en todos estos cambios y el organismo modifica su comportamiento en toda esta época, esto se debe a que ahora se debe proteger al feto, por ello aumenta el flujo sanguíneo, las paredes vaginales se tornan más gruesas y el cuello uterino empieza a producir el tapón mucoso.

En este primer trimestre el flujo vaginal que expulsa la mujer se caracteriza por ser un poco turbio y espeso.

Ahora bien, si en esta época la mujer expide un flujo vaginal amarillento y con un olor un poco desagradable, entonces se puede estar generando un período de inflamación en el área interna maternal o en los apéndices. En tal caso de que esto suceda, se debe consultar con un especialista, pues dicha circunstancia pudiese afectar la evolución del feto y para ello se debe iniciar una terapia antiinflamatoria.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Segundo trimestre

Durante el período de gestación las mujeres se encuentran más propensas a padecer diferentes infecciones vaginales, y su vulnerabilidad aumenta a partir del segundo trimestre. En esta época la mujer experimentará que su fluido cambia en su apariencia y en la cantidad, ya que este se encuentra más abundante, su consistencia es delgada, el color blanquecino y puede expedir un olor un poco extraño, sin embargo, todo esto es completamente normal.

Las infecciones provocadas por hongos vaginales son más complejas de tratar durante el período de gestación, ya que siempre se opta por tratamientos que no afecten al feto, los hongos, generalmente, no provocan ninguna anomalía en el embarazo. En cualquier caso debe consultar con su especialista antes de iniciar cualquier tratamiento.

Te puede interesar esta maravillosa información:  Flujo rosado en el embarazo

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Se debe asimilar que el cuerpo está experimentando una gran cantidad de cambios y será muy complejo que este se adapte a todos los cambios químicos que se empiezan a experimentar en toda la zona vaginal. Una característica es que en las secreciones vaginales hay presencia de azúcar, por lo que la levadura se alimenta de ella y es así como se genera el desequilibrio y se eleva la aparición de hongos.

Tercer trimestre

Ya en la etapa final del embarazo, la mujer ha experimentado muchos cambios, no solo físicos, sino que el ánimo es totalmente fluctuante. El flujo vaginal en el período de gestación suele ser más abundante, la textura es muy similar a la leche y el color blanquecino, esto va variando durante todas las etapas del embarazo.

Al inicio del embarazo, el cuerpo ya se empieza a preparar para los cambios es por ello que el moco uterino aumenta con la finalidad de proteger la zona de cualquier infección, el flujo vaginal es más abundante y en algunas ocasiones pudiese estar acompañado de un leve hilo de sangre.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Durante el tercer trimestre, el cuerpo se empieza a preparar para el parto, por lo que la consistencia del fluido se torna mucho más denso y pegajoso, esto es normal y no amerita ninguna preocupación; aunque si usted nota alguna anomalía con respecto al color o al olor, entonces se debe dirigir con un especialista.

Te puede interesar leer: Flujo marrón en el embarazo

¿Qué hacer con el flujo amarillo en el embarazo?

cómo tratar el Flujo amarillo durante el embarazo

El fluido vaginal de color blanco es muy normal durante el período de gestación, sin embargo en esta época puede variar notoriamente y la futura madre siempre debe estar alerta ante cualquier cambio. Cuando hay presencia de alguna infección vaginal o enfermedad se puede notar por el cambio de apariencia en el fluido. En el caso de la vaginitis, el fluido suele ser de color amarillo o verde y, generalmente, es espeso, además puede provocar otras cosas como el mal olor, la picazón, el enrojecimiento e, inclusive, el dolor.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

En tal caso de que esto suceda, es necesario que la mujer acuda inmediatamente al médico para que le de las indicaciones necesarias para tratarla, ya que el embarazo es un período bastante delicado y todo lo que se haga puede afectar al bebé, por lo que una persona no se debe auto-medicar.

¿Quieres saber más sobre el tema? visita: Flujo gelatinoso

Es muy importante que las infecciones se traten de inmediato y se logren curar antes de que la mujer empiece con su trabajo de parto, ya que de lo contrario el bebé quedará expuesto y pudiese adquirir la infección durante su nacimiento, para ello es de vital importancia que se cumpla el tratamiento prescrito por el especialista.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Las enfermedades o infecciones no suelen ser tratadas de la misma manera, todo dependerá de lo que sea y de la gravedad. En el caso de la vaginitis bacteriana, los médicos recomiendan un tratamiento oral; mientras que si se trata de una enfermedad de transmisión sexual, lo primero que se debe hacer es suspender la práctica sexual o, en dado caso, utilizar siempre preservativos.

Algunos de los consejos más efectivos para prevenir las enfermedades e infecciones durante el embarazo son los siguientes:

  • Mantener una higiene íntima modera; no se debe exceder.
  • Siempre se debe secar bien la vagina tras su lavado, no debe quedar húmeda.
  • No utilizar prendas ajustadas.
  • Luego de hacer la expulsión de heces, se debe limpiar de adelante hacia atrás.

Te recomendamos la lectura sobre: Guía Completa del Embarazo Paso a Paso

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿El flujo amarillo es síntoma de una infección en el embarazo?

infección causa Flujo amarillo durante el embarazo

Durante el embarazo la aparición del flujo amarillo es una señal verídica de que existe alguna infección vaginal o una enfermedad, y esto se debe tratar de inmediato para que no afecte al bebé en un futuro.

Es necesario y de vital importancia que la mujer acuda frecuentemente al médico, de esta manera se puede detectar cualquier anomalía y tratarla a tiempo, pues si la infección logra desplazarse hacia el cuello uterino y a su vez entrar en contacto con el líquido amniótico, se puede infectar la placenta y desencadenar un parto prematuro que ponga en riesgo la vida del bebé.

Si la mujer llega a notar algún cambio significante en los fluidos que expulsa, ya sea referente al olor, consistencia o color, debe notificarlo de inmediato a su médico, pues esa es la única persona que podrá dar las indicaciones adecuadas para tratar la situación de manera correcta y no afectar al feto; jamás se auto-medique.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Seguro este artículo te parece interesante: Embarazo Químico: Problemas, Signos, Duración, Síntomas y Causas

¿Por qué se produce flujo amarillo luego de una cesárea?

Flujo amarillo luego de una cesárea

La cesárea se conoce como una operación de grado mayor, pues es un corte que se realiza en la parte inferior baja de la barriga, específicamente se corta el abdomen y el útero; es por ello que su recuperación suele ser más compleja que la que resulta tras un parto vaginal natural, por lo tanto, es muy probable que la madre permanezca hospitalizada por 3 o 4 días, todo dependerá de su evolución.

Sin embargo, eso no termina allí, pues la madre necesitará mucho más tiempo para una recuperación total, la cual se puede llevar entre 4 y 6 semanas. Es muy probable que la madre experimente un poco de dolor, por lo que un especialista será el encargado de suministrar los medicamentos adecuados y que no alteren la lactancia.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Este artículo fue especialmente seleccionado para ti, ¡entra ya! Flujo transparente

Ahora bien, tras la cesárea, la mujer expulsará a través de su vagina toda la sangre y tejido que llevaba adentro, el aspecto del mismo es un rojo brillante y suele ser muy abundante, inclusive puede expulsar coágulos de sangre. A medida que pasa el tiempo, la cantidad va disminuyendo, el color cambia a un tono marrón o amarillento. Todo este proceso puede llegar a durar hasta un mes.

En tal caso, de que los fluidos que expida tengan un olor fétido y aunado a ello se experimenten algunos síntomas como escalofríos, dolor de espalda, fiebre o dolores en el vientre, se debe consultar de inmediato con un especialista, ya que podría estar pasando por un proceso infeccioso; para evitar ello es importante mantener la higiene adecuada en la herida y no hacer ningún esfuerzo físico.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Este artículo te puede interesar: Flujo transparente en el embarazo

Después de un legrado, ¿hay flujo amarillo?, ¿por qué?

Flujo amarillo despues de un legrado

Es muy normal que después de un aborto la mujer expulse un flujo amarillento, pues se trata de la limpieza que realiza la vagina del moco cervical y puede contener piezas de tejido. En muchas ocasiones, la expulsión de este fluido pudiese estar acompañado de calambres y en ocasiones incluir un poco de sangramiento; todo ello es completamente normal. Sin embargo, si se llegase a experimentar un poco de picor o inflamación en la vulva se debe consultar al médico.

Por su parte, si el flujo amarillo se encuentra acompañado de pus, se trata de un cuadro infeccioso. Esto se debe tratar a tiempo para prevenir que se desencadenen otros síntomas, como: fiebre, sangrado abundante, entre otras complicaciones mucho más graves; es necesario consultar siempre con el médico tratante.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Te puede interesar: Flujo blanco en el embarazo

Tratamientos para el flujo amarillo durante el embarazo

cómo tratar el Flujo amarillo durante el embarazo

En la actualidad existe una gran variedad de tratamientos para prevenir y reducir la presencia del flujo amarillento durante el embarazo, algunos de esos son los siguientes:

  • Cuidado en la alimentación: una dieta adecuada será clave durante todo el proceso del embarazo, pues si se consumen muchos alimentos que sean ricos en toxinas, lo único que se generará es que el estrógeno logre dominar. Es importante reducir la ingesta de alimentos ricos en grasas y calorías, pues los niveles de estrógenos se verán afectados y se elevará la cantidad de fluidos. Por ello, se recomienda ingerir alimentos que disminuyan esa reacción, como: plátanos, leche, miel, semillas de alholva.
  • Disminuir el uso de protectores diarios irritantes: durante el embarazo la cantidad del fluido vaginal se eleva, por lo que muchas mujeres utilizan protectores diarios para reducir la incomodidad que esto genera, sin embargo se debe realizar una buena elección de los mismos, ya que muchos suelen ser muy perfumados, lo cual ocasiona que se altere el pH vaginal y se desencadenen infecciones e irritaciones. Es necesario realizar una buena elección y cambiar la ropa interior dos veces al día, asimismo, utilizar ropa que sea 100% algodón.
  • No utilizar lubricantes vaginales con base aceitosa: el uso de lubricantes logra disminuir el dolor durante las relaciones sexuales y elevan el placer, pero también pueden ser contraproducentes, ya que ayudan a que se eleve la aparición de bacterias y hongos, por ende, aumentarán las infecciones y aumentará la cantidad del flujo vaginal. También, estos aceites pudieses provocar picor, inflamación y un poco de incomodidad en el área vaginal.
  • Limpiarse de adelante hacia atrás: es importante que siempre se realice una limpieza correcta tras la expulsión fecal, no solo durante el embarazo, sino siempre. Es necesario prevenir que la materia fecal entre en contacto con la vagina, pues se pueden generar diversas infecciones y elevar la secreción de fluidos. Para la limpieza solo se debe utilizar un papel higiénico y toallitas húmedas que posea un pH neutro y que no tengan ningún tipo de perfume.
  • Utilizar probióticos junto con antibióticos: los antibióticos suelen ocasionar las infecciones por levaduras. Es necesario consumir probióticos y prebióticos para disminuir el crecimiento de levadura.
  • No usar desodorantes vaginales perfumados: durante el embarazo se debe mantener una óptima higiene vaginal, sin embargo se debe evitar el uso de productos para la higiene vaginal que contengan mucho perfume, ya que esa sustancia interfiere en el pH y provoca infección e irritación, también aumentan la producción de flujo vaginal.
  • Reducir el estrés: el estrés puede influir en el flujo vaginal, haciendo que este modifique su apariencia (color, consistencia y olor). Si la mujer embarazada se encuentra muy estresada puede que su flujo vaginal sea de color amarillo. Se recomienda realizar actividades que contribuyan a liberar el estrés, pues se logran liberar endorfinas.

Si este artículo te ha interesado no dejes de leer: Flujo pegajoso

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Remedios caseros para acabar con el flujo vaginal amarillo en el embarazo

Remedios caseros para el Flujo amarillo durante el embarazo

Antes de realizar cualquiera de los tratamientos que se explicarán a continuación es necesario que previamente consultes con tu médico para que realice un diagnóstico. Algunos de los remedios caseros que ayudan a controlar el fluido vaginal amarillento son los siguientes:

Vinagre de sidra de manzana

Uno de los remedios caseros más eficaces para eliminar la vaginosis bacteriana que provoca el flujo amarillo verdoso es el vinagre de sidra de manzana, ya que este ayuda a disminuir el nivel alcalino y se contribuye así a aumentar los niveles de acidez de la vagina. El pH ácido que contiene el vinagre no perjudica la zona vaginal.

Para poner en práctica este tratamiento lo único que se debe hacer es tomar un baño de asiento con esta sustancia. Solo tendrás que agregar 2 o 3 tazas del vinagre en una bañera con agua y sentarte allí por 20 minutos, aproximadamente.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Si quieres obtener más información importante, también puedes leer: Flujo gelatinoso

Ajo

El ajo es reconocido por su eficacia en la lucha contra bacterias, por ello es uno de los más utilizados para atacar la vaginosis bacteriana. Para esto solo deberás envolver un diente de ajo con una gasa delgada e introducirlo diariamente en la vagina por algunos minutos; también puedes machacar los ajos y formar una pasta que se podrá untar en el área afectada.

Yogurt

No todas las bacterias son malas, pues las que posee el yogur que son las lactobacillus ayudan a eliminar el flujo amarillo verdoso, ya que tienen un pH ácido. Para esto solo es necesario consumir un yogur diario y, poco a poco, el pH de la vagina recuperará su normalidad y elevará la producción de estas bacterias buenas. Si consumes un yogur con bacterias vivas el resultado será mucho mejor, también se puede colocar un poco de yogur natural en el tracto vaginal.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Recursos lector otros tipos de flujos

Tipos de Flujo SIN embarazo

Tipos de flujo CON embarazo

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?