UP

Cómo enseñar a los niños a cooperar

Escrito por rev

La cooperación y el trabajo en equipo es algo muy importante que se debe aprender en la primera infancia para aprender a relacionarse de forma sana con los demás. En este artículo de Unisima os dejamos algunos consejos para inculcar estos valores a los peques desde el principio.

Aprender a cooperar y a llevarse bien con otras personas es una habilidad esencial que todo el mundo debe aprender. El concepto de “cooperación” debe empezar a aprenderse en el entorno familiar, ya que el hogar es un sitio donde todos deben poner su granito de arena.

Ayudar con las tareas de la casa, animar a los otros miembros de la familia y conocer de primera mano la efectividad del trabajo en equipo a la hora de acometer una tarea son algunas de las cosillas que los peques deben aprender de sus padres y hermanos.

Juegos de equipo para evitar rivalidades y enseñar a los niños a cooperar

La competencia puede ser sana, pero es natural que a veces sea excesiva y entren en juego envidias y rivalidades. Cuando esto ocurre, es buena idea jugar en familia a algún juego de mesa de equipos: esto es porque, cuando se trabaja juntos, se nos recuerda que es mucho mejor estar en el mismo lado que estar enfrentados con el otro.

A través de la conversación y de las actividades juntos, los peques aprenderán a valorar la cooperación y el hecho de ser un equipo con otros miembros de la familia. Por supuesto, hay que utilizar juegos adecuados según la edad y mostrar con el ejemplo lo buena que es la cooperación de un equipo. Por ejemplo, si los equipos son de los dos hermanos y el del padre y la madre, los progenitores deben mostrar cómo deben llevarse los miembros de un mismo equipo, siendo pacientes y alentando y animando al otro en lugar de otras connotaciones negativas, como alterarse.

La educación Montessori y la cooperación

El hecho de haber recibido una educación según el método Montessori (del cual hablamos en un artículo anterior) es un buen apoyo, ya que apoya la cooperación antes que la competitividad, y aunque haya figuras competitivas, se sigue considerando a los demás como “parte del equipo”.

El hecho de involucrarse con otros niños de la misma o diferentes edades y niveles hace que los peques vean más fácilmente las ventajas de la cooperación sana, ayudando también a que aprendan a llevar mejor diferentes relaciones sociales en situaciones distintas.

Otras maneras de enseñar cooperación en familia

Sin duda deben ser los padres y los amigos y familiares quienes deban poner el ejemplo, enseñando a compartir, manteniendo actitudes amistosas unos con otros, mostrando deseo de ayudar en las tareas y mostrando satisfacción al sentirse parte de un equipo, aunque no se sea el protagonista.

Compartir es el primer paso: cuando un peque aprende a compartir sus libros, juguetes, etc. con otros niños ya se puede pasar al siguiente paso, que es hacer algo en compañía, como construir con bloques o jugar con muñecos. Participar en las actividades familiares también es importante, como ayudar con las cositas de la casa (aunque simplemente sea llevando as servilletas al poner la mesa, u ordenando los juguetes al acabar un juego)  hacer un viaje en familia.

Es fundamental animar al niño a tomar parte en la cooperación familiar, valorando su implicación y mostrando al peque satisfacción cuando coopere de cualquier manera, aunque sea con pequeños detalles.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

¿Cómo habéis enseñado vosotros a colaborar a los peques? ¿Qué es lo que os ha dado mejor resultado? ¡Comparte tu experiencia!

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Unisima

Newsletter