UP

11 Consejos para tener un Desplazamiento Seguro con Niños

Escrito por rev

El automóvil es el medio de transporte más utilizado para desplazarnos con niños, tanto en los desplazamientos cotidianos como para salir de viaje. La comodidad de los coches, así como la posibilidad de llevar más equipaje y más cosas de los niños, nos hacen optar por él para movernos.

Pero para desplazarnos con niños, tenemos que tomar una serie de medidas para garantizar la seguridad de nuestros peques durante el desplazamiento.

1. Silla de coche o alzador

La primera medida de seguridad que hay que recordar es que en los desplazamientos con niños, éstos deben ir SIEMPRE sentados en una silla de seguridad o en un alzador, dependiendo de la edad. Es evidente que si el coche es tuyo, ya llevas de forma permanente una silla de seguridad, pero si vas a montar con tus hijos en el coche de un amigo o de un familiar que no tiene silla, deberás abstenerte de hacerlo.

De hecho, la directiva española de seguridad prohíbe que los niños menores de tres años viajen en cualquier vehículo sin un asiento o sillita infantil adecuada para su edad y para su peso hasta que lleguen a medir 1,35 cm, momento en el que ya pueden montar con el cinturón de seguridad del propio vehículo. Además, recuerda que no ponemos la silla para evitar multas, sino que lo hacemos para garantizar la seguridad de los niños.

Precisamente, si estás pensando en comprar una silla o un alzador para el coche, en estos momentos tenemos en Unisima una completa selección de sillas y elevadores con descuentos de hasta el 55% gracias a nuestra campaña de rebajas.

2. Olvídate de llevar al bebé en tus brazos

Puede parecer que llevar a un bebé en los brazos de la madre es un gesto de cariño y de protección hacia el pequeño. Pero realmente, no hay nada más peligroso para el bebé que esta tierna acción. En un accidente, el peso del ocupante o de un objeto situado en el interior de un vehículo puede multiplicarse por 20, 30 o 40 kilos, por lo que a la madre le sería imposible sujetar a su bebé en caso de colisión o de un frenazo muy brusco.

3. Cuidado con el airbag frontal

Muchos padres colocan a veces la sillita infantil, de las que miran hacia la parte trasera del coche, en el asiento del copiloto para atenderlo si llu. Y ésto es algo que JAMÁS hay que hacer, excepto en los casos en los que el airbag ha sido desactivado. En caso de frenazo, el airbag saldrá disparado y podría escachar al bebé contra el asiento.

4. Controla el peso y la altura

El niño crece, y al igual que sucede con la ropa, el niño deberá cambiar de asiento conforme va creciendo. Eso, si no optas por una sillita adaptable que evoluciona con el niño.

5. Sujeta bien la sillita

Las sillitas deben ir firmemente sujetadas al asiento del vehículo, sin dejar que baile, abrochando también al niño los dispositivos de amarre que tiene la propia sillita. Una buena sujeción es fundamental en caso de frenazo.

6. Debes usar la silla de seguridad hasta en los trayectos cortos

A veces se piensa que por realizar trayectos cortos hay menor grado de peligro, y por ello, hay padres que montan a los niños en coche sin las medidas de seguridad pertinentes pensando que no va a pasar nada por llevar a los peques al colegio que está a tres minutos de casa, o para llevarlos a la cercana casa de los abuelos. Un error tremendo, ya que el peligro siempre acecha, y buena parte de los accidentes de tráfico se producen en trayectos cortos y conocidos.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

7. Evita colocar equipaje en la bandeja del coche

En caso de un frenazo brusco, pueden salir disparados como balas e impactar en los niños que tienen delante.

8. Ponte siempre el cinturón de seguridad

Los niños siempre se fijan en lo que hacen sus padres, y si queremos que el niño se comporte y vaya siempre bien sujeto a la sillita, deberás ponerte siempre el cinturón de seguridad para que lo vea como algo natural y tienda a imitarte.

9. Dale juguetes blanditos

En caso de cualquier incidente, los juguetes con los que están jugando los niños pueden convertirse en peligrosos objetos que pueden hacerse daño con ellos. Por eso, y para evitar riesgos, procura que cuando vayan en el coche, los niños lleven juguetes blanditos.

10. Quítale la mochila al montar al coche

Aunque vayas tarde al cole, pierde dos minutos y quítale la mochila al sentarlo en la sillita de seguridad. Contra menos objetos rodeen al peque en caso de un frenazo o un accidente, mejor que mejor. Y además, el niño viajará mucho más cómodo sin ella.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

11. Comprueba que las ventanillas esté cerradas y que los bloqueadores de puertas estén activados

Los niños son imprevisibles, y aunque vayan correctamente atados, hay que asegurarse de que el vehículo esté perfectamente cerrado para evitar sustos innecesarios.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '9147830824';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Unisima

Newsletter