Escrito por

Mejores aplicaciones para controlar el móvil de mi hijo

Apps para control parental

Las nuevas tecnologías pueden ser unas grandes aliadas, pero también unas grandes enemigas, sobre todo para los más pequeños. Raro es a día de hoy ver a un niño de más de 10 años sin un teléfono móvil propio. Es algo que da seguridad, ya que permite a los padres localizarlo rápidamente esté donde esté, como también controlar que no está haciendo nada inadecuado. No obstante, esta herramienta se presenta como un arma de doble filo bastante peligrosa.

¿Por qué? Por el acceso a aplicaciones inadecuadas por su edad y los contenidos que tienen, por las páginas web que se pueden visitar o incluso por el uso de unas redes sociales para las que, más que probablemente, no tenga la edad adecuada para entrar. Todo eso, sumado a otros tantos factores, puede disparar la preocupación entre los progenitores, hasta el punto de querer utilizar alguna aplicación para controlar el móvil de sus hijos. Si eres de esos, tranquilo, porque existen, y aquí te lo vamos a contar todo sobre ellas, sobre las apps de control parental.

Aplicaciones de pago para controlar el móvil de tu hijo

Como ya hemos adelantado antes, las aplicaciones de pago para controlar el móvil de tu hijo son la mejor opción que hay, ya que funcionan como programas de monitorización al completo. Usando estas vas a poder no solo restringir apps o establecer horarios, sino también hacer un total seguimiento de la actividad en el smartphone, las conexiones a internet y hasta el porcentaje de batería restante.

Te lo explicamos mucho mejor a continuación, con las mejores aplicaciones de pago para controlar el móvil de tu hijo. Entre ellas vas a encontrar muchos nombres familiares, sobre todo si has echado un vistazo al apartado de soluciones gratuitas.

YouPy

YouPy es una aplicación que no se anda con medias tintas. Esta app de monitorización hace un escaneo y seguimiento completo del teléfono o tablet en el que se instale, siempre y cuando tenga el sistema operativo Android. Con ella, los padres pueden estar totalmente tranquilos, ya que pueden revisar hasta el último milímetro del terminal sin tener que cogerlo. Es sumamente completa, y lo que es mejor, utilizarla es tan sencillo como navegar por un menú perfectamente estructurado y con todas las secciones bien diferenciadas.

Por unos 7,50 euros al mes (con el plan anual intermedio, el mejor para controlar el teléfono), esta app hace las veces de aplicación de control parental, aunque multiplicando sus posibilidades por mil. Puedes ver la actividad en redes sociales, los contactos, las aplicaciones más usadas, establecer bloqueos, ver el historial de navegación, los mensajes de las apps de mensajería, grabar desde cualquiera de las cámaras o del micrófono, hacer capturas de pantalla y hasta ver la ubicación en tiempo real del teléfono. Puedes hacer de todo, quizá demasiado si solo quieres bloquear algunas apps.

Kaspersky Safe Kids

Kaspersky Safe Kids, como bien mencionamos anteriormente, cuenta con una versión de pago bajo el sello “Premium”. Quienes apuesten por esta vertiente, además de contar con las funciones gratuitas (filtro de contenido, control de apps y gestión de tiempo), también pueden geolocalizar el dispositivo en tiempo real, hacer un seguimiento del porcentaje de batería restante, supervisar la actividad en redes sociales e incluso tener alertas en tiempo real, activadas por las apps o webs que se indiquen previamente. Prácticamente, es como un software de monitorización, pero adaptado a los hijos.

Un abanico de funciones sencillo y totalmente orientado a la finalidad del uso de esta app, que no es otra más que asegurarse de que el niño utiliza el smartphone sin entrar en webs peligrosas y sin arrancar aplicaciones no adecuadas para su edad. Sirve también para evitar la compra de cualquier producto o servicio a través del teléfono, blindando por completo el dispositivo y evitando cualquier clase de peligro. Su precio, por cierto, es de 14,95 euros al año. Bastante bien ajustado a la propuesta.

Norton Family

Lo mejor de Norton Family es que es una herramienta que, aunque de pago, cuenta con el sello de aprobación de la propia Norton, uno de los grandes referentes en materia de ciberseguridad a nivel doméstico y profesional. Disponible tanto en iOS como en Android, y con un precio de 39,99 euros al año, esta herramienta ofrece una versión de prueba gratuita durante 30 días para poder comprobar si está a la altura de lo que ofrece, aunque no hace falta decir que lo está, y de forma absolutamente evidente.

Este programa de control parental de pago permite revistar historiales de navegación, bloquear páginas webs y aplicaciones, echar un vistazo a correos electrónicos, a chats de aplicaciones y redes sociales y hasta controlar el contenido multimedia que haya almacenado en el dispositivo o la batería que quede. Es casi como tener el teléfono en tus manos, solo que a través de una herramienta con muchísimas posibilidades.

Aplicaciones gratuitas para controlar el móvil de tu hijo

Debes tener muy claro que los programas más potentes para controlar el móvil de tu hijo siempre serán los de pago, no obstante, también existen algunas herramientas gratuitas que son sorprendentemente eficaces. Por supuesto, no llegan al nivel del software profesional, pero sí que ofrecen algunas soluciones idóneas para un programa de control parental sencillo y eficiente.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿Te interesan? Pues estas son las mejores apps gratuitas para controlar el móvil de tu hijo:

Kaspersky Safe Kids

Kaspersky Safe Kids es una aplicación de control para niños en móviles que proviene de una de las firmas más famosas en el sector de la seguridad: Kaspersky. Esta app disponible para iOS y para Android cuenta con una versión de pago (de la que hablaremos más adelante), y también con una gratuita que es la que vamos a desglosar aquí. Su versión sin coste alguno tiene un filtro de contenido online, un sistema de gestión del tiempo de uso y otro de control de aplicaciones. De este modo, ofrece las herramientas más básicas y principales para evitar el uso de programas inadecuados o incluso la realización de compras.

Es fácil de manejar y de entender, con una interfaz muy sencilla y sumamente intuitiva, perfecta para padres que apenas tienen contacto con la tecnología, como también para aquellos que se desenvuelven como pez en el agua en la informática. Si quieres tener cierto control sobre el teléfono móvil de tu hijo sin tener que pagar nada, pocas herramientas van a poder ofrecerte las mismas calidades y prestaciones que esta.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Dinner Time

Dinner Time es otra herramienta de control de móviles gratuita, aunque su objetivo es algo distinto. Aquí no vas a poder controlar actividad alguna, sino cortar de sano con la posibilidad de utilizar el smartphone. Aunque para sacar total partido a sus prestaciones hay que recurrir a la versión Plus, de pago, la gratuita también se encuentra disponible para quienes no necesiten tener acceso a todas sus funciones y opciones. Aun así, lo que ofrece a nivel básico es suficiente para poder cumplir con la premisa que le da nombre.

La idea de esta aplicación es que el niño, o el adolescente, no esté constantemente usando el teléfono móvil y, por ejemplo, a la hora de cenar, se centre en disfrutar de la comida y la compañía que tiene en la mesa (por eso su nombre). Utilizando esta aplicación, los padres pueden restringir el acceso por completo al dispositivo a determinadas horas, de forma que así evitan que se use a horas indebidas o, por otra parte, pueden asegurarse de que se utilice solo cuando es el momento adecuado. Una herramienta que, en realidad, es bastante simple, ya que se limita a cortar la utilización, aunque funciona a las mil maravillas y, además, tiene un manejo tan simple como la propuesta que hace.

Qustodio

La última aplicación gratuita para controlar el teléfono de tus hijos es Qustodio. Esta app de control parental para teléfonos tiene una fama enorme, y no es para menos. Su versión gratuita, también dispone de una vertiente de pago mucho más completa y profunda, a la par que compleja, tiene lo necesario para que cualquier padre pueda aprovecharla y sacar partido de todo lo que ofrece. Sí, pagando pasa a ser casi una herramienta de monitorización profesional; pero, si no pagas, también puedes aprovechar bastante de lo que ofrece.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Con Qustodio puedes controlar qué aplicaciones pueden instalarse y cuáles no. Del mismo modo, también permite establecer horarios en los que se puede usar el teléfono y en los que solo puede usarse para emergencias. Todo lo brinda a través de una plataforma bastante fácil de manejar y de usar, con unos menús sencillos y una interfaz bastante manejable.

Control parental nativo: la otra solución

Aunque ya hemos visto herramientas tanto gratuitas como de pago de control parental, existe otra opción también gratuita y mucho más accesible. Los teléfonos móvil tanto Android como iPhone cuentan con un sistema de bloqueo parental integrado. Cada sistema operativo lo ofrece a su manera y con una base común, aunque con ciertas diferencias bastante interesantes. Ambos tienen el mismo objetivo: evitar el uso de apps indebidas, algo que normalmente hacen basándose en el PEGI y la edad de tu hijo. No obstante, se activan de forma diferente y con criterios distintos, y aquí te vamos a ayudar con ellos.

Control parental de Android

Si tu hijo tiene un teléfono móvil con Android, el sistema operativo de Google, debes saber que incorpora una función de control parental Android implementada dentro de la tienda de aplicaciones. Así es, accediendo a un apartado concreto de Google Play Store, puedes establecer un sistema nativo de control mediante clave PIN. Cuando la introduzcas y lo actives, tu hijo no podrá usar las aplicaciones indebidas ni hacer compras online salvo que escribas la clave para evitar el filtro. Una propuesta tan sencilla como suena, pero también sumamente eficaz.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿Cómo se activa? Siguiendo estos pasos:

  1. Entra en Play Store de Google dentro del teléfono de tu hijo.
  2. Dirígete al apartado de ajustes (botón con tres líneas horizontales).
  3. Dentro del desplegable, pulsa la opción “Controles de usuario”.
  4. En la pantalla que aparece ahora, pulsa en “Control parental”.
  5. Ahora, se te pedirá introducir un código PIN de seguridad. Escribe la clave que consideres y memorízala, ya que será la que active o desactive el bloqueo.
  6. Tras esto, se activa el filtro que bloqueará las apps en función de la edad de tu hijo.

Control parental de iPhone

Como decíamos, los teléfonos móviles de Apple también cuentan con un sistema de control parental integrado. En este caso no se trata de algo disponible en la tienda de aplicaciones, la App Store, sino que se trata de algo integrado directamente en los ajustes del iPhone. Una solución totalmente nativa que se adapta por completo al uso del terminal y que procura que no se utilicen aplicaciones inadecuadas o que se hagan compras a través de estas, como tampoco a través de internet.

Si quieres saber cómo activar el control parental de iPhone, estos son los pasos que tienes que seguir:

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;
  1. Coge el iPhone de tu hijo y dirígete al apartado de ajustes que hay.
  2. Dentro de este, busca la sección “Restricciones” y entra en ella.
  3. Aquí podrás configurar el bloqueo parental, estableciendo también un PIN de seguridad para su activación/desactivación.
  4. A partir de ahora, el control parental estará activado en el iPhone, salvo que se introduzca el código del paso 3.

Con estos dos sistemas tienes más que suficiente para establecer unas restricciones básicas y eficaces en cualquier dispositivo que tengan tus hijos. No importa que use un smartphone Android o uno de Apple, ambos sistemas operativos cuentan en su interior con las funciones y herramientas necesarias para que los padres no tengan que preocuparse. Eso sí, si buscas algo más potente y versátil, te invitamos a revisar los apartados de más arriba con las aplicaciones gratuitas y las de pago para controlar el móvil de tus hijos.

¿Hay algún problema por controlar el móvil de mi hijo?

La ley no permite monitorizar teléfonos ni dispositivos de terceros salvo que se cumpla una de las dos siguientes condiciones, o ambas: el propietario del terminal te da su permiso para hacerlo o, por otra parte, es una persona que está bajo tu tutela legal. No hay ningún problema en controlar el móvil de tu hijo a ojos de la ley, ya que está bajo tu tutela y, por lo tanto, tienes total derecho a monitorizar el móvil con cualquiera de las soluciones que te hemos brindado. De hecho, en muchas ocasiones es más que probable que el dispositivo esté a tu nombre, dándote más potestad todavía para actuar.

Ahora bien, ¿es adecuado que controles el smartphone de cualquiera de tus hijos? Esta cuestión sí puede ser algo más delicada, ya que en ocasiones se puede ver como una falta de confianza en el pequeño. Sí es cierto que muchas veces se hace por cuestiones de seguridad, sobre todo para evitar compras no deseadas en juegos de móviles, tan propensos a incentivar la compra de elementos con dinero real; o que también se puede hacer para que no se usen apps inadecuadas por cuestiones de edad, o incluso para bloquear el acceso a determinadas páginas web.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Todo eso es más que legítimo para establecer el uso de apps de control parental o programas de monitorización. Si la situación no encaja con ninguna de estas, entonces habría que ver si la solución es la mas adecuada realmente o habría que buscar alguna otra alternativa. Existen muchas formas de solucionar los conflictos a los que se enfrentan los hijos, aunque muchas veces se le achaque la culpa al uso del smartphone.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?