UP

40 Semanas de Embarazo – Gestación Completa paso a paso

Escrito por unisima

40 semanas de embarazo
«Semana 399º Mes

Desde Unísima vamos a ver dos embarazos de dos amigas, desde dos prismas y países diferentes, uno de latinoamérica y otro en España. Espero que os guste y ver si sois capaces de encontrar esas pequeñas diferencias.

A las 40 semanas de gestación está listo para llegar al mundo, ¡a la espera de la luz verde de las hormonas que dan el aire de gracia! Con el desarrollo del feto totalmente completo, ¡se prepara para finalmente conocer este mundo! Con todo su bien desarrollado cuerpo, incluyendo sus órganos internos que ya están trabajando y funcionan como se esperaba. Todos sus sentidos fluyen y responden a los estímulos y será una cuestión de tiempo para adaptarse y mejorar cada uno de ellos. Su pequeño corazón late rápidamente, aproximadamente 110-160 latidos por minuto.

En las 39 semanas de embarazo, su sistema respiratorio pasó por un proceso de maduración y ya está listo, y tan pronto como se corta el cordón umbilical el bebé comienza a respirar por sí solo. Sus ojos estaban acostumbrados a ver en una distancia limitada dentro de la matriz, ahora tendrá que acostumbrarse a ver más objetos. Después del nacimiento todavía divisará alrededor de 30 cm de la cara, lo que equivale a la cara de mamá cuando este lactando.

Cada bebé nace con un peso y una medida diferente, pero en esta etapa es normal esperar a un bebé con un promedio de 3 kg y 50 cm. Todos los huesos están apretados y duros, excepto el cráneo, que aún no está cerrado para facilitar la transición por el canal vaginal.

Las sensaciones internas de la madre en la 40ª semana de embarazo

Final de un feliz embarazo de 40 semanas de gestación

¡El cansancio define a la madre de 39 semanas! El agotamiento y la llegada al límite son evidentes ya que el tamaño del vientre es demasiado grande y no se puede dormir bien; caminar o hacer tareas derecha ya no es tan simple. Como complemento a la situación, ¡la ansiedad es tan grande que ocupa todo el pensamiento! Pero no tienes nada que hacer más que esperar para que el cuerpo reaccione y muestre que ha llegado el tiempo, y como ya estás casi a punto, puede ocurrir en cualquier momento.

Si las contracciones siguen llegando esporádicamente puedes empezar a caminar, las caminatas ayudan a acelerar el inicio de parto y la mujer embarazada puede caminar alrededor de una hora al día, prestando atención al clima para que el sol sea no tan intenso. Recuerde que un embarazo puede alcanzar hasta 42 semanas, pero es bastante común que si se llega a la 41 el médico decida inducir el parto o programar una cesárea.

Si no tienes ninguna recomendación médica solicitando no tener sexo, esto puede ayudarte. El acto sexual ayuda mucho en el proceso también porque durante la relación se liberan sustancias que ayudan en la aceleración de la contracción y dilatación del cuello del útero.

Sensaciones y factores externos en la 40ª semana de embarazo

El teléfono no deja de sonar y los mensajes preguntándote si tu bebé aún no nacido son constantes. Este tipo de cosas le quita la tranquilidad a la madre, que además de tener que lidiar con su propia ansiedad tiene que lidiar con la ansiedad de los demás y los miedos. Si puedes salir y alejarte de este tipo de atosigamiento, ¡huye! Todo lo que necesitas es mantener la calma y la paz para tener un parto sin problemas y disfrutar de la llegada de tu bebé.

Semana 40

¡Felicidades porque estás en la fecha del nacimiento! Dado que el embarazo de 40 semanas es el plazo oficial para que nazca tu bebé, seguramente ya tienes preparado el moisés, has instalado el asiento de seguridad del bebé, has empacado la bolsa del hospital y la colocaste en la puerta. Ahora, debes tener cuidado de algunos detalles fáciles de última hora, como asegurarte de que el teléfono celular está completamente cargado antes de ir a la cama y llenar el coche con gas. En la semana 40 de embarazo, algunas mamás ponen una cubierta de colchón impermeable en su cama, en caso de que la fuente se rompa en la mitad de la noche. No es obligatorio, pero tampoco es una mala idea, especialmente porque una vez que el bebé viene, puede haber otros líquidos para atrapar (leche materna, escupir, pis, etc.) La semana 40 del embarazo puede ser bastante tensa mentalmente, ya que te preguntarás constantemente cuándo el bebé decidirá hacer su entrada y te preguntas por cada pinchazo que tienes. Trata de no estresarte y debes tener la seguridad de que tu bebé llegará cuando esté listo, será tu cuerpo el que te muestre las señales correctas del momento adecuado.

¿Qué tan grande es el bebé a las 40 semanas de embarazo?

A las 40 semanas de embarazo, tu bebé tiene el tamaño de una sandía. El bebé promedio de 40 semanas a término mide aproximadamente 20,2 pulgadas de la corona al talón y pesa 7,6 libras. Ya está listo para su llegada.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

No puedes dejar de leer esta selección especial solo para tí:

¿40 semanas de embarazo, son cuántos meses?

40 semanas de embarazo es de nueve meses. Dilo de nuevo porque se siente bien: nueve meses embarazada. ¡Lo hiciste!

Síntomas del embarazo en la semana 40

Insomnio

Durante estas últimas semanas de embarazo, los mismos síntomas que has estado teniendo probablemente continuarán. Debes estar pendiente si tienes los siguientes síntomas:

  • Calambres en las piernas. En este momento los calambres están afectando tus tendones y pantorrillas, los calambres están dificultándote la hora de dormir. Además de la presión pélvica, que puede empeorar cuando el bebé cae en la parte inferior de tu pelvis.
  • Problemas para dormir. Si no puedes dormir, está bien que te levantes y hagas otra cosa, pero debes procurar que sea una actividad tranquila como leer o escribir en tu diario. No empieces a limpiar tu congelador o realizar tus prácticas de Zumba. Después intenta descansar.
  • Fatiga. El hecho de que no puedas dormir no es de mucha ayuda. Pero ya que no puedes tener ningún plan, puedes ser capaz de disfrutar una siesta extra o al menos toma un tiempo para relajarte y estar tranquila.
  • Las contracciones. Esas contracciones de Braxton Hicks pueden convertirse en ciertas ocasiones muy reales, entonces si crees que estás teniendo muchas contracciones, empieza a sincronizarlas para ver cuán lejos están. Si se acercan, te encuentras en una etapa temprana del parto.
  • La ansiedad. Tu bebé llegará aquí cuando sea el momento indicado. Has tu mejor esfuerzo para no extresarse.

Puedes leer más información interesante aquí: ¿Por qué los bebés nunca deben saltarse la fase de gateo?

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Señales de trabajo de parto en la semana 40 de embarazo

Ahora podrías estar embarazada de 40 semanas sin tener signos de trabajo de parto. Pero a las 40 semanas de embarazo, no tardarán mucho en aparecer las señales del parto. Llama a tu médico de inmediato si tienes contracciones, que son más incómodas o se generan en intervalos regulares. ¿Qué otras señales de trabajo de parto puedes estar experimentando? Una fuga o flujo de líquido amniótico, esto significa que tu fuente se ha roto. Es probable que sepas porque será realmente un líquido acuoso, no como un flujo vaginal normal y no se detiene. Al principio podrías pensar que te vas a orinar, pero entonces te darás cuenta que no. Seguramente ya es la hora del parto, así que llego el momento de llamar a tu Obstetra.

Inducir el trabajo de parto en la semana 40 de embarazo

A las 40 semanas de embarazo, pueden inducirte el parto después de todo, se supone que es tu última semana de embarazo. Probablemente te dé curiosidad la inducción del parto con métodos naturales. Podemos recomendarte tomar largos paseos y mantener relaciones sexuales con tu pareja (ambos son pasatiempos divertidos y podrían hacer que tu cuerpo de comienzo al proceso). Si deseas probar la acupuntura, cuyo método es considerado altamente seguro.

Sin embargo, no tomes suplementos de hierbas y tampoco ingieras aceite de ricino, los médicos dicen que estos métodos son inseguros y probablemente no funcionarán de todos modos. Puedes haber oído que estimular tus pezones puede inducir el trabajo de parto, pero los médicos recomiendan que ni siquiera lo intentes. De hecho, la estimulación del pezón puede causar contracciones que son demasiado fuertes y pueden poner en peligro el bienestar de tu bebé. No vale la pena.

Ahora que has llegado a la fecha del parto, tu médico podría hablarte sobre la inducción del parto por razones médicas. Si esto es necesario o no, va a depender de las condiciones de tu bebé allí. Si el bebé está perfectamente sano y no tiene complicaciones, puede que no necesites una inducción en absoluto y puedes seguir esperando, incluso un par de semanas más (sí, varias semanas, aunque es muy probable que se produzca de forma natural el parto a finales de la próxima semana). Puede ser que valga la pena saber que esperaste hasta que tu bebé estuviera realmente listo.

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Ultrasonido en la semana 40 de embarazo

Ultrasonido semana 40

El bebé de 40 semanas le sigue creciendo cabello y uñas. Además de seguir con el desarrollo de sus pulmones.
Una vez que hayas completado tu embarazo a término y hayas alcanzado las 40 semanas, es probable que tu médico desee hacerte un perfil biofísico. ICYMI, esta es una prueba doble.

Tendrás una prueba de no estrés, donde el movimiento del bebé y tus contracciones son monitoreados para ver cómo reacciona la frecuencia cardíaca del bebé. También tendrás un ultrasonido embarazada de 40 semanas, para saber las condiciones del líquido amniótico.

Si los resultados de la prueba de no estrés y la ecografía de 40 semanas sugieren que el bebé estaría mejor “en el exterior” que en el útero, entonces se puede pedir una inducción. Si todo se ve bien, vuelves al juego de espera. ¡Hey, tu bebé no puede quedarse allí para siempre!

Consideraciones respecto al embarazo en la semana 40

  • Programa tu visita prenatal de la semana 41.
  • Hable con su médico acerca de las opciones de inducción.
  • Si su médico lo ordena, hazte una prueba de no estrés.

Puedes informarte más leyendo este fabuloso artículo: Contracciones de Braxton Hicks

google_ad_client = 'ca-pub-5512390705137507';google_ad_slot = '8449422364/9303583692';google_ad_width = 300;google_ad_height = 250;

Unisima

Newsletter