UP

34 Semanas de Embarazo – Gestación Completa paso a paso

Escrito por unisima

34 semanas de embarazo

Con 34 semanas de gestación, el desarrollo fetal es espectacular en esta etapa. El vérnix es la grasa blanca que cubre el cuerpo de los bebés hasta que nacen, y que comienza a disminuir en esta fase. También hay cabellos, que en algunos casos incluso se pueden ver en la ecografía.

Con sus pelos, pestañas y uñas ya creciendo, puede que tengan que cortarle las uñas cuando nazca en la sala de maternidad para que no se lastime. Muchos bebés nacen ya con arañazos y moretones en sus caras que se hacen con sus uñas aún dentro del vientre. Sus ojos todavía no tienen un color definido, ya que la pigmentación del iris sólo se completa un período después del nacimiento, así que no te emociones si el bebé nace con ojos claros, todo puede cambiar a lo largo de los meses, aunque hay una gran curiosidad por saber de qué color tendrá los ojos. El sistema nervioso del bebé está completamente formado, así como su sistema inmunológico. Sus pulmones ya se han desarrollado y si naciera esta semana es  probable que sea capaz de respirar normalmente. Cada día tu bebé estará más listo para llegar al mundo. Te darás cuenta que tu vientre baja sobre estas 34 semanas de embarazo, debido a que el bebé va tomando posición.

Las sensaciones internas de la madre en la 34ª semana de embarazo

Bebé colocado a las 34 semanas de gestación

Algunas madres tienen signos de calostro ya en la semana 34 del embarazo. Es muy común ver el calostro antes del nacimiento y si te toca, alégrate, porque es una señal de que no tendrás problemas para amamantar durante los primeros días. El dolor de espalda y la mala posición para dormir pueden molestar en esta etapa, pero disfruta de cada segundo, porque incluso si ya tienes niños, ¡cada embarazo es único!

En las 34 semanas de embarazo, el dolor pélvico puede comenzar a intensificarse, especialmente cuando caminas. Esto se debe a que el bebé ya está en la posición correcta y tu cuerpo se está preparando para el parto. Tu cérvix se abre más y las articulaciones están aflojando, además de este malestar, las contracciones de formación pueden ocurrir constantemente y es bueno que estés atenta por si se vuelven rítmicas.

En esta etapa es inevitable la fatiga, y hacer las tareas del hogar puede llegar a ser cada vez más difícil, pídele ayuda de tu madre, al papá o a un pariente cercano. Realizar actividades que requieran agacharte, subirte en sillas o recoger cosas en la parte superior de algún sitio puede llegar a ser peligroso en esta etapa, evítalas al máximo. Descansa tanto como te sea posible y mejor si es con las piernas en alto para ayudar a la circulación sanguínea y, por lo tanto, reducir la inflamación.

Sensaciones y factores externos en la 34ª semana de embarazo

Mamá, no te sientas culpable por haber logrado hacer todo al mismo ritmo que antes, sobre todo en la casa. Si sientes que puedes hacer algo, bien, y si tienes ayuda, mejor. Pero no intentes supérate a ti misma. Ya pronto tendrás a tu bebé en brazos y sin barriga.

Unisima

Newsletter