UP

10 formas de usar el aloe vera (que no sea para las quemaduras solares)

Escrito por unisima

Ya sabes que este gel es uno de los ingredientes más eficaces para tratar las quemaduras causadas por el sol, pero ¿sabías que hay muchas otras maneras de usar la sábila de esta planta tan beneficiosa?.

Sus propiedades pueden solucionar prácticamente cualquier problema de piel o cabello que tengas. Y lo mejor de todo, es que es totalmente natural y muy asequible.

Este componente natural cuenta con diferentes usos en distintos ámbitos. Esto se debe a que cuenta con una composición muy versátil que abarca multitud de funciones. Por este motivo, hoy en día no resulta extraño ver que formar parte de numerosos cosméticos como cremas faciales, champús, etc.

Podemos administrar este componente natural de diferentes formas, en función del tratamiento que necesitemos. Si nos decantamos por utilizar el formato gel deberemos utilizarlo de forma tópica, aunque también existe la opción de tomarlo por vía oral ya que pueden encontrarse a través de píldoras y cápsulas.

Aunque se trata de un componente que podemos utilizar de una forma común y que no comprende grandes efectos secundarios, de una forma preventiva lo aconsejable es consultar con un especialista antes de comenzar a utilizarlo, sobre todo si vamos a tomarlo a modo de tratamiento.

Dicho esto, si ya estabas enamorada/o de las propiedades de esta planta, una vez que conozcas a fondo cada uno de los usos que comprende, te advertimos que caerás rendida ante sus pies definitivamente.

Ya que no siempre es sencillo hacernos con un cosmético de calidad, antes de continuar, creemos que es importante que conozcas cuál son las mejores cremas con aloe vera, porque es un paso fundamental que no debe faltar en tu rutina facial…¡es imprescindible!.

¿Qué es el aloe vera?

Formas de usar el aloe vera

Otro punto fundamental que no podemos saltarnos, antes de darte a conocer cuál son sus funciones principales es contarte qué es exactamente este componente natural.

El término científico es aloe barbadensis y lo podemos diferenciar de otros tipos por su alto contenido en gel, siendo un auténtico tesoro para el mundo de la cosmética.

Entre sus activos encontramos minerales (como el cobre, el calcio, el zinc o el selenio, entre otros), vitaminas, aminoácidos, enzimas, polisacáridos y ácidos grasos. Todas estas propiedades encontramos en este maravilloso gel, formado en su base por un 99% de agua.

Principales usos del aloe vera

Ahora que conoces cómo podemos definir este componente natural, entendemos que estés deseando de una vez conocer sus usos más destacados, así que enseguida te los contamos uno a uno, detalladamente.

1. Aplicaciones en cosmética

Se trata de uno de los usos más comunes, ya que es el ingrediente principal de numerosos cosméticos, ya que podemos encontrarlo incluso como aceite. En este sentido, es muy frecuente verlo en formulaciones productos after-sun, en los que se aprecian sus propiedades calmantes, regenerativas, hidratantes y calmantes.

Además también se incluye en cremas hidratantes para el cuidado facial, en geles de baño o en productos de limpieza para el rostro. De igual modo, siempre está la opción de adquirirlo de una forma más pura, lo que se conoce habitualmente como gel de aloe vera puro.

En este caso, antes de comprarlo, hay algunos detalles que debes conocer. En primer lugar, debes tener presente que hay demasiadas marcas que hacen afirmaciones falsas.

El hecho de que el envase diga 100% aloe vera puro no significa que estás obteniendo el mejor producto. En teoría, la composición podría tener un 99 por ciento de agua y sólo un 1 por ciento de este componente.

Por este motivo es importante, antes de hacernos con un gel de este tipo, revisar su listado de ingredientes. Ten en cuenta que los ingredientes se enumeran en el orden del porcentaje en el que se encuentran en el producto.

En otras palabras, si el agua es el primer ingrediente que aparece en la lista, eso significa que la mayor parte del producto es agua. Para obtener un gel de aloe vera de alta calidad, éste debe ser el primer ingrediente que aparezca.

Es normal que se le añada ácido cítrico u otro tipo de conservante para mantener el gel en buenas condiciones durante más tiempo, pero lo ideal es que esté presente en un 99 o más por ciento para que sus efectos sean reales y efectivos.

2. Mantén tu piel en calma, sin inflamaciones ni bacterias

Las plantas de aloe vera tienen muchos beneficios. El gel en el interior de sus hojas tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antifúngicas, antivirales y antioxidantes. Es por eso que no puede faltar en tu botiquín casero.

Se puede aplicar básicamente sobre cualquier tipo de irritación de la piel. Ya sea que estés lidiando con eccema, psoriasis, picaduras de insectos o, por supuesto, una dolorosa quemadura solar, ¡no dudes en aplicar este regalo de la naturaleza!.

3. Renueva tu piel desde dentro

Se trata de un potente regenerador y cicatrizante que penetra en el interior de nuestra piel unas tres veces más, incluso que el agua. Por este motivo, se trata de un componente especialmente útil para tratar problemas de regeneración cutánea y ayudar en la cicatrización de la piel dañada, ya que logra que los tejidos más dañados cicatricen de una forma mucho más rápida.

Gracias a su capacidad para promover la regeneración en nuestra tez, uno de los usos más frecuentes de este gel, por ejemplo, es justo después de la depilación o el afeitado, dos momentos en los que nuestra piel se encuentra bastante estresada, produciendo una sensación muy agradable de alivio.

4. Mejora el acné

Las/os que contamos con una piel grasa, sabemos de sobra que más allá de los beneficios que este componente natural contiene, podemos utilizarlo como una poderosa herramienta para mantener controlados los brotes de acné.

Gracias a sus propiedades astringentes, es bastante útil para eliminar la grasa y los restos de suciedad que se han ido instalando en los poros. Además, debido a sus propiedades antibióticas y antibacterianas seguiremos cuidando de este tipo de tejidos, en los que la grasa está presente de una forma más evidente.

Sin embargo, antes de hacer uso de este gel para tratar el acné, lo mejor es que lo consultes con un dermatólogo, para que te asesore y te guíe en el tratamiento.

5. Actúa como protector frente a los daños de los rayos UVA

Debemos tener en cuenta que ninguna sustancia de origen natural, puede sustituir al 100 % el uso de un protector solar a diario. Una vez que esto ha quedado bien claro, es cierto, que este gel, gracias a sus propiedades, puede ayudarnos a prevenir los daños que este agente externo, provoca en nuestra piel.

Si queremos hacer uso del aloe de este modo, entonces debemos seguir las pautas que aconseje el dermatólogo.

6. Complemento en nuestra dieta

Aloe vera usos y propiedades

Este componentes contiene un alto porcentaje de agua y en su formulación podemos encontrar diferentes nutrientes, como:

  • Vitaminas A, B y C.
  • Un conjunto de minerales: hierro, zinc, ácido fólico, sodio, potasio, fósforo, calcio, magnesio, azufre, manganeso o yodo.
  • Formado por un conjunto de aminoácidos esenciales.

Estos componentes cuentan con un papel esencial en nuestra dieta, del mismo modo que tiene una misión principal en diferentes procesos de tratamiento de la piel, tal y como hemos visto.

7. Poderoso humectante y suavizante

En cosmética este componente se conoce bien por sus propiedades suavizantes e hidratantes, estando ambos estrechamente ligadas, ya que si mantenemos nuestra piel con la humedad y la hidratación correcta que necesita, nuestros tejidos estarán mucho más suave, menos ásperos o deshidratados.

Además, mejora las pieles más deshidratadas por su alto contenido en calcio, minerales, magnesio, potasio, fósforo, cobre y zinc, gracias a su efecto nutritivo en las pieles dañadas o secas, conseguirá volver a establecer de nuevo los niveles hídricos, aportando la hidratación que nuestra piel necesita a diario.

Su uso supondrá una mejora también al tacto, haciendo que los tejidos más ásperos queden suavizados y visiblemente más lisos, con una cantidad menor de imperfecciones.

8. Mejora la dermatitis

A través de diferentes estudios se ha podido comprobar que este gel tan versátil también podría llegar a ser capaz de mantener controlada la dermatitis en la piel. Con frecuencia, en la zona del cuero cabelludo, la dermatitis, es la causante de la formación de caspa.

Un remedio casero, rápido y efectivo, consiste en añadir una pequeña cantidad de este componente natural en nuestro champú habitual o directamente adquirir un champú que incluya este completo gel.

En casos donde la dermatitis suponga un problema, lo mejor siempre será acudir a un especialista que nos asesore y nos dé las pautas correctas. En el caso de sufrir eccemas este componente también suele utilizarse; si quieres conocer si se trata de un uso apropiado revisa la información de este link: ¿funciona el aloe vera para tratar el eczema?.

Además, también podemos beneficiarnos de sus propiedades hidratantes en el cabello ya que gracias a sus cualidades lo podemos incluir en mascarillas que se encargan de tratar los cabellos más castigados o secos. Por otro lado, también es adecuado en cabellos que cuentan con más grasa, ayudando a controlar el exceso de sebo.

9. Aporta elasticidad y reduce el tamaño de las estrías

Podemos afirmar que se trata de un componente muy útil para mejorar las estrías gracias a sus propiedades reparadoras, contribuye a restaurar de nuevo las fibras de colágeno que se rompen, uno de los motivos por el que aparecen las estrías.

10. Efectivo desmaquillante de ojos

Ya sabemos que este ingrediente actúa como un buen agente limpiador, así que no es de extrañar que también pueda utilizarse como desmaquillante para retirar la suciedad en el contorno de ojos.

Actúa para añadir hidratación, aumentar la elasticidad y mejorar la firmeza de la piel delicada del contorno de ojos. Además, es rico en antioxidantes como betacaroteno, vitaminas C y E, por lo que ayuda a protegerlo de la oxidación.

¡Haz tu propia receta desmaquillante con aloe vera!

Si queremos realizar un desmaquillante de ojos que sea totalmente ecológico y además sea muy asequible, entonces, debemos tener a mano dos componentes, obviamente naturales: aloe vera y miel cruda. Los pasos que debes seguir son los siguiente:

  • Mezcla a partes iguales miel y gel de aloe vera, luego agrega un poco de aceite de oliva virgen extra (la cantidad de aceite de oliva que uses depende de tu preferencia y de la cantidad de maquillaje que tengas que eliminar).
  • El uso de aceite de oliva virgen extra le dará a la piel una dosis extra de antioxidantes como las vitaminas A y E, que pueden revertir el daño de la piel y dejarla radiante.
  • Lo mejor de todo es que el aceite de oliva virgen extra es extremadamente efectivo para remover el maquillaje rebelde e incluso el impermeable.
  • Simplemente desliza la mezcla sobre el ojo cerrado con un algodón, y el maquillaje desparecerá sin necesidad de frotar y dañar el delicado tejido ocular y las pestañas.

Esto de las recetas caseras es un mundo, de hecho, además de hacer tu propio desmaquillante también puedes optar por hacer una crema facial que incluya este componente natural. Las recetas más completas las encontrarás en este enlace: cómo hacer una crema de aloe vera casera.

Antes de utilizar cualquier ingrediente en esta zona del rostro, por más natural que este sea, previamente siempre contrasta su uso con un especialista, ya que la piel del contorno es muy frágil y muy vulnerable.

Utilizar un componente natural por nuestra cuenta, sin consultar con el dermatólogo, puede acarrear riesgos y efectos secundarios que pueden derivar en problemas graves, ¡así que extrema las precauciones!.

Aloe vera: el remedio natural por excelencia

Usos y propiedades del aloe vera

Desde antaño este componente ha sido el gran protagonista de numerosos usos populares que se han ido transmitiendo, gracias sobre todo al boca boca.

Sin embargo, aunque muchos de los usos de este gel natural a veces se den por sentado y se tengan en mayor o menor medida interiorizados, muchos de ellos forman parte de la lista de los que se conoce como remedios caseros, por lo que no cuentan con el respaldo o la aprobación de expertos en salud.

Así que antes de decidirnos por llevar a cabo cualquiera de estos remedios caseros, lo ideal es comentarlo con el dermatólogo para evitar sufrir riesgos innecesarios o reacciones adversas.

Una vez más debemos recordar que aunque el aloe pueda parecer una planta completamente inocua, al igual que otras sustancias naturales, puede producir reacciones adversas.

Si sufres trastornos graves en la piel, antes de utilizarla consulta con un médico que autorice su uso, así podrás respirar tranquila/o. Puedes conocer otros efectos secundarios pinchando en este enlace: aloe vera: efectos secundarios, beneficios, usos.

No obstante, ya conoces al detalle cuál son los usos del aloe vera más populares y aunque muchos de ellos no estén contrastados científicamente no significa que no sean igualmente eficaces, solo debemos ser precavidas/os para disfrutar de una forma saludable de todos los beneficios que este regalo vegetal nos ofrece.