Todos los Tipos de Uñas, Enfermedades y Tratamientos

Las uñas son un complemento de la piel que se desarrolla en los dedos de los pies y de las manos. Estas son una estructura rígida, la cual se encuentra hecha de queratina, esta se puede conocer bajo el nombre de ónix y la función principal que cumplen es mantener a lo dedos protegidos de golpes y enfermedades.

Sin embargo, pueden sufrir de anomalías y patologías por causa de varios factores. Una de las causas más comunes es el efecto que causan los golpes y traumatismos, aunque también pueden verse afectadas por enfermedades o por la acción de productos de limpieza, detergente o esmaltes, etc.

Tipos unas

Uñas postizas: Tipos

En la actualidad, la manicura es muy importante para miles de personas, es por ello que se han llegado a crear tantos tipos de uñas artificiales.

Cada tipo se puede adaptar al gusto de cada cliente y realmente hay una gran variedad de estos, dependiendo de los gustos, las necesidades y otros factores que participan en la elección final.

A continuación vamos a hablar de los diferentes tipos que podemos encontrar:

Uñas acrílicas

Son las más empleadas, debido que su durabilidad es mayor que los otros tipos, de este mismo modo también son más firmes y su postura no molesta, es decir, son cómodas de llevar.

Pueden ser utilizadas de varias formas en su terminación, se pueden emplear muchos colores y también puede variar la longitud, dependiendo del largo que desee la persona. Estos detalles permiten que el cliente pueda adaptarlas a su gusto y preferencia.

Este tipo de manicura puede ser aplicada por la misma persona, si esta sigue una serie de pasos sencillos. El único problema que podría suponer es que pueden ser muy resistentes y quitárselas puede costar un poco. Sin embargo, si remojas tus manos en acetona durante treinta minutos, puedes facilitar el proceso.

Estas pueden durar aproximadamente unas cuatro semanas (30 días), aunque si se van rellenando pueden durar hasta 6 meses. 

Uñas de porcelana

Se podría decir que entran dentro de las acrílicas, sin embargo, estas tienen una diferencia clara, el material del que están hechas es mucho más fino y frágil, de manera que es mucho más fácil que se agrieten o se rompan.

Además, tiene una duración de unos 15 días antes de tener que cambiarlas, por lo que duran mucho menos.

Otra diferencia es que son más económicas que las acrílicas y que el material que se usa es muy sencillo de encontrar. Aunque hay que tener en cuenta que el aspecto de éstas no es tan natural como las primeras.

Uñas de gel

Estas pueden lucir más naturales, no obstante, su durabilidad es menor a las acrílicas. Este tipo prescinden del mantenimiento constante, por lo que no tendrás que ir a retocarlas tan seguido, sin embargo, estas pueden volverse más frágiles con el tiempo.

La aplicación de las de gel no es tan complicada, pero debe hacerse en un centro de belleza, ya que al colocar el gel se necesita de una lámpara con luz ultravioleta para que este se pueda secar. Otro detalle a destacar, es que éstas deben ser retiradas solamente por profesionales, no pueden ser arrancadas ni retiradas por ti misma.

Suelen ser más caras que las anteriores y el resultado es el más natural de todos.

Uñas esculpidas

A diferencia de las anteriores, las esculpidas se realizan alargando la uña desde la base de la misma con materiales como el gel o acrílico y esculpiéndolo para darle la forma adecuada. Sin embargo, esta tipología necesita de un mantenimiento constante para poder mantenerlas con una forma y aspecto natural.

Estas tienen un aspecto muy naturales, ya que se pueden moldear y personalizar hasta dar justo con la longitud y la forma deseada.

Unas postizas

Diferentes formas de las uñas

Aparte de los tipos de postizas que existen y que podemos elegir, también debemos tener en cuenta la forma que queremos que tenga, ya que dependiendo de nuestros gustos irá variando entre las diferentes formas que podemos encontrar.

Vamos a hablar de todos los tipos que podemos encontrar, de manera que debemos quedarnos con el que más nos guste o con el que mejor nos sintamos:

Uñas ovaladas

Es el comodín, sobre todo para las mujeres que no se pintan las uñas o que las llevan solo con brillo. Si te crecen despacio y no ves el momento de tenerlas largas, esa forma causa un efecto óptico con el que parecen más largas de lo que son en realidad.

Lo mejor es que no te molestarán a la hora de realizar actividades tan cotidianas como escribir con el teclado del ordenador, por lo que son las más elegidas por las personas que no quieren tenerlas muy largas pero quieren tener una forma bonita.

Uñas redondas

Casi no tienes ni que tocarlas. Basta con que retoques un poco los bordes de éstas con la lima para que queden bonitas y listo. Esta forma es ideal para que tus dedos parezcan algo más largos y afinados. Le van bien los tonos de esmalte naturales y las manicuras sencillas.

Uñas cuadradas

Esta forma está de moda, pero debes tener cuidado si tus dedos no son delgados porque ensanchan. Vienen a ser a éstas como las rayas horizontales de las camisetas en la ropa. Por eso, no se recomienda limarlas así si llevas un esmalte oscuro.

En cambio, quedan muy bien con tonos pastel. Incluso con la manicura francesa si las tienes un poco largas.

Una variedad dentro de las cuadradas son las que tienen las puntas con una forma más redondeada. Ese efecto puedes hacerlo fácilmente con la lima.

Uñas Ballerina

Hay un estilo que recibe el nombre de ballerina o coffin (lo que traducido al castellano sería bailarina/ataúd). Basta mirarlas para saber el por qué de esa denominación.

Si eres atrevida, prueba a lucir adornos brillantes. Quedarán espectaculares, pero lo mejor es que tus dedos parecerán muchísimo más largos. El único pero es que como no seas muy virtuosa con la lima, es mejor que dejes el trabajo en manos de un profesional.

Uñas Stiletto

Al igual que los zapatos del mismo nombre, las stiletto se caracterizan por estar limadas de tal forma que la punta es totalmente puntiaguda. Para conseguirlas necesitarás dejártelas bastante largas. Alargarán tus dedos sea cual sea el esmalte que elijas.

Formas unas

¿Cuál es el color natural de las uñas?

Muchas veces, tras utilizar postizas durante mucho tiempo, o manicuras agresivas, las nuestras se debilitan o incluso enferman. Por eso es importante conocer cómo son y qué enfermedades desarrollan.

Cuando estas se encuentran completamente sanas, su color debe ser transparente o quizás se torne un poco rosada.

La textura se caracteriza por ser lisa y la forma que debe tomar es ovalada o almendrada. En cambio, cuando se sufre de una enfermedad o una infección, el color puede variar de amarillo a morado.

Causas de uñas quebradizas y escamadas

Del mismo modo que sucede con el cabello y la piel, éstas también se ven afectadas por factores como nuestra salud y nuestra alimentación, así como también por nuestro ritmo de vida. Cuando sufrimos de alguna enfermedad, nuestra alimentación no es la más adecuada o estamos pasando por una etapa de estrés puede que se vuelvan quebradizas y/o escamadas.

Cuando pasamos por un déficit de vitaminas, nutrientes y minerales podemos ver afectada la calidad de nuestras uñas, ya que, físicamente esto afecta directamente en el cabello, la piel y éstas mismas.

Sin embargo, la fragilidad también pueden ser ocasionadas por los siguientes factores:

  • Golpes o traumatismos
  • Infección por bacterias u hongos
  • Detergentes y productos con alta alcalinidad
  • Esmaltes que no son beneficiosos, como lo que contienen mucho formol
  • Quitaesmaltes muy fuertes o abrasivos
  • Falta de vitaminas

Tratamiento para uñas quebradizas

Debemos determinar en primera instancia la razón por la que se ha propiciado el debilitamiento y atacar este para poder resolver el problema.

Es decir, si el problema es causado por una falta de vitaminas, tendremos que aportar a nuestro cuerpo una mayor cantidad de estas para poder ver beneficios reflejados en nuestra salud en general, y por ende: en la calidad de éstas.

Por otra parte, si el daño es causado por el uso de esmaltes o quitaesmaltes, debemos cambiar el producto que estamos implementando y buscar uno que sea más amigable con la superficie de las mismas. En el mercado hay miles de opciones que pueden ser beneficiosas, ya que contienen vitaminas y minerales en su composición.

Aún así, en cualquiera de los casos, lo ideal es que visitemos a un profesional de la salud, para que nos aconseje sobre los pasos a seguir.

Enfermedades de las uñas

Éstas se encargan de proteger los tejidos de los dedos, estas se encuentran formadas de capas, estas capas están compuestas de una proteína que se conoce bajo el nombre de keratina, la misma también está contenida en el cabello y en la piel.

Cuando estas están sanas su textura es lisa y su color va del blanco al rosado claro, como ya hemos dicho. Sin embargo, cuando se ve un cambio en el color y en la textura puede ser un indicador de una enfermedad en el organismo, o bien una infección.

Uno de los casos más comunes es cuando se pueden ver desarrollados problemas como manchas blancas, pero estos son totalmente inofensivos, por lo que no debemos preocuparnos.

Por otra parte, los problemas de las uñas que sí necesitan un tratamiento son:

  • Encarnadas/enterradas
  • Las infecciones, bien sea por hongos o bacterias
  • Tumores
  • Verrugas

Uñas encarnadas o enterradas

Son un problema que ocurre cuando la esquina o borde de la uña se curva y se introduce en la piel que la rodea. Este problema causa dolor y hace que la zona se inflame y se enrojezca.

Este problema puede ser visto en cualquier dedo, sin embargo, curiosamente ocurre con más frecuencia en los dedos gordos del pie. Las enterradas pueden verse por las siguientes causas:

  • Corte incorrecto. Cuando se corta de forma redonda se puede causar una uña encarnada, dado que esto provoca que la misma crezca de forma anormal.
  • Zapatos apretados o de tacón alto: Estos factores también afectan al crecimiento normal, lo cual hace que se entierren con más facilidad.
  • Mala higiene: La acumulación de suciedad también puede provocar que su crecimiento se vea deformado.
  • Golpes en los dedos de los pies: Bien sea por practicar un deporte o por error, este tipo de acciones causan una deformación, por lo que se pueden enterrar en la piel.

Pueden causar mucho dolor en el dedo, además de esto otros síntomas que se presentan son los siguientes: enrojecimiento alrededor de la uña, hinchazón e inflamación en el dedo, sensibilidad en la piel de este, infecciones en la herida que provoca la uña enterrada, etc.

Enfermedades unas

Consejos si tienes las uñas encarnadas

Para aliviar el dolor o evitar que se produzca el problema:

  • Córtalas de forma recta: No lo hagas de forma redondeada o curvada, esto evita que la uña crezca de forma normal por lo que las esquinas se tornan hacia la piel y se entierran.
  • Date baños de agua tibia: Esto podrá aliviar el dolor causado por la uña, sumerge el pie o la mano en un recipiente con agua tibia durante media hora, lo puedes hacer varias veces al día, esto ayudará a quitar el dolor y facilitarás la extracción de la uña.
  • Usa zapatos cómodos: Escoge zapatos que sean amplios en la punta, esto te dará espacio para que tus dedos no tengan problemas. Otro detalle es que la altura del tacón no exceda los dos centímetros y medio.
  • Procura utilizar sandalias o ir descalzo cuando estés en casa: Esto te ayudará a darle libertad a las mismas y sanarás el problema más fácilmente.
  • Evita cortarla por tu cuenta: Si ésta está enterrada y la cortas mal puedes hacer que esta se entierre aún más, lo cual será muy doloroso y empeorará la situación.
  • Consulta a un médico: Sobre todo si la persona sufre de diabetes, ya que la afección puede causar inconvenientes en la circulación de la sangre y pueden desarrollarse complicaciones de salud.

Tratamientos caseros para solucionarlo

De manera casera puedes encontrar la cura a una uña enterrada de la siguiente manera:

  • Machaca un ajo, colócalo sobre la uña afectada y deja que actúe toda la noche sobre ésta con una venda, de este modo el ajo no se moverá de lugar.
  • También puedes remojar la zona afectada en jugo de cebolla por un par de horas.
  • Otro método es sumergir el pie o la mano en un recipiente con agua tibia y sal. Deja esto actuar durante un par de horas y luego cubre la zona durante toda la noche.
  • Remojar es la manera más efectiva para poder hacer que ceda a la extracción, así como también se puede aliviar el dolor. Puedes utilizar además de agua caliente, un poco de aceite de caléndula, remoja el dedo por treinta minutos y luego vendalo con tela suave de algodón y deja que repose así toda la noche.
  • Parte un limón a la mitad y caliéntalo en el fuego, córtalo de modo que quede un poco ahuecado para que puedas introducir el dedo allí. Déjalo dentro por veinte minutos, esto te ayudará a aliviar el dolor.
  • Pela y lava una zanahoria, rállala y colócala sobre la uña encarnada, deja que actúe por una o dos horas. Esto servirá para desinflamar la zona.

Uñas blancas o amarillas, ¿cuál es la razón?

Éstas en su estado normal son de color traslucido, puede que se tornen un poco rosadas, pero en general no poseen una coloración marcada, por lo que si esto se ve afectado puede tratarse de un problema de infección por hongo.

Además de las infecciones, el cambio en el color se puede ver determinado por otros factores como enfermedades de la piel, lesiones, medicamentos, químicos o intoxicación. De este modo, pueden variar su color de blanco a amarillo, marrón, negro o morado, según sea el problema que presente.

Cuando se torna blanca, esto puede ser causado por diversos factores y también el tipo de coloración varía. Dependiendo de lo que esté afectando, la coloración blanca puede ser:

  • Puntos blancos: Estos son muy comunes y no son muestra de un problema mayor. Normalmente son causados por una pequeña lesión.
  • Uña blanca entera: Este puede ser un problema congénito, o también puede ser por causa del contacto con ácido nítrico.
  • Blanco turbio: Este tipo es común ante el padecimiento de cirrosis hepática o colitis ulcerosa.
  • Líneas blancas en diagonal: En ciertos casos la causa no se determina, pero se ve directamente relacionado con un problema en la piel.

Por otra parte, también pueden tender a teñirse de una tonalidad amarilla, esto se puede conocer bajo el nombre de onicomicosis, lo cual es un problema con hongos.

Cuando la coloración es marrón o morada, puede ser por causa de un hematoma, causado en principio por un golpe o una lesión. Cuando se trata de una infección por bacterias, pueden volverse grises, de este mismo modo la coloración también puede variar por una enfermedad en la piel, tal como un eczema o la psoriasis.

Si se trata de una mancha marrón , esto puede deberse a un lunar, o en el peor de los casos a un tumor, lo cual se denomina bajo el nombre de melanoma subungueal.

El cambio del color es un claro síntoma que se debe a la acción de un problema mayor, por lo que no hay que precipitarse a tomar un diagnostico sin antes consultar con un experto. De este mismo modo, se le debe señalar al médico, los síntomas que se están presentando para que este pueda determinar la razón del cambio.

Si se trata de una infección por hongos se pueden comenzar a tomar acciones para eliminar el problema y detener la propagación del hongo, para esto se pueden tomar los métodos tradicionales contra las infecciones.

2 Comments

    1. Buenas tardes Luciana,

      Intentaré hablar en próximos artículos sobre ellos, ahora estoy intentando organizarme para problemas de acné y aceites esenciales 🙂

      Bss y gracias por compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.