Guía del Skin Cycling: qué es, cómo hacerlo y todos sus beneficios

Aunque la rutina facial basada en activos que ha surgido en los últimos años nos ha permitido conocer mejor los componentes clave del cuidado de la piel y sus efectos, los productos no siempre se utilizan de forma óptima.

Muchos abusan de ciertos productos, o los utilizan de forma incorrecta. En otras palabras: más no siempre es mejor. Nuestra piel necesita pausas para descansar y restablecerse.

Quizá por eso el skin cycling ha irrumpido con fuerza en el mundo de la belleza el año pasado. Esta técnica ha ayudado a innumerables personas a empezar, rehacer y optimizar su rutina de cuidado de la piel porque es, literalmente, un proceso paso a paso.

skin cycling

Además, es bastante fácil de implementar. Aquí te explicamos en qué consiste realmente, cómo empezar y qué es lo que debes y no debes hacer. ¡Empezamos!

¿Qué es el Skin Cycling?

El término «skin cycling» consiste en rotar los activos de la rutina nocturna en un ciclo de tres o cuatro días incluyendo una recuperación.

Este método, desarrollado por la dermatóloga neoyorquina Dra. Whitney Bowe, protege la barrera cutánea del desgaste provocado por el uso excesivo de algunos de nuestros productos favoritos y, por lo tanto, evita la irritación.

Esto es especialmente útil para quienes no conocen ingredientes como los exfoliantes químicos o el retinol, o para quienes tienden a abusar de un producto (a todos nos ha pasado).

Aunque el cuidado básico de la piel puede ser intuitivo (es decir, hidratar cuando se nota sequedad, exfoliar cuando se nota acumulación, etc.), el uso de los cosméticos más complejos requiere un sutil matiz.

El skin cycling lo hace sencillo, y lo mejor es que es altamente personalizable.

La siguiente guía te mostrará cómo rotar el paso de «tratamiento» en tu rutina. Por supuesto, la limpieza previa y la hidratación posterior son imprescindibles y se mantienen a diario. Esto sólo cambia un paso en tu rutina nocturna.

¿Cómo hacer Skin Cycling?

Noche 1: Exfoliación.

Limpia la piel, sécala, aplica un exfoliante e hidrata.

El orden es importante, y la razón por la que se exfolia primero es porque la exfoliación va a disolver la capa de células muertas acumuladas en lo que se llama el estrato córneo.

Esto ayudará a que los poros sean menos visibles y a que el siguiente paso penetre aún más profundamente y pueda hacer mejor su trabajo.

Es más, algunos activos exfoliantes pueden incluso ayudar a estimular la producción de colágeno cuando se usan de forma tópica, por lo que este paso contribuye simultáneamente a conseguir un cutis más joven.

Aunque se puede utilizar un exfoliante físico suave (por ejemplo, un exfoliante con perlas de jojoba o polvo de bambú), la creadora del método recomienda utilizar una mezcla de ácidos exfoliantes químicos, incluidos los AHA, los BHA y los a menudo olvidados PHA.

Los AHA más conocidos son el ácido glicólico, el láctico y el mandélico. El ácido salicílico es el BHA más notable porque es perfecto para la tez propensa al acné. La gluconolactona, la galactosa y el ácido lactobiónico son PHA suaves pero menos conocidos.

¿Deberías mezclarlos todos? No exactamente. Los ácidos deben formularse de forma que sean estables juntos. No superpongas un AHA sobre un BHA o un PHA: busca un producto que los contenga todos.

Te recomendamos: Los mejores exfoliantes faciales

Noche 2: Retinoides.

hacer skin cycling

Limpia la piel, aplica un retinoide e hidrata.

La siguiente es la noche de los retinoides (también conocidos como Vitamina A), que incluye los productos de retinol y sus análogos.

Los retinoides son uno de los ingredientes para el cuidado de la piel más potentes del mercado y tratan casi todos los problemas imaginables, desde el acné hasta las líneas de expresión y las manchas oscuras.

Funcionan como los exfoliantes: aceleran la renovación celular, pero lo hacen de formas muy distintas. Los retinoides actúan sobre los receptores, por eso es tan importante eliminar la piel muerta durante la primera noche.

Lo mejor es que empieces con un producto con retinol de venta libre ya que son más suaves para la dermis y causan mucha menos irritación que sus primos de venta con receta.

Relacionado: ¿Cómo usar retinol correctamente?

Busca un producto con retinol al 0,3% si estás empezando. Puedes aumentarlo a medida que tu cutis lo tolere, pero las fórmulas al 1% no son para todo el mundo.

Para las personas que tienen la piel sensible, lo mejor es optar por productos que contengan retinol microencapsulado, que utiliza una tecnología que ‘libera’ el retinol más lentamente, por lo que es más suave. O incluso alternativas al retinol de origen vegetal, como el bakuchiol.

Mientras que la mayoría de usuarios obtienen resultados magníficos con el retinol de venta libre, algunos (sobre todo las pieles propensas al acné) quizás necesiten algún producto más potente para mantener a raya el acné rebelde.

Es decir, que si tienes afecciones cutáneas como acné, rosácea o eczema, es mejor que consultes con tu dermatólogo antes de elegir un producto con retinol. De lo contrario, empieza con un retinol suave y ve subiendo.

Noches 3 y 4: Recuperación.

Ahora es el momento de dejar que tu dermis se tome un respiro. En las noches de recuperación, omitirás los exfoliantes y el retinol y, en su lugar, sustituye el tratamiento por un serum reparador de la barrera cutánea que contenga ceramidas, péptidos, ácido hialurónico y glicerina.

El objetivo es reparar el estrato córneo que puede haberse dañado en las noches anteriores de ciclado.

Así evitarás la posibilidad de exfoliarte en exceso o de sufrir una «reacción al retinol», como dermatitis o aumento de la sensibilidad.

Si quieres fijar el sérum y la crema hidratante de recuperación, puedes incluso optar por el método «slugging», es decir, aplicar una capa oclusiva como paso final. Puede ser una mascarilla de noche o un aceite facial.

No te pierdas: los mejores aceites vegetales para el rostro

Asegúrate de omitir este paso el resto de las noches, ya que la oclusión hace que los ingredientes de la capa inferior sean aún más eficaces (algo que, desde luego, no necesitas las noches 1 y 2).

¿Cuáles son los beneficios del Skin Cycling?

beneficios skin cycling

El objetivo de este ciclado cutáneo es conseguir los resultados más espectaculares con la menor irritación, ¡y parece que funciona!

Utilizar activos como los ácidos exfoliantes y el retinol de vez en cuando probablemente no produzca resultados notables. Por otro lado, el uso excesivo de esos mismos productos puede dañar la barrera cutánea y causar más problemas de los que merece la pena.

Este es el delicado equilibrio que puede aportar el skin cycling.

En general, los dermatólogos están de acuerdo en que la base del skin cycling es eficaz: la incorporación de productos activos potentes que han demostrado mejorar la claridad y la textura cutánea, al tiempo que se deja que la piel se recupere y actúe por sí misma algunos días.

No es de extrañar que en los últimos meses, TikTok se haya convertido en un centro neurálgico de vídeos del antes y el después del skin cycling, con comentarios variados y generalmente positivos.

De apagada a radiante, de congestionada a limpia y de sensibilizada a curada, los resultados son literalmente impresionantes.

¿Para quién se recomienda?

La mayoría de la gente responde estupendamente al ciclado clásico de cuatro noches. Sin embargo, la personalización es, de hecho, el futuro del skin cycling».

Es importante tener una pauta, pero ésta se puede modificar en función de las necesidades y los objetivos que tenga tu piel.

Esto es lo que debes saber:

  • Si tienes la tez propensa al acné o quieres centrarte más en la reafirmación, puedes subir de nivel. De hecho, puedes prescindir de una noche de recuperación y pasar a un ciclo de tres noches.
  • Algunas personas se benefician de varias noches de retinoides. Muchos estudios clínicos que demuestran la eficacia de los retinoides en el tratamiento del acné animan a los pacientes a utilizarlos todas las noches, al igual que muchos dermatólogos. Esto puede resultar irritante para la piel en algunos casos, pero en ocasiones puede tolerarse bien y ser beneficioso para los brotes.
  • Si tu piel es muy sensible, se puede añadir una noche más de recuperación si es necesario.

Al fin y al cabo, el skin cycling es un plan práctico para incorporar activos a la rutina de cuidado de la piel de forma segura y eficaz. La clave está en adaptar el ciclado a los problemas y objetivos de tu piel. Por encima de todo, escucha a tu piel.

Preguntas frecuentes

¿Se pueden utilizar limpiadores exfoliantes?

Para quienes tienen el cutis graso o propenso al acné, un limpiador exfoliante diario puede ser beneficioso. Bowe no considera estos «productos de limpieza» como parte de la rutina de ciclado.

Utiliza el sentido común: Si empiezas a usar un limpiador exfoliante en tu rutina y experimentas irritación, debes eliminarlo y sustituirlo por uno suave.

¿Se pueden utilizar mascarillas faciales?

Si tu mascarilla contiene algún tipo de exfoliante, utilízala en tu noche exfoliante en lugar de tu producto sin aclarado. Si tu mascarilla es una fórmula calmante o suavizante sin exfoliantes, entonces es más adecuada para las noches de recuperación.

Aquí encontrarás las mejores mascarillas para el rostro.

¿Se puede realizar dermaplaning durante el skin cycling?

El dermaplaning (el uso de una cuchilla para afeitar la pelusa de la cara) cuenta como physcia: exfoliación.

Si te haces un dermaplane, no te pongas un ácido exfoliante. Entonces estarás exfoliando dos veces, y eso puede plantear problemas.

¿Qué resultados se pueden esperar?

Los resultados varían de una persona a otra en función de su rutina previa al ciclado cutáneo. Sin embargo, una rutina constante de cuidado de la piel con ácidos exfoliantes y retinol suele dar como resultado una tez más sana y radiante.

Conclusión

En los últimos meses, el método del skin cycling de Bowe ha conquistado el mundo del cuidado de la piel, y con razón. Este método, que consiste en alternar los activos y dejar tiempo para que la piel se recupere, es una forma segura de incorporar a tu rutina productos más potentes y eficaces, sin irritaciones.

Si padeces afecciones cutáneas como acné o eczema, consulta a tu dermatólogo antes de empezar con los ciclos. Y recuerda: Este proceso está diseñado para ser personalizado, así que escucha a tu piel.

LINKEDIN - IG

VIVE EN:  Santander

EDUCACIÓN: 

PROFESIONAL:
  • Redacción de artículos de belleza en Unisima.com
  • Creadora del blog de cocina delicista.es
  • Ayudante de nutrición en CIRIZA ESCALANTE ESTETICA Y NUTRICION SL
  • Experiencia

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *