(for TCF 2.0) -->
Escrito por

Recetas de Exfoliantes Naturales caseros

La piel es un órgano de nuestro cuerpo que también tiene unos cuidados básicos que debemos cubrir para que siempre se encuentre en buen estado y tenga un aspecto bonito y saludable.

Una de las necesidades más básicas es la exfoliación, un proceso mediante el cual nos despojaremos de esas células muertas que estropean nuestra apariencia y salud, dando lugar a células nuevas que aportarán esa apariencia que buscamos.

En el mercado existen numerosos productos con esta finalidad, como por ejemplo estos que puedes ver aquí: 5 Mejores exfoliantes faciales, aunque si finalmente no os convencen del todo, debéis saber que siempre tendréis la maravillosa opción de hacerlo vosotros mismos en casa.

La cosmética casera cada vez se encuentra más en auge, es por ello que cada vez oímos a más personas hablar de los productos que han hecho ellos mismos para cuidar de su cutis, por lo tanto nosotros no íbamos a quedarnos atrás… ¡aquí os traemos algunas recetas maravillosas sobre exfoliantes caseros!

Si os interesa este tema y os animáis a vivir esta aventura, ¡este artículo os encantará!

receta exfoliante

Exfoliar la piel es muy importante

La exfoliación ayuda a eliminar las células muertas de la piel, por lo que el resultado de este procedimiento será conseguir una dermis más luminosa, suave y radiante.

Para definir el proceso podríamos decir que se trata de una limpieza profunda, gracias a ingredientes granulares que arrastran las células que se acumulan en la piel, eliminándolas y dando lugar a otras nuevas.

La eliminación de estas células muertas estimula la renovación natural de la piel, evitando los pelos encarnados, puntos negros, puntos blancos y excesiva untuosidad, por lo tanto, la piel exfoliada es sinónimo de una dermis limpia, suave e hidratada.

Después de una exfoliación en la cara, las cremas hidratantes y las antienvejecimiento trabajan mucho mejor, ya que se absorben más fácilmente, de manera que los tratamientos posteriores ofrecerán mejores resultados.

Cosmética casera, exfoliantes respetuosos y efectivos

Como alternativa a los exfoliantes disponibles en el mercado, puedes hacer uno fácilmente en casa, a bajo costo, de manera que el hecho de utilizarlo semanalmente apenas supondrá un gasto en nuestra economía, ni una pérdida de nuestro tiempo.. ahora veréis el porqué ;).

A continuación os hablaré de algunos de los ingredientes que vamos a utilizar en las recetas y de como podemos hacer con ellos unos verdaderos elixires para nuestra piel:

Ingredientes típicos en los exfoliantes caseros

Azúcar: El azúcar es quizás el exfoliante natural más popular. Funciona a la perfección en la exfoliación, pero ten cuidado, es necesario utilizar sólo una pequeña cantidad y pasar sobre la piel suavemente para evitar la agresión. Trata de utilizar el azúcar lo más fina posible.

Avena: La avena es uno de los mejores exfoliantes naturales que podemos encontrar. La puedes utilizar en forma de copos enteros, o bien optar por la harina de avena o una de copos finos. Lo ideal es que la avena se hidrate previamente para facilitar su uso. Además de tener la función exfoliante, la avena también hidrata la piel.

Arcilla: La arcilla tiene muchos beneficios para la piel y también se puede utilizar como exfoliante. La ventaja es que la arcilla es suave y no daña la piel (a diferencia del azúcar, por ejemplo).

Café: El café es también un excelente exfoliante para la piel. El polvo fino hace que sea un ingrediente ideal para exfoliar la cara, además también hace muy bien a nuestra piel, haciéndola más bonita y brillante.

  • Receta de exfoliante casero con harina de avena y agave

sirope de agave

La avena tiene numerosas propiedades que se encargarán de exfoliar suavemente, purificar y calmar a la misma vez. En el caso del sirope de agave, se encargará de aportar hidratación y suavidad a la dermis pero sin llegar a engrasar o crear untuosidad, por lo que los dos juntos hacen un equipo genial.

Ingredientes:

  • Harina de avena
  • Aceite esencial de lavanda
  • Sirope de agave

Modo de preparación: 

  1. Mezcla en un recipiente una cucharada de harina de avena, una cucharada de sirope de agave y 3 gotas de aceite esencial de lavanda.
  2. Humedece la cara y aplica la mezcla.
  3. Masajea con movimientos circulares y suaves por toda la cara.
  4. Luego enjuaga con agua templada y seca la cara con pequeños toques con una toalla suave.
  • Receta de exfoliante casero de café y aceite vegetal

El café actuará como un maravilloso exfoliante gracias a sus granitos finos, mientras que el aceite vegetal se encargará de aportar calma, nutrición y confort en la dermis. Esta receta es completamente adecuada para todo tipo de pieles.

Ingredientes:

Modo de preparación:

  1. Mezcla en un tazón de sopa una cucharadita de café y una cucharada de aceite de tu elección.
  2. Moja un poco la cara y extiende la mezcla.
  3. Masajea con movimientos circulares, controlados y delicados por toda la cara.
  4. Por último, aclara con agua tibia y seca la cara con pequeños toques con una toalla suave.
  • Receta de exfoliante casero de arcilla

lavanda

La arcilla tiene numerosos beneficios, dependiendo del tipo que sea ayudará principalmente a purificar y limpiar la piel en profundidad, mientras que el aceite de lavanda aportará la calma y suavidad.

Ingredientes:

  • Arcilla o dolomita
  • Aceite esencial de lavanda

Modo de preparación:

  1. Mezcla en un recipiente una cucharada sopera de arcilla, una cucharada sopera de agua y 3 gotas de aceite esencial de lavanda.
  2. Humedece la cara y cúbrela con la pasta.
  3. Realiza movimientos circulares y suaves por todo el rostro.
  4. Para finalizar aclara con agua templada y seca muy bien con una toalla suave y limpia.

Consejo: La piel sensible necesita un cuidado especial, por lo que debes evita el exceso de exfoliación y cuando la hagas, utiliza movimientos muy lentos y suaves. Una vez terminado el proceso, procura hidratar la dermis.

  • Receta de exfoliante casero de bicarbonato de sodio

Uno de los exfoliante caseros naturales más sencillos de preparar es el que se hace con bicarbonato de sodio. Además de sus obvias propiedades de limpieza en diversas áreas (ropa, inodoros, fregaderos, etc.) el bicarbonato de sodio es un excelente exfoliante que puede aclarar las manchas, incluidas las creadas por el acné.

Ingredientes:

  • Bicarbonato de sodio
  • Agua o limpiador
  • Agua

Preparación del exfoliante natural de bicarbonato de sodio:

  1. Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con tu crema facial o astringente limpiador.
  2. Si no tienes una loción limpiadora, puedes formar una pasta sólo con agua.
  3. Con la mezcla lista, masajea la piel durante unos 3 minutos y deja actuar durante 10 minutos, luego enjuaga bien.

Repite este procedimiento 3 días durante una semana (días alternos).

  • Receta de exfoliante casero de azúcar granulada

azucar

Aunque la ingesta excesiva de azúcar puede dañar al organismo, la mezcla de azúcar granulada y agave es un poderoso exfoliante que se puede preparar fácilmente en casa para asegurar resultados nutritivos y para el rejuvenecimiento de la piel.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de azúcar granulada
  • ½ cucharadita de sirope de agave
  • El zumo fresco de la mitad de un limón

Preparación del exfoliante natural de azúcar granulado:

  1. La preparación es muy sencilla: basta con mezclar todos los ingredientes (azúcar, agave y el zumo de medio limón) en un contenedor.
  2. Si la mezcla es demasiado blanda, puedes agregar más azúcar granulada.
  3. A continuación, aplica la mezcla en la zona en la que deseas realizar la exfoliación y masajea de 3 a 5 minutos. Deja actuar sobre la piel durante 10 minutos y luego lávate la cara.

Este proceso también se puede repetir 3 veces a la semana (cada 2 días).

  • Receta casera de exfoliante de avena, sal y aceite de oliva

Además de ser capaz de calmar la piel, la harina de avena es un exfoliante natural, elimina toda la suciedad y limpia y disminuye los poros de la cara. También es muy poderosa para curar y combatir el acné.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de avena
  • ¼ de cucharadita de sal
  • 1 cucharada de agua o aceite de oliva

Modo de preparación:

  • Mezcla la avena con la sal, ya que esto aumenta las propiedades exfoliantes de la avena.
  • Añade la cucharada de agua o aceite de oliva (dependiendo de la hidratación que necesites)
  • Utiliza la composición creada y masajea circularmente la cara durante 3 minutos, y luego deja que repose durante unos 10 minutos.
  • Finalmente enjuaga el rostro con abundante agua.
exfoliante casero

Espero que estas recetas os ayuden a exfoliar vuestra piel, dependiendo del tipo de dermis que tengáis tendréis que decantaros por aquella que más se adapte a vuestras necesidades, aunque os aseguro que todas ellas son respetuosas y no harán daño en la dermis en ninguno de los casos.

Conociendo estas formulaciones tan sencillas, ¡es el momento de que os pongáis manos a la obra!

¿Qué es lo que piensas?