Escrito por

Cómo usar la pirámide olfativa para elegir un perfume

piramide olfativaLa elección de un perfume es algo muy personal que depende no solo de las preferencias de cada uno, sino también de las emociones que quieres transmitir. Una manera de hacer esta elección más fácil es conocer sobre los distintos aromas que componen una fragancia y, así, elegir la marca que mejor se adecúe a tus gustos.

Lancome, por ejemplo, se especializa en las fragancias más dulces que combinan fragancias frutales, florales y orientales.

Porque cuando olemos un perfume, nuestro gesto natural, la respiración, activa nuestros sentidos. Al inhalar una fragancia, cada uno de nosotros la percibe de forma diferente. Sin embargo, gracias a la composición de la fragancia conseguimos sentirla y descubrirla de forma objetiva.

Esto ocurre gracias a la pirámide olfativa que tiene cada fragancia. Pero, ¿qué es? ¿Por qué es tan importante la pirámide olfativa?

¿Quieres elegir la mejor fragancia para ti? A continuación, te enseñamos cómo usar la pirámide olfativa para elegir un perfume.

¿Qué es la pirámide olfativa de un perfume?

Perfumes, hay cientos… Todos están diseñados según la misma estructura… Y sin embargo, todos son diferentes. ¿Cómo se explica eso?

Una fragancia se compone de diferentes ingredientes. Es como un paseo en el que se van descubriendo diferentes aromas. En general, la estructura de un perfume se compone de notas de salida, notas de corazón y notas de fondo. Esto se denomina pirámide olfativa.

Cada nota corresponde a olores muy específicos que representan la evolución natural de la fragancia y que los perfumes expresan con el tiempo. Por lo tanto, es el componente principal para escoger el perfume que se más se adecúe a ti.

Notas de salida

Las notas de salida son importantes porque es lo que percibes ni bien te aplicas un perfume; son muy intensas y enérgicas, pero son las más volátiles pues duran poco.

En efecto, es la nota olfativa que distinguimos en primer lugar al rociar un perfume, estableciendo la primera impresión de una fragancia, y la que influye muy a menudo en la compra.

Pero, como son fugaces debido a sus moléculas más ligeras y pequeñas, se evaporan rápidamente. Por eso, es aconsejable esperar al resto de notas antes de hacer una elección.

Por lo general, estas notas tienen aromas cítricos y marinos que proporcionan frescura y energía, pero esto no quiere decir que no pueda haber otras notas de salida. Su elección debe ser cuidadosa para permitir una transición agradable y suave a la siguiente parte de la pirámide olfativa.

  • Notas de salida populares: limón, naranja, bergamota, pimienta rosa, grosella negra, jengibre, menta.
  • Duración media: 5 – 15 minutos

Notas de corazón

El perfume, si está bien estructurado, revela matices, sutilezas y materias primas asociadas. A esto se le llama notas de corazón. Aseguran la continuidad de las notas de salida y preparan una transición suave hacia las notas de fondo.

Consideradas el “alma” o la personalidad de un perfume, son las que realmente definen al perfume como tal y que lo convierten en una fragancia única. Como tales, son evidentes durante toda la vida de la fragancia.

Suelen percibirse luego de 15 minutos y su efecto dura aproximadamente 6 horas.

  • Notas de salida populares: jazmín, ylang-ylang, violeta, rosa.
  • Duración media: 20 – 60 minutos

Notas de fondo

Por último, las notas de fondo son las que le otorgan profundidad y resonancia al perfume y le dan el toque final.

Estas notas aparecen de forma más gradual, pero también se evaporan más gradualmente y sostienen la estela de la fragancia. Y a menudo, son ellas las que condicionan el apego y la fidelidad que se puede tener a un perfume.

Usualmente, los perfumistas utilizan notas amaderadas, especiadas, orientales, o de cuero para definir el cuerpo del perfume.

  • Notas de salida populares: vainilla, ámbar, almizcle, pachulí, sándalo, cedro.
  • Duración media: de varias horas a varios días
perfume

Cómo usar las notas para elegir un perfume

La creación de un perfume comienza siempre con la selección y combinación de la mezcla adecuada de ingredientes. Los perfumistas deben basarse en su profundo conocimiento de las notas de fragancia y su topología (es decir, sus propiedades moleculares únicas) para desarrollar composiciones olfativas equilibradas y que deleiten los sentidos.

Si bien los perfumistas suelen utilizar determinados ingredientes para elaborar la pirámide olfativa de un perfume, estas notas varían para cautivar al público y alcanzar un aroma original.

La Vie Est Belle es un claro ejemplo de una combinación poco convencional; este perfume utiliza pera y grosella negra en sus notas de salida, jazmín, iris y azahar de naranjo en sus notas de corazón y praliné, vainilla, haba tonka y pachuli en sus notas de fondo, lo que lo convierte en una fragancia floral con un toque afrutado, ideal para mujeres con mucha confianza.

Sin duda, lo mejor para escoger un perfume en base a su pirámide olfativa es dejarte llevar por la primera impresión de la fragancia, pero darle tiempo para que te muestre su esencia.

Teniendo en cuenta que cada acorde puede estar influenciado por el pH de nuestra piel, es muy importante ir más allá de las notas de salida para entender un perfume. Sería como beber una copa de excelente vino tinto, quizás de añada, sin decantarla primero.

Nunca hay que juzgar a toda prisa un perfume. Al igual que una buena pieza musical, a menudo es necesario escucharla dos, incluso tres veces para entender si nos gusta o no.

Las notas de corazón son la clave para elegir aquel que más se adapte a ti en base a las sensaciones que evoca en tu piel.

El perfume cambia con el tiempo, poco a poco, a medida que se va revelando. Por esta razón, siempre es necesario hacer más de una prueba antes de la elección final. No hagas juicios precipitados y dale todo el tiempo necesario para que la fragancia se revele por completo.

Los que eligen un perfume con prisa deben aceptar el hecho de que cada fragancia se expresa según sus propias características. Debemos disfrutar de nuestra fragancia favorita por su predisposición natural y no por lo que esperamos que sea.

La armonía olfativa

Independientemente de la clasificación de las etapas olfativas, no percibimos claramente cómo evoluciona un perfume cuando lo usamos. De hecho, las notas de un perfume se entrelazan entre sí para dar una armonía olfativa natural al aroma.

Un delicado equilibrio, creado gracias a la dosis adecuada de cada componente. Un juego de las partes basado en un equilibrio de elementos naturales que dan como resultado una faceta olfativa sin precedentes.

Esta es la belleza de la perfumería artística. El poder de contar con nuevas creaciones e interpretaciones siempre únicas que merece la pena probar una y otra vez.

Cómo debes probar el perfume

probar perfume

Nunca huelas un perfume en el mostrador. El olor en la tienda puede ser abrumador. Piénsalo: ¿Cómo puedes oler de verdad las notas puras de una fragancia cuando se mezcla con una nube de otros olores diferentes? En su lugar, rocíalo sobre tu piel y vete.

En lugar de rociar un montón de opciones a medida que avanzas por el pasillo -esto lo hemos hecho todas-, rocía cada una de ellas en un palito de prueba diferente y sal de la tienda -o mejor aún, sal a la calle- antes de olerlo por primera vez.

Cuando huelas el aroma rodeado de aire fresco, tu nariz no sólo tendrá la oportunidad de “resetearse”, sino que tendrás una mejor impresión de cómo se llevará en el día a día.

Otra ventaja: guardar los palitos de prueba te ayuda a llevar la cuenta de tus elecciones, en lugar de intentar recordar qué fragancia has rociado en cada parte del cuerpo -de nuevo, esto lo hemos hecho todas-.

¿Te has decidido pero no puedes tomar una decisión final? Coge esos palitos recién rociados, guárdalos en bolsillos separados y sigue con tu día. Sí, eso incluye salir del centro comercial.

Sigue oliendo las fragancias mientras te mueves. De esta forma, puedes comprobar los aromas a medida que evolucionan para asegurarte de que siguen gustándote. A no ser que surja un claro favorito de inmediato, espera un día entero antes de hacer una elección, lo que imita cómo llevarías realmente una fragancia.

Si estás segura de que tienes una ganadora, haz una última prueba en la piel cuando vuelvas a la tienda: rocía la fragancia en tus puntos de pulso -el cuello, las muñecas, la parte interior de los codos- y, al contrario de lo que probablemente siempre has hecho, no la frotes; la fricción calienta el jugo y altera la química del aroma.

Espera unos 30 minutos después de rociarlo antes de dar una última y definitiva inspiración. No sólo las notas de salida se evaporarán durante este tiempo, sino que el resto de las notas se mezclarán con tu olor natural, dándote una mejor idea de cómo vivirá en tu piel.

Si al final te sigue gustando, ¡felicidades! Lo has conseguido. Por fin has encontrado tu próxima fragancia emblemática o, al menos, un nuevo aroma que te gusta lo suficiente como para usarlo de vez en cuando.

Como has podido comprobar, usar la pirámide olfativa para elegir un perfume es la mejor manera de conectar con sus ingredientes. Las notas de corazón son la esencia del perfume y, por lo tanto, la clave para elegirlo y transmitir tus propias sensaciones.

¿Qué es lo que piensas?