Cómo cuidar la piel mixta deshidratada

Seguro que muchas veces habéis sentido que vuestro tipo de piel no encaja con ninguno de los que encontráis información, ya sea porque sentís que no es grasa del todo pero tampoco seca.

Puede que os sintáis más identificados con la piel mixta pero hay algo que se os escapa, en este caso estoy segura que estamos ante una piel mixta deshidratada, mucho más común de lo que creemos.

Esta piel no tiene porque verse necesariamente super seca, descamada ni con irritaciones… de hecho puede tener una clara tendencia al exceso de grasa y estar deshidratada.

Como sabréis, la piel mixta se compone de dos partes, la zona T siempre con predominio de grasa y las mejillas con tendencia a la sequedad, pero como veremos a continuación, dentro de este tipo de dermis, hay otros tipos con diferentes características.

En este artículo vamos a aprender a identificar la piel mixta deshidratada y vamos a saber como tratarla para conseguir los mejores resultados.

Pero antes, os dejo por aquí algunas de las cremas más interesantes que he recopilado para hidratar la piel, porque como veremos, es un paso fundamental a la hora de cuidar la dermis independientemente del tipo que sea.

Mujer piel mixta deshidratada

¿Cómo es una piel mixta deshidratada?

No es tarea fácil reconocer este tipo de pieles si antes no conocemos mucho sobre la dermis, su comportamiento y cuidados, pero ¡para eso estamos aquí!

Un rostro mixto con deshidratación se reconoce porque suele tener la zona T (nariz, frente y barbilla) con exceso de sebo, puntos negros, acné, brillos, untuosidad, etc, mientras que las mejillas están mucho más secas, tirantes, sensibles y hasta pueden tener picores y descamación.

A pesar de esto también vamos a ver a continuación que se pueden tener dos tipos de pieles mixtas con sus respectivas características.

Diferentes tipos de pieles mixtas-deshidratadas

Las características anteriores son muy generales y aunque bastante reconocibles, pueden confundirnos si nos encontramos en algunos de los dos casos que voy a exponeros a continuación.

Piel mixta grasa deshidratada

En este caso, las características de la piel grasa destacan sobre las secas, es por ello que podemos ver un aumento de poros abiertos, exceso de sebo, brillos, espinillas e incluso acné.

También suele tener una textura mucho más rugosa, no es una dermis lisa ni suave.

Pero aún así, si utilizamos un limpiador muy astringente, el efecto conseguido no es ni mucho menos agradable, es en este momento cuando vemos que la piel reacciona dando lugar a tirantez, rojeces y hasta irritaciones, sobre todo en las mejillas que suelen ser más sensibles.

Un aspecto muy habitual es ver descamaciones en la zona del entrecejo, las mejillas y alrededor de los labios.

Piel mixta seca deshidratada

Al contrario que la otra, en este caso es la piel seca la que tiene mayor predominio sobre la grasa.

Se suele sentir con mucha tirantez y suele haber casi siempre rojeces e irritaciones. Su textura es muy lisa y de piel bastante débil, es por ello que son muy propensos a las líneas de expresión y las arrugas con el paso de los años.

Por otro lado, cuando hace mucho frío son las primeras en pasarlo mal, son sensibles a estas temperaturas y suelen dar lugar a grietas, eccemas e incluso heridas si no se cuida debidamente.

¿Qué error solemos cometer al tratar este tipo de piel?

El problema que esto acarrea es que, nos centramos casi siempre en tratar la zona más grasa, para ello utilizamos limpiadores y productos que nos ayuden a eliminar esos puntos negros, acné y exceso de sebo, pero ¿que pasa con la hidratación?

Nos olvidamos completamente de hidratar la piel, ya que al tener una clara tendencia a la piel grasa tendemos a pensar erróneamente que eso agravará más aún la presencia de sebo.

Y esto solemos hacerlo por todo el rostro, lo que también incluye tratar con esos productos las zonas secas, empeorando notablemente la deshidratación y dando lugar a irritaciones.

Por otro lado, tratar las zonas grasas con cosméticos astringentes únicamente, sin hidratación posterior, da lugar a un efecto rebote que hará que nuestro cuerpo produzca más sebo aún para cubrir esa carencia.

En definitiva, es un bucle en el que limpiamos nuestra cara, la zona seca empeora, la zona grasa se vuelve más grasa y al final no conseguimos nada.

De lo contrario, si nuestra piel tiene tendencia a ser seca, puede que al sentir tanta tirantez, empecemos a usar una crema hidratante para pieles secas por todo el cutis, lo que dará lugar a empeoramiento de las zonas con exceso de sebo, que se verán más untuosas, con granitos, poros obstruidos, ect.

Mujer tratamiento piel mixta deshidratada

Rutina correcta para tratar la piel mixta-deshidratada

Ahora vamos a hablar sobre que pasos hay que seguir y que debemos buscar para tratar este tipo de piel de forma correcta, según el tipo de piel mixta-deshidrata que tengas, habrá unos u otros pasos que hay que realizar.

Limpieza e hidratación facial

  • Piel mixta grasa deshidratada

1º. Lavar el rostro con agua tibia, sin frotar. Secar suavemente con especie de toquecitos. Elegir limpiadores suaves que no tengan sustancias irritantes ni secantes como el alcohol. Aquí os dejo algunos limpiadores que me han gustado.

2º. Hidratar la piel con productos especialmente recomendados para tratar la dermis grasa, es decir, con texturas ligeras y suaves, con ingredientes no-comedogénicos y que no obstruyan poros. Además son una gran elección las cremas con sustancias que ayudan a retener la humedad del ambiente en la piel como por ejemplo el Ácido Hialurónico.

  • Piel mixta seca deshidratada

1º. Lavar el rostro con agua tibia, evitar siempre cambios bruscos de temperatura. En este caso, los limpiador más ideales serán aquellos que son recomendados para dermis sensibles, como las leches limpiadoras que suelen contener ingredientes más suaves. No frotar nunca la piel, secar con toquecitos.

2º. Hidratar la piel con cremas muy hidratantes con ingredientes que nutren en profundidad, de esta manera ayudaremos a restaurar y reforzar la barrera hidrolipídica de la dermis. En este caso, además de ingredientes como el Ácido Hialurónico que ayudará a retener la humedad, también se aconsejan sustancias como por ejemplo las ceramidas que son muy hidratantes.

Otros aspectos a tener en cuenta

Además de mantener una buena limpieza e hidratación de la dermis, dos pasos fundamentales para conseguir mejorar la salud y el aspecto de este tipo de pieles, también hay otras acciones que debemos tener en cuenta y que nos pueden ayudar mucho.

No dejar la piel maquillada

Es muy importante que no dejemos la dermis maquillada por tiempos muy prolongados, ya que el maquillaje puede provocar una mayor deshidratación o incluso todo lo contrario, provocar granitos por la obstrucción de los poros.

Para ello es muy importante que al llegar a casa, justo antes de la limpieza de la que hablábamos más arriba, eliminemos toda la pintura que hayamos puesto con un buen desmaquillante.

Si el maquillaje de los ojos y los labios es waterproof tendrás que utilizar un limpiador bifásico, pero utilízalo solo en esas zonas, para el resto del rostro valdría con el limpiador suave que hemos elegido.

Utiliza un tónico para calmar la piel

Estas pieles se caracterizan por tener un claro desequilibrio, para ello siempre se recomienda terminar la limpieza con el uso de un buen tónico, un producto que ayudará a calmar, refrescar y equilibrar el pH de la piel.

Flor piel mixta deshidratada

Manten a la piel protegida del sol

El sol es el principal culpable del daño en la piel, la deshidratación y del envejecimiento cutáneo, es por ello que siempre debemos mantener el rostro protegido frente a los rayos solares.

Para ello bastará con utilizar un protector solar con un factor del 30 o 50, los únicos que nos aseguran una buena protección.

Cualquier otro factor que sea inferior a estos, no nos garantiza un buen trabajo de protección.

Este producto siempre debe ser el último en la rutina, siempre y cuando vayamos a salir a la calle, es por ello que casi siempre tienen lugar en las rutinas de mañana, obviándose su uso en las de noche.

Tener buenos hábitos de consumo

La piel también hay que cuidarla desde el interior y para ello debemos tomar alimento saludables ricos en vitaminas, nutrientes y agua, como las frutas y las verduras.

Además, beber la cantidad de agua diaria recomendada, o al menos la que tu cuerpo necesite para sentirse sano.

Con todo esto, aquellos que tenemos una piel mixta deshidratada tenemos todas las herramientas para conseguir sacar todo el potencial de esta dermis, que al igual que todas las demás, es preciosa cuando la cuidamos correctamente.

LINKEDIN

VIVE EN:  Madrid

EDUCACIÓN: 

PROFESIONAL:
  • Redacción de artículos de belleza y salud en Unisima.com
  • Practicas Freelance en StyleLovely
  • Experiencia

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *