Escrito por

Peeling Facial: Tipos, Peligros, Cuidados necesarios y Recetas caseras

Estoy segura que en innumerables ocasiones os habéis visto tentados de someteros a un peeling, ya que solo con el hecho de imaginar a piel adoptar un aspecto radiante… las ganas aumentan por segundos. Aún así, quizás no os hayáis atrevido nunca a realizarlo por falta de información y confianza. 

Es por ello que en el artículo de hoy vamos a hablar de esta técnica, de los diferentes tipos que hay, qué debemos hacer para realizarlo y ¡hasta veremos algunas recetas para hacer peelings caseros!

Esta técnica nos promete unos resultados inmediatos y maravillosos, así que ¡os animo a todos a que prestéis atención y así podáis sacar el máximo provecho de este tratamiento!

Peeling facial

¿Qué es un Peeling Facial?

El peeling facial es un tratamiento estético realizado por los dermatólogos con ácidos y otras cremas especializadas. Durante el proceso se destruye la capa superficial, media o profunda de la piel, dependiendo del caso, con lo que se logra la eliminación de células muertas y se da lugar a una nueva piel, más sana y hermosa, con menos arrugas, manchas, acné y otras imperfecciones.

En principio, se elimina una capa que se regenera a continuación y que recibe un nuevo aspecto a través de las células que permanecen en ciertos puntos de la piel. El peeling superficial de la capa activa exterior estimula la renovación celular a través de cambios profundos en las células, tales como:

  • Aumento del grosor epidérmico.
  • Disminución de la cantidad de melanina depositada.
  • Aumento de la producción de fibras de colágeno y suministro de sangre.
  • Aumento de la permeabilidad de la piel, favoreciendo la penetración de los principios activos que apoyan el tratamiento post-peeling.

Diferentes profundidades del peeling facial

Como primer paso, los profesionales analizan la piel del paciente, a continuación, deciden el tipo de ácido y la intensidad del proceso. Según el tipo de piel y los objetivos a alcanzar por el paciente, el profesional puede realizar el peeling dentro de los siguientes criterios:

  • Peeling facial superficial: Propicio para manchas en la superficie, poros dilatados y pecas, así como para la piel opaca, reseca o cansada.
  • Peeling facial medio: Ideal para las manchas profundas, cicatrices de acné, arrugas finas y piel envejecida por el sol.
  • Peeling facial profundo: Perfecto para la piel muy envejecida con manchas, arrugas o cicatrices profundas de acné.

Como veis, dependiendo de las diferentes características de la piel y las necesidades de cada uno, el dermatólogo nos podrá recomendar uno u otro tipo de peeling. Como podréis determinar, el primero es el proceso más suave, mientras que el último resultará el más invasivo, aunque siempre y cuando estén realizado por expertos, será una técnica segura y controlada.

Esta técnica no se debe realizar de forma muy seguida, es más, se recomienda con una frecuencia de 2 a 4 semanas si es superficial, de 6 a 8 meses si es medio y de 12 a 24 meses si es profundo, por lo que todo ese tiempo debemos llevar un correcto cuidado de la piel, que veremos un poco más abajo.

Tipos de peeling facial

El peeling puede ser de tres tipos:

  • Químico: A través del uso de productos químicos, como sustancias y ácidos.
  • Mecánico o microdermoabrasión: Con recetas caseras, máquinas de microdermoabrasión o papel de lija de punta de diamante.
  • Físico: Con láser, de manera que conseguirá reducir el grosor de la dermis y conseguir que ésta se encuentre más fina justo donde hay marcas u otras imperfecciones.
Tipos de peeling

Peeling mecánico o microdermoabrasión

Esta claro que este proceso lo hemos oído innumerables veces, ya que es una de las técnicas más rápidas y sencillas de realizar, se trata de un proceso de exfoliación mediante aparatos con punta de diamante o a base de cristales que irán incidiendo en nuestra dermis de manera que eliminará las células muertas y dará lugar a una dermis mucho más bonita y radiante.

Si quieres obtener más información sobre este proceso, os recomiendo que le echéis un vistazo a este post: Microdermoabrasión Facial: Riesgos, Beneficios y Frecuencia.

Peeling físico

Este proceso suele ir desde el uso de scrubs o cremas con partículas exfoliantes para incidir de forma superficial en la dermis, hasta el uso de láser que incidirá sobre la dermis de forma más profunda y conseguirá cambios mucho más notables.

Las cremas podemos comprarlas en cualquier tienda cosmética o incluso hacerlas en casa con ingredientes efectivos (más abajo hablaremos de algunas recetas interesantes), mientras que el láser siempre debe realizarlo un profesional de la piel para evitar daños innecesarios y asegurar resultados efectivos.

Peeling químico

Para lograr una exfoliación química, la piel debe ser preparada previamente de 15 a 30 días antes, mediante el uso de una crema pre-peeling prescrita por tu dermatólogo. La preparación de la piel permite obtener mejores resultados y ayuda a evitar los posibles efectos indeseables de este proceso como hiperpigmentación o quemaduras que pueden ocurrir incluso cuando se toman todas las precauciones.

Las exfoliaciones químicas utilizan sustancias que provocan el desprendimiento de las capas superficiales de la piel, permitiendo el estímulo para la renovación celular y la formación de colágeno, generando así una piel perfecta, suave, brillante y uniforme.

Su propósito es rejuvenecer la piel, mejorando su textura y color, suavizando las arrugas. Cuanto mayor sea la profundidad del peeling facial, mayor es el riesgo de complicaciones, por lo tanto siempre debe hacerse bajo supervisión médica.

Algunos tipos de peeling químico son:

Este sigue siendo una de las principales armas en la lucha contra las estrías. Promueve una descamación de la piel superficial y constante, renovando y favoreciendo la formación de colágeno, lo que conduce a una mejora significativa en el aspecto de cualquier marca que haya sobre nuestra piel.

Este se utiliza generalmente para el tratamiento de la cara, cuello y manos. El ácido glicólico se aplica cuidadosamente a la piel, dejando las arrugas más suave y menos visibles después del tratamiento.

Las exfoliaciones con ácido glicólico son excelentes, no sólo para el tratamiento de los efectos dañinos del sol (como la aparición temprana de arrugas y manchas en la piel) sino también para el tratamiento del acné y de la piel con estrías.

  • Peeling de fenol

Este es capaz de promover un intenso rejuvenecimiento facial en un procedimiento de 30 minutos, ya que elimina arrugas y marcas de expresión profundas al mismo tiempo, restaurando la apariencia juvenil del paciente.

Dado que proporciona los mejores resultados de rejuvenecimiento facial, el peeling de fenol está indicado sólo para los casos más graves de envejecimiento de la piel.

  • Peeling de ácido salicílico

En este se utiliza una solución alcohólica al 35% durante 5 minutos, seguida de una neutralización con agua y es adecuada para blanquear la piel, reducir arrugas y tratar comedones, este ácido es muy utilizado y recetado por médicos dermatólogos para tratar casos de acné, por lo que su eficacia está asegurada.

peeling quimico

¿Cómo cuidar la piel después de un peeling facial?

En nuestra rutina diaria tendremos que hacer algunos pequeños cambios para preservar la salud de nuestra piel, son pequeños pero muy importantes, aunque el dermatólogo os avisará de todo, aquí os dejo una lista con los pasos esenciales que debéis cumplir:

Rutina diaria:

  • Coloca compresas frías de infusión de manzanilla en el área del peeling.
  • Lo primero que deberás hacer es hidratar la piel durante una semana después del peeling con un hidratante recomendado por tu médico, ya que será un producto que te ayudará en la regeneración de la piel, además de en la nutrición.
  • Además lo ideal sería utilizar sustancias suavizantes y calmantes, como puede ser el caso del agua termal, por ejemplo.
  • Recuerda que no debes reanudar el uso del ácido utilizado en la exfoliación (no importa en que formato) durante los siete días posteriores al proceso debido a que la piel aún se estará regenerando. Es decir, si tu crema de noche habitual es rica en esa sustancia, tendrás que prescindir de ella durante la primera semana.
  • En el momento de lavar la cara, es muy importante que lo hagamos con un jabón suave durante la primera semana, para evitar cualquier tipo de abrasión.
  • No olvides el protector solar con un factor mínimo de 30, que protege contra la radiación UVA y UVB y recuerda que tendrás que volver a aplicar como mínimo cada cuatro horas.
  • Utiliza preferiblemente el maquillaje hipoalergénico, ya que son menos propensos a generar irritación en la piel sensibilizada.

Después de la normalización de la piel, tendrás que establecer un tratamiento preventivo y mantenimiento diario, para ello lo ideal es hablarlo con el especialista y que éste te guíe en lo que debemos hacer.

¿Se puede hacer un peeling en casa?

Aunque las exfoliaciones más profundas son procedimientos médicos y sólo se deben hacer en centros especializados y bajo supervisión profesional, hay varios tipos de los peelings superficiales que puedes hacer en casa y que proporcionan muy buenos resultados.

Se llaman exfoliantes, que puedes comprarlos preparados en tiendas o hacerlos de forma casera, para efectos que van desde el blanqueamiento de la piel, abrir los poros, mejorar el acné y la piel grasa, hasta disminuir arrugas superficiales.

Lo importante es que sigas estrictamente todas las instrucciones y nunca las aplique más de tres veces a la semana. Hoy os traigo tres sugerencias de peelings que podéis preparar en vuestro hogar:

Receta 1: Peeling facial para pieles con arrugas

Mientras que el azúcar renueva las células de la piel, el aceite de oliva virgen extra penetra profundamente, nutre y regenera las capas más profundas. Este peeling es capaz de suavizar las arrugas finas que aparecen con la edad y su frecuencia es cada dos días aproximadamente. Además también se puede utilizar en las manos.

Ingredientes

  • Una cucharada de azúcar.
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra

Pasos de preparación y aplicación

  1. En un tazón pequeño, mezcla una cucharada de azúcar con una cuchara de aceite de oliva hasta obtener una pasta suave.
  2. Antes del baño, aplica la mezcla sobre la piel humedecida, con un ligero masaje circular, cuidando de no presionar demasiado fuerte.
  3. Aplícala en todo el cutis pero recuerda que la piel de alrededor de los ojos y del cuello es más delgada, por lo que el masaje en esas zonas no debe exceder los 2 minutos.
  4. A continuación, dúchate normalmente, sin aplicar jabón en las áreas donde aplicaste la mezcla. Después de secarte, ponte protector solar de al menos FPS superior a 30.
azucar

Receta 2: peeling facial iluminador

Este es el único peeling que puede hacerse diariamente. Mientras que la avena elimina las células muertas de la superficie, que se llenan de melanina, el ácido láctico del yogur estimula la renovación de la piel e inhibe la producción superficial de esta molécula.

Ingredientes

  • Una cucharada de harina de avena
  • Una cucharada de yogur natural

Pasos a seguir en la preparación y aplicación

  1. En un bol, mezcla una cucharada de harina de avena con una cucharada de yogur natural y remueve hasta que se forma una pasta.
  2. Durante el baño, después de lavarte la cara con un jabón adecuado, aplica el peeling iluminador con masajes suaves y circulares, especialmente en las regiones de la piel con más puntos negros, durante dos o tres minutos como máximo.
  3. Enjuaga bien con abundante agua, luego sécate y aplica un protector solar con FPS superior a 30.
Yogur

Receta 3: peeling facial para pieles grasas y con acné

Mientras que el salvado de avena elimina las células muertas en la superficie de la piel y el sebo acumulado en los poros, la papaína de la papaya aumenta el efecto exfoliante para una limpieza completa de la piel y el aceite de oliva repone inmediatamente los lípidos perdidos.

Ingredientes

  • Una cucharada de salvado de avena
  • Una cucharada de papaya triturada
  • Una cucharada de aceite de oliva

Pasos a seguir en la preparación y aplicación

  1. Mezcla todo en un recipiente, asegúrate de las cantidades y de que todo se mezcla a la perfección.
  2. Después de lavarte la cara con un jabón suave y con la piel ligeramente húmeda, aplícate la mezcla con movimientos uniformes y circulares en la frente, barbilla, nariz y pómulos, que son las zonas más grasas y más afectadas por el acné.
  3. Para finalizar aclara con abundante agua, seca con suavidad y aplica el FPS superior a 30.
Papaya

Después de toda la información sobre los peelings, espero que no tengas dudas sobre la importancia que tiene mantener la dermis completamente libre de suciedad, impurezas y otras partículas.

Ya sabes todos los tipos que existen bajo esta técnica, además habéis podido ver que podemos mantener la piel con recetas caseras que nos ayudarán a mejorar la apariencia de nuestro cutis.

Sabiendo todo esto, es el momento de pasar a ¡cuidar como nunca antes de nuestra piel!

¿Qué es lo que piensas?