Análisis Dermatológico: Mejores limpiadores faciales del 2022

Revisión médica: Dr. Adrián Alegre, especialista en Dermatología Médico-Quirúrgica

Investigamos, probamos, revisamos y recomendamos de forma independiente los mejores productos. Los profesionales de la salud revisan los artículos para verificar su precisión médica. Conozca más sobre nuestro proceso . Si compra algo a través de nuestros enlaces, podemos ganar una comisión en algunos casos.

mejores limpiadores faciales

Al final de un largo día, lo mejor que puedes hacer por tu piel es realizar una limpieza profunda para eliminar todo rastro de suciedad, sudor y maquillaje; y dejar así que respire, repare y renueve.

La limpieza regular de la piel es muy importante para mantener una piel bonita y saludable, ¡así que nunca te vayas a la cama sin lavarte la cara y eliminar todo el maquillaje!.

Además, tener una superficie impecable también ayuda a que otros productos para el cuidado de la piel penetren más profundamente, y realicen su trabajo de manera más eficiente.

Pero encontrar el mejor limpiador para tu tipo de piel puede ser todo un reto, especialmente porque los efectos a largo plazo no se ven inmediatamente.

Sí, tu piel se sentirá fresca, limpia y suave al instante, pero a la larga, los limpiadores también deberían ser una parte importante de tu régimen de cuidado facial antiedad.

Trabajan duro para luchar contra el envejecimiento y revertir los efectos diarios del maquillaje y la suciedad en la piel, resultados que no se verán hasta mucho más adelante.

Afortunadamente, ¡estamos aquí para ayudarte! Un buen limpiador comienza por unos buenos ingredientes. Y eso es en lo que nos vamos a fijar para determinar cuál es el mejor limpiador del mercado.

Por eso hemos analizado el INCI (lista de ingredientes) de los limpiadores más populares, y los que mejores valoraciones tienen y, según su composición, podáis decidir mejor si merecen la pena o no, escogiendo solo el mejor para tu piel y tu salud.

Para conocer un poco más a fondo los ingredientes que contienen los productos que mencionamos a continuación, sólo tienes clicar sobre ellos. De los activos más destacados incluimos una pequeña descripción.

Y ahora, sigue leyendo nuestra guía de los mejores limpiadores faciales del mercado.

1. Aceite Limpiador Facial de Nezeni Cosmetics – El mejor limpiador facial

aceite facial nezeni cosmetics

Puedes comprar este aceite en la web de Nezeni por 19,90 € o a un precio superior en Amazon por 29,90 €.

Hemos elegido un aceite limpiador facial como el mejor limpiador para la piel por la capacidad de efectividad y limpieza que tiene el producto de Nezeni Cosmetics.

Se trata de un producto que elimina las impurezas acumuladas durante el día en la piel, además promete hacerlo de forma respetuosa y sin causar el más mínimo impacto en la dermis.

Como podéis ver, se trata de un cosmético adecuado para todo tipo de pieles, por lo que ofrecerá beneficios tanto en las dermis secas como en las grasas, consiguiendo así unos resultados maravillosos en todo aquel que lo utilice.

Pero además de un gran limpiador también es un gran desmaquillante (de cara y ojos), gracias a la presencia de lo aceites (más de 7 en total), podremos retirar incluso el maquillaje más resistente o waterproof de una sola pasada.

Además, los ingredientes están especialmente estudiados para que respeten el pH de la piel entre 4,5 y 5,5, siendo esto el motivo por lo cual este cosmético es tan respetuoso con todos los tipos de dermis, de manera que podemos usarlo con total seguridad.

A parte de limpiar y desmaquillar, el resultado final es una piel hidratada y suave, por lo que utilizarlo es muy placentero para todos los sentidos.

Si sois más de otro tipo de texturas a la hora de limpiar la piel, debes saber que Nezeni también cuenta con otros productos de limpieza en su tienda online muy efectivos.

Ahora volviendo al aceite limpiador que ocupa el primer puesto de este ranking, os dejamos por aquí el INCI completo del producto, para que le echéis un vistazo y a continuación ¡analizar a cada uno de ellos!.

Inci aceite limpiador nezeni cosmetics

INCI Nezeni Cosmetics Aceite Limpiador Facial

Tras analizar este producto, es bastante evidente que Nezeni tiene muy claro que sus cosméticos se distinguen por no contar con ningún ingrediente, que pueda llegar a ser controvertido.

Destacan en este INCI la gran variedad de tipos de aceite no comedogénicos presentes, de alta calidad, como es el caso del aceite de jojoba, el aceite de sésamo o de almendras dulces.

Cuenta con los ingredientes necesarios para mantener la limpieza, la hidratación y la suavidad en nuestra piel.

Utiliza un mínimo de conservantes, lo que ayuda a evitar la acumulación de compuestos dañinos o lo que es lo mismo, el famoso efecto combinado, que pueden producir daños perjudiciales en el futuro debido a un uso constante de cosméticos.

Tiene 2 años de caducidad incluso estando el producto cerrado, y lo puedes usar tantas veces como te apetezca, ya que no causará daño alguno en la piel.

Se presenta en un envase de vidrio con una cantidad muy generosa, teniendo en cuenta su precio, de 200 ml con dispensador para facilitar así su aplicación. ¡Cunde muchísimo!.

Su textura, de aroma agradable, es muy suave, fluida y por supuesto, hidratante, aunque no pegajosa ni grasa.

De primeras es oleosa, al entrar en contacto con la piel humedecida, enseguida emulsiona y se convierte en un limpiador suave, que no causa irritaciones.

El resultado es una tez sin grasa, impurezas, suave y libre, por completo, de suciedad.

Os aconsejamos que completéis la información de este producto consultando nuestra experiencia y opinión del Aceite facial de Nezeni Cosmetics.

2. Limpiador facial Squalane Cleanser The Ordinary

the ordinary limpiador facial

Puedes comprar este producto en Amazon por 15 €.

En el segundo puesto de este listado encontramos un limpiador de la firma The Ordinary que tampoco pasa desapercibido, el conocido Squalane Cleanser.

De sus premisas principales, que la marca afirma, rescatamos su capacidad para disolver el maquillaje, sus dotes para atrapar la suciedad, la capacidad que presenta para limpiar los poros y la hidratación que aporta.

Uno de sus activos estrella es el Escualano, sin embargo, para conocer mejor su formulación, nuevamente, la analizamos rigurosamente, ¡ya que los ingredientes de un cosmético nos revelan su calidad y beneficios reales!.

inci the ordinary producto de limpieza

INCI The Ordinary Squalane Cleanser

De nuevo en este producto encontramos un limpiador con una formulación escueta, con los ingredientes justos.

Sin embargo, es una pena que dentro de estos ingredientes estén presentes algunos indeseados, considerados como tóxicos, como es el caso del Isoceteth-20 o el Chlorphenesin.

Por otro lado, nos alegra ver que en esta ocasión el ingrediente estrella del producto sí se encuentra en unas proporciones adecuadas, ya que está ubicado en el primer puesto del INCI, incluso antes del Agua, un aspecto positivo a tener en cuenta.

En cuanto a la textura, al tratarse de un bálsamo es bastante cremosa, al trabajarla con las yemas de los dedos se convierte en un aceite.

Es importante trabajar la textura, para que pase a esta fase más diluida y aceitosa, así que debes dedicar tiempo al uso de este producto, motivo por el que lo desaconsejamos para el día a día.

Cuenta con una cantidad de 50 ml. aunque, el envase extrañamente cuando recibes el producto viene casi vacío, por lo que no corresponde con la cantidad que se menciona. ¡No repetiríamos su compra!.

Igualmente, si quieres comprobar por ti misma/o sus propiedades, puedes hacerlo en el post que hemos preparado con nuestra opinión acerca del Limpiador facial Squalane Cleanser The Ordinary.

3. Limpiador facial Créaline Gel Moussant de Bioderma

Bioderma limpieza facial

Puedes comprar este producto en Amazon por 21,57 €.

Otro de los limpiadores reconocidos del mercado actual es este gel de la firma Bioderma.

Está especializado en el cuidado de las pieles sensibles y aunque se define como gel, también comparte las propiedades del agua micelar.

Para conocer cuál son sus beneficios, de nuevo analizamos un poco más a fondo sus ingredientes.

INCI Bioderma limpiador facial

INCI Bioderma Créaline Gel Moussant

Pese a contar con bastantes ingredientes que pueden proporcionar beneficios óptimos, nos pesa de nuevo encontrar algunos ingredientes que pueden ser controvertidos, como sucede con el Peg-90 Glyceryl Isostearate o el Laureth-2.

Por otro lado, dos de sus activos más preciados, el Tocopherol y el Ascorbyl Palmitate se encuentran al final del listado, por lo que no están presentes en porcentajes adecuados.

Nos ha gustado mucho la textura de este producto, ya que no tiene perfume, jabón y además cuenta con un pH fisiológico. Es un gel muy fluido que se reparte de una forma uniforme por el rostro.

El envase, con una cantidad de 200 ml. es práctico, porque cuenta con dispensador, pero preferiríamos que fuera de vidrio.

Puedes comprobar todas las propiedades de este limpiador en el análisis que hemos realizado del Gel Créaline de Bioderma.

4. Gel limpiador espumoso de Cerave

limpieza facial cerave

Puedes comprar este producto en Amazon por 22,23 €.

En esta ocasión, también podemos decir que este producto de Cerave es uno de los más buscados. ¿Será cierto que realmente funciona?.

Para ello, de nuevo lo pusimos a prueba, comprobando una vez más cuál son los ingredientes que forman parte de su formulación.

inci limpiador facial cerave

INCI Cerave Gel Limpiador Espumoso

Tras revisar el INCI de este producto me sorprendió la cantidad de activos con los que cuenta, porque encontramos en el primer puesto la Niacinamida, diferentes tipos de ceramidas y uno de los antiage más conocidos, el Ácido Hialurónico.

La parte negativa, es que no sólo encontramos activos con buenas propiedades, sino que también podemos comprobar cómo, en esta formulación, también encontramos otros ingredientes no tan saludables ni respetuosos, como sucede con el Tetrasodium Edta, diferentes tipos de PEG o el Phenoxyethanol.

La textura, tipo gel, se extiende de forma rápida en la piel, además, una vez que entra en contacto con el agua se convierte en un fluido totalmente acuoso. Posee una fragancia neutra, sin aroma.

Su envase, tiene un formato contundente, de 473 ml. que en ciertos momentos resulta incómodo de transportar y utilizar.

Cuenta con dispensador y su envase, de plástico, nos parece poco sostenible.

Toda la información acerca de este producto la puedes encontrar en el post que hemos elaborado sobre el gel de Cerave, tras probarlo y analizarlo más a fondo.

5. Gel Limpiador Facial Effaclar de La Roche-Possay

la roche posay limpiador facial

Puedes comprar este producto en Amazon por 15,65 €.

Por último, en este análisis de los mejores productos para limpiar el rostro no podía faltar este conocido gel de la firma La Roche-Possay.

Esta solución sólo está indicada para eliminar el sebo y las impurezas de las pieles más grasas, logrando purificarla.

Se trata de un limpiador no comedogénico, con pH fisiológico y según menciona la firma cuenta con los sientes beneficios: eliminar los excesos de grasa; eliminar la suciedad del rostro con suavidad; mejorar los brillos y los puntos negros; revitalizar la piel.

A pesar de seguir estas premisas tan específicas, para comprobar si los ingredientes de este productos son los más apropiados, toca revisar su formulación.

La Roche posay INCI

INCI La Roche-Possay Gel Limpiador Facial Effaclar

Entre los primeros puestos del listado llama la atención ver que se encuentra un Peg, en concreto, el Peg-8, de carácter controvertido.

Sobre todo, nos llama la atención ya que se encuentra en una zona alta del listado, es decir, está en porcentajes abundantes.

Otros de sus ingredientes a evitar son el Phenoxyethanol o el Peg-120 Methyl Glucose Dioleate.

Nos ha decepcionado que este limpiador tan conocido contenga dichos ingredientes, que pueden resultar perjudiciales.

La textura, refrescante, es tipo gel y cuando entra en contacto con el agua se convierte en un jabón bastante espumoso. Su fragancia nos ha parecido excesivamente predominante, con mucho protagonismo.

El envase es de plástico en un tono azul transparente y cuenta con una cantidad de 400 ml. Aunque también podéis decantaros por la opción de 200 ml.

Puedes completar información de este producto en el análisis del que hemos realizado del gel limpiador Facial Effaclar de La Roche-Possay.

El papel de los limpiadores en el cuidado de la piel

La limpieza es la parte más básica e importante de cualquier rutina de cuidado de la piel, ya que las células de la piel se están renovando constantemente, y éstas células muertas se quedan en la superficie, acumulando impurezas.

Además, a lo largo del día, la piel del rostro está continuamente expuesta a bacterias, contaminantes, sudor, grasa, suciedad, maquillaje y otros microorganismos.

Una limpieza adecuada nos va a ayudar a reducir la acumulación de estas sustancias no deseadas, una parte crítica de la higiene general.

Junto con la crema hidratante, es también un factor importante para ayudar a la piel a mantener un nivel adecuado de hidratación. La piel deshidratada se ve y se siente áspera, arrugada y envejecida, algo que no deseamos.

La limpieza también ayuda a controlar los niveles de PH de la piel, permitiendo una retención adecuada de agua y de producto hidratante.

¿Qué pasaría si dejaras de lavarte la cara por completo? Los poros se obstruirán, lo que provocará el desarrollo de un acné grave.

La piel también puede experimentar una combinación de enrojecimiento severo, sequedad e irritación por falta de hidratación. Por último, la piel se vería sucia, grasienta, mugrienta y muy envejecida.

Lo más probable es que desarrollarías un picor persistente, hasta el punto en que tendrías que rascarte la cara constantemente. Esto podría conducir a roturas de la piel, que son los puntos de entrada para la infección.

La moraleja de la historia: ¡realiza una limpieza adecuada de la piel regularmente!

¿Qué hace exactamente un limpiador?

La función principal de un limpiador es eliminar la suciedad, el sudor, la contaminación, las células muertas y el exceso de grasa que están acumulados en la piel, para que se puedan eliminar fácilmente con agua.

También es útil para eliminar el maquillaje y el protector solar, ya que estas sustancias aceitosas no se pueden eliminar de forma eficaz sólo con un aclarado.

Esto lo logra con la ayuda de surfactantes, ingredientes químicos que tienen la habilidad única de unir cosas a base de aceite con cosas a base de agua.

Aunque no es un exfoliante propiamente dicho, un limpiador también ayuda a exfoliar las células superiores de la piel, sin dañarla. Refresca la piel y le da a la tez la oportunidad de respirar.

Un limpiador adecuado limpia los poros de los desechos, para evitar la acumulación de suciedad, permitiendo que la grasa natural de nuestra piel llegue a la superficie sin impedimentos; disminuyendo así las posibilidades de que se produzca un brote.

También crea una base limpia para poder aplicar otros productos de forma efectiva, como la crema hidratante o el maquillaje.

Cada tipo de piel tiene unas necesidades diferentes, por eso no hay un solo tipo de limpiador. Hay fórmulas para el lavado de la cara aptas para todos los tipos de piel, incluyendo pieles sensibles, propensas al acné, mixtas, secas, grasas e incluso con rosácea.

¿Los desmaquillantes y limpiadores son lo mismo?

Los desmaquillantes no deben confundirse (ni reemplazarse) con los limpiadores. Fieles a su nombre, los desmaquillantes son beneficiosos para eliminar la base de maquillaje, el colorete, el corrector, la sombra de ojos y otros cosméticos de la superficie de la piel.

Los desmaquillantes se pueden encontrar en diferentes texturas y formulaciones, pero los mejores son aquellos que pueden eliminar por completo el maquillaje, sin retirar los aceites naturales de la piel.

Los limpiadores, como hemos visto, se usan para eliminar la suciedad, el sudor, la grasa y otras impurezas que obstruyen los poros de la superficie de la piel, antes de que tengan la oportunidad de mezclarse con las bacterias y causar estragos.

Los limpiadores están disponibles en diferentes formas, tamaños y texturas, incluyendo espumas, geles, aceites, cremas, bálsamos y exfoliantes.

Tu tipo de piel y tus necesidades deben ayudarte a elegir qué tipo de limpiador utilizar, ya que unos se adaptan mejor a determinados tipos de piel que otros.

En resumen: los desmaquillantes eliminan el maquillaje, y los limpiadores eliminan todo lo demás, incluyendo los restos de maquillaje.

Para obtener lo mejor de ambos productos, es recomendable seguir un método de doble limpieza, que asegura la eliminación de todo rastro de suciedad y maquillaje de la superficie de la piel.

Esto es especialmente beneficioso si sueles utilizar maquillaje pesado a diario. Para seguir la técnica, comienza utilizando el desmaquillante, y una vez que hayas eliminado el maquillaje de la piel, sigue con el limpiador para eliminar todas las impurezas.

¿Qué tipo de limpiadores existen?

Con tantas opciones de limpieza disponibles, y con cada una de ellas promocionando diferentes beneficios, es fácil sentirse abrumada y ser influenciada por falsas afirmaciones de marketing.

Conocer la diferencia entre cada tipo de limpiador te permitirá filtrar tus opciones, y hacer que la búsqueda del limpiador perfecto sea mucho más fácil.

Los limpiadores faciales vienen en diferentes formas y texturas; algunos limpiadores requieren aclarado, mientras que otros se pueden aplicar sólo con un algodón. Por eso es útil elegir el que mejor se adapte a tu tipo de piel y a tu estilo de vida.

Geles limpiadores

Son transparentes y, como su nombre indica, tienen una consistencia gelatinosa, pero una vez que se mezclan con agua, se vuelven espumosos. Generalmente están diseñados para conseguir una limpieza profunda y dejar una sensación refrescante.

Son eficaces para desobstruir los poros, eliminar el exceso de grasa y eliminar las bacterias causantes del acné, gracias a sus propiedades antisépticas y exfoliantes.

Sus componentes principales son los surfactantes (un ingrediente que descompone los aceites, se adhiere a ellos y permite que se aclaren con agua), ingredientes controvertidos.

Leches o lociones limpiadoras

Han tenido un resurgimiento recientemente, especialmente de las marcas coreanas y japonesas, aunque solían ser los limpiadores de elección a principios del siglo XX, cuando no había limpiadores a base de surfactantes, sólo jabones fuertes.

Mientras que antiguamente las leches limpiadoras eran muy alcalinas debido a ingredientes como la trietanolamina, hoy en día la mayoría se emulsionan con surfactantes más suaves, y son súper seguros y suaves para la piel.

Su consistencia es espesa y cremosa, y contienen ingredientes hidratantes, suavizantes y nutritivos, que benefician profundamente a la piel seca.

Limpian suavemente la piel sin despojarla de sus aceites naturales y sin resecarla. Y no suelen contener ingredientes potencialmente irritantes, como fragancias, colorantes o alcohol.

Espumas o mousses limpiadoras

Los limpiadores en espuma o mousse son ligeros. Pueden salir directamente de la bomba en forma de espuma, o pueden empezar como gel o crema, y luego transformarse en mousse una vez mezclados con agua.

En el caso de estos últimos, así es como funcionan la mayoría de los limpiadores en gel, por lo que llamarlos “limpiadores faciales en espuma” es en realidad sólo una opción de marketing.

Este tipo de limpiador elimina el exceso de grasa con la misma eficacia que los limpiadores en gel.

Aceites limpiadores

Lavarse la piel con aceite puede sonar contradictorio, especialmente si tienes la piel grasa; pero la mayoría de los expertos no están de acuerdo.

Un limpiador en aceite es una forma suave de eliminar los restos que obstruyen los poros, incluido el maquillaje más resistente, sin resecar la piel. Esto lo convierte en una fórmula ultra suave que limpia sin deshidratar ni comprometer la piel.

Aunque son ideales para las pieles secas, sensibles o deshidratadas, tampoco dudaría en recomendárselos a las pieles grasas, mixtas o propensas al acné.

Arcillas limpiadoras

Conocidas por su poder absorbente, los limpiadores de arcilla purifican la piel al eliminar el exceso de grasa y toxinas de los poros.

Aguas micelares

Originarias de Francia, las aguas micelares son desmaquillantes y limpiadores a la vez. Se componen de “micelas” (pequeñas moléculas de aceite suspendidas en agua blanda), que atrapan la grasa, la suciedad y el maquillaje.

Son limpiadores muy suaves capaces de mantener la epidermis intacta. No es necesario aclararlo con agua. Vienen en forma líquida, así que todo lo que tienes que hacer es empapar un disco de algodón con ella, y aplicarlo por la cara para eliminar la acumulación del día.

El agua micelar está elaborada con el mismo tipo de surfactantes que se pueden ver en un limpiador en gel, aunque como el agua micelar se queda en la piel, sólo se usan los surfactantes más suaves, nunca verás SLS en una fórmula de agua micelar.

Limpiadores de jabón

Lo mejor es mantenerse alejados de ellos. Cualquier producto a base de jabón, ya sea en barra o líquido, tendrá un pH alcalino (generalmente entre 9 y 11, que es absurdamente alto).

Lavarte la piel con un limpiador alcalino (es decir, jabón) de forma regular, eliminará totalmente el pH de tu piel y hará que sea mucho más susceptible a todo tipo de problemas, desde deshidratación hasta acné e irritación.

Limpiadores en barra

Después de años de permanecer apartados del cuidado de la piel, las barras o pastillas están volviendo a utilizarse poco a poco.

Estas nuevas barras limpiadoras contienen muy poco jabón (otras no lo incluyen) y son tan suaves para la piel como sus contrapartes líquidas.

También ofrecen niveles de pH más agradables para la piel, además de ingredientes altamente hidratantes y ricos en nutrientes, como la glicerina y los aceites esenciales.

Son una opción más ecológica que los limpiadores líquidos, ya que los materiales de envasado (principalmente papel y cartón) se descomponen más fácilmente que en los envases de plástico.

Limpiador exfoliante

El uso de un limpiador exfoliante es una excelente manera de eliminar las células muertas y el exceso de grasa de la piel. Generalmente cuentan con agentes exfoliantes suaves, que ayudan a limpiar los poros, la superficie de la piel y hacer que la tez luzca más suave.

Paños de limpieza, Guantes y Esponjas limpiadoras

Hay toallitas limpiadoras, y luego hay paños, guantes y esponjas limpiadoras. Estos limpiadores están hechos con fibras especiales (algunos son de origen vegetal y no requieren el uso de ningún limpiador tradicional) para eliminar a fondo las impurezas, mientras eliminan las células muertas de la piel.

Un limpiador para cada tipo de piel

Cuando se trata de elegir cualquier producto para el cuidado de la piel, siempre hay que tener en cuenta tu tipo de piel.

Piel normal y mixta

Si tu piel no es demasiado seca ni demasiado grasa, solo necesitas mantenerla en equilibrio, limpia y saludable. Para ello, cualquier tipo de limpiador facial puede funcionar; con la excepción de los limpiadores a base de jabón (con un pH alto) y los limpiadores en gel con surfactantes fuertes, que pueden despojar tu piel de sus aceites naturales, y deshidratarla.

Los limpiadores en gel suaves, las leches o lociones, los limpiadores en aceite, y todos los demás tipos de limpiadores probablemente harán un excelente trabajo, simplemente tienes que decidir cuál te gusta más.

Piel seca o deshidratada

Los limpiadores para pieles secas no solo limpian la piel, sino que también la hidratan. Si tu piel está seca, tirante, tu limpiador debe ser rico en ingredientes emolientes y humectantes, ingredientes que proporcionarán hidratación completa, y la dejan con una sensación de suavidad.

Estos ingredientes incluyen glicerina, ácido hialurónico, aceites botánicos y ácidos grasos. Estos ingredientes están presentes comúnmente en las leches o lociones limpiadoras, aunque los limpiadores de aceite también pueden funcionar.

Evita los surfactantes fuertes como el sodium lauryl sulfate (SLS) o el sodium laureth sulfate (SLES), así como los limpiadores a base de jabón, y los que tengan alcohol, que puede resecar aún más la piel.

Piel grasa o acnéica

Las personas con pieles grasas o propensas al acné tienden a limpiar excesivamente su piel con productos agresivos, lo que termina deshidratando la piel, haciéndola mucho más susceptible al acné.

En lugar de esto, es mejor usar limpiadores faciales suaves que no irriten aún más la piel, pero que sigan haciendo un buen trabajo descomponiendo y eliminando el exceso de grasa.

Además, para las pieles propensas al acné, un limpiador con un pH más bajo es de suma importancia para prevenir los brotes y mantener la piel saludable.

Los limpiadores en gel más suave o un limpiador de espuma menos irritante, van bien a estas pieles; aunque incluso las leches o lociones limpiadoras pueden funcionar bien para descomponer la grasa.

Y debido a que el limpiador facial no permanece (o al menos no debería) en la piel durante mucho tiempo, cualquier ingrediente antiacné que contenga, no va a tener un gran impacto en la piel.

Los ingredientes que combaten el acné como el ácido salicílico, el aceite del árbol del té o el peróxido de benzoílo son más útiles en los productos que permanecen en la piel, como los tratamientos para las manchas, los serums y las lociones.

Piel con eczema, psoriasis o rosácea

Evita los jabones en barra, ya que son secantes e irritantes para las personas con eccema. Utiliza limpiadores suaves sin jabón que sean menos propensos a irritar.

Las personas con psoriasis sufren de sequedad de la piel, por eso es recomendable un limpiador suave que respete la integridad de la piel.

Las personas con rosácea tienen una piel extremadamente sensible en el área facial. Es aconsejable que elijan productos suaves, sin perfume, ya que a menudo son desencadenantes de alergias.

¿Qué buscar en un limpiador facial?

Una buena sensación en la piel

Mucha gente con piel grasa o acné espera que su piel se sienta tirante y seca después de usar un limpiador de cara. Pero en realidad, este sentimiento es un indicador de que el limpiador que estás usando no es el adecuado.

Si la piel está tirante, significa que ha sido despojada de todas las cosas que necesita para estar sana, fuerte y protegida, como los aceites naturales de la piel, y es un signo de que la barrera protectora de la piel se ha visto comprometida.

Esta sensación de incomodidad es un indicador de que la piel está deshidratada y desprotegida, lo que la hace más susceptible a las infecciones bacterianas (así es, ahora es más susceptible al acné), a la sensibilidad, la irritación y el envejecimiento prematuro.

Entonces ¿Qué sensación debe dejar un limpiador? El producto adecuado deja la piel cómoda, fresca e incluso un poco hidratada. Indudablemente la piel estará completamente limpia, pero también será saludable y fuerte.

Un pH bajo

El pH ideal de la piel está entre 4.5 y 5.5. Con este pH es más fácil para nuestra piel funcionar bien, ya que es un ambiente poco propicio para que las bacterias sobrevivan.

En cambio, si el pH es más alto, hay más probabilidades de que las bacterias proliferen, causando acné, infecciones, junto con irritación, deshidratación y sensibilidad.

Los limpiadores con un pH demasiado alto (superior a 5.6) son los grandes culpables de causar daño a la piel. Por eso, al elegir un limpiador facial, opta siempre por uno que tenga un pH bajo.

Las marcas no suelen anunciar el pH de sus productos en el envase, pero siempre puedes comprobarlo tú mismo con una tira reactiva o enviarles un correo electrónico preguntándoselo.

Los mejores ingredientes

No todos los limpiadores faciales están a la altura de las expectativas. Por eso la lista de ingredientes es la parte más importante de un cosmético, pues leyéndola podremos determinar si cumplen con los propósitos anunciados por el fabricante.

Para asegurarte de que estás obteniendo lo mejor de tu limpiador facial, es hora de profundizar en lo que usas para eliminar el maquillaje, la suciedad y la grasa que se pueden acumular en tu rostro, e incluso evitar que tus otros productos funcionen de la mejor manera posible.

Surfactantes

Los tensoactivos o surfactantes son la base de muchos limpiadores faciales porque estos ingredientes son los encargados de unirse a las partículas de suciedad, grasa y demás residuos de la piel, para poder atraparlos y eliminarlos con el aclarado.

Algunos de los surfactantes más comunes son: sodium lauryl sulfate (SLS), ammonium lauryl sulfate, sodium laureth sulfate (SLES), ammonium laureth sulfate, ácido esteárico (stearic acid), ácido láurico (lauric acid), ácido mirístico (myristic acid), ácido oleico (oleic acid) o ácido palmítico (palmitic acid).

Seguramente que entre todos ellos te suele sobre todo el sodium lauryl sulfate (SLS), ya que este es el surfactante más controvertido de todos. Es bastante fuerte, y entre otras cosas, puede eliminar el aceite de la piel y deshidratarla. Y si queda algún resto en la piel, puede ser muy irritante.

Por eso, es recomendable evitar los limpiadores con SLS (al menos en los primeros ingredientes), y su pariente menos agresivo, el sodium laureth sulfate (SLES).

Muchas personas asocian los surfactantes como malos ingredientes, pero a decir verdad, esta afirmación no es cierta. Sí, el Sodium Lauryl Sulfate es un surfactante irritante para la piel, pero no causa cáncer.

De hecho, muchos de los surfactantes enumerados anteriormente se derivan de una fuente natural, y trabajan para mejorar la integridad y el rendimiento de sus formulaciones cosméticas. ¡No les tengas miedo!

Emolientes

Estos compuestos hidratantes ayudan a reducir la cantidad de humedad que se pierde por la piel, incluso al lavarla. Para ello forman una fina barrera similar a una película sobre la superficie de la piel, evitando la pérdida de humedad.

Los ingredientes emolientes más populares son: aceite mineral (petrolatum), lanolina, siliconas y ceramidas. Algunos alcoholes grasos, como el cetearyl alcohol, también ofrecen beneficios hidratantes y suavizantes para la piel.

Humectantes

Los humectantes funcionan de manera similar a los emolientes, atraen la humedad a la piel y la mantienen allí durante un corto período de tiempo mientras la piel la absorbe.

Un humectante muy común en los limpiadores faciales es la glicerina. Este ingrediente también se encuentra naturalmente en la piel. El extracto de avena, el ácido hialurónico y el sodium PCA también son grandes humectantes.

Los aceites también pueden incluirse en los limpiadores faciales como ingredientes hidratantes; el aceite de oliva, el aceite de jojoba y algunos aceites esenciales sirven para este propósito.

Exfoliantes

La limpieza debe dejar la piel con un aspecto más brillante, no opaca y seca. Por eso algunos limpiadores pueden incluir productos exfoliantes que actúan como iluminadores de la piel.

Por ejemplo, suele utilizarse mucho el ácido cítrico, el ácido salicílico, u otro ácido de frutas, que promueven la exfoliación de la piel para eliminar las células muertas y opacas y revelar una apariencia más brillante.

Algunos limpiadores pueden incorporar partículas o semillas como un medio de exfoliación física. Aunque esto puede eliminar algunas células muertas de la piel, no se considera un método tan efectivo como la exfoliación química.

Esto es porque los exfoliantes físicos no pueden penetrar profundamente en la piel para aflojar el “pegamento” que une las células muertas de la piel a los poros. Los exfoliantes químicos, como el ácido glicólico, pueden lograr este proceso de exfoliación de manera más efectiva.

Antibacterianos

Los ingredientes antibacterianos prolongan la vida útil del producto y eliminar de la piel los microorganismos potencialmente dañinos o irritantes.

Los limpiadores faciales dirigidos a aquellas pieles que sufren de acné, piel seca u otros desórdenes de la piel, pueden incluir intencionalmente ingredientes antimicrobianos con el propósito de ayudar en el tratamiento de esas condiciones.

Ejemplos de ingredientes utilizados en los limpiadores faciales para este propósito incluyen peróxido de benzoilo, ácido azaleico, aceite del árbol del té y miel.

En cambio, debes tener cuidado con los productos químicos antimicrobianos diseñados para prolongar la vida útil de los limpiadores faciales, y evitar los dañinos, como los parabenos (todos los ingredientes que acaban en -parabene) o el popular Phenoxyethanol.

¿Cómo limpiar bien el rostro?

Los expertos tienen opiniones diferentes sobre la frecuencia con la que se debe lavar la cara. ¿Nuestro consejo? Escucha a tu piel.

Algunos tipos de piel pueden beneficiarse de una rutina de limpieza dos veces al día, por la mañana y por la noche, para controlar el exceso de grasa y los brillos, mientras que la misma rutina puede hacer que otras pieles estén secas y tirantes.

Como regla general: Siempre lávate la cara por la noche, y nunca duermas con el maquillaje puesto.

Por la noche, la limpieza puede ayudar a eliminar el maquillaje, la grasa y la suciedad que se han acumulado en nuestros rostros a lo largo del día, y así tu piel podrá respirar y renovarse durante la noche.

No somos conscientes, pero a lo largo del día nuestra piel se ensucia bastante. Las impurezas invisibles del aire (especialmente en las ciudades contaminadas) aterrizan en nuestra cara donde pueden causar daño de radicales libres (el daño que causa signos prematuros de envejecimiento) y obstruir los poros.

Cuando despertamos, sin embargo, una limpieza completa no es obligatoria. Si sientes que tu piel produce mucha grasa, y te despiertas con la piel brillante o sucia, puedes elegir hacer una segunda limpieza por la mañana, quizás con un limpiador más ligero que el que usas por la noche.

Si no es así, con aclararte la cara con agua o limpiarla con un tónico suave será suficiente.

También puedes optar por limpiar la piel a mediodía, después de una actividad física extenuante o si está muy sucia por la actividad diaria.

¿Cómo hacerlo correctamente? Vamos a verlo:

1. Eliminar el maquillaje

Utiliza un desmaquillante para eliminar todo el maquillaje posible. Algunas personas prefieren un desmaquillante tradicional a base de aceite, mientras que otras optan por un aceite limpiador, un agua micelar, o toallitas limpiadoras.

Este paso es particularmente importante si utilizas maquillaje resistente.

2. Lávate la cara

Ahora que ya has retirado la mayor parte de la suciedad, utiliza una pequeña cantidad del limpiador elegido en tus manos, y emulsiónalo con agua tibia.

Masajea la emulsión sobre la piel con movimientos circulares durante al menos 30 segundos, comenzando por debajo de la línea de la mandíbula, hacia arriba. Utiliza la parte superior de la palma de la mano y el largo de los dedos para cubrir rápidamente mucha piel, y aplicar un masaje que estimule la piel y los músculos que se encuentran debajo de ella.

Asegúrate de cubrir toda la zona, incluyendo las áreas comúnmente olvidadas, como a lo largo de la línea del cabello, debajo de las orejas, en la parte delantera y trasera del cuello y en el escote.

Infórmate antes de si es apropiado utilizar el limpiador en la zona de alrededor de los ojos, sino utiliza un desmaquillante de ojos en su lugar.

3. Acláralo y sécate suavemente

La mayoría de los limpiadores hay que aclararlos con agua para eliminar todas la suciedad e impurezas desprendidos. Recuerda siempre aclararte la cara con agua tibia, no caliente. Aunque también puedes utilizar un paño húmedo o un algodón para retirar los restos.

Si no se ha eliminado todo el maquillaje, puedes realizar una segunda limpieza, ya sea con el mismo limpiador o con un producto diferente.

Una vez retirado todo el limpiador, sécate el resto suavemente (en lugar de frotar) con una toalla limpia y seca.

4. Nutre la piel

Y una vez que la piel está completamente limpia, es muy importante nutrirla. Depende de si deseas aplicar tónicos, serums, tratamientos de manchas, activos o exfoliantes químicos sobre la piel, pero es muy importante hidratarla con una crema o loción que sea apropiada para tu tipo de piel y tus necesidades.

Finalmente, ahora que tienes mucho más claro cuál son los mejores limpiadores, ahora sólo queda que te decantes por la opción más natural y sostenible, que sea más afín a tus necesidades.

Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 11 de Noviembre de 2022.

LINKEDIN

VIVE EN:  Majadahonda - Madrid

EDUCACIÓN: 

PROFESIONAL:
  • Clínica Dermatología, Estética y Fisioterapia Martínez Rivas
  • Redacción y revisión de artículos en Unisima.com a tiempo parcial
  • Experiencia

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.