Escrito por

Análisis dermatológico: 11 Mejores Cremas para Pieles Atópicas

mejores cremas pieles atopicas¿Tu piel atópica te causa picor, descamación, sarpullido e irritación en la piel? No estás solo. Esta condición de la piel afecta al 3% de la población mundial (¡más de 150 millones de personas!), y aunque no tiene una cura definitiva, existen productos especialmente diseñados para prevenir y tratar los brotes y paliar la mayoría de sus síntomas. El objetivo de estos tratamientos es ayudar a controlar los síntomas de la afección.

En la dermatitis atópica, otro término para denominar las pieles atópicas, la función de barrera de la piel está dañada. Esta pérdida de la función de barrera hace que la piel sea más sensible y más propensa a las infecciones y a la sequedad. Por eso, las mejores cremas para pieles atópicas se centran en reparar esa barrera, proporcionando un alivio genuino y duradero de esta condición común de la piel.

Generalmente, estas cremas incluyen varios emolientes y humectantes de acción prolongada para preservar y restaurar la humedad de la piel, que pueden ayudar a aliviar la resequedad y la picazón. Así como ingredientes antiinflamatorios para reducir la hinchazón, la picazón y el enrojecimiento.

Y con tanta gente padeciendo esta afección, cada vez son más las marcas que sacan a la venta tratamientos para el cuidado de las delicadas pieles atópicas. Por eso, puede resultar difícil elegir una que funcione bien para ti.

Así que para ahorrarte tiempo y dinero, hemos reunido una lista con las 11 mejores cremas para las pieles atópicas, que según sus ingredientes, son las más eficaces que puedes encontrar ahora mismo en el mercado.

¿Que cómo lo sabemos? Hemos analizado cada uno de los ingredientes de las cremas más populares y mejores valoradas para la dermatitis atópica, y las hemos clasificado según la eficacia de sus ingredientes.

En este artículo vas a encontrar el análisis completo de las tres mejores cremas, con cada ingrediente analizado. Pero para no repetirlo todo cien veces, si algún ingrediente ya está analizado en otro artículo, dejamos un enlace para que puedas ir directamente a donde está explicado.

Del resto de opciones solo hay un pequeño resumen, pues su análisis desglosado está en otro artículo aparte, al que puedes acceder pinchando en el enlace que os dejamos. Y después del análisis, tienes toda la información que necesitas sobre las pieles atópicas, desde sus causas más frecuentes, hasta la forma de prevenir los brotes. Esperemos que te sea de utilidad para tratar tu molesta afección.

¡Y ahora comenzamos el análisis!

La Mejor Opción- Crema para Pieles atópicas de Akento Cosmetics

Comprar en Amazon o en la web de la marca más barata

Es la opción que más nos ha gustado para reparar nuestra piel atópica. Akento ha formulado una crema fluida y muy hidratante que proporciona un plus de nutrición para recuperar la barrera lipídica que es la encargada de proteger la piel de las agresiones externas.

Este es el principal problema de las pieles atópicas, un mal funcionamiento de este muro de contención. Con esta reparación, la piel puede volver a recobrar su óptimo funcionamiento, cesando los picores, las rojeces, la inflamación y las zonas secas.

Es un producto perfecto tanto para el cuidado diario, como para las fases en el que los signos se manifiestan con más intensidad, por lo que se recomienda utilizar regularmente.

Del mismo modo, también evita utilizar cualquier ingrediente que pueda causar irritación a la piel con dermatitis, por eso se puede utilizar incluso en bebés, niños y embarazadas, y por supuesto, también en adultos.

Por todo esto, es la mejor opción que tenemos para cuidar la frágil piel con dermatitis atópica.

Vamos a analizar sus ingredientes y después os contamos que es lo que más nos gusta de esta crema, que se postula como la mejor opción a día de hoy del mercado.

inci pieles atopicas akento

La base de todo tratamiento es el uso regular de emolientes para preservar y restaurar la humedad de la piel. Y como no puede ser de otra manera, Akento cuenta con varios emolientes en los primeros puestos de la lista que hacen perfectamente este trabajo.

Nos gusta que no necesita utilizar vaselina ni siliconas para envolver la piel, dos ingredientes seguros debido a su refinamiento, pero que muchas prefieren evitar ya que son derivados del petróleo. En su lugar, utiliza glicerina, aceite de jojoba y aceite de granada para conseguir sellar la humedad de la piel.

También es de destacar el compuesto Emulium Mellifera, un emulsionante natural que consigue proteger la piel de cualquier agente dañino. Y el extracto de cardo borriquero (Gatuline Skin-Repair Bio), un excelente restaurador de la barrera cutánea que mantiene a raya los elementos indeseados dentro de la piel.

El aceite de granada es otro excelente compuesto natural que protege la piel del daño celular y acelera la regeneración de la piel una vez que ya está dañada. Una combinación de lo más acertada.

Está claro que una crema que trata las pieles atópicas debe tener sumo cuidado tanto en lo que incluye, como en lo que no incluye, y la crema de Akento tiene un pleno de aciertos. Esto hace que nos olvidemos también de la preocupación sobre el efecto combinado derivado de los agentes problemáticos, como los tóxicos que a menudo se incluyen en los cosméticos.

Y aunque estén en una baja proporción, la acumulación de ellos a lo largo de los años, puede dar paso a problemas graves de salud. Pero con cremas así, podemos estar seguros que de nos estamos poniendo lo mejor en nuestra piel.

En cuanto a su textura, es una crema rica que se esparce bien y se absorbe rápidamente, sin dejar una película grasienta que resulta incomoda para poder vestirse después.

Bepanthol Calm Crema para Irritaciones Cutáneas de Bayer

Comprobar precio

La crema calmante Bepanthol es un tratamiento que puede reducir la picazón, la piel agrietada, la inflamación y las infecciones de la piel atópica, consiguiendo reducir casi todos los molestos síntomas que produce esta afección.

Para ello no utiliza cortisona, sino emolientes y humectantes fisiológicos que mantienen la humedad retenida en la piel, y aumentan así la hidratación. Además de Pantenol, que favorece la hidratación y reduce la inflamación de la piel.

Esta postura natural que adopta la marca beneficia a la piel a largo plazo, pues el uso de cortisona no es una buena opción como tratamiento recurrente, ya que tiene algún que otro efecto secundario.

inci crema pieles atopicas bayer

La manteca de karité, en una buena proporción, consigue nutrir la piel y reparar la barrera protectora de la piel, que suele estar dañada en las pieles atópicas. Y además incluye ceramidas (moléculas grasas que mantienen la humedad), que son como el mortero entre las células en la capa exterior de la piel. Cuando el mortero es deficiente, la piel puede perder más fácilmente la hidratación, y esto es lo que evita precisamente esta crema, que ayuda a reponer esas ceramidas.

Otro gran ingrediente reparador es el squalane, que actúa como antioxidante, regenerante y antibacteriano, ayudando entre otras cosas a que los microorganismos indeseados puedan fijarse y hacer más daño a la piel. En este caso está en una baja proporción.

Los activos en la crema Bepanthol están presentes en toda la lista, como es el caso del ácido graso del ácido glicirrénico, un activo restaurador, calmante y que reduce la descamación. Todo un acierto. Y por último, caba destacar también la presencia de un ingrediente antiirritante y antiprurriginoso, capaz de reducir la sensación de picor en estas pieles. Una pena que no esté en mayor concentración.

Entre todos estos ingredientes no hemos encontrado ni un solo ingrediente que pueda producir ni un ápice de irritación o daño en la piel. Ni perfume, ni colorantes, ni parabenos, ¡nada!

Lipikar Bálsamo AP+ de La Roche-Posay

Comprobar precio

La Roche-Posay tiene toda una colección dedicada al alivio de la piel seca, y esta crema en particular, es un milagro para aquellos que sufren de parches secos y persistentes, irritaciones y picor, ya que este bálsamo puede reponer los lípidos esenciales de la piel y proporcionar una hidratación duradera de 48 horas.

Esta crema corporal ayuda a reequilibrar el microbioma de la piel y restaura la barrera protectora natural de la piel. Los estudios de investigación muestran que la crema Lipikar puede ayudar a normalizar y diversificar las comunidades bacterianas de la piel, lo que ayuda a reducir la actividad de la enfermedad y a disminuir la recurrencia después de suspender los esteroides tópicos.

¿Cómo lo hace? Contiene una alta concentración de agua prebiótica, un extracto desarrollado en el Agua Termal Prebiótica La Roche-Posay, que puede tener un papel en mejorar el microbioma de la piel que está ligado a la inflamación e irritación de la piel. La niacinamida es otro ingrediente que puede ser útil para calmar el enrojecimiento y la inflamación.

Su fórmula, de fácil aplicación y rápida absorción en una textura balsámica cremosa y reconfortante, no deja un acabado graso ni pegajoso. Es adecuado para adultos, niños y bebés para su uso durante todo el año.

inci crema pieles atopicas la roche posay

La investigación dermatológica en la salud de la piel ha demostrado la importancia de un microbioma sano: la población de microorganismos que se encuentran en la superficie de la piel. Se ha descubierto que en condiciones de piel extremadamente seca, el microbioma de la piel puede desequilibrarse, y los prebióticos pueden tener un efecto reequilibrante.

Y esto es lo que trata precisamente la fórmula de La Roche-Posay. Formulado con una alta concentración de agua termal prebiótica La Roche-Posay y otros ingredientes cuidadosamente seleccionados para el cuidado de la piel, Lipikar tiene una acción prebiótica única sobre el microbioma y ayuda a reducir la piel seca y áspera.

Su fórmula contiene un 20% de manteca de Karité y glicerina, agentes hidratantes que atraen naturalmente el agua a la piel y restauran la barrera lipídica de la piel. La niacina, una forma de vitamina B3, tiene propiedades calmantes que además consigue aumentar la concentración de ceramidas y ácidos grasos, actuando como liporregenerador para pieles muy secas, irritadas y propensas a la picazón.

El aceite de colza es otro ingrediente rico en ácidos grasos que actúa como emoliente y antioxidante que, junto a la vaselina, puede ayudar a aliviar las condiciones de la piel extremadamente secas.

Por su parte, el Life Plankton es el ingrediente estrella de la fórmula Lipikar de La Roche Posay, pues es el que puede restablecer y estabilizar el equilibrio del microbioma y ayudar a restaurar y preservar la barrera cutánea. Por desgracia, este gran ingrediente está en una baja proporción.

Pese a esto, el bálsamo de La Roche Posay es una de las mejores opciones que hay actualmente para cuidar la piel con tendencia atópica. Simplemente hay una pequeña pega, contiene un ingrediente que al analizarlo nos hemos dado cuenta de que no debe usarse en la piel dañada o irritada, que precisamente es la condición en la que se encuentran las pieles con dermatitis atópica.

Crema Cuidado Integral Pieles Atópicas de Instituto Español

Comprobar precio

Instituto Español confía en la vaselina como principal tratamiento para los signos de la dermatitis atópica, pero esto no es suficiente en la mayoría de los casos. Es cierto que la vaselina es un gran emoliente indicado hasta para las pieles más sensibles, y que puede sellar la piel para evitar que la humedad se escape, pero no puede con todo.

Para ayudarla, la marca integra otros activos calmantes, antioxidantes y antiinflamatorios, pero todos ellos están en unas concentraciones demasiado bajas para poder hacer algún efecto. Esto es especialmente evidente con la vitamina C y E, grandes antioxidantes que están relegados al último peldaño.

Además de quedarse escasa de activos, la crema tiene perfume, una mala idea en los cosméticos para pieles atópicas, y un par de ingredientes problemáticos que pueden causar problemas de irritación debido a su concentración. No es la mejor opción para el cuidado de estas pieles tan sensibles y frágiles.

inci crema pieles atopicas instituto espanol

Podéis entrar en el análisis técnico completo en el siguiente artículo: Crema Cuidado Integral Pieles Atópicas de Instituto Español, Análisis y Alternativa.

Crema Emoliente Exomega Control de A-Derma

Comprobar precio

En cuestión de nutrición e hidratación de las pieles secas y con tendencia atópica, pasarse es mejor que no llegar. Y este es el problema que tiene la crema de A-Derma, que no llega a los niveles que han marcado otras marcas del mercado.

Cuenta con niacina (vitamina B3), avena y aceite de onagra, además de otros emolientes más, buenos ingredientes que protegen y alivian la irritación, pero su ayuda no llega para los demás signos del eccema, y por eso es más recomendable en los casos de dermatitis leve, o simplemente una piel muy seca y sensible.

También hay que mencionar que están presentes un par de ingredientes irritantes y otro que puede causar reacciones alérgicas. Cualquier duda de irritación puede resultar fatal para una piel ya de por sí irritada, así que en tus manos queda su uso o no.

inci crema pieles atopicas a derma

Podéis entrar en el análisis técnico completo en el siguiente artículo: Crema Emoliente Exomega Control de A-Derma, Análisis y Alternativa.

Loción Corporal Pieles Atópicas Acofarderm de Acofar

Comprobar precio

La opción de Acofar es una de las que tiene más activos concentrados, consiguiendo un efecto más potente. Sobre todo cuenta con emolientes, como la vaselina o la glicerina que sellan la piel para que la humedad no se escape de la piel y esté intensamente hidratada.

Además, utiliza unos aceites muy recomendables, como el de borraja, onagra o grosella negra, que calman, protegen y disminuyen la inflamación de la piel atópica. También trabaja con aloe vera y avena, más activos botánicos regenerantes y calmantes.

Sin embargo, no todos son buenas noticias en la fórmula de Acofarderm, ya que las sombras empiezan a partir de la mitad inferior de la lista. El perfume y algunos conservantes problemáticos consiguen que dudemos de si la crema puede llegar a irritar la piel tópica. Y en estos casos, es mejor prevenir que curar.

inci-crema pieles atopicas acofarderm

Podéis entrar en el análisis técnico completo en el siguiente artículo: Loción Corporal Pieles Atópicas Acofarderm de Acofar, Análisis y Alternativa.

AtopiControl Crema Forte de Eucerin

Comprobar precio

Eucerin es un referente en cremas para pieles atópicas, pues consigue sumar beneficios y restar problemas con la elección de sus ingredientes. Los emolientes no faltan, y ocupan los primeros puestos de la lista. Pero no se limita a ellos para conseguir hidratar y recuperar la piel dañada.

Exprime las propiedades del aceite de semilla de uva y de onagra, ricos en ácidos grasos esenciales para nutrir la piel; utiliza las ceramidas y las vitaminas C y E para conseguir protección, y un componente principal del extracto de regaliza para reducir la inflamación.

Esta es la parte buena, ya que la crema de Eucerin también tiene sus sombras. Su ingrediente refrescante puede causar irritación, y aunque están en una baja proporción, hay dos ingredientes problemáticos más que consiguen arruinar la fórmula.

inci crema pieles atopicas eucerin

Podéis entrar en el análisis técnico completo en el siguiente artículo: AtopiControl Crema Forte de Eucerin, Análisis y Alternativa.

Crema Corporal Emoliente Nutratopic Pro-AMP de Isdin

Comprobar precio

Isdin es una marca líder en el cuidado de las pieles más propensas a afecciones, y por eso no deja desamparadas a las pieles atópicas diseñando una línea entera de productos para ellas. Sin embargo, al analizar su crema emoliente corporal nos hemos llevado una sorpresa, y no muy grata.

No estamos diciendo que sea una crema mala, pues cuenta con algunos de los mejores activos para cuidar una piel tan delicada como la atópica, como las ceramidas, la vaselina, los aminoácidos o la niacina. Tienes más información sobre estos ingredientes en la continuación del artículo.

Pero por desgracia arruina esta formulación al incluir hasta 6 ingredientes potencialmente irritantes, algo que no tiene cabida en una crema de estas características. Por lo tanto, queda claro que no es una buena opción para calamar la piel irritada, ya que puede llegar incluso a irritarla más.

inci crema pieles atopicas isdin

Podéis entrar en el análisis técnico completo en el siguiente artículo: Crema Corporal Emoliente Nutratopic Pro-AMP de Isdin, Análisis y Alternativa.

Crema Reparadora Intensiva LetiAT4 de LetiPharma

Comprobar precio

Abanderada por la manteca de karité, squalane, probióticos y una gran cantidad de emolientes, la crema LetiAT4 de LetiPharma es una de las mejores opciones que hay para cuidar y proteger tu piel atópica durante un brote.

Su combinación de lípidos naturales consigue reparar la barrera protectora de la piel, evitando la pérdida de agua, y gracias a su ingrediente probiótico, restaura la microflora para evitar infecciones. Además, los antioxidantes de las vitaminas C y E aportan beneficios adicionales a una piel que necesita diferentes cuidados.

Y aunque la mayoría de los ingredientes son beneficiosos para la piel, también hay que tener en cuenta que hay un par de ingredientes que pueden resultar irritantes. Solo le falla esto último. Por lo demás, estamos ante una gran crema que puede ayudarte mucho durante los brotes de eccema.

inci crema pieles atopicas letipharma

Podéis entrar en el análisis técnico completo en el siguiente artículo: Crema Reparadora Intensiva LetiAT4 de LetiPharma, Análisis y Alternativa.

Crema Emoliente Dexyane de Ducray

Comprobar precio

La crema emoliente de Ducray es simplemente eso, un tratamiento compuesto de varios ingredientes emolientes. Los emolientes son necesarios en una crema para pieles atópicas, pero solos no son suficiente para tratar todos los signos de esta afección.

La vaselina está muy presente en esta fórmula, al igual que la glicerina y la manteca de karité, pero además de nutrir la piel y protegerla de las agresiones externas, poco más pueden hacer. Por lo tanto, es un producto que se queda bastante corto de activos, y que no puede competir con otras cremas más completas.

Además, se supone que las cremas para pieles atópicas deben de estar libres de ingredientes irritantes, perjudiciales y sensibilizantes, pero al analizarla nos hemos dado cuenta de que todos estos ingredientes están presentes, y pueden comprometer la integridad de las pieles tan sensibles.

inci crema pieles atopicas ducray

Podéis entrar en el análisis técnico completo en el siguiente artículo: Crema Emoliente Dexyane de Ducray, Análisis y Alternativa.

Bálsamo Emoliente Stelatopia de Mustela

Comprobar precio

Mustela Stelatopia es una crema emoliente que ha sido especialmente formulada para pieles secas y propensas al eczema en bebés y niños pequeños. Su fórmula sin perfume hidrata, repone y calma los síntomas de la piel irritada y con atopia.

Utiliza vaselina, glicerina, aceites vegetales, cera carnauba y cera candelilla para nutrir y reponer la humedad en la barrera de la piel, junto con aceite de girasol, squalane, extracto de aguacate y ceramidas para calamar y aliviar la piel irritada y que pica. Una combinación suave pero eficaz, perfecta para bebés.

Pero la fórmula no funciona como debería, ya que muchos de esos activos están en una concentración que les impiden brillar y hacer el efecto deseado. Además, hay un par de ingredientes irritantes que no me gustan nada, por lo que me pensaría mucho ponérmela sobre la piel atópica.

inci crema pieles atopicas mustela

Podéis entrar en el análisis técnico completo en el siguiente artículo: Bálsamo Emoliente Stelatopia de Mustela, Análisis y Alternativa.

¿Qué es una piel atópica?

Vamos a empezar por el principio, describiendo lo que es una piel con atopia. La piel atópica, también conocida como dermatitis atópica o eccema, es una enfermedad crónica y recurrente de la piel que tiene lugar normalmente en los primeros meses de la infancia, pero que puede continuar a lo largo del tiempo o incluso comenzar en la edad adulta.

Este proceso no es igual para todas las personas, porque la mayoría tienen diferentes agentes causales, por eso hay varios tipos de piel atópica, pero generalmente comienza como una picazón que, cuando se rasca, erupciona en un sarpullido.

Los síntomas aparecen inicialmente como pequeñas protuberancias rojas, que pueden exudar o descamarse con el rascado continuo. A medida que la piel continúa rascándose, se verá curtida o liquenificada.

La erupción puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, aunque ciertas áreas son más comunes dependiendo de la edad de la persona que lo padece. En bebés y niños muy pequeños, la dermatitis atópica afecta con mayor frecuencia la cara, el pecho y la parte posterior del cuero cabelludo, ya que estas son las áreas en las que el niño puede rascarse. El eccema, generalmente no ocurre en la región del pañal, a menos que el niño pueda rascarse ahí.

En los niños mayores y en los adultos, la localización de la dermatitis a menudo afecta a la piel en el pliegue de los codos y detrás de las rodillas, ya que estas áreas flexibles son las que se rozan con mayor facilidad. Los síntomas también pueden afectar a la cara, los párpados, y puede limitarse a las palmas de las manos y las plantas de los pies, particularmente en los adultos.

Las diferencias también se observan en la gravedad de la afección. Algunos individuos lo tienen más severo, y tienen la piel extremadamente inflamada, mientras que otros tienen un eczema moderado, con una inflamación mínima.

¿Cuál es la diferencia entre el eccema y la dermatitis atópica?

A menudo oímos hablar del eccema y de la dermatitis atópica tratando a los dos términos de manera diferente, pero realmente significan lo mismo. El eccema es el término general para las inflamaciones de la piel, y las inflamaciones se conocen con el nombre de dermatitis. La dermatitis atópica es, por lo tanto, un tipo de eccema.

¿Qué causa la piel atópica?

Ya sabemos cómo se manifiesta pero, ¿qué lo causa? ¡Ni siquiera los médicos y dermatólogos conocen la causa exacta del eccema! Esto es debido a que no hay una causa concreta que produzca esta afección. La dermatitis atópica se produce con mayor frecuencia por una combinación de factores desencadenantes del sistema genético e inmunológico, como alergias o contacto con irritantes; factores ambientales; e incluso también puede ser hereditaria.

La atopia también puede ser el resultado de defectos en la piel, mientras que algunos dermatólogos también creen que es el resultado de actividades que aumentan la sensibilidad de la piel.

  • Defectos de la piel. Los defectos de la piel tienen un vínculo genético y son responsables de algunos casos de eccema. Las anomalías genéticas que causan el eccema son el resultado de un defecto en la proteína filagrina localizada en la capa basal de la piel. La proteína defectuosa causa una anormalidad en la barrera de la piel que afecta la función normal de la barrera. La humedad queda libre, y los gérmenes entran en la piel causando la activación del sistema inmunológico. Un sistema inmunológico activado causa inflamación alrededor de esa área, lo que provoca irritación de la piel. Además, cuando la piel pierde su capacidad de retención de humedad, se seca fácilmente, lo que hace que sea susceptible a las infecciones.
  • Causas ambientales. La mayoría de los dermatólogos reconocen que el medio ambiente juega un papel importante en el desarrollo de la dermatitis atópica. Algunos de los factores ambientales que desencadenan el eccema incluyen detergentes agresivos, alérgenos, alimentos, polvo y caspa animal.
  • Genética. Si tienes piel atópica, tu hijo también puede tenerlo si tiene una predisposición genética. De hecho, la genética y la interacción con los factores ambientales son las causas principales de la piel atópica.
tratamiento pieles atopicas

¿Cuál es el tratamiento para la dermatitis atópica?

No existe cura como tal para la dermatitis atópica, pero los tratamientos tópicos, evitar los desencadentantes y algunos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a aliviar los síntomas. Algunos de ellos pueden incluso aumentar la cantidad de tiempo que la enfermedad permanece en remisión, espaciando los brotes.

Evitar los desencadentantes

Como el mejor tratamiento es la prevención, evitar los desencadenantes de la picazón debe ser la primera prioridad para las personas con piel atópica. Para ello, sigue los siguientes consejos:

Evita usar ropa que pueda causar irritación a la piel, como la lana, el nylon y otros materiales sintéticos. La ropa de algodón es la mejor opción para evitar picores, pero hay que tener la precaución de lavarla siempre con un detergente suave y un ciclo de doble aclarado. Debe evitarse también el uso de suavizantes.

Aunque una exposición cuidadosa al sol puede ser útil para el eccema, debe evitarse la sobreexposición al sol, lo que puede producir quemaduras solares. Por lo tanto, además de evitar el sol en horas puntas, el protector solar debe ser parte de tu rutina de cuidado de la piel, aplicándolo abundante y repetidamente sobre toda la piel que va a estar expuesta al sol de manera prolongada.

Mantén la humedad adecuada en casa. En los meses de verano, el uso de un acondicionador de aire previene la sudoración y elimina la humedad excesiva. Y en los meses de invierno, utiliza un humidificador para evitar que tu piel se reseque por la calefacción y el viento frío.

Las personas con una dermatitis atópica severa, deben ser observadas en busca de desencadenantes alérgicos con pruebas de alergia. La caspa de las mascotas y los ácaros del polvo doméstico son alérgenos ambientales que muy frecuentemente empeoran los signos de eccema. Y las alergias alimentarias comunes también pueden empeorar el eccema, especialmente en los niños.

Aunque el estrés no causa dermatitis atópica, si que puede empeorar los síntomas del eccema. Por lo tanto, debes esforzarte por no sufrir demasiado estrés. El ejercicio regular junto con técnicas de meditación pueden resultar beneficiosos en este sentido.

El baño puede ser útil si se hace de la manera correcta: utiliza agua tibia (ni muy caliente, ni muy fría) y un jabón hipoalérgico, seguido de la aplicación inmediata de una crema hidratante para pieles atópicas de la cabeza a los pies, mientras la piel aún está húmeda.

Un buen tratamiento tópico

Es esencial mantener un buen cuidado de la piel. Este cuidado comienza con una correcta hidratación, lo que disminuye la picazón y la formación de eccema. La hidratación de la piel se mantiene gracias a la aplicación dos veces al día de cremas hidratantes especialmente formuladas para pieles atópicas.

Existen otras formas de tratamiento para la dermatitis atópica severa, como los esteroides tópicos que debe recetarte tu dermatólogo. Este tratamiento te ayudará a controlar los brotes. Desafortunadamente, no es recomendable utilizar esteroides durante mucho tiempo, debido a sus efectos secundarios perjudiciales.

Y como ayudante a estos tratamientos más intensos durante los brotes, y como crema de mantenimiento durante los periodos de latencia de la afección, no hay nada mejor que una buena crema especialmente diseñada para las pieles atópicas.

Estas cremas ofrecen varios beneficios:

  • Hidratación para pieles secas. Uno de los factores desencadenantes del eccema es la piel seca, y con estas cremas, se proporciona la humedad adecuada a la piel. Como resultado, los síntomas del eccema tienen menos posibilidades de desarrollarse. Además, el uso frecuente de una crema hidratante resultaría beneficioso para la higiene de la piel.
  • Protección para la piel. Existen ciertos estimulantes de la irritación, como los ácaros del polvo y los granos de polen. Estos entran en contacto con la piel y, debido a la barrera cutánea defectuosa, provocan los síntomas de irritación del eccema. Al utilizar una crema protectora, se forma una barrera entre la piel y el medio ambiente, por lo que no tendremos que preocuparnos por los irritantes que puedan entrar en contacto con la piel.
  • Mantener a raya las bacterias. Las bacterias pueden agravar los síntomas del eccema. Las propiedades antimicrobianas presentes en estas cremas aseguran que las bacterias que están presentes en la superficie de la piel no causen daño, y así los síntomas del eccema están controlados.
  • Son seguras. A diferencia de otros tratamientos que pueden causar efectos secundarios dañinos, las cremas son tópicas y no dañan la salud.
  • Fáciles de usar. Son una opción conveniente debido a su facilidad de uso. No tienes que preocuparte de que este tratamiento interfiera con tu trabajo. Solo necesitas un poco de tiempo.
  • Opción económica. La mayoría de las cremas no son muy costosas, y duran bastante tiempo, por lo que no tendrás que preocuparte de comprarlos cada dos por tres.
  • Efectos duraderos. Estas cremas proporcionan efectos a corto y largo plazo, espaciando los brotes.

En general, las cremas para pieles atópicas ofrecen un método seguro y conveniente para deshacerte de los síntomas del eccema.

Pero todas las cremas no son iguales, por lo que es importante saber qué buscar y que evitar a la hora de elegir un tratamiento para tu piel atópica.

Qué buscar en una crema para pieles atópicas

En lo que debes fijarte a la hora de buscar una crema para tratar el eccema se puede resumir en dos cosas: los ingredientes y la textura.

Ingredientes beneficiosos

Lo primero que debes hacer es leer el INCI (lista de ingredientes) de cualquier tratamiento que te pongas sobre tu piel irritada. En esta lista deberás buscar ingredientes beneficiosos como estos:

Ceramidas

Son lípidos (grasas) que se encuentran naturalmente en altas concentraciones en las capas superiores de la piel. Su función es mantener la piel unida al formar una capa protectora que limita la pérdida de humedad, y protege contra el daño visible de la contaminación y otros factores estresantes del medio ambiente.

Constituyen más del 50% de la composición de la piel, por lo que no es de extrañar que desempeñen un papel vital a la hora de determinar el aspecto de la piel (y cómo responde a las amenazas medioambientales).

Si la piel ya contiene ceramidas, ¿por qué es necesario añadirlas a una crema? Porque la edad y el daño causado por el sol reducen la eficacia de las ceramidas naturales de la piel y, con el tiempo, pueden agotarlas, lo que debilita la barrera de la piel. Así que al aplicarlas de nuevo sobre la piel, se restaura su función.

Puedes saber si un producto tiene ceramidas porque lo encontrarás en la lista de ingredientes como ceramida AP, EOP, NG, NP, o NS). Pero esto no siempre es así, ya que la fitoesfingosina y la esfingosina son ingredientes conocidos como precursores de ceramidas, lo que significa que pueden empujar a la piel a fabricar ceramidas.

Lípidos (Ácidos grasos, colesterol)

Las ceramidas son más efectivas cuando se combinan con otros ingredientes que reponen la piel como los ácidos grasos, la glicerina y el colesterol. Las mezclas de lípidos como éstas son ideales para mejorar el tono de la piel, la textura de la piel y aliviar los signos de sensibilidad.

Niacina

Si las manchas rojas se ven por todas partes sin importar cuántas capas de maquillaje te pongas, prueba una crema que tenga este compuesto, también llamado vitamina B3. Puede reducir el enrojecimiento del eccema al fortalecer la barrera natural de la piel.

Ingredientes antimicrobianos

En las personas con piel atópica, el sistema inmunitario se centra más en las alergias que en la lucha contra las infecciones. Esto significa que la piel tiene menos sustancias químicas que combaten las infecciones, lo que da a varias bacterias, hongos y virus una oportunidad de crecer o infectar la piel.

Las infecciones bacterianas, virales y micóticas de la piel son complicaciones comunes del eccema que pueden empeorar sus síntomas. Por eso, es aconsejable que una crema contenga propiedades antimicrobianas para asegurar que las bacterias que empeoran los síntomas del eccema sean eliminadas.

Algunos de estos ingredientes son el squalane, o el probiótico Oligosacárido Alfa-Glucan, que es capaz de restaurar la microflora para evitar estas infecciones.

Avena coloidal

Es un ingrediente natural que calma la piel y reduce la mayoría de los síntomas del eccema. Es suave con la piel irritada y le proporciona el cuidado que se merece.

Manteca de karité, glicerina y vaselina

Estos ingredientes hidratantes reparan la piel y la ayudan a lucir más saludable. Busca productos para el cuidado de la piel que cuenten con uno de estos en el primer, segundo o tercer puesto en la lista de ingredientes.

Ácido hialurónico

Ayuda a atraer la humedad del aire a la piel. Aplicar una crema con ácido hialurónico aumentará la hidratación y aliviará la piel escamosa y seca.

Exfoliantes suaves AHA o BHA

Los exfoliantes AHA y BHA pueden usarse con moderación para retirar la capa de piel muerta que impida que los ingredientes activos de las cremas se absorban como deberían. Estos ingredientes pueden resultar un tanto agresivos para las pieles irritadas, por eso los exfoliantes no deberían de estar en los primeros puestos de la lista.

Es importante que evites cualquier ingrediente que sepas que te produzca alergia, y esto solo se puede hacer leyendo cuidadosamente los ingredientes de la crema. Asegúrate de que esté desprovisto de cualquier ingrediente que pueda ser perjudicial para ti.

Esto generalmente se soluciona eligiendo una crema dermatológicamente probada, que ha sido revisada por un médico que se especializa en el tratamiento de la piel, además de apoyar la eficacia y seguridad del producto.

Textura

En el mercado encontrarás que las diferentes cremas para el eccema tienen distintas consistencias. Entre ellas, hay que optar por la que es más espesa. Esto se debe al hecho de que las cremas más ricas y gruesas tienen más contenido en aceites, que tienden a formar una barrera en la piel, manteniendo así las bacterias y otros materiales dañinos e irritantes lejos de tu piel. Por lo tanto, resultan ser más eficaces.

Las cremas y ungüentos también tienden a durar más tiempo sobre la piel, por lo que normalmente no es necesario volver a aplicarlas regularmente durante el día.

Lo ideal es que la crema pueda utilizarse en cualquier parte del cuerpo, para que no tengas que comprar una para cada zona irritada de tu cuerpo o cara. Hay productos que son lo suficientemente versátiles para ser utilizados en las manos, los pies y el cuerpo. Tener estas opciones puede facilitar el tratamiento de las zonas que necesitan cuidado.

crema piel atopica

Qué evitar en una crema para pieles atópicas

Si eres uno de los millones de personas que experimentan eccema, es probable que estés familiarizado con la lucha por elegir un cuidado de la piel que no empeoren la afección ni irriten tu piel. ¿Por qué aplicar productos químicos fuertes (que se encuentran en muchos cosméticos) a la piel ya irritada, inflamada y con picazón?

No tiene mucho sentido, ¿verdad? Lo que sí tiene sentido es buscar productos con los ingredientes más puros, naturales y suaves. Hay muchos ingredientes activos en miles de productos para el cuidado de la piel que son totalmente seguros para la piel normal, pero que pueden ser muy irritantes para las personas con piel atópica.

Y si has probado muchos productos que dicen ser suaves sin suerte, es posible que estés usando algunos de estos ingredientes dañinos:

No elijas una crema con perfume o fragancia. Algunas veces las cremas pueden incluir compuestos para hacerlas oler mejor, pero estos ingredientes de fragancia añadidos pueden poner en riesgo de irritación tu piel. Lo mejor es elegir siempre productos que estén etiquetados como “seguros para pieles sensibles” o “sin fragancia”.

Evita también los cosméticos que contienen alcohol, conservantes problemáticos, o parabenos. Estos componentes causan erupciones cutáneas para la mayoría de las personas. Trata de utilizar productos con conservantes naturales, que son menos irritantes.

Hasta el 7 por ciento de las personas con eccema son alérgicas a la lanolina, un agente antibacteriano que también ayuda a suavizar la piel. El compuesto proviene de la grasa de lana después de procesar la lana de oveja esquilada.

El ácido glicólico, el ácido salicílico y el retinol también se deben evitar, ya que tienden a resecar o irritar la piel, lo cual es un problema para las personas con eccema. La afección es causada en parte por una barrera cutánea débil, que permite que los productos químicos irritantes penetren más fácilmente en la piel, y que se evapore más agua.

Los sulfatos son otro de los ingredientes a evitar, ya que pueden hacer que la piel se reseque, pique e irrite, empeorando aún más la situación de las personas que sufren de eccema. Esencialmente, limpian la piel, el cabello y la ropa tan bien que les quitan la humedad y los aceites naturales.

Aunque los medicamentos con esteroides pueden ser utilizados en casos de dermatitis atópica severa, es algo a lo que sólo debes recurrir cuando tu médico te lo recete o cuando la condición es demasiado severa. En las demás ocasiones, es mejor usar una crema que esté desprovista de esteroides para poder utilizarla durante largos periodos de tiempo sin preocupaciones, y sin tener que sufrir ningún efecto secundario.

Si utilizas protector solar, evita el ingrediente oxibenzona, uno de los peores para la piel, especialmente para la piel sensible. Incluso en concentraciones increíblemente pequeñas, es perjudicial para los arrecifes de coral. La mejor alternativa es elegir un protector solar de base mineral cuyos ingredientes activos son el dióxido de titanio y el óxido de zinc. Los protectores solares naturales, con un mínimo de ingredientes no irritan la piel como los protectores solares a base de productos químicos.

Evita las lociones si es posible. Contienen demasiada agua (y a veces, incluso de alcohol), lo que provoca que la piel se reseque y tienden a evaporarse de la piel más rápido que una fórmula más espesa.

La diferencia entre una loción y una crema es que una crema deja una sensación ligeramente grasienta incluso después de haber sido aplicada en la piel. Evita los productos de vaselina pura, que no hidratan la piel, a menos que lo pongas encima de un humectante o de una piel húmeda.

Elige una crema que esté envasada en un bote airless. La mayoría de los ingredientes activos más beneficiosos para la piel no son estables. En pocas palabras, pierden su eficacia si se exponen a la luz y al aire, que es exactamente lo que sucede cada vez que se abre un tarro. En su lugar, busca productos en tubos o botellas opacas con bombas o dispensadores herméticos; esto mantendrá tus productos funcionando como deberían.

No se puede negar que las cremas demuestran ser altamente efectivas para tratar los síntomas de la piel atópica. Sin embargo, debes asegurarte de que tomas la decisión correcta. Sólo entonces podrás estar seguro de que la crema será capaz de deshacerse de los síntomas del eccema sin producirte más problemas.

Asegurarse de que tu crema tiene todas estas características te garantizará que has elegido el tratamiento adecuado para el eccema, que no sólo es eficaz, sino también seguro y fácil de usar. Con la ayuda de una crema con estas características, serás capaz de mantener a raya bastantes síntomas molestos.

¿Cómo utilizar una crema para pieles atópicas?

El objetivo principal de una crema para pieles atópicas es asegurar que la piel no se seque. Por eso se suele aplicar generosamente sobre la zona afectada, varias veces al día. Pero no te excedas, ya que una vez que la piel lo haya absorbido, el excedente quedará desperdiciado.

Debes aplicarla justo después del baño, cuando la piel todavía está humedad, ideal para retener esa humedad y que el efecto humectante se potencie. Y a parte de después de bañarse, debes aplicarte la crema cada vez que sientas que tu piel se está secando.

No hay una frecuencia fija para la aplicación de la loción, ya que depende de una serie de factores. Por ejemplo ¿qué tipo de piel tienes? ¿en qué condiciones climáticas vives? ¿Cómo de grave es tu condición de eccema?

Para aquellos que viven en regiones secas, es aconsejable aplicar la crema generosamente al menos 4-5 veces al día. El producto debe aplicarse también después de cada baño o ducha. En cambio, si el clima es más seco de lo habitual, debes aplicar la crema antes de salir de casa. Cada vez que sientas que tu piel se está resecando, debes volver a aplicar la crema.

¿Tienen las cremas algún efecto secundario?

En general, las cremas destinadas a tratar las pieles atópicas se consideran bastante seguras, y es poco probable que pongan en peligro tu salud. Sin embargo, hay ciertos efectos secundarios que podrían ocurrir. Aunque no son peligrosos, pueden ser alarmantes si no los conoces de antemano.

Por un lado, es posible que sientas una sensación de escozor o ardor al aplicar la crema al principio. Este efecto es temporal, y mejorará a medida que continúes el tratamiento.

Otro problema del que la gente se queja es con respecto al adelgazamiento de la piel, pero esto es más bien en las cremas con esteroides. Este es un problema reversible que se resuelve una vez que se abandona la aplicación del medicamento. Algunas cremas pueden cambiar el color de la piel donde se aplican. Además, es posible que haya que hacer frente a una mayor incidencia de acné si se aplica en la cara, ya que son unas cremas muy grasientas.

Tratamiento de la piel atópica en el bebé

La aplicación regular de una crema hidratante para pieles atópicas puede servir tanto para prevenir como para tratar los brotes de eccema y ayudar a evitar que un bebé con irritación se rasque.

El tratamiento para el eccema en bebés y niños pequeños es similar al que usan los adultos, con el enfoque en la aplicación de cremas o ungüentos hidratantes y antiinflamatorios que reducen la necesidad de rascarse.

En general, la mayoría de los expertos en eccema recomiendan que se utilice un tratamiento tan grasiento como tu hijo pueda tolerar, lo que generalmente significa usar una pomada, ya que la pomada es generalmente la más grasienta. Una crema suele ser la mejor opción y, como último recurso, podrías probar una loción.

Pero además de elegir el humectante adecuado, tienes que usarlo adecuadamente para controlar el eccema de tu bebé. Lo más importante es que no uses agua caliente en el baño del infante. El agua caliente puede empeorar la piel seca y dificultar la cicatrización.

Además, sigue la regla de los tres minutos: Aplica la crema hidratante en la piel de tu hijo dentro de los tres minutos posteriores a haber salido de la bañera o ducha. Esta rápida respuesta ayuda a atrapar la humedad del agua en la piel del bebé antes de que se evapore.

Para obtener el máximo beneficio de un baño y una crema hidratante, puedes secar su piel suavemente, de modo que todavía esté un poco húmeda cuando le apliques el humectante. Secar vigorosamente la piel con una toalla hará que la crema humectante sea menos efectiva.

Existen pocas pruebas claras acerca de si el eccema en los recién nacidos se puede prevenir. Algunas investigaciones sugieren que la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses puede reducir el eccema en los lactantes que están en alto riesgo, pero las pruebas no son concluyentes.

Los bebés pueden empeorar más fácilmente su eccema, ya que les resultar más difícil evitar el rascado. Por eso, evita traumatizar su piel manteniendo sus uñas cortas y las manos limpias para evitar la infección de la piel. También considera el uso de apósitos húmedos inmediatamente después de hidratar la piel de tu hijo cuando tenga brotes de eccema difíciles de controlar.

También asegúrate de que la habitación del bebé no esté demasiado caliente por la noche, ya que el sudor puede empeorar los síntomas del eccema.

El tratamiento de los bebés con eccema puede ser difícil y llevar mucho tiempo. Y aunque no existe cura para la piel atópica, la mayoría de los niños que padecen esta afección la superarán en la edad adulta. El eccema desaparece en 10 años en el 80 por ciento de los niños, y en 20 años en el 95 por ciento.

Otros tratamientos para la piel atópica

Terapia de vendaje húmedo

La investigación muestra que la terapia de vendaje húmedo puede ayudar a mejorar los síntomas del eccema al aumentar la humedad de la piel de una persona. Después de bañarte e hidratarte, envuelve unas tiras húmedas de tela o gasa alrededor de las áreas afectadas por el eccema.

Hacer esto ayuda a mantener la piel hidratada y aumenta la acción de las cremas y humectantes. No uses envolturas húmedas sobre las cremas de esteroides prescritas a menos que el médico te lo haya indicado.

Coloca una capa seca sobre la capa húmeda para evitar que se seque. Estos vendajes se pueden dejar puestos durante varias horas o durante toda la noche.

Fototerapia

Las personas con eccema severo pueden beneficiarse de la terapia con luz ultravioleta (UV). Se estima que el 70 por ciento de las personas con eccema ven una mejoría en sus síntomas después de someterse a la fototerapia.

Durante la fototerapia, un médico o dermatólogo iluminará con una luz UVB todo el cuerpo o sólo las zonas afectadas. Esta luz ayuda a reducir la picazón y la inflamación, y estimula al cuerpo a crear vitamina D. También puede ayudar a la piel a combatir las bacterias para prevenir infecciones.

¿Qué es lo que piensas?