Escrito por

Mascarilla facial casera para eliminar los puntos negros

Los puntos negros vienen siendo un rompecabezas desde hace cientos de años, nadie quiere ver su rostro repleto de esos puntos negros que apagan el rostro y le dan una sensación de tener la piel siempre sucia.

Estos puntos o espinillas son más frecuentes en las pieles grasas y mixtas, sobre todo en la nariz y los mofletes, esto se debe a la gran cantidad de sebo que se producto en esas zonas, obstruyendo los poros junto a otros factores como son la suciedad ambiental.

Una falta de higiene o una rutina de limpieza facial incompleta causan la aparición de estos puntos negros tan desagradables, por lo tanto debemos tener claro que lo primero que debemos hacer para evitar su presencia es llevar a cabo una limpieza correcta de la piel.

Además de la limpieza diaria del rostro también hay otros productos que nos pueden ayudar enormemente a evitarlos, como por ejemplo las mascarillas faciales. Seguro que más de una vez habéis oído hablar de ellas y sabréis que “dejan la piel impoluta al eliminar todos los puntos negros”, pero debemos tener cuidado con las que compramos, ya que a veces pueden resultar demasiado agresivas.

En este post vamos a hablar de los puntos negros y como eliminarlos con mascarillas caseras, sí como habéis oído, vamos a hablar sobre recetas maravillosas de mascarillas que se convertirán en nuestras grandes aliadas para conseguir una piel lisa y preciosa.

Os voy a dejar por aquí unas mascarillas de carbón activo caseras que os ayudará mucho a controlar los puntos negros: Mascarilla facial casera de carbón activo.

Eliminación puntos negros

¿Qué son los puntos negros?

Muchas veces hemos visto puntos negros en nuestro rostro y los hemos intentado sacar, apretando con nuestros dedos o con unas pinzas especiales. Siempre que encontramos uno nuevo tenemos que ir corriendo a quitarlo porque realmente nos horroriza la idea de que se nos llene el rostro de estos puntos negros tan desagradables, pero ¿sabemos todos lo que son exactamente estos puntos negros?

Los puntos negros no son más que poros dilatados y obstruidos por toda la grasa que produce nuestra piel unido a la oxidación de las propias células que quedan atrapadas y expuestas, a la misma vez también se acumula la suciedad del ambiente que nos rodea y todo eso hace que adquieran ese tono negro tan característico.

En definitiva, es un cúmulo de factores (sebo, células muertas, contaminación ambiental, maquillaje, etc) que se va quedando atrapado en un poro obstruido y que finalmente se vuelve negro.

¿Podemos evitar que aparezcan?

Todo se puede evitar o casi todo, en el caso de los puntos negros podemos evitarlos y es ahí cuando debemos poner la solución ? para que no lleguen nunca a salir.

Lo primero que debemos saber para poder prevenirlo es que debemos conocer nuestro tipo de piel, como sabréis existen varios tipos de esta (grasa, mixta, seca, normal y sensible), cada una de ellas con sus propias características y necesidades, por lo tanto no todo el mundo necesitará los mismos productos o tratamientos.

Una vez que ya tengamos claro nuestro tipo de piel y sepamos cuales son los cosméticos que nos vienen bien y cuáles los que debemos evitar, es el momento de pasar a la acción.

La limpieza diaria es imprescindible y la única que nos puede salvar de estos puntos negros. Mantener un rostro siempre limpio y libre de residuos es imprescindible si lo que queremos es tener una piel saludable y bonita.

Por la mañana debemos usar un limpiador, un tónico, crema hidratante, etc, todo lo que estéis acostumbrados a usar en vuestras rutinas diarias. Lo mismo debéis hacer en la noche, aunque si en este caso estamos maquillados es fundamental usar un desmaquillante para eliminar toda la pintura e irnos a la cama con la piel impoluta ?, de lo contrario estaríamos obstruyendo los poros con el maquillaje durante el proceso de regeneración de la piel.

La piel se regenera de noche, elimina las células muertas y da lugar a otras nuevas y para ello los poros de nuestro rostro deben estar libres para que todo funcione correctamente.

Ahora bien, no solo bastan con una rutina de limpieza diaria (aunque es lo más fundamental de todo), sino que también debemos hacer limpiezas profundas una vez a la semana, es aquí cuando entra en juego la querida mascarilla facial.

La limpieza de la piel es la base de todo, a la hora de eliminar nuestros puntos negros también adopta un papel muy importante: Limpieza de la piel: el tratamiento que quita puntos negros y quistes de millium.

La mascarilla facial, aliada contra los puntos negros

La mascarilla facial es buena para muchas cosas, conseguirá grandes resultados con un solo uso a la semana y todo ello gracias a su formulación tan concentrada y buena que proporcionará un cuidado profundo y eficaz.

La mascarilla facial es una mezcla de ingredientes (normalmente naturales) elegidos con un determinado fin, para luego aplicarla en nuestro rostro y dejarla durante varios minutos en él, de esta forma todos los activos llegará hasta lo más profundo de nuestra piel y aportarán todas las propiedades, mejorando el rostro desde el interior. Pasado este tiempo, es el momento de aclarar la piel con abundante agua tibia y ¡a ver los resultados! ?

Para aplicarla podemos usar nuestros dedos o una brocha especial que podemos encontrar en muchos lugares, esto ya será a nuestra elección, pero una cosa debemos tener en cuenta y es que si vamos a usar nuestros dedos es importante que los tengamos muy limpios, ya que de lo contrario estaríamos estropeando y contaminando todo el proceso de la mascarilla.

Tipos de mascarillas hay cientos, podemos hacer mascarillas faciales prácticamente con todo, si vais ahora a vuestra nevera, seguro que con lo que encontréis podéis hacer varias mascarillas, así que no hay excusas a la hora de hacer este cosmético en casa porque es muy fácil y rápido, ahora lo veréis con las recetas ?.

En este post encontraréis la información necesaria para aplicar correctamente una mascarilla facial: ¿Cómo aplicar correctamente una mascarilla facial?

Mascarilla facial, aliada contra los puntos negros

Cuidado al comprar las famosas mascarillas negras

Para los puntos negros hay muchos remedios en el mercado, uno de ellos y el más famoso de todos surgió no hace mucho, las mascarillas negras que se pegan a la piel y al tirar sacan todos los puntos negros, debemos tener mucho cuidado con estas mascarillas ya que no son lo que parecen.

No todas las mascarillas negras de compréis tienen porque ser malas, pero hay unas en particular que contienen pegamento ? en su formulación, lo que hace que mezclado con otros productos no se note a simple vista pero que cuando las ponemos en la piel se pegan tanto que al quitarla hay que tirar mucho, hasta tal punto de hacer bastante daño e incluso arrancar con ella la primera capa de piel, la más superficial de todas y es por ello que deja el rostro tan suave.

No deja la piel suave porque la mascarilla sea buena, sino porque ha eliminado nuestra primera capa de piel ? con ella, siendo esto realmente agresivo y malo para la dermis, además de dejarla ahora totalmente expuesta a todo lo que la rodea.

Seguro que habéis visto videos donde a las personas que las han usado les han saltado las lágrimas o incluso se han puesto a llorar de verdad por el dolor que les suponía quitar la mascarilla de la piel.

Una mascarilla no debe doler y si lo hace es porque algo no es bien, como por ejemplo la presencia del pegamento. Si alguna vez vais a adquirir este tipo de mascarillas es imprescindible que os fijéis muy bien en su formulación y que os aseguréis que no lleva pegamento.

Por aquí os dejo un artículo con los mejores limpiadores del mercado, como sabéis el paso más fundamental de todos: Análisis Dermatológico: 11 Mejores limpiadores faciales.

Mascarilla casera para eliminar puntos negros, ¿eficaz?

Siempre que adquirimos un nuevo cosmético con el fin de conseguir unos resultados, nos volvemos de lo más impacientes y queremos verlos de forma inmediata, pero debemos saber que la piel es un órgano y por lo tanto no es una máquina, necesita su tiempo para regenerarse y adoptar su nuevo aspecto, más cuidado y bonito, por lo que os recomiendo que seáis pacientes siempre con ella,

Cuando se trata de hacer productos en casa tendemos a pensar que no serán igual de efectivos o que no nos ofrecerán los resultados que ofrecería un producto comprado de alguna marca conocida, sin embargo tengo que deciros que esto es una creencia errónea.

Los productos que hacemos en casa, si seguimos las recetas con todo detalle y no nos saltamos ningún paso, pueden llegar a ser incluso mejor que un cosmético que compramos, ya que imaginad por un momento una mascarilla facial hecha en casa y otra que hemos comprado, las diferencias residen en sus ingredientes.

Una mascarilla que compramos (si la marca no es natural) normalmente tendrá ingredientes artificiales e incluso algunos inadecuados para tratar la piel,  mientras que la mascarilla que hacemos en casa la haremos con sustancias naturales ? y buenas para nuestra piel (nadie elegiría ingredientes dañino para cuidar de su piel).

Además los ingredientes naturales ofrecen resultados mucho más reales y duraderos gracias a su afinidad con nuestra piel y la semejanza de los pH, así como también gracias a su trato tan respetuoso y delicado.

Por lo tanto, es hora de hablar sobre las recetas de mascarillas faciales para eliminar los temidos puntos negros que a veces nos salen por el rostro.

Aquí encontraréis muchas recetas más de mascarillas faciales que os ayudarán a cambiar mucho el aspecto y la salud de vuestra piel: Mascarillas caseras para nuestro rostro

Recetas de mascarillas caseras para eliminar puntos negros

Todas las recetas que vamos a ver en este artículo son a base de ingredientes naturales, ya que como hemos dicho son los más suaves, respetuosos y eficaces a la hora de cuidar de nuestra piel, por lo que no hay dudas de que son la mejor opción siempre.

Además de eso, también serán muy económicas, apenas tendréis que comprar nada  y lo si hay algo que no tenéis en casa lo podréis encontrar fácilmente y a precio muy asequible.

Por último, el tiempo de hacer las recetas será de no más de 5 minutos, por lo que no habrá excusas de falta de tiempo, todo el mundo podrá hacerlas en cualquier momento.

Dicho esto, ¡es momento de comenzar con las deseadas recetas! ??

Mascarilla de miel y azúcar

El azúcar debe ser en granos finos, de esta forma exfoliará suavemente la piel sin causar daños en ella, aún así gracias a la miel que irá suavizando e hidratando todo el rostro podremos estar seguros de que no habrá riesgos de daños en ningún tipo de piel.

Ingredientes

  • Dos cucharadas de miel
  • Una cucharada de azúcar (grano fino)

Proceso de fabricación

  • El único paso que debemos seguir es elegir un envase y verter en el los dos ingredientes que vamos a usar, removemos todo muy bien hasta conseguir una mezcla homogénea y ¡lista para usar!

Para la aplicación podemos hacerlo con una brocha especial de mascarillas o con nuestros de dos, de las dos maneras será igual de efectiva por lo que la elección correrá a nuestro gusto y comodidad. Cubrimos el rostro por completo (excepto ojos y labios) y vamos dando círculos por toda la piel hasta que finalmente retiramos con abundante agua tibia.

Azúcar en granos finos

Mascarilla de tomate y sal

Una receta muy parecida a la anterior, pero con propiedades muy diferentes (aunque todas ellas muy buenas), la sal es importante que sea fina para que el impacto sobre nuestra dermis sea el menor posible. El tomate por su parte se encargará de nutrir e hidratar la piel.

Ingredientes

  • Dos cucharadas de tomate natural triturado
  • Una cucharada de sal fina

Proceso de fabricación 

  • El primer paso será elegir un tomate y triturarlo hasta conseguir que sea una especie de papilla o estrujarlo con el tenedor (si el tomate está maduro).
  • Acto seguido lo vertemos en un recipiente y le añadimos la sal, removemos todo muy bien y ¡ya tenemos la mascarilla!

Parra aplicarla volvemos a hacer lo mismo, elegimos entre la brocha o nuestros dedos y nos disponemos a cubrir toda la piel, siempre con cuidado de no cubrir la zona de los ojos y los labios. Es importante saber que estas mascarillas tan solo serán efectivas cuando está en movimiento, por lo tanto no es necesario dejarla actuar, tan solo debemos realizar movimientos en círculo por nuestro rostro durante unos 5 minutos aproximadamente y finalmente retirar con abundante agua templada.

Tomate triturado

Mascarilla de aceite de coco y bicarbonato de sodio

El aceite de coco es muy hidratante y el bicarbonato de sodio tiene cientos de propiedades, sobre todo las de purificar y limpiar, por lo que mientras uno va limpiando y retirando la suciedad de nuestro poros, el otro va nutriendo y reconfortando a la piel.

Ingredientes

  • Dos cucharadas de aceite de coco
  • Una cucharada de bicarbonato de sodio

Proceso de fabricación

  • En un recipiente mezclamos los dos ingredientes y removemos todo muy bien hasta que quede todo mezclado por completo.

Para la aplicación de esta mascarilla volvemos a hacer lo mismo, cubrimos la piel de nuestro cutis pero con la diferencia de que esta si la vamos a dejar actuar y no será necesario que esté constantemente en movimiento. La dejaremos actuar por unos 20 minutos, pasado este tiempo retiramos con abundante agua tibia.

Aceite de coco

Mascarilla de clara de huevo y limón

La clara de huevo se encargará de realizar la función efecto lifting, mientras que el limón también lo hará pero aportará otras propiedades como los antioxidantes. Normalmente esta mascarilla se recomienda sobre todo a las pieles más grasas.

Ingredientes

  • Una clara de huevo
  • Una cucharada de zumo de limón

Proceso de fabricación

  • Lo primero que debemos hacer es separar la yema de la clara del huevo y quedarnos con la segunda, verterla en un recipiente y añadir una cucharada de zumo de limón que habremos exprimido con anterioridad, removemos todo muy bien y ¡se terminó el proceso!

Para la aplicación de esta mascarilla os aconsejo que uséis una brocha especial para ello, ya que al ser mucho más líquido no será fácil hacerlo con los dedos. Cubrimos de nuevo todo el rostro y dejamos que se seque, lo notaremos porque empezará a tirar un poco de nuestra piel (no os asustéis que no nos hará daño), llegado ese estado será el momento de retirar la mascarilla y para ello usaremos abundante agua tibia.

Limón

Mascarilla de avena y limón

La avena es un ingrediente muy rico en todo, será crucial para conseguir un rostro bonito y radiante, además de libre de impurezas, el limón se encargará de retirar todo lo acumulado en los poros gracias a su efecto lifting en la piel.

Ingredientes

  • Un tercio de taza de avena en copos o polvo
  • El zumo de medio limón

Proceso de fabricación

  • Lo primero que haremos será triturar los copos de avena, aunque si la habéis comprado en polvo este paso nos lo saltamos, debemos conseguir que quede un polvo fino. Una vez que ya tenemos la avena lista la vertemos en un recipiente y le añadimos el limón, removemos todo muy bien hasta conseguir una especie de pasta.

La aplicación de esta mascarilla es igual a la del resto, pero cuando cubramos bien el rostro la dejamos actuar por unos 20 minutos y pasado este tiempo la retiramos con abundante agua tibia.

Avena

Espero que os haya gustado la información que os he traído sobre los puntos negros y como eliminarlos de nuestro rostro con mascarillas faciales caseras. Como podéis ver son mascarillas muy sencillas de hacer en casa y con cientos de propiedades por ofrecer, así que ¡no os lo penséis más y poneros manos a la obra con las súper recetas! ?

¿Qué es lo que piensas?