Escrito por

Mascarilla de pepino casera

¿Cuántas veces habréis visto al pepino en tratamientos de belleza y cuidado facial?, estoy segura que muchas veces, sobre todo en las pelis donde las rutinas de belleza acaparan toda la pantalla.

Esto se debe a que el pepino cuenta con grandes propiedades para nuestra piel, sobre todo se encargará de conseguir calmar todas las dermis independientemente del tipo que sea, pero además también conseguiremos con su uso muchas otras funciones, como por ejemplo la hidratación, nutrición, luminosidad, etc.

A pesar de que solo hayáis visto el uso del pepino ? en el cuidado de la piel en forma de rodajas en los ojos, lo cierto es que también podemos encontrarlo en muchos otros formatos, cremas, limpiadores, mascarillas, etc.

Nosotros nos vamos a quedar hoy con las mascarillas faciales y el pepino, todos sabemos que las mascarillas faciales son maravillosas para el cuidado de nuestra piel y que nos aportan propiedades mucho más potenciadas (gracias a su formulación y forma de trabajar) de todos los ingredientes presentes en ella.

Por otro lado, también sabemos que el pepino es ideal para cuidar de nuestra piel, por lo tanto podréis imaginar lo que vamos a conseguir con la unión de la mascarilla y el pepino ?, si queréis saber que cambios causará en nuestra piel el uso de este elixir, ¡empezamos ya!

Para comenzar os dejo aquí las mejores cremas hidratantes del mercado: Análisis Dermatológico: 10 Mejores Cremas Hidratantes del Mercado.

Mascarilla facial de pepino

El pepino, una sustancia estrella

El pepino es una fruta que cuenta con muchas propiedades para la ingesta, seguro que os encanta comerlo en las ensaladas, le da un toque fresco y rico a muchas comidas, además de aportar muchos beneficios para nuestra salud interior. No obstante, no solo ofrece aspectos positivos para nuestro organismo interno, sino que también es un verdadero tesoro para nuestra piel.

Se ha comprobado que la composición del pepino es en su mayor parte agua ?, se conoce que un 97% de ella es líquido, por lo que está claro que aportará mayoritariamente mucha hidratación a nuestro organismo y a nuestra piel.

Digo a nuestra piel, porque la ingesta no es su único uso, sino que desde hace muchísimos años el pepino se ha venido usando en rutinas de cuidado facial para aportar propiedades a la piel, la forma más famosa de uso es en rodajas sobre nuestros ojos, pero hoy en día ya lo encontramos en cientos de productos diferentes.

Además del agua, en su composición también podemos encontrar otras sustancias, entre ellas podemos decir que cuenta con una fuente rica en vitaminas A, B y C, por lo que sus cuidados serán increíbles.

Por todo esto se ha proclamado al pepino como una sustancia de las más queridas para cuidar de la piel, es por ello que encontramos tantos productos con el pepino como protagonista, como por ejemplo las mascarillas de las que vamos a hablar hoy.

Os dejo por aquí un artículo repleto de mascarillas hidratantes caseras, echadle un vistazo que os encantará: ¿Cómo hacer una mascarilla facial hidratante?

Beneficios del pepino para la piel

Os he dicho que el pepino es muy bueno para nuestra piel, pero todavía no sabéis que conseguirá hacer en nuestra dermis cuando lo pongamos, así que he decidido hablaros sobre sus beneficios para que ahora sí, sepamos con seguridad lo maravillosa que esta esta fruta.

  • Ofrece hidratación y protección a nuestra piel: El hecho de que su composición sea mayoritariamente agua (97%), hace que el pepino sea el amigo fiel de la hidratación para nuestra piel, pero además no solo eso, sino que también se encargará de potenciar la producción de colágeno y elastina, consiguiendo así una piel mucho más firme, elástica, joven y radiante.
  • Adiós a las bolsas en los ojos y ojeras: Seguro que habéis visto muchas veces a personas usando rodajas de pepino para sus ojos y es que no, no es solo cosa de pelis, realmente funciona y relaja toda esa zona, reconfortándola y ofreciendo calma al contorno de nuestros ojos. Con ello ayuda a desinflamar y renovar esa zona tan delicada de nuestro rostro.
  • Gran aliado en la eliminación del acné: Las personas que tienen una piel grasa o mixta o que simplemente son propensas a sufrir de acné, también las personas adolescentes que tienen granitos en el rostro debido a las hormonas, deben saber que el pepino es un gran aliado en la eliminación de estos granitos, ya que contiene propiedades astringentes, por lo que ayudará enormemente a controlar la producción de sebo y conseguir de esta forma un rostro mucho más suave, liso y limpio.
  • Alivia las quemaduras producidas por los rayos solares: Los rayos del sol directos son sin lugar a dudas dañinos para la piel, ya que si nos exponemos a ellos podemos sufrir quemaduras y otros problemas, además de secar nuestra piel, es por ello que es tan importante usar siempre protección solar al salir a la calle o ir a la playa. Si alguna vez nos quemamos por accidente, el pepino será de nuevo nuestro gran aliado, ya que contiene numerosas propiedades refrescantes y desinflamatorias que aliviarán las quemaduras y reducirán el ardor que producen.
  • Evita la aparición de celulitis: Los fotoquímicos que contiene el pepino ayudarán a que nuestro colágeno natural se contraiga y por lo tanto estaremos evitando que salgan arruguitas antes de tiempo y la temida celulitis, que a pesar de ser algo natural y que todo el mundo tiene, no nos gusta verla en nuestro cuerpo. Eso sí, la celulitis aparecerá en nuestra piel pero de forma más sutil y no tan predominante gracias al cuidado del pepino.

Como veis, los beneficios del pepino para nuestra piel son enormes ?, ayudará a potenciar la producción de colágeno y elastina, a aliviar la piel y calmarla, además de evitar la aparición de las arrugas en el rostro a edades tempranas.

Seguro que me dejo muchos más beneficios en el tintero, pero solo con estos ya es suficiente para comprender lo maravilloso que es el pepino para nuestra dermis.

En este post conoceréis más cosas sobre el pepino y sus beneficios: Pepino: Propiedades, Efectos secundarios, Beneficios y Usos

La mascarilla facial

Como sabéis no solo vamos a hablar del pepino en este artículo, sino que también vamos a hablar sobre la mascarilla facial, ese cosmético tan antiguo pero tan necesario y querido.

Las mascarillas faciales se han venido usando desde hace cientos de años, las mujeres mayoritariamente las usaban mezclando ingredientes que tenían a mano para hacer sus propios potingues en casa y aplicarlo para cuidar de su piel, poco a poco esto se fue expandiendo y a día de hoy seguimos usando mascarillas faciales, con la diferencia de que ahora los hombres también las usan para cuidar de su dermis.

Normalmente las mascarillas siempre han sido naturales y caseras ??, pero no obstante no tardó mucho en convertirse como todos los cosméticos en productos industriales de marcas que las lanzaban y lanzan hoy en día al mercado.

Sin embargo, de nuevo podemos ver que las mascarillas faciales caseras han tomado el mando y hoy en día han adquirido un auge enorme, todo el mundo quiere hacer sus mascarillas en casa con sustancias que todos tenemos en la nevera.

La mascarilla es un producto que penetra de forma profunda en nuestra piel, llega hasta las capas más internas de esta y aporta todas sus propiedades en ella, mejorando desde allí para ofrecer unos resultados mucho más reales, verdaderos y duraderos.

Si no sabéis que mascarilla es buena para vuestro rostro o cual es la más adecuada para empezar con ellas, os recomiendo que le echéis un vistazo a este artículo: Qué tipo de mascarilla facial elegir.

Beneficios del pepino para la piel

Aspectos a tener en cuenta a la hora de usar una mascarilla

Antes de hablaros sobre la mascarilla de pepino y las recetas que os voy a dar para que podáis hacerla en casa con mucha facilidad, me gustaría hablaros un poco sobre la aplicación de la mascarilla y los aspectos que tenemos que tener en cuanta, para que todos sepáis usarla de forma correcta y así beneficiaros de todas sus propiedades.

Os hablaré de la aplicación de forma breve, por lo tanto si tenéis más dudas o queréis saber todos los detalles, os dejo por aquí un artículo que os interesará: ¿Cómo aplicar correctamente una mascarilla facial?.

  • Para usar la mascarilla lo primero que debemos hacer es tener el rostro impoluto ?, ya que será la única forma de que todas sus propiedades puedan penetrar de forma correcta en nuestra dermis, de lo contrario la suciedad, el sudor, el maquillaje y cientos de factores más no permitirán que nuestra piel absorba por completo las sustancias de la mascarilla y por lo tanto el cuidado será incompleto y pobre.

Para limpiar la piel llevaremos a cabo la rutina de limpieza facial que estamos acostumbrados a llevar, un limpiador, un desmaquillante, un tónico, etc. No es necesario usar nada más que lo que ya utilizamos cada día, pero es importante que la piel esté libre de cualquier tipo de residuo para que la mascarilla trabaje de forma satisfactoria y así obtener unos resultados maravillosos.

  • El pelo puede estorbarnos a la hora de aplicar nuestra mascarilla, ya que si lo tenemos suelto tenderá a irse hacia la adelante y se pondrá en nuestro rostro, ensuciándose de mascarilla facial e interfiriendo en nuestra aplicación, por lo que es importante que lo recojamos bien en una cola o como prefiráis.
  • Cuando nos dispongamos a aplicarla, es importante que lo hagamos bien y extendamos por todo nuestro rostro la mascarilla, llegando a todas las zonas de este. Si vamos dejando zonas del rostro sin cubrir es posible que no consigamos los resultados deseados, ya que quedarán zonas sin tratar.
  • Es imprescindible cumplir los tiempos de espera en cada una de las mascarillas, no debemos quitarla antes de tiempo ya que estaríamos dejando el proceso incompleto, ni tampoco dejarla más tiempo de la cuenta, ya que la mascarilla se secará y puede irritar nuestra piel o estropear todo lo que habíamos conseguido con su uso. Por lo tanto, dejad la mascarilla el tiempo exacto que la receta o la marca nos dice.
  • Su uso habitual es de una vez a la semana, no son cosméticos de uso diario, ya que al ser un tratamiento tan profundo, si lo usamos cada día podemos sobrecargar la piel y sería un fastidio. Así que elegid un día a la semana y dedicarlo a aplicar vuestra querida mascarilla. En casos excepcionales es posible que podáis usarla dos veces a la semana, pero debería indicarlo en el producto.

Con estos aspectos que debéis tener en cuenta, podemos decir que ya estáis más que preparados y preparadas ?? para conocer las recetas que os voy a compartir, para hacerlas en casa y empezar a disfrutar de los beneficios de la mascarilla de pepino.

Recetas: Mascarillas faciales de pepino

Ahora sí, vamos a empezar con las recetas que os traigo hoy, estoy segura que os van a encantar y que las vais a disfrutar mucho, tanto en el momento de hacerlas como en el momento de usarlas y ver los resultados.

No os preocupéis si nunca habéis hecho recetas en casa, en este artículo se explican todos los detalles que debemos tener en cuenta para que salga lo mejor posible: Mascarillas caseras para nuestro rostro.

Aún así, os iré explicando cada paso que debemos seguir a la hora de hacer estas mascarillas, os aseguro que no os resultará algo difícil, sino que todo lo contrario, son muy sencillas de hacer, económicas y rápidas, así que ¡a disfrutar de ellas! ?

Mascarilla de pepino y limón ??

El limón es muy bueno para tratar nuestra piel, pero debemos tener mucho cuidado y no exponernos al sol después de aplicarlo, por lo tanto os recomiendo que siempre que vayáis a hacer esta mascarilla la uséis en la noche, así no corréis riesgo alguno.

Ingredientes

  • 1 pepino maduro
  • Jugo de un limón

Proceso de fabricación

  • Lo primero que vamos a hacer es cortar el pepino en rodajas o trozos pequeños para luego licuarlo de forma más fácil. Una vez cortado lo licuamos y lo reservamos.
  • Acto seguido y una vez licuado el pepino, vamos a exprimir un limón y verter el jugo sobre el pepino, removemos todo muy bien y ¡listo!

Para aplicarlo debemos hacerlo con una brocha, ya que al ser tan líquido el hecho de hacerlo con nuestro dedos no es una opción. Debemos cubrir muy bien todo el rostro (cuidado con lo hacerlo con los ojos y los labios) y dejamos actuar por unos 15 minutos. Pasado este tiempo, aclaramos la piel con abundante agua tibia.

Mascarilla de limón y pepino

Mascarilla de pepino, miel y aceite de oliva ???

Como veis, esta mascarilla hidratará nuestro rostro de forma extraordinaria, por lo que será genial para compensar y equilibrar una falta de hidratación.

Ingredientes

  • Medio pepino maduro
  • Dos cucharadas de miel
  • Una cucharada de aceite de oliva

Proceso de fabricación

  • Elegimos el pepino maduro, lo cortamos por la mitad y guardamos una de ella (tan solo vamos a necesitar una mitad) y lo trituramos.
  • Una vez triturado, vertemos sobre el pepino dos cucharadas de miel y una de aceite de oliva, removemos muy bien todo hasta conseguir una mezcla homogénea.

Para aplicarlo volvemos a hacer lo mismo pero esta vez si podéis aplicarlo con vuestros dedos si lo preferís, al ser más sólida tenemos esta opción. Eso sí, si finalmente decidís aplicarla con los dedos es imprescindible que estén limpios antes de hacerlo, ya que de lo contrario podríamos estropear todo el proceso.

La dejamos actuar durante unos 20 minutos y finalmente retiramos con abundante agua templada, para secar la piel debemos hacerlo con toques muy suaves.

En este post encontraréis lo necesario para poder hidratar vuestra piel de forma segura y eficaz: Hidratación Facial: Beneficios, Consejos y Recetas Caseras.

Mascarilla de miel, pepino y aceite de oliva

Mascarilla de agua de pepino y arcilla ??

Esta mascarilla será ideal para  tratar las pieles más grasas, ya que la arcilla es maravillosa para controlar la producción de sebo y eliminar el exceso de esta.

Ingredientes

  • Una cucharada de arcilla en polvo (la encontraréis en herboristerías y puede ser cualquier tipo de arcilla)
  • 2 dedos de un vaso de agua de pepino

Proceso de fabricación

  • Lo primero que hacemos será cortar unas rodajas de pepino (2 o 3) y meterlas en un vaso con dos dedos de agua, la dejamos reposar durante unos 30 o 60 minutos (media hora o una hora aproximadamente).
  • Una vez que haya transcurrido ese tiempo, retiramos las rodajas de pepino y nos quedamos con el agua en la cual vamos a verter la cucharada de arcilla (no debe ser mucha cantidad, lo mejor es usar una cuchara pequeña, para que  no quede tan pastosa y podamos extenderla bien)
  • Removemos todo muy bien, hasta que se cree una mezcla homogénea y ¡ya tendríamos nuestra mascarilla!

Parra aplicarla podemos hacerlo de nuevo con los dedos con una brocha, es importante cubrir bien todo el rostro y dejarla actuar por unos 20 minutos. Finalmente la retiramos con abundante agua tibia.

Mascarilla de arcilla y agua de pepino

Hasta aquí ha llegado la completa información sobre mascarillas de pepinos caseras, espero que os haya gustado y que os sirvan de ayuda en vuestras rutinas de cuidado facial. Seguro que os resultan muy sencillas de hacer y le cogéis ritmo a hacerlas en casa por vuestra cuenta. Ahora solo queda que ¡las disfrutéis cuidando de vuestra piel! ?

¿Qué es lo que piensas?