Escrito por

Mascarilla facial: guía de uso

mascarilla facial guia usoNuestro amor por las mascarillas faciales ha pasado de ser un ritual semanal de cuidado de la piel a una verdadera obsesión por la belleza.

Nos enmascaramos por lo menos dos veces a la semana, y eso sin incluir nuestra máscara favorita para dormir. Aunque esto puede sonar un poco excesivo, ha hecho una gran diferencia en la calidad de nuestra piel.

De acuerdo con el libro K-Beauty (también conocido como la biblia del cuidado de la piel), así como un montón de dermatólogos, debemos enmascararnos regularmente, incluso diariamente si usas las mascarillas adecuadas.

Pero saber cómo aplicar la mascarilla es igual de importante; si lo haces de forma incorrecta, puedes incluso agravar tus problemas, así que asegúrate de seguir estos consejos clave:

¿Todas valen para cualquier tipo de piel?

No. Siempre que compres una máscara, lo más importante en lo que debes fijarte es si es compatible con tu tipo de piel. Necesitas encontrar una que funcione para tu tez y que contenga ingredientes activos eficientes para satisfacer las necesidades de tu tez que quieras tratar.

Si tiene los ingredientes equivocados, podría agravar más tu problema. Por ejemplo, si usas una máscara de crema rica en un cutis propenso al acné, podría hacer que tu piel se vuelva aún más grasiento y desencadenar un brote. O, si tu tez está seca y el producto contiene enzimas potentes o arcilla, podría resecar aún más el cutis.

Aquí tienes algunas recomendaciones de mascarillas de acuerdo a tu tipo de piel:

  • Seca: Las máscaras para dormir son perfectas, pues generalmente tienen una consistencia cremosa y bloquean la humedad durante toda la noche.
  • Normal: Puedes optar por una multi-acción, que purifique, desintoxique, aclare, hidrate y suavice.
  • Grasa: La arcilla y el azufre son lo mejor para absorber la grasa y combatir las bacterias que producen el acné.
  • Acnéica: Necesitas ingredientes desintoxicantes como la arcilla bentonítica, el ácido salicílico o el ácido glicólico.
  • Sensible: Elige un producto que no tenga ingredientes demasiado potentes, y que incluya avena calmante y antioxidantes botánicos para proteger y nutrir la tez.

¿Es necesario lavarse la cara antes de aplicarla?

Sí. Esto es importante porque si te aplicas la mascarilla sobre la tez sin limpiar, estás sellando el maquillaje, la suciedad y otras impurezas debajo de la máscara, lo que puede hacer que penetren más profundamente en los poros ocluyéndolos. Esto fomenta los puntos negros y brotes de acné.

Además, esta capa de suciedad entre la piel y el producto hace que sea mucho más difícil que los ingredientes activos sean absorbidos en la dermis y hagan bien su trabajo.

Como siempre, asegúrate de que tus manos o la herramienta de aplicación también estén bien limpias.

¿La mascarilla funcionará mejor si la piel está mojada o seca?

Siempre es mejor seguir las instrucciones de la marca, pero si el envase simplemente dice que hay que aplicarlo sobre la tez, un poco de humedad ayudará.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Muchas máscaras se distribuyen de manera más uniforme y algunos ingredientes pueden penetrar mejor cuando el rostro está húmedo y tibio. Así que justo antes de aplicarla, salpica tu piel con un poco de agua tibia.

Cuanto más producto apliques, ¿mejor?

Este es un mito muy común en el cuidado de la piel: cuanto más producto apliques sobre la tez, más efectivo será. Pero en realidad, aplicar una gruesa capa de producto no la hará más efectiva; simplemente desperdiciarás el producto y podría saturar tu tez y obstruir tus poros.

Lee siempre las instrucciones, ya que suelen dar una idea aproximada de cuánto necesitas aplicar. Generalmente, una fina capa que cubra toda área de piel es suficiente.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿Consigues mejores resultados si la dejas más tiempo del recomendado?

Depende del tipo. Las de arcilla, peel-off, las de goma, y las fórmulas que contienen retinol o ingredientes contra el acné pueden causar sequedad, descamación e inflamación si se dejan por mucho tiempo.

Las demás, cuanto más tiempo las tengas puestas y los ingredientes activos estén en contacto con la tez, más eficaz será. Para asegurarte de que tu cutis puede tolerarla, es mejor que sigas las instrucciones la primera vez que pruebes el producto, y luego ya puedes ir alargando el tiempo de actuación hasta 15 minutos más.

Aquí tienes la guía de todos los tipos de mascarillas que hay. Y por si no fuesen suficientes, siempre puedes recurrir a la opción casera. ¿Qué tal si empiezas por estas 16?

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

¿Se pueden aplicar en el cuello y el escote?

Sí, así que adelante, extiéndela, a menos que tengas una piel sensible. La capa externa del cuello y el escote es más fina y tiene menos glándulas sebáceas, por lo que es más probable que reaccione negativamente a ciertos ingredientes activos. Y si experimentas enrojecimiento o irritación, estas áreas tardarán más tiempo en recuperarse.

¿Al aplicar una máscara facial, deben evitarse las cejas?

Depende. La mayoría de las máscaras no perjudican. Sin embargo, si utilizas una de arcilla o peel-off, se corre el riesgo de arrancar algunos pelos durante la extracción. Sigue así, y la pérdida podría ser permanente.

¿Qué productos se deben aplicar antes de la mascarilla? ¿Y después?

Para aprovechar al máximo los beneficios de una mascarilla, debes preparar la tez antes, y nutrirla después con los productos adecuados. Estas son algunas cosas que debes tener en cuenta:

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Antes

Como ya he mencionado, sólo se debe aplicar sobre la piel limpia. Puedes exfoliar el cutis antes de una mascarilla de arcilla o hidratante, pero no debes exfoliar antes de ponerte una exfoliante o de peel-off.

Si te has maquillado, también recomiendo usar un tónico suave después de la limpieza, que eliminará cualquier resto de maquillaje en la cara y alrededor de la línea del cabello.

Después

Dependiendo de los ingredientes activos de la máscara, tendrás que aplicar diferentes productos para el cuidado posterior. Por ejemplo, si es desintoxicante y contiene arcilla, podría dejar la tez seca, así que asegúrate de seguir con un suero hidratante y una crema hidratante.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Si la mascarilla contiene ingredientes exfoliantes como enzimas de frutas o exfoliantes químicos, debes evitar el uso de ingredientes fuertes como retinol o AHAs, ya que esto podría sobre-exfoliar o resecar el cutis.

Y si es una mascarilla de sábana, termina aplicándote el suero restante sobre el rostro, como si fuera un serum normal. Tu piel no necesitará nada más.

¿Cómo hacer un multimasking?

¿Qué sucede si estás lidiando con múltiples problemas de la tez: resequedad, manchas, puntos negros? Puedes probar el multimasking, la tendencia de Instagram que consiste en aplicar diferentes mascarillas faciales en varias áreas simultáneamente.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Por ejemplo, aplicar una mascarilla purificadora en la zona T que es más grasa, una máscara de aceite de árbol de té en las mejillas para combatir los brotes, y una hidratante en el resto para mantener la piel hidratada. Estas son algunas de las mejores opciones que hay en el mercado.

  • Acné: El azufre alivia la inflamación, las arcillas limpian el exceso de grasa y los ácidos salicílico y alfahidroxiácido destapan los poros congestionados.
  • Decoloración: El extracto de regaliz ayuda a aclarar la tez, mientras que la caléndula la cura y la fortalece.
  • Opacidad: Prueba con enzimas de frutas como la papaya o la calabaza, o alfahidroxiácidos que eliminan las células muertas del rostro.
  • Sequedad: Elige pesos pesados hidratantes como la glicerina o el ácido hialurónico. Sólo asegúrate de que estén entre los primeros ingredientes que aparecen en la lista para asegurarte de que estén en concentraciones altas.
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?