La Manteca de Karité para la Piel y el Cabello

Hace tiempo que este aceite sólido ha pasado de formar parte exclusivamente de los envases que tenías en la cocina, porque esta manteca ya ocupa los primero puestos de tu baño y las formulaciones de numerosos cosméticos.

En este post nos centraremos especialmente en los cuidados de este producto natural, la manteca de karité, en nuestra piel y en el cabello, dos extensas zonas de nuestro cuerpo que requieren muchas de nuestras atenciones a diario.

En los últimos años, la demanda de los cosméticos que incluyen este componente, ha crecido considerablemente y no nos extraña porque su versatilidad y sus propiedades enamoran a cualquiera.

Esta sustancia emoliente actúa tanto en nuestra piel como en nuestro cabello como un potente lubricante y suavizante, siendo además una fuente de ácidos grasos y antioxidantes.

Esto se debe a su composición en la que encontraremos principalmente ácidos esteáricos, linoleicos, oleicos o linolénicos, así que también podemos incluir sus cualidades hidratantes.

Esta densa manteca se utiliza sobre todo en las pieles y cabellos más secos, precisamente por este motivo, por aportar mucha suavidad, sin embargo comprende muchos beneficios más que te contamos de uno en uno en este texto. ¡Sólo tienes que seguir leyendo!.

Si estás buscando un extra de nutrición para tu rostro y prefieres utilizar una crema hidratante, entonces también tenemos opciones para ti en este link: mejores cremas hidratantes del mercado.

¿Qué es la manteca de karité?

Manteca de karité beneficios y aplicaciones

Se ha utilizado desde la antigüedad para el cuidado de la piel, cuidado del bebé y para el consumo. De hecho, la legendaria reina egipcia Nefertiti tenía como uno de sus secretos de belleza el uso de aceite de karité, lo que demuestra una vez más su bondad para la piel.

Se extrae de las semillas de un árbol africano del mismo nombre. Las características principales de este componente natural se deben esencialmente a los 4 ácidos grasos que encontramos en su composición: ácido esteárico y oleico (85-90% de su composición), ácido linoleico y ácido araquidónico (tal composición puede variar según la especie y la zona geográfica de origen).

Todo esto hace que sea muy rica y nutritiva para la piel y el cabello, aunque muy aceitosa. Por lo tanto, podemos ir anunciando desde el inicio que no se trata de un componente muy aconsejado para las pieles o cabellos grasos.

Para aprovechar las ventajas de todas sus propiedades, debe ser pura y natural.

Composición

  • Contiene ácidos grasos de triglicéridos con un alto contenido de ácido oleico (omega-9), esteárico y linoleico (omega-6)
  • Contiene vitamina A y vitamina E, que actúa como un antioxidante natural con propiedades antiinflamatorias
  • Es un agente emoliente con excelentes propiedades sensoriales debido a la combinación única de triglicéridos y ácidos grasos;
  • El ácido cinámico ayuda a proteger la piel contra los rayos UV.

Beneficios principales de la manteca de karité

Se utiliza en una gran variedad de fórmulas cosméticas y médicas en combinación con otros ingredientes botánicos. Estos son algunos de sus beneficios:

1. Aporta numerosas cualidades curativas

Es conocida por sus propiedades curativas, que se pueden atribuir a la presencia de diversos ácidos grasos y esteroles vegetales tales como los ácidos oleico, palmítico, esteárico y linolénico.

Estos componentes solubles en aceite no sufren saponificación, es decir, no cambian los álcalis al contacto con el jabón. Tiene aceites y grasas saponificables como las de otros frutos secos, que transmiten un gran potencial de curación a la piel.

Sin refinar, la manteca de karité cruda es eficaz para curar erupciones en la piel, descamación después del bronceado, cicatrices, estrías, sabañones, quemaduras, pie de atleta, picaduras de insectos, fatiga muscular y artritis.

2. Una fuente natural de antioxidantes

Contiene antioxidantes como las vitaminas A y E, así como catequinas. Las vitaminas A y E protegen las células del daño de los radicales libres y del medio ambiente. Los ésteres del ácido cinámico previenen el daño a la piel de la radiación ultravioleta.

3.  Superalimento para la piel y antiinflamatorio

Varios derivados del ácido cinámico están incluidos en esta manteca, los cuales exhiben propiedades antiinflamatorias.

Sus propiedades antiinflamatorias son beneficiosas para la mejora de las condiciones de la piel.

Siendo rica en componentes valiosos, tales como grasas no saturadas y una gran proporción de componentes no saponificables como ácidos grasos esenciales, vitaminas E y D, fitoesteroles, provitamina A y alantoína,  se considera un súper alimento para nuestros tejidos.

4. Actúa como protector solar natural

Este regalo de la naturaleza también nos brinda una protección natural, proporcionando una protección natural contra la radiación ultravioleta del sol, aunque el nivel de protección que ofrece puede ser variable.

Se considera un fantástico producto de belleza para el cuidado en el invierno y para después del sol, ya que proporciona una hidratación extra, nutrientes y protección necesarias para tu piel durante la temporada de frío y el verano.

Igualmente, hay que tener en cuenta que el uso de un fotoprotector 50 + siempre será necesario. No debemos descuidar su uso y aplicarlo siempre 30 minutos antes de salir de casa.

Si no cuentas con un protector solar que esté a la altura, puedes echar un vistazo a los productos que encontrarás aquí: mejores protectores solares.

5. Componente natural multiusos

Tiene propiedades sorprendentes. Se ha utilizado desde la Edad Media para el tratamiento de cicatrices, eczemas, manchas, decoloración de la piel, labios agrietados, estrías, manchas oscuras y reducir la irritación causada por la psoriasis.

Debido a su alto contenido de vitamina A, es eficaz en la promoción de la curación y desinfección; y calma la piel que sufre de reacciones alérgicas.

6. Beneficios antiedad

Manteca de karité propiedades

Está incluida en la lista de componentes anti-edad naturales, que además contiene agentes hidratantes para la piel. Estimula la producción de colágeno, la base de una piel con un aspecto joven.

Las vitaminas A y E encontradas en esta manteca mantienen la piel suave, nutrida y radiante y previenen las arrugas prematuras y las líneas faciales.

Penetra la piel fácilmente sin obstruir los poros, y es muy eficaz para la piel reseca y sensible.

Aunque se trata de una manteca muy indicada para mejorar las arrugas, si estás buscando un producto más específico que puedas comprar a través de Internet o una tienda especializada, tenemos el listado adecuado para ti. Solo tienes que pinchar aquí: mejores cremas antiarrugas.

7. Un bálsamo labial nutritivo, ¡totalmente natural!

Se absorbe fácilmente y proporciona la hidratación y los nutrientes que son necesarios durante la estación fría y seca.

Por lo tanto, actúa como una barra perfecta para proteger los labios del frío y el clima seco, y es eficaz en el tratamiento de los labios secos y agrietados.

8. Devuelve la elasticidad de la piel

Los materiales no saponificables y la vitamina F en esta manteca son ingredientes vitales para mantener la elasticidad de la piel.

Por lo tanto, su aplicación restaura la elasticidad de la piel y ayuda a mantener su tono, además de hidratarla, suavizarla y embellecerla.

9. Alivia el cuero cabelludo seco e irritado

Se trata de un componente natural muy eficaz para calmar el picor del cuero cabelludo y la caspa. Tiene cualidades antiinflamatorias y se absorbe en la piel sin dejar un residuo grasiento u obstruyendo los poros.

Es rica en vitaminas A y E, que alivian la sequedad y repara las puntas. Por lo tanto, es extremadamente eficaz en el alivio de cuero cabelludo seco, dermatitis, eczema y psoriasis.

Un potente emoliente y protector del cabello

Se considera un acondicionador natural para el cabello, gracias a su hidratación y propiedades curativas.

Es grandiosa para suavizar y revitalizar el cabello dañado y quebradizo. Por su naturaleza no grasa, ayuda a controlar y difundir el exceso de grasa en el cuero cabelludo.

Proporciona protección al cabello contra los radicales libres dañinos en el aire, el agua y las condiciones climáticas adversas. Además, contiene una baja cantidad de FPS, que es suficiente para proteger el cabello del daño causado por la radiación solar y ultravioleta, y reparar el daño que ya ha sido causado por el sol y el clima.

Esto se debe en gran parte al hecho de que, una vez absorbida por las capas del cabello, la manteca protege del calor y hace que cualquier otro material perjudicial se “resbale” a lo largo del pelo.

Esto es particularmente beneficioso para el pelo teñido o con alisados progresivos. También protege el cabello de la sal y el cloro cuando se aplica antes de nadar.

10. Hidratante

La presencia de las vitaminas A y E hacen de la manteca de karité un excelente agente humectante, que puede ayudarnos definitivamente a restaurar la humedad perdida.

Cuenta con un gran poder de nutrición e hidratación que nos ayudará a mejorar la elasticidad de la piel, a la vez que la protege, regenera y repara debido a su rico contenido en vitamina F.

Cuidado de la piel

  • Las vitaminas que tiene la manteca son muy beneficiosas para la piel. Aumentan la producción de colágeno, hidratan y previenen el envejecimiento prematuro.
  • Sus grasas vegetales mejoran la regeneración de las células, mientras que el ácido cinámico protege la piel del sol.
  • Tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, que se ocupan de la causa raíz del problema de acné, o el crecimiento de bacterias y la inflamación en la piel. Mejora el acné, atendiendo a las indicaciones de este enlace: tratamientos y cuidados para la piel acneica.
  • El uso regular mejorará la elasticidad de la piel. Ayuda a prevenir líneas finas y arrugas debajo de los ojos.
  • Previene las estrías, cicatrices, erupciones y llagas y también minimiza los defectos del acné y enfermedades de la piel que requieren tratamiento, tales como eczema.
  • Ayuda en la hidratación de los labios y también se puede utilizar para calmar la piel después del afeitado.

¿Cómo podemos utilizarla sobre la piel del rostro?

Manteca de karité aplicaciones

Aplica la manteca de karité pura en el rostro antes de acostarte, con un masaje suave y circular. Por la mañana, lávate la cara como de costumbre.

También puedes preparar una mezcla con aceites esenciales para mejorar el acné. Te dejamos por aquí unos pasos sencillos para combinar este componente con algunos aceites esenciales muy beneficiosos:

1. Solo tienes que derretir una cucharada sopera de manteca de karité.

2. Cuando esté fría, agrega 5 gotas de aceite esencial de lavanda y 5 gotas de aceite esencial de Melaleuca (árbol de té).

3. Mezcla y coloca en un recipiente pequeño y limpio. Aplica la manteca pura en tu cara antes de acostarte, con un masaje suave y circular.

Por la mañana, lávate la cara como de costumbre. Repite el tratamiento tres veces durante una semana. Puedes finalizar el proceso, tonificando la piel con un agua micelar que sea suave y natural. Hace poco probamos la alternativa micelar de Nezeni Cosmetics y nos ha encantado. Puedes conocer sus propiedades y las de otros productos en este ranking: mejores aguas micelares.

Si quieres utilizar este componente incluyéndolo en una mascarilla casera y no sabes cómo hacerlo, entonces, puedes echar un vistazo a este enlace: mascarillas caseras para el rostro.

Su uso en el resto del cuerpo

Su uso en la piel del cuerpo es muy apreciado y adecuado para pieles secas. Para hidratar y suavizar la piel, pon un poco de este componente natural en la palma de la mano, frota con los dedos y aplica directamente sobre la piel masajeando suavemente el cuerpo.

También puedes añadirla en tu crema hidratante favorita. En caso de embarazo, úsala diariamente para prevenir la aparición de estrías en el abdomen, los senos y los muslos.

Cuidado del cabello

Uno de los activos más antiguos y más utilizados para nutrir y tratar profundamente el cabello es la manteca de karité, que es extremadamente emoliente, garantiza brillo, control y fuerza.

Los productos que contienen este activo en una concentración apropiada pueden proteger la humedad del cabello, al asegurar la hidratación.

Este compuesto también funciona como una excelente fuente de nutrición. Cuando el cabello está pasando por una mala etapa es muy interesante tener un poco de ayuda de esta manteca.

Es una manera simple y fácil de ayudar a reconstruir tu cabello. Nos aseguraremos que el cabello está sedoso, suave, con las cutículas revestidas y selladas, reduciendo la porosidad.

¿Cómo podemos utilizarla en el cabello extremadamente seco y quebradizo?

Después de lavarte el cabello con normalidad, elimina el exceso de agua y aplícala evitando el cuero cabelludo. Cuidado con la cantidad, ya que en exceso puede provocar que los pelos estén más pesados de lo habitual.

Colócate un gorro de ducha y deja actuar durante 30 minutos. A continuación, sólo enjuaga con agua tibia. 

Para cabello normal a seco

Lo primero que haremos será retirar la suciedad del cabello, lavándolo como de costumbre, eliminando el exceso de agua. Añade un poco de manteca de karité en tu mascarilla favorita y aplica en largos y puntas, evitando el cuero cabelludo.

Colócate un gorro de ducha y deja actuar siguiendo las instrucciones de tu mascarilla. A continuación, de nuevo retiraremos los excedentes con agua muy caliente.

Mascarilla para el pelo con manteca de karité

Ya que este producto natural forma parte de numerosas recetas caseras para el cabello, te mostramos los pasos que debes seguir para realizar unas mascarilla nutritiva, que siempre nos sienta genial, sobre todo a aquellas/os que tenemos el cabello algo más seco. Fíjate en los ingredientes…¡todos naturales!.

Ingredientes:

  • 1 aguacate muy maduro.
  • 1 cucharada de miel.
  • 75 g de yogur de leche entera.
  • 5 gotas de aceite de oliva.
  • 1 cucharada sopera de manteca de karité.
  • 1 cucharadita de gel de aloe vera.

Preparación y aplicación:

Saca la pulpa del aguacate con una cuchara y colócala en un recipiente alto. Llena con el resto de los ingredientes y mezcla con una batidora de mano, hasta obtener una crema.

Manteca de karité crema facial

Frota la mascarilla con las yemas de tus dedos sobre el pelo limpio. Da especial atención a las puntas. Luego, envuelve el cabello con una toalla caliente. Deja actuar por 2 horas y lava con champú.

De igual modo, como sabemos que no contamos siempre con el tiempo libre que nos gustaría para poder detenernos en elaborar este tipo de cosmética casera, también hemos recopilado otras alternativas; las tienes en este enlace: las mejores mascarillas reparadoras del cabello.

Ahora que has terminado de leer el texto, comprendes mucho mejor las cualidades y los beneficios de la manteca de karité, este componente natural que se ha convertido en un imprescindible de la cosmética y las recetas caseras…¡ha llegado el momento de elegir entre su multitud de usos y decidir cómo lo vas a utilizar!, ¡cuida tu piel!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.