Manchas en la Piel en Niños y Adultos: Tipos y Causas

La piel es de vital importancia en todo ser humano, cumple funciones específicas entre las que se encuentra el papel de barrera que impide el paso de agentes externos o radicales libres a nuestro cuerpo, pero para que esa función de barrera funcione perfectamente debes mantener una higiene total en toda la piel.

Aún así, hay veces que el cuidado exhaustivo, la limpieza correcta de la dermis y el buen ritmo de vida no son suficientes para evitar la presencia de manchas en el rostro debido al paso de los años y los signos de envejecimiento o simplemente a otro tipo de problemas que pueden ser más o menos graves.

Tipos de pigmentaciones hay muchas, las causas son múltiples también, por lo tanto a veces puede que nos sintamos un poco perdidos frente a estas alteraciones de la dermis, pero no os preocupéis que en este artículo puede que encontréis solución a vuestras dudas.

Eso sí, lo primero que debéis hacer si os aparece una nuevas mancha en el rostro es acudir de forma inmediata al dermatólogo, para que pueda valorarte y ofrecerte algún tipo de solución.

Dicho esto, es el momento de conocerlo todo sobre estas frecuentes afecciones que en la mayoría de los casos no son bienvenidas. ¡Presta atención y toma nota!

Manchas piel

¿Qué son las manchas en la piel?

Las máculas en la piel son alteraciones que se evidencian con un cambio de aspecto o color en una determinada zona de nuestro cuerpo, estas varían de acuerdo a las causas por las cuales aparecen, es por ello que tienes que estar muy pendiente de observar tu dermis, y acudir a los especialistas de ser necesario.

Éstas pueden ser de cualquier color y forma, aunque estos factores pueden ser determinantes para saber cual es su origen y que tipo de tratamiento necesitan, así que os recomiendo que analicéis bien vuestras manchas para que así las podáis identificar de forma rápida y acertada en las siguientes descripciones.

Tipos de manchas, ¿cómo reconocerlas?

Como ya sabéis, estas afecciones son muy frecuentes en todos nosotros, pero lo cierto es que no todas son iguales, cada una de ellas tiene un aspecto y una causa, veamos las más comunes:

  • Manchas que aparecen y desaparecen

Estas pueden obedecer a diferentes factores, por ejemplo existen máculas causadas por alergias a cualquier elemento externo, como por ejemplo, alergia alimentaria.

Se manifiestan después de que la persona ingiere uno o varios alimentos que el cuerpo identifica como agentes extraños y se pueden evidenciar otros problemas aparte de las pigmentaciones tales como ardor en el área bucal, tos asfixiante, dificultad respiratoria y en casos más graves vómitos y diarreas, todo esto desaparece después de que un especialista indica la dosis correcta de algún fármaco antialergénico.

Es importante que acudas lo más rápido posible al médico, también la urticaria y la angioderma son marcas que aparecen y desaparecen sin que la persona sepa porque le ocurre, son como manchas en relieve que son perfectamente observables a simple vista, causan mucho malestar y picazón, más abajo hablaremos de ellas.

  • Manchas solares

Estas se presentan por la exposición constante a los rayos UV, actualmente las grandes empresas de publicidad presentan a diario diferentes opciones en productos dirigidos a combatir los efectos negativos del sol en la dermis, ya que existen cada día más casos de cáncer en la piel, es por ello que es recomendable aplicar el protector solar en la piel 30 minutos antes de salir de casa.

Las motas cutáneas que se producen por los rayos solares pueden variar en cada persona siendo más notables en el área del antebrazo y en el rostro. Una producción elevada de melanina hace que en algunas partes del cuerpo cambien de color, esto se debe a que las zonas que están constantemente expuestas al sol producirán más melanina lo que cambiara la pigmentación natural originándose las temidas manchas.

  • Manchas que cambian de color

En este espacio se localizan las manchas seniles, que son estas típicas imperfecciones de color café, que pueden tornarse más claras o más oscuras y que aparecen en la mayoría de las personas con edades avanzadas.

Estas pueden cambiar su pigmentación obedeciendo a factores climáticos o a la alimentación, se trata científicamente de la acumulación de un pigmento denominado lipofucsina, que es un subproducto de la degradación celular de la piel provocada por la presencia de radicales libres.

Se ha evidenciado que los factores externos causan agresiones en las membranas celulares y que esto genera un proceso microscópico de envejecimiento celular, también las pigmentaciones que cambian de color en la piel están relacionadas con deficiencias dietéticas, excesos de exposición al sol, y el consumo de grasas de baja calidad biológica.

En muchos de los casos en que las mujeres están usando anticonceptivos orales también se manifiestan cambios en el tono de la piel, especialmente en el rostro, esto se debe a la interacción hormonal.

  • Manchas causadas por dermatitis

Es una irritación de la piel que se manifiesta con picores, enrojecimiento y descamaciones en el área de la piel afectada, en la mayoría de los casos la descamación de la piel con dermatitis es el resultado de algún proceso alérgico. La dermatitis se genera por el contacto con metales o sustancias irritantes al tacto.

Como medida preventiva la persona que sienta que la piel se le irrita con más facilidad que las demás personas deberá acudir al uso de cremas hidratantes y protectoras, así como también mantener una alimentación balanceada rica en vitaminas A, E y C, incluir los aceites esenciales específicamente los que provienen del omega 3 y 6, de igual manera deberá consumir en abundantes cantidades frutas frescas y alimentos de origen orgánico.

Por el contrario deberá evitar consumir los alimentos que puedan producir reacciones alérgicas, como por ejemplo los mariscos, fresas, cacahuetes y lo más importante evitar comer alimentos que posean aditivos y conservantes.

La dermatitis puede ser un problema incluso para los bebes, por lo que no hay una edad específica en la que esta afección pueda aparecer. Recuerda consultar siempre con un especialista para barajar posibles soluciones.

Causas manchas piel

Enfermedades que causan manchas en la piel

Estas afecciones están relacionadas con muchas enfermedades que afectan al ser humano, algunas tienen curas y otras todavía no. Aún así es imprescindible que nos mantengamos bajo la supervisión de especialistas para llevar un buen control.

Estrés

El estrés es un factor desencadenante de muchas afecciones de salud, el estado de la piel reflejara que nivel de tensión puede estar sobrellevando una persona, se ha comprobado científicamente que la psoriasis, alopecia, picores, petequias o vitíligo son manchas o afecciones dermatológicas causadas por el alto nivel del estrés.

Es importante destacar que cada persona tiene una capacidad de respuesta a los estresores que tenga en el ambiente en el que se desenvuelve, es por eso que debemos prestar atención a las señales que nuestro cuerpo nos envía, ver cada situación desde el positivismo y buscar ayuda cuando sea necesario.

De igual manera existe mucha relación entre el estado mental y las enfermedades de la piel; la ansiedad, la depresión, la desesperación, y la impaciencia pueden agravar más un problema dermatológico.

A continuación te presento las afecciones que pudieras presentar en la piel a causa del estrés:

  • Picores

Son posiblemente uno de los problemas dermatológicos más comunes que pueden evidenciarse en una persona con mucho estrés.

Aunque en la mayoría de los casos no se relacionan con ninguna otra enfermedad, pueden deberse también a situaciones de salud complicadas, lo primero que debes hacer es tratar de no rascar la zona afectada ya que podrías complicar la situación.

Aún así, si no puedes soportarlo y terminas rascando la dermis, debes asegurarte de que tus manos estén limpias porque de no ser así corremos el riesgo de infectar las heridas con la suciedad que se acumula en las uñas.

  • Petequias

Son pequeños puntos rojos que aparecen en la piel, son también conocidos como puntos rubí, se forman debido a la aglomeración de vasos sanguíneos, se presentan generalmente como signo de envejecimiento de la piel, pero también se relaciona con los problemas circulatorios y al estrés.

Como manera de prevención es recomendable consumir alimentos que tonifican las venas como la remolacha, las moras y las frambuesas.

  • Psoriasis

Se presenta en áreas donde la piel se descama y se enrojece, ésta afecta a la piel donde hay mayor roce en el cuerpo como son las rodillas, codos, cuero cabelludo y pliegues corporales.

Tiene también un carácter de tipo hereditario y se debe a un crecimiento excesivo en la capa más externa de la piel. Las personas con psoriasis tienen un aspecto físico que causa mucha impresión en las demás personas lo que genera una serie de afectaciones a nivel de la autoestima, lo que hace que empeore aún más la afección.

Se manifiesta como forma de brotes que aumentan notablemente gracias al estado de ánimo, nerviosismo y estrés de quien la padece, en la actualidad no existe una cura definitiva para esta enfermedad.

  • Vitíligo

Es conocido como leucodermia, se caracteriza por la presencia de manchas de menor pigmentación, totalmente blancas que contrarrestan el color original de la persona afectada, en la mayoría de los casos afectan a todo el cuerpo.

En muchos casos el vitíligo es el resultado de una afección en la glándula tiroides, y de hecho se han documentado más casos en personas que han sido sometidas a procesos quirúrgicos de extracción de esta glándula, también se favorece su progreso cuando la persona está sometida a un estrés constante.

Vitiligo

Falta de vitaminas que producen manchas en la piel

La ausencia de vitamina A y de Zinc pueden ser algunos de los factores que influyen en la aparición de marcas ya que estos son complementos indispensables para el buen crecimiento y desarrollo de la piel y del cabello.

Estudios realizados en muchos países del mundo revelan que personas con máculas en el rostro tenían niveles de zinc muy bajos en la sangre, y aunque presentaban niveles óptimos de vitamina A, el problema es que no pueden preservarla correctamente debido a la poca presencia del zinc.

Se presume que la presencia de zinc ayuda a que la vitamina A cumpla las funciones correctamente, por otro lado también se investigó y comprobó que la falta de zinc genera un engrosamiento de las glándulas sebáceas.

Manchas por factores Genéticos

En la actualidad existen estudios que relacionan algunas marcas con los caracteres hereditarios, tal es el caso de la fibromatosis, es una condición genética que afecta el sistema nervioso principalmente así como también los huesos y la piel, son manchas un poco claras, y algunas personas presentan nódulos visibles en gran parte del cuerpo, esta enfermedad se debe a una mutación genética y es posible que se transmita de generación en generación.

La mancha de vino oporto, se presenta en niños recién nacidos debido a una malformación genética en los capilares que son los vasos sanguíneos más pequeños que se encuentran en nuestro cuerpo, en la mayoría de los casos esta mancha aparece en el rostro, comienza en la frente y atraviesa todo el rostro.

La melasma, son pigmentaciones muy comunes en mujeres de piel oscura, están son de color marrón claro, las que las padecen les produce más una molestia estética que física, ya que les cambia el rostro completamente.

También podemos mencionar el melanoma, que son manchas de origen cancerígeno que se producen por la melanina presente en las células.

Manchas hormonales

Estas responden a las alteraciones que se pudieran presentar en la pigmentación de la piel ya sea por la constante exposición al sol, el uso de hormonas, el uso de cosméticos inadecuados o el uso de anticonceptivos de largo tiempo, orales o inyectables o por causas genéticas como la melasma.

Puedes acudir a un dermatólogo ya que estas a veces tienen a confundir a la mayoría de las mujeres. Las manchas de origen hormonal invaden el rostro desde frente, las mejillas y la zona del mentón.

Otros tipos de manchas

Hongos o herpes

El herpes simple es el conjunto de vesículas que suelen aparecer en los labios después de una fiebre o una infección, durante el periodo menstrual o cuando el sistema inmunológico no posee las defensas necesarias. Suele aparecer tras 2 días de haberse contagiado y se mantiene durante 10 días o más. Las personas alérgicas tienen más probabilidades de contagiarse.

Por otra parte el pie de atleta, es una infección por hongos, lleva ese nombre ya que es muy común que los atletas se contagien en las regaderas comunes o en las piscinas de uso común, es decir cualquiera puede contagiarse, produce vesículas entre los dedos de los pies o las manos, que causan picazón y en casos más graves se rompen y segregan líquidos con olores desagradables.

Manchas hipercrómicas

Estas afecciones en la piel están relacionadas con los melanocitos que favorecen una alta producción de melanina que es la responsable de la pigmentación de la dermis, es allí donde se origina la hipo o hiperpigmentacion de la piel, como por ejemplo las marcas rojas violáceas que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo son causadas por la constricción de los vasos sanguíneos, estos se denominan hemangiomas.

Este tipo de imperfecciones también pueden observarse en aquellas áreas donde las personas deciden realizarse tatuajes, además una mala práctica de estos puede desencadenar una serie de afecciones que empeoran la piel.

Las marcas que se producen en la tercera edad o manchas seniles también son hipercrómicas ya que responden al envejecimiento celular.

Las mujeres en estado de gestación en algunos casos también sufren de este tipo de máculas en el área del rostro, conocidas como manchas del embarazo o melasmas.

Manchas hiperpigmentadas

Las pigmentaciones producto de la hiperpigmentacion de la piel causan mucha asombro en las personas que las desarrollan, ya que son de color oscuro, aparecen en todo el rostro y en las manos, es casi imposible ocultarlas por lo que generalmente las personas acuden muy rápido a los especialistas en el área.

Estas aparecen cuando nuestra piel tiene un exceso de melanina, ya que esto genera que la capa principal de la piel se engrose y tome una textura áspera con manchas que van desde un tono marrón hasta un color negro.

Un caso muy común es la hiperpigmentacion postoperatoria. Esta se origina alrededor de la zona donde está la herida producto de ese proceso quirúrgico, es bien sabido que cuando tienes una herida de esa magnitud la piel nunca vuelve a su color normal en el área afectada.

manchas hiperpigmentadas

Manchas que pican

Existen marcas en la piel que producen una sensación de piquiña insoportable, tal es el caso de afecciones como la urticaria, dermatosis atópica, picadura de mosquitos, dermatitis por contacto. La urticaria es producto casi siempre de una reacción alérgica algún factor externo, en algunos casos el uso de antiinflamatorios o antibióticos, el consumo de alimentos como huevos, leche o mariscos.

Las lesiones de piel que produce la urticaria son rojas como erupciones y la picazón es insoportable. Por su parte la dermatitis atópica es una afección de origen genético en alguna de las capas de la piel, no tiene un tratamiento específico que la elimine totalmente, solamente la controlan, es una sensación de ardor y picazón en el área afectada sobre todo en horas de la noche, muchas personas no logran conciliar el sueño debido a esta enfermedad.

Las picaduras de insectos o mosquitos pueden ocasionar reacciones alérgicas muy fuertes que sufren las personas especialmente sensibles al veneno y que en ocasiones pueden producir la muerte (en casos muy raros). Las personas desarrollan unas manchas de color rojo que se inflaman y pican cuando tiene contacto con prendas de vestir.

La dermatitis por contacto es aquella que se origina cuando la piel tiene contacto con alguna sustancia que nuestro cuerpo considera como irritante.

Manchas por quemaduras

Según su importancia las quemaduras pueden ser de primer, segundo o tercer grado, la piel después de una lesión de este tipo se muestra roja y abultada, en las quemaduras de segundo grado se evidencian ampollas que contiene liquido en su interior, y en las más graves las de tercer grado se genera una destrucción del tejido muscular y conectivo.

Por otra parte también se pueden producir quemaduras solares, suelen tener una capacidad de alcance más amplia aumentando las posibilidades de que la persona se deshidrate y cause lesiones definitivas en toda la piel.

Manchas por mala alimentación

Los problemas de nutrición afectan directamente a la calidad de la piel, por lo que un cambio en la alimentación puede ser muy útil como un tratamiento contra la aparición de cualquier tipo de imperfecciones.

Sin embargo debes tener en cuenta que todo tratamiento nutricional intenta modificar los elementos que conforman el tejido, es decir, toda la piel con sus capas y esto llevaría un tiempo que se no ha calculado aún con exactitud, por lo que debemos ser conscientes de que necesitaremos ser constantes y tener paciencia.

Llevar una alimentación rica en vegetales y frutas hará que nos sintamos mucho más sanos tanto interior como exteriormente, se reflejará en nuestra piel y obtendremos una dermis radiante.

De igual manera existe mucha relación entre el estado mental y las enfermedades de la piel; la ansiedad, la depresión, la desesperación, y la impaciencia pueden agravar más un problema dermatológico.

Manchas por mala circulación

Los problemas en la circulación sanguínea no tienen una edad especifica en cuanto a las personas que pudieran verse afectadas, esta enfermedad es muy silenciosa pueden evidenciarse los síntomas ya cuando está muy avanzado el problema.

Muchos doctores la diagnostican cuando las personas presentan manchas rojas en los pies, en algunos casos se convierten en úlceras inflamadas que causan mucho dolor, también aparecen unas erupciones de punto rojo más comúnmente en las piernas.

Además la piel se decolora, y esto se debe a que cuando las personas sufren de mala circulación el oxígeno no llega correctamente y por esta razón la piel no tiene un color agradable.

¿Cómo evitar o mejorar estas manchas?

  • Tomar líquidos en abundancia: La hidratación de la piel comienza desde adentro, esto favorecerá a que nuestra dermis se vea mucho mejor, más uniforme y saludable.
  • Seguir una dieta equilibrada: Debes evitar consumir alimentos fritos, las grasas animales y los aceites refinados en general (se recomienda consumir aceite de oliva o canola). Asimismo debes evitar bebidas que contienen grandes cantidades de azúcar, como los refrescos y jugos industrializados.
    Por lo tanto debes agregar a tus comidas grasas de origen vegetal, alimentos ricos en azufre como la col, coliflor, brócoli, ajos, cebollas, ya que estos ayudan a mantener la elasticidad y tersura de la piel.
  • Evitar exposiciones prolongadas a la luz solar: Tomar el sol sin protección adecuada perjudica mucho la piel, especialmente el sol de verano y el de ciertas horas del día. Provoca arrugas, resequedad, erupciones y en otros casos lesiones más graves.
  • No fumar: El tabaco genera daños en la piel porque contiene sustancias toxicas y además promueve la formación de radicales libres, la piel pierde elasticidad y adopta un aspecto más envejecido.
  • Emplear cosméticos que ayuden con la pigmentación: Las cremas y otros productos despigmentantes que podemos encontrar hoy en día en el mercado son infinitos, todos ellos nos ayudarán a mejorar la presencia de máculas en la dermis.

Manchas en la piel y la diabetes

Las personas que padecen cualquier tipo de diabetes son más propensas a desarrollar marcas en la piel ya que el exceso de azúcar que su cuerpo a través del páncreas no procesa correctamente y favorece a la aparición de infecciones cutáneas.

Las personas afectadas por la diabetes siempre tienen una piel gruesa con comezón, en algunos casos la piel se torna color violácea y en casos más graves aparecen ampollas que causan un dolor insoportable y son muy difíciles de curar totalmente.

Aunque si controlamos bien esta patología, no debe de haber problemas importantes con nuestra piel.

Manchas en el embarazo, ¿por qué aparecen?

Es muy común notar cambios en el color del rostro en algunas mujeres embarazadas, estas obedecen a ese proceso biológico hormonal propio de la etapa que están viviendo, este tipo de manchas se denomina cloasma, es muy variable en cuanto al tamaño y color, algunas mujeres se les mancha completamente el rostro, otras en cambio se les acentúan solo en los pómulos.

Para evitar empeorarlas si ya las tienes debes evitar exponerte al sol específicamente cuando está en su máxima expresión, es decir debes evitar salir en horas del mediodía o primeras horas de la tarde, en muchos casos estas desaparecen una vez llegado el momento del parto o después de este.

Durante la lactancia materna, ¿cuál es la razón?

Después del parto, el cuerpo humano aún está en esa batalla campal de hormonas que buscan restablecer niveles óptimos, es allí donde las mujeres se muestran más débiles ante los constantes cambios físicos que trae consigo el nacimiento del bebe.

Durante este proceso los niveles de estrógeno y progesterona disminuyen notablemente y las células se encuentran en recuperación, es por esta razón que la piel durante este tiempo muestra signos de sequedad, flacidez y en casos graves aparecen arrugas.

Una vez finalizado el tiempo de lactancia decidido por la madre, los dermatólogos ofrecen muchas opciones para eliminar el cloasma, que van desde la aplicación de ácido glicólico hasta la aplicación de dermoabrasión mecánica con radio-bisturí.

Manchas embarazo

Manchas en los niños y jóvenes

Los niños y jóvenes en muchos casos se ven afectados por la aparición de pigmentaciones blancas en hombros y brazos que pueden deberse a la exposición constante al sol sin protección adecuada, son denominadas como pitiriasis alba y no aparecen por ausencia de vitaminas o mala alimentación, se evidencian por recibir mucha luz solar o fuertes ráfagas de viento diariamente.

Es importante que ante la aparición de cualquier anormalidad en la piel de nuestros hijos pequeños y jóvenes busquemos ayuda de los especialistas.

Manchas en la piel, ¿malignas o benignas?

Pueden manifestarse ambas, es por ello la importancia de conocer lo que te afecta y buscar ayuda especializada, marcas de color marrón, violáceas, seniles, relacionadas con el embarazo, etc, son afecciones de origen benigno, es decir se controlan o curan con tratamientos no invasivos.

No es el caso del cáncer en la piel, que genera entonces una condición de manchas de origen maligno. Estas se agrupan en tres tipos de lesiones y se diferencian notablemente entre sí:

  • Carcinoma Baso-Celular: También es denominado Epitelioma Carcinoma, es una pequeña lesión de color rojizo y hace que la piel luzca levemente solevantada, se desarrolla con más facilidad en brazos, manos y pies. Está muy relacionada con la exposición solar sin control, y se ha demostrado que afecta más a personas que su tono de piel es blanco.
  •  Carcinoma Espinocelular: Son nódulos pequeños que se inflaman y descaman, aparecen más frecuentemente en el borde de las orejas o en los nudillos de las manos.
  • Melanoma maligno: Se relaciona con la producción descontrolada de melanina en la piel, aparece más frecuentemente cerca de donde las personas tienen lunares.

Eliminar las manchas en la piel con remedios caseros

Cuidar de nuestra piel es una tarea que debemos realizar diariamente, siguiendo algunas pautas que habéis encontrado en este post podréis favorecer mucho a su cuidado y apariencia, pero para terminar me gustaría hablaros sobre algunos puntos interesantes que pueden suponer un antes y un después en tu rostro.

Acabar con las pigmentaciones del cutis es posible, y hacerlo de forma casera… ¡también!

Consejos diarios antes de las manchas

Muchas veces no tenemos marcas en el cutis pero nuestro interés es no verlas nunca, para ello podemos hacer todo lo que esté en nuestras manos, evitar el sol, llevar una alimentación saludable, etc ya lo sabemos pero además hay algunos remedios caseros que nos pueden ayudar:

  • Elaborar todas las noches una mezcla de avena con agave y colocarla en forma de mascarilla por unos 15 minutos, esto te permitirá mantener la piel humectada y además es un potente astringente.
  • Tomar baños largos de inmersión en agua tibia o fría de acuerdo a tu gusto ayudará a que la dermis se sienta relajada y como imaginaréis, una piel relajada tiene una mejor apariencia.

Consejos diarios para manchas visibles

En el caso de que ya tengas una mancha en algún lugar específico como por ejemplo el rostro, puedes aplicar durante las noches cataplasmas de aloe vera, este tiene grandes propiedades cicatrizantes que harán que el tono de la piel vuelva a su color normal.

En casos de quemaduras el jugo de aloe es muy útil ya que alivia el dolor y estimula la cicatrización. En las quemaduras de segundo y tercer grado, la aplicación del aloe se realiza en una segunda fase, es decir cuando ya se ha iniciado el proceso de cicatrización.

La arcilla fría también es una opción muy eficaz cuando la piel se ve afectada por una quemadura de primer grado.

Los baños de bicarbonato son muy útiles para evitar esas afecciones de la piel que causan máculas y picazón fuerte, su preparación es muy simple, solo es necesario añadir de 100 a 200 gramos de bicarbonato al agua en una bañera y permanecer dentro por más de media hora frotando suavemente la piel.

Jabon manchas

Elije buenos jabones

En el momento de elegir cualquier tratamiento para atender las manchas en la piel es necesario que sigas las indicaciones de un dermatólogo porque de lo contrario puedes afectar más aún el área que deseas mejorar.

El hecho de utilizar geles de ducha de forma diaria es importante, ya que si elegimos uno bueno que nos asegure un buen trato hacia la dermis los resultados serán espléndidos, un ejemplo claro es el de la marca Dalire; del que puedes beneficiarte gracias a sus ingredientes naturales, como el aloe vera y la jojoba entre otros.

También es recomendable el uso de jabones de origen orgánico, es decir aquellos que incluyan en sus componentes las propiedades cicatrizantes del aloe vera, y el aceite de argán para aportar suavidad a la piel.

De igual manera puedes escoger un jabón natural de glicerina, leche de almendras, limón o cúrcuma, se pueden utilizan diariamente y las veces que desees limpiar tu rostro o cuerpo entero.

Espero que con toda esta información, sepáis identificar vuestras propias manchas y cuidar de la piel de forma correcta, recuerda que solo un profesional podrá brindarte la ayuda que necesitas en estos casos.

Aún así, si que está en nuestras manos intentar que la dermis se mantenga lo más sana posible, así que ¡empieza a cuidar de tu piel como nunca antes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.