Escrito por

Hongos en los pies: cómo detectarlos y tratarlos

Nuestros pies siempre se encuentran sometidos a mucha presión de carga, encerrados con calcetines o medias, zapatos cerrados y muchas veces apretados. Además, durante el verano los pies son una zona muy vulnerable a sufrir infecciones. Todo este conjunto de factores hace que nuestro cuerpo también puede llegar a sudar y provocar hongos en los pies.

El llamado pie de atleta es una enfermedad causada por un hongo que se contagia principalmente en ambientes húmedos donde la gente camina descalza: en duchas, vestuarios o piscinas, por ejemplo. Asimismo, la infección fúngica se puede transmitir en contacto directo con la zona afectada de una persona, o bien con el contacto de superficies, objetos contaminados como calzado, toallas o suelos.

¿Cuáles son los principales síntomas de detección?

Los hongos en los pies son muy contagiosos, de aquí la importancia de tratarlos en cuanto antes una vez detectados, para evitar que empeore el estado de nuestro pie. Estos son los principales signos y síntomas que provocan los hongos.

  • Erupciones escamosas de color rojizo, en la región de los dedos los pies.
  • Picor, sobre todo después de quitarse el calzado.
  • En algunos tipos de hongos o bien en fases más avanzadas, cuando no se ha tratado de manera adecuada el hongo, hay una aparición de ampollas y úlceras en los dedos de los pies, sumado a una sequedad y descamación de las plantas.
  • Pueden producir una descamación crónica en la planta de los pies.
  • Pueden llegar a causar daños desproporcionados en otras partes del cuerpo, como onicomicosis (hongos en las uñas) o tiña inguinal, en las ingles.

Tratamiento de los hongos

Una vez que tenemos la certeza de la presencia de los hongos en los pies, es el momento de tratarlos y evitar que sigan proliferando.

Los tratamientos que son más indicados para eliminar los hongos en los pies son medicamentos con un efecto antifúngico. Estos eliminan los hongos o bien reducen el pH de la piel en la zona de crecimiento para impedir que siga progresando. Este es el caso de productos como el tratamiento para hongos en los pies de Scholl, cuyo principal principio activo es la terbinafina, que combate la infección por hongos en los pies en solo 7 días, ayudando a regenerar y proteger la piel para reducir el riesgo de reinfección

Ya sea con este medicamento o con otros del mercado, es bueno tener en cuenta que para conseguir resultados no solo es importante seguir las indicaciones del prospecto, sino además aplicarlo tal y como se indica y durante el período de tiempo necesario, ya que los hongos reaparecen con facilidad.

Consulta a tu farmacéutico sobre las distintas opciones antifúngicas que existen y deja el cuidado de tus pies en manos de un experto.

Prevención ante el pie de atleta

Después de una mala experiencia y de las molestias ocasionadas que nos han llegado a causar los hongos en los pies, existe una serie de recomendaciones que son muy fáciles de aplicar en nuestra rutina para prevenir una reinfección de hongos en los pies:

  • No caminar descalzo por las zonas húmedas comunitarias (piscinas o suelo mojado).
  • Uso de chanclas, ya que actúan como barrera ante los contagios. Su uso se debe limitar a la playa, piscinas o duchas públicas, para evitar afecciones dermatológicas. Pero no se debe usar como calzado habitual, ya que pueden causar otro tipo de problemas en nuestro pie.
  • En ningún momento debes compartir zapatos, calcetines o toallas. Cambiar de manera diaria los calcetines y lavar las chanclas después de cada uso en las zonas comunitarias, para evitar que los microorganismos proliferen.
  • Usar lo máximo posible zapatos abiertos para evitar tener el pie encerrado y más propenso a sufrir patologías de todo tipo.
  • La higiene de nuestros pies es importante para evitar que los microorganismos produzcan infecciones en la piel y en las uñas.
  • Después de cada ducha o baño, se deben secar los pies, insistiendo entre los dedos, ya que la humedad y el calor facilitan la proliferación de los hongos.
  • Para los deportistas, se recomienda el uso de calcetines de algodón, ya que absorben mucho mejor el sudor dentro del zapato.
  • Se puede usar talco de secado para evitar la transpiración y mantener los pies secos. Las cremas antimicóticas son ideales para mantener el pie fresco y evitar el pie de atleta.
  • La hidratación de los pies es uno de los aspectos importantes a tener en cuenta. Es mejor aplicarlo por la noche, para evitar la sudoración durante el día.

Sigue estos consejos y estarás a salvo de sufrir el temido pie de atleta, una infección realmente incómoda que se puede evitar con cierta facilidad.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?