Escrito por

Drenaje Linfático Facial: Contraindicaciones, Riesgos, Beneficios y Cómo Realizarlo

Es muy probable que en ocasiones te sientas cansada o cansado, o puede que te sumerjas en épocas de estrés, que no estés descansando bien y al no poder dormir tu aspecto se encuentre apagado y triste. Incluso puede que tus líneas de expresión se están notando cada vez más, sin mencionar las ojeras y hasta el acné que te produce el estrés y el descontrol.

La solución perfecta puede ser un día de spa, o mejor aún, un día para ti mismo donde puedas realizarte un drenaje linfático facial para rejuvenecer y relajarnos. Si no sabéis en que consiste está práctica, estoy segura que este artículo te va a encantar.

Un masaje de este estilo lo puedes hacer tu misma si realizas un curso para conocer los puntos claves de los que te hablaré más adelante. Sin embargo es bueno que lo dejes en manos de un profesional; ya que un mal movimiento causaría que las toxinas se desvíen y los ganglios se obstruyan.

Para este masaje deberías tener un ambiente armonioso, lo puedes combinar con velas, esencias, y música relajante para que logres los resultados deseados, en este post hablaremos de todo lo relacionado con la técnica.

Drenaje linfático facial beneficios, contraindicaciones y mucho más

¿Qué es drenaje linfático facial?

Para saber de qué se trata es bueno conocer primero dos definiciones importantes: Sistema linfático y Linfa.

El primero forma parte del sistema circulatorio, compuesto por una red de vasos similares a las venas sanguíneas que transportan un líquido conocido como linfa.

La linfa la componen los glóbulos blancos, también grasas, proteínas y restos de bacterias y células, es procedente de la sangre pero su aspecto es incoloro porque la compone mayormente agua; que circula a través del sistema linfático que mediante contracciones musculares instintivas elimina toxinas y otros residuos.

Entonces el drenaje se efectúa en la zona del rostro y cuello a través de masajes en nódulos específicos para activar el sistema y que este elimine las toxinas y mejore la circulación sanguínea; evitando la retención de líquidos y mejorando otras condiciones como las bolsas en los ojos e inflamaciones entre otras.

Entre las razones por las cuales se ralentiza este proceso del sistema linfático acumulando líquidos en el rostro se encuentran: la obesidad, problemas renales, abuso de sal, de alcohol y cirugías.

Anatomía necesaria para esta práctica

Los territorios ganglionares del rostro que drenan la linfa se encuentran en varios puntos específicos, cuyos canales están unidos entre sí a lo largo del cuerpo y crean una verdadera red linfática.

Lo componen los capilares, los vasos y los ganglios. Los primeros, que son los capilares son los que drenan los vasos y estos drenan a su vez a los ganglios que poseen un seno subcapsular dentro de la que drena el líquido.

La cabeza y el cuello cuentan con el 30% de todos estos ganglios, y se conocen como ganglios cervicales; se dividen en seis grupos y drenan la cabeza, el cuello, además drenan la mucosa de la vía aerodigestiva superior, y tiroides sin excluir a la laringe.

Estos ganglios son: círculo ganglionar pericervical, cadena yugular anterior y externa, grupo lateral profundo del cuello y cervical yuxtavisceral.

  • El círculo ganglionar pericervical: Comprende la unión de la cabeza con el cuello como un collar, y contiene cinco grupos ganglionares: occipitales que drenan hacia los ganglios de la cadena espinal; los mastoideos que drenan hacia los ganglios parotídeos; los parotídeos drenan a ganglios submaxilares, cervicales y trasversos; los submaxilares y faciales, drenan en la cadena yugular interna y por último los submentonianos o submentales drenan hacia los ganglios submaxilares y cadena yugular interna.
  • Cadena yugular anterior y externa: Están situados en la lámina anterior pretraqueal y drenan a los ganglios de la celda yugular interna; mientras que la externa está formada por pequeños ganglios cubriendo de arriba abajo desde los ganglios parotídeos inferiores hasta la mitad.
  • Grupos laterales profundos del cuello: Se ordena en tres cadenas la yugular interna, el nervio espinal y la cervical transversal y forman el triángulo de Rouviere y constituyen el más importante receptor primario de linfa de los demás territorios.
  • El grupo cervical yuxtavisceral profundo: Son dos grupos: el retrofaríngeo y pretraqueales los cuales situados en los músculos prevertebrales, está colocado sobre la cara posterior de la faringe y los pretraqueales terminan los linfáticos de la tráquea y de la glándula tiroides.
Drenaje linfático cuello

¿Cómo realiza el drenaje linfático facial un profesional?

Se realiza mediante masajes leves, presionando cada parte del rostro con movimientos circulares en dirección de los ganglios para impulsar el líquido hacia estos. Se comienza por el cuello, luego se dirige hacia las orejas, nariz y frente y muy lentamente se termina masajeando el cuero cabelludo.

Ten en cuenta algunos tips de masajes como: La presión, los movimientos circulares fijos, el ritmo, giros rotatorios, y el bombeo.

  • La presión: Este proceso para el drenaje juega un papel fundamental, y debe ser muy suave (que apenas se sienta), no debe causar dolor sino por el contrario, alivio; es tan suave la presión que ni siquiera debe dejar la zona enrojecida porque es más un movimiento de empuje que moverá la linfa a la dirección correcta.
  • Movimientos circulares fijos: Se realizan dejando pasivos a los dedos y ejecutando los círculos con el movimiento de las muñecas; al ser fijos no vas a realizar ningún desplazamiento; los debes aplicar en el cuello y subir a la cara justo en las zonas con ganglios.
  • El ritmo: Este es muy importante pues se debe respetar el ritmo natural de los vasos, es decir, cada movimiento debe demorar cinco segundos, pausando dos segundos y así sucesivamente. Podrías ayudarte con un ritmo musical instrumental suave y lento.
  • Giros Rotatorios: Se realiza dejando los pulgares arriba y utilizando el resto de los dedos ejerciendo empuje y desplazándolos hacia la zona ganglionar.
  • El bombeo: Utiliza las manos como para acariciar el rostro, y luego se empuja de forma gradual, podrías hacer un giro hacia adelante y un giro hacia atrás pero siempre buscando guiar la linfa hacia el sistema linfático.

¿Debemos masajear también el cuello?

Esta técnica se comienza desde el cuello, porque en este se localizan los ganglios submaxilares y de cadena yugular interna.

Además en el cuello se encuentran las venas yugulares que reciben la linfa para que sea drenada a través de los linfonodos cervicales profundos; conjuntamente con los nodos submentales, nodos cervicales anteriores y nodos cervicales superficiales.

¿Qué conseguiremos con este tratamiento?

Este cumple la función de reducir las inflamaciones, aliviar dolores y estimular la circulación además de relajarte y eliminar el estrés acumulado.

Este drenaje imita la circulación de los vasos que se abren para permitir el flujo de los líquidos malos, residuos de grasa y eliminarlos a través del sudor y la orina. Por el lado derecho del rostro la circulación linfática va hacia la derecha y por el lado izquierdo del rostro la circulación linfática va hacia la izquierda.

Los ganglios y los nodos son estimulados para que el líquido sea drenado por éstos a través de masajes.

Esta técnica, elimina el exceso de líquidos y las toxinas, adelgaza el rostro y rejuvenece, favorece el sistema circulatorio y a los músculos.

Aunque es fácil, no siempre se tiene el conocimiento absoluto de hacia dónde dirigir los movimientos del masaje; puesto que podrías bloquear estos ganglios y empeorar tu condición.

Es por este motivo por el cual, es fundamental que lo realice un experto en la materia.

Drenaje facial

¿Qué equipos se usan?

Generalmente, se hace manualmente, acompañado de aceites o cremas a base de colágeno y elastina para evitar maltratar la piel.

Sin embargo hay una técnica que se usa con un equipo conocida como presoterapia. Es una forma de realizar la técnica de manera asistida pero con máquina que simula el masaje manual, el traje presiona las zonas, mediante compresión de aire controlada.

¿Para quién está indicado principalmente?

Está indicado para aquellas personas que han sufrido un traumatismo y como consecuencia tienen un edema; también para las personas que tienen linfedemas, ocurre cuando el edema no se trata correctamente y crea una inflamación dolorosa; además para personas con edemas postoperatorios.

Asimismo para personas que tienen queloides, cicatrices y quemaduras, escaras o acné; arrugas, celulitis, estrés, insomnio, etc. 

O simplemente para aquellas personas que no pueden dormir a causa de cualquier problema.

Beneficios del drenaje linfático facial y del cuello

Este masaje otorga muchos beneficios, es una terapia efectiva contra el estrés, las ojeras y las bolsas en los ojos, edemas en el rostro por el cansancio y mejora las reacciones faciales postoperatorias, también mejora el acné y rejuvenece tu rostro.

Además desintoxica, desinflama, mejora la circulación de la sangre, es un reparador de células, mejora los edemas y las cicatrices y es un buen relajante.

Ayuda a reducir y eliminar el acné

Ayuda a reducir y eliminar el acné porque activa la circulación de la sangre y disminuye la actividad de las glándulas sebáceas, drenando la grasa o sebo, y limpiando la piel.

Sin embargo el acné es una infección que debe ser de cuidado al momento de este masaje para evitar la propagación de los granos en lugar de eliminarlos.

Ayuda a eliminar bolsas en los ojos

Cuando tienes una inflamación en el párpado inferior se nota una bolsa que generalmente es una acumulación de líquidos provocada por la incapacidad del riñón de drenar ese exceso causado quizá por cansancio, alcohol y/o falta de sueño.

Esta técnica trata esta área y consigue mejorar y eliminar ese líquido retenido en los párpados inferiores, por consiguiente, el edema se reducirá notablemente.

Mejora la papada

Al igual que este masaje trata la zona de los ojos, también lo hace en el área del cuello, porque cuando comienza a notarse la papada indica que estás subiendo mucho de peso y un masaje de este tipo podría eliminar la papada adiposa de manera no invasiva.

El masaje facial reduce la grasa, las envía al torrente sanguíneo donde son metabolizadas y convertidas en orina o sudor, y contrarresta la flacidez que genera la perdida de esa grasa.

Esta reducción es debido a que el masaje libera los ácidos grasos y las toxinas que se acumulan en la papada, activa la circulación sanguínea, genera calor al tejido conjuntivo y reduce la inflamación.

Da mejores resultados si se utiliza a su vez una crema facial reductora y reafirmante y evitas comer muchos carbohidratos porque cada vez que elimines grasas mediante el masaje la puedes volver a recuperar a través de tu alimentación; así que intenta alimentarte bien para que el drenaje sea duradero y la papada no regrese.

Beneficios drenaje facial

Antes y después de un drenaje linfático facial

Antes del masaje de drenaje estarás probablemente tenso, con estrés y con la condición que te llevó a realizarte el masaje, por lo que la sensación será bastante negativa.

Después de realizarte el masaje estarás relajado, con una mejora muy notable en situaciones de ansiedad o estrés, resultados estéticos muy visibles desde la primera sesión.

Es cierto que, los cambios reales podremos verlos pasadas varias sesiones, sin embargo será desde la primera que veamos los primeros cambios , ideales para motivarnos a seguir en busca de un cutis mucho más saludable y bonito.

¿Qué ocurre si se realiza después de un embarazo?

Los médicos aconsejan a las embarazadas esperar ocho semanas después del parto para realizarse el tratamiento, ya que el cuerpo estará mucho más estable a nivel hormonal y los resultados serán mejores.

Sin embargo los fisioterapeutas prefieren hacerlo lo antes posible para eliminar los líquidos que se acumulan sobre todo en el área de los ojos y el cuello, por lo tanto es totalmente favorable hacerlo poco después de dar a luz.

En estos casos, el masaje es de gran ayuda porque disminuye las molestias de esta etapa y ofrece relajación, te sube la autoestima y al drenarte las toxinas del rostro te verás y te sentirás mejor.

¿Cómo se realiza un auto drenaje linfático facial casero?

Antes que nada debes saber que necesitas una preparación previa con un profesional porque cualquier mal movimiento en los masajes podría empeorar tu situación, como ya se ha mencionado anteriormente.

Para realizarte un auto-masaje, primero debes (con las manos previamente limpias) lavarte el rostro; tener una crema facial para que el masaje pueda ser fluido y agradable, además de llegar a todas las zonas e ir hidratando la piel.

Comienza masajeando la frente que generalmente acumula oleosidad proveniente del cuero cabelludo, con movimientos suaves y presionando y llévalos hacia las sienes. Comienza entonces con las orejas, detrás de los lóbulos para que se active el sistema linfático.

Y luego pasa debajo de los ojos, justo en los párpados inferiores, acaricia esa zona y presiona levemente moviéndote hacia las sienes. Pasa a la nariz y boca presionando con suavidad y deslizando hacia la barbilla que luego llevarás a los lóbulos de la oreja.

Y finalmente de la barbilla, a los lóbulos de la oreja pasa hacia el cuello, la clavícula y allí depositarás el líquido que será eliminado por los ganglios. Repite tres veces y enjuaga tu rostro con agua tibia.

Puedes ambientar tú el lugar donde te vas a realizar el tratamiento, ubícate frente a un espejo, coloca música suave, si lo deseas usa aromaterapia y velas.

Auto drenaje facial

Contraindicaciones y riesgos de la práctica

El drenaje linfático facial está contraindicado para personas con acné fuerte porque propagaría la infección. También está contraindicado para personas con presión arterial elevada, con asma bronquial y con problemas de tiroides.

No posee casi riesgos porque es un tratamiento no invasivo, sin embargo, está contraindicado si tienes fiebre o alguna infección aguda, trombosis o problemas cardíacos; tumores y sangrado interno o externo.

Ventajas de la técnica

  • Es un tratamiento no invasivo.
  • Es eficaz y no genera dolor ni molestias.
  • Te otorga un buen aspecto, dejando atrás tu cara de cansancio.
  • Te drena las toxinas que causan tantas molestias.
  • Mejora notablemente los edemas, migrañas, estrés, cicatrices y acné.
  • También trata quemaduras, celulitis, inflamaciones y ojeras.

Desventajas de la técnica

  • Si quieres hacerlo en casa, debes hacer un curso de nodos, capilares y ganglios; es decir debes acudir a un especialista para que te enseñe la anatomía necesaria.
  • Hay que tener cuidado para evitar empeorar los problemas, la mejor opción es acudir a un especialista.
  • Ten cuidado con las infecciones, se podrían propagar por todo el sistema linfático.

¿Qué es lo que piensas?