Escrito por

Cómo hacer crema de aloe vera casera

crema aloe vera casera¿Piensas que el Aloe Vera sólo se usa para tratar las quemaduras solares? Estás equivocado. Esta planta es una alternativa natural e inocua para cuidar tu piel durante todo el año.

Sus propiedades hidratantes, antibacterianas y calmantes, junto con la gran cantidad de vitaminas, minerales, aminoácidos y antioxidantes que tiene, lo hacen ideal para tratar muchos problemas de la piel, sea del tipo que sea.

Con cientos de nutrientes, es un ingrediente ideal para cosméticos, tanto para la cara como para el cuerpo y el cabello.

Pero aunque hay muchas cremas de aloe vera en el mercado, no todas cuentan con los componentes adecuados, o tienen muy poca concentración de aloe vera, o incluye muchos conservantes y otros ingredientes químicos irritantes.

Y generalmente suelen costar mucho más que hacer tu propia crema con aloe vera casera. Sí, la realidad es que nuestra piel es el mayor órgano de desintoxicación que tenemos, y lo que ponemos en nuestra piel es absorbido por nuestro organismo, y afecta la salud e integridad de nuestra piel.

Por eso es increíblemente útil tener a mano cremas hidratantes que utilicen ingredientes naturales y nutritivos, como esta crema hidratante facial de aloe vera.

Esta crema sirve para el cuidado de todo tipo de pieles. Contiene apenas 4 ingredientes: gel de aloe vera, aceite de coco, aceite de jojoba y cera de abejas, y si quieres le puedes añadir unas gotas de aceite esencial para darle un sutil aroma.

La adición del aceite de coco es todo un acierto, pues mejora significativamente la sequedad de la piel, y lo hace mejor en comparación con otros aceites debido a sus efectos antibacterianos y emolientes.

Además de aumentar la hidratación de la piel y la función de barrera lipídica, y reduce las infecciones gracias a sus propiedades antibióticas. Mejora la creación de colágeno y aumentar la actividad de las enzimas antioxidantes.

Este efecto emoliente del aceite de coco se combina con las propiedades beneficiosas del aceite de jojoba, uno de los aceites más afines a la piel. Suaviza la piel y evita la pérdida de agua transepidérmica.

Ingredientes

  • 1 taza de gel de aloe vera
  • 1/2 taza de aceite de coco
  • 2 cucharadas de aceite de jojoba
  • 1 1/2 cucharadas de cera de abeja
  • 5-8 gotas de aceite esencial como lavanda o geranio (opcional)

Elaboración

  1. Empieza calentando el aceite de coco junto con la cera de abeja y el aceite de jojoba en un baño María, removiendo de vez en cuando para que los ingredientes no se quemen y se derritan uniformemente.
  2. Una vez que esté todo líquido, vierte la mezcla en el vaso de una batidora y deja que se enfríe completamente (aproximadamente de 1 a 1,5 horas). Una vez que la mezcla se haya enfriado, coge una espátula y remueve los ingredientes para aflojar el contenido.
  3. Empieza a triturarlo todo a velocidad baja mientras vas añadiendo lentamente el gel de aloe vera, deteniéndolo de vez en cuando para permitir que el contenido se mezcle bien.
  4. Si el contenido se “atasca” en la batidora, remueve con la espátula. También puedes batir la mezcla a mano hasta que se forme una crema con una textura ligera y esponjosa.
  5. Con todo mezclado, añade 5-8 gotas de aceite esencial. Mezcla de nuevo y transfiere la crema a un tarro o recipiente hermético. Se absorbe muy rápidamente y no deja residuos pegajosos.

NOTAS

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Conserva una pequeña cantidad en un frasco en el baño, y mantén el resto en el frigorífico para que tenga una vida útil más larga. La crema dura de 3 a 4 meses, así que asegúrate de hacer la cantidad adecuada.

Es muy importante dejar que la mezcla se enfríe completamente en la batidora antes de agregar el gel de aloe vera. Asegúrate de que el vaso sea de cristal y no de plástico, o se deformará.

El gel de aloe vera puedes sacarlo tú mismo de la planta, o comprarlo ya hecho.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Aunque es completamente natural, y es muy raro que produzca algún efecto secundario; es mejor que lo pruebes en un área pequeña de piel que no sea visible, antes de su uso regular.

Cómo usar esta crema casera con aloe vera

Está especialmente indicada para usarla en la cara, para el tratamiento de la piel seca, pequeñas inflamaciones, y piel irritada en general. Así que lo único que tienes que hacer es aplicarla todos los días sobre la piel limpia.

Si tienes la piel grasa o con tendencia al acné, te recomiendo que pongas unas gotas de aceite del árbol del té.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Pero además del rostro, también se puede utilizar en otras partes del cuerpo. Es realmente buena para cuidar tus talones secos y agrietados. Aplícalo directamente por la noche, y ponte unos calcetines encima. Por la mañana las grietas habrán desaparecido y la piel estará realmente suave.

Es también muy útil para después de la depilación y el afeitado en los hombres, pues resulta muy calmante.

Lo que no recomiendo es utilizar esta crema para el cabello, pues resultará demasiado grasa. Es mejor que optes por estas otras recetas para el pelo y el cuerpo.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '4578030428';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?