Cómo hacer crema de aloe vera casera

¿Piensas que esta planta sólo se usa para tratar las quemaduras solares?, ¡estás equivocado!, ya que este gel es mucho más, porque puede llegar a ser una alternativa natural e inocua para cuidar tu piel durante todo el año.

Sus propiedades hidratantes, antibacterianas y calmantes, junto con la gran cantidad de vitaminas, minerales, aminoácidos y antioxidantes que tiene, lo hacen ideal para tratar muchos problemas de la piel, sea del tipo que sea.

Con cientos de nutrientes, es un ingrediente ideal para cosméticos, tanto para la cara como para el cuerpo y el cabello. Pero aunque hay muchas cremas de aloe vera en el mercado, no todas cuentan con los componentes adecuados, o tienen muy poca concentración de este componente, o incluye muchos conservantes y otros ingredientes químicos irritantes, aunque tienes la crema hidratante de aloe vera de Nezeni Cosmetics que su principal ingrediente es el aloe, ahí te evitarías mucho tiempo si no lo tienes 😉

Y generalmente, estos componentes, suelen costar mucho más que hacer tu propia crema casera en la que se incluya este ingrediente natural. Sí, la realidad es que nuestra piel es el mayor órgano de desintoxicación que tenemos, y lo que extendemos en ella es absorbido por nuestro organismo, y afecta la salud e integridad de nuestros tejidos.

Por ellos, aunque hoy en día podemos disfrutar de los beneficios que comprende el uso de las mejores cremas con aloe vera, es increíblemente útil tener a mano cremas hidratantes que utilicen ingredientes naturales y nutritivos, como estos productos caseros que describimos a lo largo de este post.

Hemos seleccionado las mejores recetas para que desde hoy mismo puedas cuidar tu rostro de una forma natural, añadiendo este ingrediente milagroso que cuenta con un sinfín de propiedades, combinado con otros ingredientes naturales que mereces conocer…¡ya mismo!, ¡comenzamos!.

1. Crema casera para todo tipo de pieles con aloe vera + aceite de coco + aceite de jojoba

Cómo hacer crema de aloe vera casera recetas

Esta crema sirve para el cuidado de todo tipo de pieles. Contiene apenas 4 ingredientes: gel de aloe vera, aceite de coco, aceite de jojoba y cera de abejas, y si quieres le puedes añadir unas gotas de aceite esencial para darle un sutil aroma.

La adición del aceite de coco es todo un acierto, pues mejora significativamente la sequedad de la piel, y lo hace mejor en comparación con otros aceites debido a sus efectos antibacterianos y emolientes.

Además de aumentar la hidratación de la piel y la función de barrera lipídica, y reduce las infecciones gracias a sus propiedades antibióticas. Mejora la creación de colágeno y aumentar la actividad de las enzimas antioxidantes.

Este efecto emoliente del aceite de coco se combina con las propiedades beneficiosas del aceite de jojoba, uno de los aceites más afines a la piel. Suaviza la piel y evita la pérdida de agua transepidérmica.

Ingredientes

  • 1 taza de gel de aloe vera.
  • 1/2 taza de aceite de coco.
  • 2 cucharadas de aceite de jojoba.
  • 1 1/2 cucharadas de cera de abeja.
  • 5-8 gotas de aceite esencial como lavanda o geranio (opcional).

Elaboración

  1. Empieza calentando el aceite de coco junto con la cera de abeja y el aceite de jojoba en un baño María, removiendo de vez en cuando para que los ingredientes no se quemen y se derritan uniformemente.
  2. Una vez que esté todo líquido, vierte la mezcla en el vaso de una batidora y deja que se enfríe completamente (aproximadamente de 1 a 1,5 horas). Una vez que la mezcla se haya enfriado, coge una espátula y remueve los ingredientes para aflojar el contenido.
  3. Empieza a triturarlo todo a velocidad baja mientras vas añadiendo lentamente el gel de aloe vera, deteniéndolo de vez en cuando para permitir que el contenido se mezcle bien.
  4. Si el contenido se “atasca” en la batidora, remueve con la espátula. También puedes batir la mezcla a mano hasta que se forme una crema con una textura ligera y esponjosa.
  5. Con todo mezclado, añade 5-8 gotas de aceite esencial. Mezcla de nuevo y transfiere la crema a un tarro o recipiente hermético. Se absorbe muy rápidamente y no deja residuos pegajosos.

Cómo utilizar esta crema casera

  • Está especialmente indicada para usarla en la cara, para el tratamiento de la piel seca, pequeñas inflamaciones, y piel irritada en general. Así que lo único que tienes que hacer es aplicarla todos los días sobre la piel limpia.
  • Si tienes la piel grasa o con tendencia al acné, te recomiendo que pongas unas gotas de aceite del árbol del té.
  • Pero además del rostro, también se puede utilizar en otras partes del cuerpo. Es realmente buena para cuidar tus talones secos y agrietados. Aplícalo directamente por la noche, y ponte unos calcetines encima. Por la mañana las grietas habrán desaparecido y la piel estará realmente suave.
  • Es también muy útil para después de la depilación y el afeitado en los hombres, pues resulta muy calmante.

Lo que no recomendamos utilizar esta crema para el cabello, pues resultará demasiado grasa. Es mejor que optes por estas otras recetas para el pelo y el cuerpo.

Recomendaciones

Conserva una pequeña cantidad en un frasco en el baño, y mantén el resto en el frigorífico para que tenga una vida útil más larga. La crema dura de 3 a 4 meses, así que asegúrate de hacer la cantidad adecuada.

Es muy importante dejar que la mezcla se enfríe completamente en la batidora antes de agregar el gel de aloe vera. Asegúrate de que el vaso sea de cristal y no de plástico, o se deformará.

En cuanto a la obtención de esta sustancia natural, protagonista de este post, puedes optar por extraerla directamente de una de sus pencas (sus hojas), si cuentas con una planta en casa o comprar directamente este gel en un herbolario o en una tienda que sea especializada.

Aunque es completamente natural, y es muy raro que produzca algún efecto secundario; es mejor que lo pruebes en un área pequeña de piel que no sea visible, antes de su uso regular.

2. Crema casera para regenerar la piel con aloe vera + manteca de cacao + aceite de almendras

Cómo hacer crema de aloe vera casera

Si tu misión principal es utilizar este tipo de fluido casero para regenerar tu piel de una forma efectiva, presta atención a esta receta que te mostramos a continuación.

Existen varias versiones de este mismo preparado, ya que en lugar de aceite de almendras también puedes optar por utilizar aceite de coco o aceite de rosa mosqueta; lo único que no varía es el ingrediente principal, la gran estrella de estas recetas.

En esta ocasión hemos reunido una serie de componentes, que debido a sus propiedades, consideramos que aportan muchas cualidades nutritivas a nuestra tez, así de este modo, podemos obtener una formulación muy completa.

Ingredientes

  • Gel de aloe vera – 3 cucharadas / 45 ml.
  • Manteca de cacao – 1 cucharada / 20 mg.
  • Aceite de almendras – 1 taza / 250 ml.
  • Cera de abeja natural – 3 cucharadas / 45 mg.
  • Aceites esenciales naturales – al gusto.

Elaboración

1. Si contamos con una planta de aloe en casa y queremos realizar esta casera haciendo uso de ella, debemos, en primer lugar, cortar las pencas en varios trozos pequeños.

Una vez hayamos realizado este paso debemos extraer con cuidado el gel o la pulpa de su interior: corta los trozos por la mitad y vacía el interior ayudándote de una cuchara.

2. Cuando dispongamos de la pulpa, entonces, colocaremos los ingredientes en un recipiente, que sea preferentemente de cristal y agregaremos la manteca de cacao junto con el aceite de almendras. También debemos añadir la cera de abeja.

3. Una vez que tengamos el recipiente lleno al completo, entonces lo colocaremos al baño maría y lo dejaremos durante unos minutos, esperando a que los componentes se deshagan y se ablanden.

4. Transcurridos unos minutos, entonces, retiraremos el bote del baño maría y con mucho cuidado de no quemarnos, debemos agitarlo para mezclar los componentes.

5. Si la textura no te gusta o ves que contiene muchos grumos, entonces, puedes echar mano directamente de la batidora para que de este modo todos los componentes queden bien ligados unos con otros.

6. Una vez que la crema esté preparada, entonces debemos añadir una gota del aceite esencial por el que nos hayamos decantado. Agrégalo cuando la mezcla está aún caliente y sobre la marcha, la iremos colocando en los recipientes que hayamos elegido para guardarla.

Cómo utilizar esta crema casera

  • Al tratarse de una crema con propiedades para regenerar la piel lo ideal será aplicarla todos los días, para que de este modo, sus activos penetren y trabajen de la forma adecuada en nuestra piel.
  • Antes de aplicarla lavaremos muy bien el rostro y lo dejaremos libre de impurezas, así nos aseguraremos que los poros quedan completamente libres para recibir este tratamiento casero.
  • Normalmente las cremas de este tipo, regeneradoras, suelen utilizarse por la noche ya que durante estas horas de descanso nuestra piel está relajada y a través de sus propios mecanismo naturales, puede llegar a absorber mejor sus nutrientes.
  • Realiza un suave masaje en el rostro, añadiendo una pequeña cantidad en la yema de tus dedos, no te olvides de añadir este preparado también en el cuello y en el rostro.

Recomendaciones

Es aconsejable dejar que este fluido se enfríe y una vez se haya enfriado por completo, entonces, guardaremos la cantidad que no vamos a utilizar en un recipiente de vidrio en el frigorífico para que mantenga en un lugar seco y se conserve durante un mayor tiempo.

Del mismo modo, si mantenemos este preparado en la nevera no perderá sus cualidades naturales, evitando que sus componentes naturales “caduquen”, ya que las componentes naturales caseros suelen perecer mucho antes que cualquier producto comprado.

3. Crema casera anti-manchas con aloe vera + leche

cómo hacer crema de aloe vera casera con leche

Sí, aunque pueda resultarte extraño, la leche puede ser un buen componente para ayudarte a mejorar esas manchas, que desde hace un tiempo han llegado para quedarse (hasta hoy) en tu rostro. Y no hablar, claro, de las propiedades aclarantes o despigmentantes que contiene el aloe vera.

Estas manchas cutáneas suelen aparecer en el cutis como resultado de largas exposiciones ante los rayos del sol, bastante nocivos, por cierto, si nos exponemos ante ellos de una forma excesiva.

Además del uso de cremas anti-manchas como la que te presentamos en esta tercera opción, también será necesario que incluyas en tu rutina un buen protector solar, que no baje de SPF 30.

Una vez que estas manchas, normalmente de un tono pardo y con forma irregular, hacen su aparición en nuestra piel parece casi misión imposible librarse de ellas, pero, no todo está perdido porque te vamos a demostrar que gracias a este remedio natural conseguirás atenuarlas. Aparte de estos componentes, necesitarás mucha paciencia y constancia, ¡no lo olvides!.

Ingredientes

  • Aloe vera – media taza / 100 gr.
  • Leche – 1/4 / 50 ml.

Elaboración

Sólo hace falta ver sus componentes, para intuir que la preparación de este fluido será bastante sencilla, ya que únicamente debemos colocar en un bol ambos ingredientes y batiremos para lograr una crema con textura homogénea.

Cómo utilizar esta crema casera

  • Ten en cuenta que este preparado debe aplicarse antes de irnos a dormir.
  • En este caso, debemos utilizar un disco de algodón con el que aplicaremos el fluido justo donde los necesitemos, es decir, de una forma específica donde hayan aparecido las manchas.
  • Una vez lo hayamos extendido, entonces dejaremos que nuestra piel lo absorba y en ese preciso instante, nos iremos a descansar.
  • A la mañana siguiente, una vez que hayamos amanecido, la retiraremos utilizando la cantidad de agua tibia que sea necesaria.

Recomendaciones

Como siempre hay que conservar este producto casero, en un lugar que sea seco para que se estropee lo menos posible. Sin embargo, no es la única recomendación que nos gustaría darte.

En este caso está relacionada con su textura y para que logremos que sea homogénea y con el aspecto deseado. Para ello deberás procurar siempre que una vez que estés elaborando este fluido haya una mayor cantidad de gel que de leche. ¡Sigue este pequeño consejo y conseguirás una textura fácil de extender!.

Cómo hemos podido comprobar a través de estas recetas para realizar una crema de aloe vera casera existen diferentes opciones a las que podemos acogernos y además, lo mejor de todo es no se trata de un proceso muy laborioso o complejo, ya que sólo tendremos que seguir una serie de pasos muy sencillos.

Sin embargo, aunque solo se trate de combinar una serie de componentes naturales, antes de utilizar cualquier componente de este tipo consulta con un especialista si son apropiados para tu tipo de tez o no.

¡La salud de tu piel es lo primero!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.