Escrito por

Alisado progresivo: todo lo que debes saber

Para aquellas y aquellos que buscamos domar nuestra encrespada melena estos tratamientos capilares se presentan como una solución ideal, que nos facilita la vida y lo más importante…¡nos ayudan a no perder nuestro preciado tiempo!.

El uso de planchas o  secadores, son herramientas que se han utilizado desde siempre, siendo una gran ayuda para controlar el cabello en estos momentos en los que está más rebelde de la cuenta.

Sin embargo, para qué engañarnos, nos hacen perder muchísimo tiempo, sobre todo a las/os que contamos con un cabello más poroso o más grueso, con más cantidad. Por suerte, hoy en día, existen diferentes tratamientos de alisado progresivo a los que podemos recurrir y que encima…¡son muy respetuosos!, ¡todo ventajas!.

Seguramente habrás oído hablar de este tipo de técnicas, ya que están en pleno auge, pero… ¿realmente conoces de qué se tratan?. Ya que la variedad es amplia, conteniendo cada técnica sus propias cualidades es completamente normal que a día de hoy este tema no os quede del todo claro. Por este motivo, queremos encargarnos en este post de facilitaros la tarea y dejar este asunto lo más claro posible.

La enorme popularidad de dichos tratamientos no es casual ya que además de mejorar el encrespamiento, también se encargan de mejorar la apariencia del cabello y mejorar su condición, sin que su estructura natural quede dramáticamente dañada o alterada, dotando de un favorecedor efecto a todo tipo de melenas.

Si aún no te queda claro las propiedades de realizar estos tratamientos, ¡ya mismo te las contamos!.

El posterior cuidado del cabello después de realizar un alisado de este tipo es casi igual de relevante que el propio proceso, así que será fundamental utilizar productos especialmente indicados, como es el caso del uso de champús sin sulfatos por ejemplo,  para su correcto mantenimiento.

Igualmente, antes de continuar, puedes echar un vistazo a los productos reparadores que describimos en este link: mejores mascarillas reparadoras para el cabello.

¿Qué es el alisado progresivo?

Alisado progresivo

Para ir despejando dudas lo primero que nos gustaría contaros es que este tipo de tratamientos tienen un carácter temporal, aunque algunas de sus propiedades persisten en nuestro cabello a modo de memoria actuando, en cierta medida, como una técnica de larga duración.

Consigue penetrar en la fibra capilar, recubriendo, sellando y alisando profundamente la cutícula, por lo que de este modo reducirá la porosidad, dando como resultado una melena mucho más manejable, brillante, suave y sin frizz.

Dependiendo de su técnica, composición y de su constancia en la aplicación consigue de una forma progresiva modificar las hebras capilares, haciendo que su estructura se relaje.

En las melenas más lisas o con ondas que no sean muy pronunciadas, que sean más suaves, notaremos que el cabello se muestra mucho más lacio; en cabellos más encrespados o rizados notaremos que su estructura se mantiene, es decir, se mantiene rizada aunque como hemos indicado, mostrando una estructura más relajada, definida y… ¡sin nada de frizz!.

Diferencia entre alisado progresivo y permanente

¿Quién no ha escuchado hace unos años las maravillas que los alisado brasileños ofrecían?, de hecho, justamente hace un tiempo parecía imposible que en la actualidad este conocido tratamiento quedaría desbancado por otras técnicas novedosas.

El motivo principal por el que su reinado parece haber finalizado se debe que, años atrás, uno de sus componentes principales era el formol, que como sabéis es altamente tóxico.

Por suerte, de igual modo, la FDA norteamericana prohibió su uso, haciendo que pudiésemos disfrutar de sus propiedades pero sin poner en riesgo nuestra salud.

El problema vino después: una vez que se eliminó el formol de dichas formulaciones, el resultado se vio afectado, no siendo el mismo, ya que  algunas cabelleras se mostraban con poco volumen y un aspecto menos natural.

Este fue el detonante para que entrara en juego la aparición de otros tipos de tratamientos, es decir, este tipo de alisados que conocemos como progresivos, que igualmente hacen que el cabello quede liso, aunque eso si, con otros matices.

A pesar de ser tratamientos diferentes y ofrecer distintos resultados, a día de hoy se sigue confundiendo ambos tratamientos, tanto los progresivos como permanentes, sin embargo, como mencionamos cada uno contiene sus propias características que los diferencian y definen. Así que antes de continuar, las describimos con más detalle en estas líneas:

Alisados permanentes

  • Modifican la estructura del cabello; esta técnica suele durar alrededor de un año, aunque obviamente la diferencia del cabello tratado con el cabello “nuevo” que va creciendo cada mes, es visible. Por lo tanto, cuando va creciendo el cabello si queremos mantener esa apariencia, entonces deberemos retocar las raíces repitiendo de nuevo el proceso del alisado (siempre que haya transcurrido el tiempo recomendado).
  • Normalmente suelen contener químicos más agresivos, tales como amoniaco, por lo que deben ser aplicados siempre por un profesional.
  • Aunque inicialmente el efecto es espectacular ya que conseguiremos un pelo totalmente liso durante muchos meses, sus componentes químicos penetran en el interior de la corteza capilar, modificándola, por lo que con el paso del tiempo el cabello puede verse más áspero, quebradizo y en muchos casos sin vida.
  • Para realizarlo debemos consultar con un especialista ante de ponernos en sus manos, ya que si tenemos un cabello demasiado fino, incluso podríamos llegar a quemarlo, provocando una rotura de medios a puntas y haciendo que se vuelva mucho más quebradizo, ¡debemos extremar las precauciones!.

Alisados progresivos

  • Son tratamientos que contienen esencialmente queratina, taninos, componentes orgánicos o veganos, aunque muchos de ellos no están exentos de químicos, pero se caracterizan por ser menos invasivos con la estructura capilar.
  • Su duración es menor, ya que oscila entre los 3 y los 6 meses, dependiendo siempre del tipo de cabello con el que contemos y del tipo de alisado progresivo que realicemos.
  • Se denominan progresivos porque su efecto es acumulativo, es decir, cuantas más veces lo repitamos, su efecto será más prolongado y nos ofrecerá por lo tanto mejores resultados.
  • Si se realizan de la forma correcta, respetando los tiempos y las pautas adecuadas no dañan el cabello, eliminando el frizz de una forma natural, suavizando la porosidad de los rizos y aportan a la vez hidratación y luminosidad, incluso en las hebras capilares más rebeldes.
  • Algunos alisado de este tipo se pueden utilizar en cabellos que están teñidos, con baños de color, mechas o decolorados.

Los 7 mejores tratamientos de alisado progresivo

Tener que recurrir si o si a los tratamientos con queratina en los que se incluían químicos altamente agresivos para nuestra salud, como es el caso del formol, ha pasado a la historia.

Actualmente, aquellas/os que buscamos mejorar el aspecto de nuestro cabello sin tener que recurrir a opciones que sean drásticas o nocivas, tenemos muchas opciones.

Gracias a las alternativas progresivas que te vamos a mostrar podrás comprender mejor que cuidar de tu pelo y realizar una técnica de este tipo, no tiene porque ser una tortura química para tu melena.

Las alternativas más buscadas las tienes a continuación:

1. Bótox capilar

En este caso, aunque no podamos clasificarlo totalmente como un tratamiento que sea alisador, si que le caracteriza sus propiedades para reducir el encrespado, así que algún modo también estaremos a la vez alisando el cabello, haciendo que las cabelleras rebeldes queden domadas.

Según dicen los expertos, esta técnica recupera la juventud de nuestras hebras capilares, aportando suavidad y fuerza, con acabado sedoso gracias al cóctel formado por pantenol, vitaminas, colágeno y aceite de caviar.

Entre estos componentes, notaremos los beneficios del pantenol que consigue penetrar en el interior de la corteza de nuestro cabello, sumando muchos beneficios como: retener la humedad, fortalecerlo, añadir brillo sin engrasarlo y aumentar su volumen.

Se considera efectivo en melenas lisas, sin volumen, de hebras finas, debilitadas y apagadas. En cuanto a su duración, dependerá del estado de nuestro pelo, si está más o menos estropeado.

Tiempo de duración: alrededor de los 4 meses.

2. Alisado con chocolate

¿Suena bien verdad?. Este tratamiento además de despertar tus sentidos mejorará profundamente el aspecto de tu melena.

Es adecuado para cabellos porosos. Se elabora a base de proteínas y lípidos. Hidrata, revitaliza y suaviza el cabello, a la vez que controla su volumen.

El éxito, es su fórmula a base de queratina, tioglicolato de amonio, proteína de seda y sustancias naturales como extracto de cacao y cafeína, ricos en ácidos grasos.

Pero el resultado dependerá del tipo de cabello, ya que en afros muy rizados se logran encrespamientos más suaves. Si tienes el pelo muy rizado, comprueba también nuestros consejos especiales para cabellos encrespados y rizados.

Antes de realizar cualquier tipo de alisado progresivo, busque siempre la opinión de un experto profesional de su confianza.

Tiempo de duración: entre 2 y 5 meses.

3. Alisado con aminoácidos

El alisado con aminoácidos mejora la apariencia del cabello que ha sido teñido o se ha aplicado un baño de color. Los aminoácidos son capaces de rellenar las grietas del pelo y por lo tanto, dejarlo súper hidratado.

El cabello se fortalece y se torna liso, suave y brillante. Se puede lavar en el mismo día de la aplicación del producto.

La clave del tratamiento con aminoácidos es el choque térmico, después de aplicar el producto sobre el cabello, se lava con agua enfriada con hielo y por último, simplemente se seca.

Tiempo de duración: alrededor de 2 o 3 meses.

4. Tratamiento anti-frizz

En este caso se trata de un método muy liviano y nada agresivo para tu cabellera que persigue un único fin: rebajar por completo el encrespado o frizz de tus fibras capilares, aportando mucho brillo, suavidad y fuerza en la estructura de nuestro cabello, respetando la estructura rizada en el caso de tener una melena curly.

Es ideal para dejar las ondas al aire y así evitar que cuando lo dejamos secar de este modo, de una forma más natural, no se quede fosco y sin forma.

En lo que se refiere a los cuidados post-alisado, tendremos que tener en cuenta que este método requerirá algunos cuidados de más para que se mantenga, utilizando incluso protectores térmicos.

Tiempo de duración: si lo mantenemos de la forma adecuada puede llegar a durar unos 3 meses.

5. Plus de antioxidantes: taninoplastia

Taninoplastia alisado progresivo

Por si no lo sabías, el componente principal de este método son los taninos, que también están presentes en el vino, siendo por lo tanto excelentes antioxidantes.

Si tu cabellera es rizada y sueles aplicar productos de fijación, tales como cremas de peinado, geles o espumas, entonces, tan solo tendrás que elegir tu fijador favorito y disfrutar de un cabello totalmente definido, con mucha forma.

En el caso de tener una melena más lacia, entonces, únicamente tendremos que activar el calor colocando el secador justo encima de nuestra cabeza, para que este luzca con un brillo espejo.

Los taninos funcionan a modo de aglutinadores de proteínas con los que promovemos el alisado mediante el relleno de grietas o fisuras del cabello, con el que conseguiremos aglutinar las proteínas y reponer los componentes hidrolipídicos.

Tiempo de duración: puede durar entre unos 4 y 6 meses.

6. Añade elasticidad con la lactoplastia

La base principal de este método capilar es el ácido láctico, un componente con el que conseguiremos volver a restaurar nuestra cabellera de la carga iónica que aportan sus moléculas; contiene células madre de manzana, nutrientes, hidratantes y activos reparadores con los que lograremos reconstruir la fibra y agregar un plus de movimiento.

Tiempo de duración:  en torno a los 4 meses.

7. Aporta un extra de brillo y sedosidad con la técnica gloss hair

Se trata de un trío formado, por nada más y nada menos que arcilla blanca, aceite de coco y queratina que nos ayudará definitivamente a conseguir más que un brillo espejo, una melena efecto cristal, reluciente.

Lo mejor de este método es que podemos utilizarlo en diferentes tipos de cabello, tanto si contamos con un pelo liso, fosco o estropeado u ondulado.

Sin embargo, en esta ocasión, las/os que tenéis un pelo muy grueso, muy poroso o afro, en esta ocasión no será un tratamiento acorde o recomendado con este tipo de melenas.

Tiempo de duración: hasta 4 meses.

Dónde y cómo se realiza un alisado progresivo

Hoy en día podemos encontrar diferentes packs de alisado de este tipo que incluso podemos realizar en casa, sin embargo, nuestra primera recomendación es que siempre te pongas en manos de un profesional, previamente, que te asesore y te aconseje cuál es la mejor opción.

Lo primero que debe analizar el profesional es nuestro tipo de cabello y contrastarlo con el efecto que queremos conseguir.

Una vez tengamos claro cuál es el método elegido, que mejor se adapte a nuestras necesidades y a nuestra melena, entonces, es el momento de pasar a la acción.

Para que dichos tratamientos funcionen el profesional debe seguir de una forma meticulosa la forma de aplicación que cada uno de ellos tiene definida de una forma concreta, específica.

Sin embargo, de una forma general, podemos hablar de tres pasos comunes que suelen repetirse en estos procesos:

  1. Dependiendo del tipo de técnica que haya escogido el profesional, en primer lugar, normalmente se lava la melena agregando productos muy fortalecedores y nutritivos.
  2. En este segundo punto, se aplicará de la forma adecuada la fórmula alisadora y dejará que actúe el tiempo necesario; en ocasiones pueden llegar a ser más de 40 minutos, ¡así que ten paciencia, que la espera merecerá la pena!.
  3. En este tercer punto, se procederá a eliminar los restos de producto mediante el lavado, de nuevo utilizando productos específicos para ello se realizará el posterior secado del cabello. En la mayoría de los casos se termina este proceso con el sellado del tratamiento en las hebras capilares, con la ayuda de una plancha.

¿Cómo debo mantener mi cabello tras realizar un alisado progresivo?

De igual modo que el profesional que realice la técnica elegida debe realizar una serie de pasos, también de una forma personal, en casa, debemos seguir una serie de recomendaciones post tratamiento, que serán esenciales para un correcto mantenimiento a lo largo del tiempo.

No recojas ni laves tu cabello inmediatamente

Antes de realizar cualquier de estas dos acciones debemos esperar a que transcurran 24 o 48 horas, de este modo permitirás que el tratamiento penetre y selle de la forma correcta en las hebras capilares, sin quebrarla o dañarla, además lograrás extender y prolongar sus efectos.

Hazte con productos que consigan potenciar sus efectos

Aunque las fórmulas de estos métodos capilares cada vez son más nutritivas, menos perjudiciales y más naturales, la tendencia de estos tratamientos es abrir la cutícula para depositar en su interior los activos que el método en sí incluya.

Si bien al finalizar estos tratamientos se termina sellando de nuevo la cutícula, el proceso en sí puede afectar a su estructura, debilitándolo.

Por este motivo, lo mejor será invertir en productos que sean especializados para el mantenimiento de melenas que han sido tratadas químicamente y mantener así la vitalidad en nuestro cabello.

Cepilla y seca tu melena siguiendo las pautas adecuadas

Consejos alisado progresivo

El trata que recibe tu pelo es un factor a tener en cuenta, ya que la forma en la que lo trabajas o como lo manipulas o las herramientas que utilizas son aspectos clave para lograr el alisado progresivo deseado y el cuidado del cabello en general.

Te aconsejamos espaciar el uso de utensilios que sean térmicos, siempre en la medida de lo posible, realizando el styling y secado del mismo de la forma más natural posible, mediante la ayuda de productos con cualidades hidratantes.

Por otro lado, será recomendable utilizar cepillos que sean de cerdas naturales o peines que tengan cerdas anchas, de este modo evitarás tirones y nudos, además de prevenir la rotura o la electricidad estática.

Si en tu caso además, tienes el plus de contar con una cabellera rizada, saber cómo debes realizar este cepillado es fundamental. Sigue estas recomendaciones: cómo peinar el cabello encrespado o rizado.

Mantén espaciados los lavados

Como sucede con la recomendación, este consejo debemos tenerlo presente siempre, para garantizar el cuidado óptimo de nuestra melena.

En este sentido, debemos dejar descansar nuestro pelo al menos 3 días de la semana. Si tu cabello tiene una tendencia a ensuciarse enseguida entonces puedes hacer uso de un champú o acondicionador antiresiduos en seco.

Hidratación profunda

Aunque hayamos añadido un extra de nutrición, como ya sabemos nuestra melena requiere constantemente su mantenimiento con productos que sean hidratantes, de calidad, para que nuestro pelo quede perfecto y no seco.

Corta las puntas con frecuencia

Se aconseja, por lo menos una vez cada mes, visitar a tu peluquera/o de confianza para cortar las puntas del cabello, que son normalmente la sección más maltratada; de este modo evitarás que las puntas estén resecas, opacas y abiertas. Además así favorecerás su crecimiento su crecimiento natural.

Ahora que conoces esta completa guía sobre el alisado progresivo, ¿ya sabes con cuál te quedas?. No te lo pienses más y dale una oportunidad a este tipo de tratamientos, ¡merecen la pena!.

¿Qué es lo que piensas?