Escrito por

Cómo hacer tu propia agua micelar casera

agua micelar caseraHace años, la única manera que conocía de eliminar las capas de maquillaje era frotándome la cara con un aceite de bebé muy resbaladizo y grasiento, o usando la clásica combinación de agua y jabón Chimbo.

De cualquiera de las dos formas mi cara terminaba fatal, o con un residuo grasiento que exacerbaba mi acné, o más tirante y reseca que una alpargata.

Luego descubrí el agua micelar, ese líquido mágico que eliminaba cualquier rastro de maquillaje y suciedad de mi piel sin maltratarla. ¿La mejor parte? Nunca la dejaba tirante, deshidratada o grasienta.

Ha existido durante más de 100 años, supuestamente inventada por los franceses, pero todo el mundo parecía haberse olvidado de ella hasta que, en los últimos años, se reactivó y se convirtió en un boom.

¿Qué todavía no la has incorporado a tu rutina de cuidado de la piel? Espera, que te cuento porque es un imprescindible que deberías usar ya, cómo hacer la tuya propia, y cuáles son las mejores opciones del mercado.

¿Qué es el agua micelar?

Básicamente, es una solución que contiene diminutas moléculas de aceite de limpieza (conocidas como micelas, de ahí el nombre de agua micelar) suspendidas en agua blanda. Estas micelas son las que atraen la suciedad, la grasa, el sebo y otras impurezas, y las eliminan de la piel.

Y aunque las micelas son pequeñas gotitas de aceite, no deja un residuo aceitoso como los desmaquilladores tradicionales.

No solo limpia y desmaquilla de forma eficaz, sino que lo hace de forma suave y amable, sin resecar la capa más externa y dérmica de la piel, dejándola flexible e hidratada. Es básicamente todo lo que necesitas para limpiar, tonificar e hidratar sin necesidad de aclararlo después.

Sus suaves propiedades lo hacen perfecto para pieles secas y sensibles, ya que no irrita la piel. Y a las pieles grasas y propensas al acné también les gustará, pues elimina la grasa extra y muchas son antiinflamatorias y calmantes.

Es el complemento perfecto para cualquier rutina de cuidado de la piel. ¡Seguro que estarás deseando de probarlo!

Sin embargo, algunos productos contienen de todo menos ingredientes naturales. Por eso, he decidido hacerlo desde cero en casa con los ingredientes que me gustan. Un limpiador DIY también es muy flexible y económico. No necesitas muchos ingredientes para esta receta, y puedes hacer un lote bastante grande con los ingredientes requeridos.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Qué incluir en el agua micelar casera

El agua se utiliza para mantener el nivel de pH de la piel equilibrado, aunque no tienes porqué limitarte al agua normal, puedes utilizar diferentes hidrolatos con propiedades diferentes. Más abajo te doy algunas recomendaciones y variaciones.

El agua también debe de ser hidratante. Uno de los mejores humectantes que conozco es la glicerina vegetal; un secreto de belleza legendario en Francia para lograr una piel suave y flexible.

La glicerina también es conocida por ayudar a la piel a retener la humedad, suavizar la textura áspera y darle a la piel una apariencia saludable e hidratada; así que no podía faltar en esta receta.

También he decidido añadir algo más de hidratación y propiedades curativas añadiendo unas gotas de aceite base. Puedes utilizar cualquier aceite, desde aceite de almendras dulces, aceite de argán o aceite de rosa mosqueta para esto, pero es posible que no lo necesites.

Yo he puesto aceite de semilla de cáñamo infundido con ozono por sus propiedades para combatir el acné y sus beneficios curativos.

El jabón se utiliza como surfactante, para atrapar toda la suciedad, pero como está rodeado de buenos ingredientes, no deja reseca la piel.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Esta receta es muy fácil de preparar, no tiene ningún ingrediente irritante o dañino, te prometo que huele divinamente y funciona. ¡Vayamos al grano!

Ingredientes y herramientas

  • 225 ml de agua caliente destilada
  • ⅛ cucharadita de lecitina, granulada o líquida
  • ½ cucharadita de glicerina vegetal líquida
  • ½ cucharadita de aceite portador, como argán, jojoba, almendras dulces, semilla de uva, cártamo
  • ½ cucharadita de jabón líquido
  • Unas gotas de aceite esencial, como rosa, lavanda o árbol del té (opcional)
  • Colador de malla fina
  • Frasco de cristal esterilizado con tapa hermética (se recomienda un frasco de color oscuro para proteger los aceites frágiles)
  • Recipiente de cristal para mezclar

Cómo se hace

Vierte el agua tibia en el recipiente de cristal, añade el resto de los ingredientes y mézclalo muy bien. Si queda alguna partícula grande de lecitina, retírala. Por último, transfiere el agua micelar al frasco de cristal y tápalo.

Aplicación

Su utilización es igual que el agua micelar comercial. Empapa una bola o disco de algodón de agua micelar y escurre el exceso. Aplícalo por todo el rostro a toquecitos suaves, evitando frotar o estirar la piel. Deja que actúe durante unos segundos y retíralo con un algodón limpio.

Repite el mismo proceso hasta que el algodón salga completamente limpio.

Si utilizas maquillaje waterproof o rímel, es posible que necesites dejar el algodón posado sobre la piel o las pestañas durante unos segundos para aflojarlo. No frotes bruscamente o irritarás la piel o te arrancarás unas cuantas pestañas.

Esta versión casera es mucho más barata que la comprada, y además te ahorras los conservantes y el perfume, ingredientes que pueden irritar tu piel. Aunque también es posible que necesites algo más de tiempo y paciencia para eliminar por completo todo el maquillaje, debido a la falta de surfactantes.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

NOTAS

Este agua micelar casera se mantiene en perfecto estado durante un mes, así que haz la cantidad justa para utilizarlo todo y no tener que tirar nada. En cualquier momento puedes hacer más lotes.

Se pueden utilizar diferentes aceites portadores y aceites esenciales para conseguir mezclas totalmente diferentes, con distintas propiedades y beneficios.

Variaciones y sustituciones

Hamamelis, agua de pepino y agua de rosas

Ciertamente puedes usar diferentes aguas o hidrolatos para lograr diferentes resultados. Si tienes los poros visibles y la piel grasa, utiliza agua de hamamelis en vez de agua. Esto no afecta a su vida útil. Si tienes la piel sensible o seca, utiliza agua de rosas en su lugar.

El agua de pepino se puede hacer de la misma manera: licúa un pepino y cuélalo para que sólo le quede el jugo. Utilízalo en lugar del agua para calmar e hidratar todas las pieles.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;

Nota: Una vez que introduzcas un compuesto botánico, como los pétalos de rosa o el pepino, necesitarás un conservante o conservarlo en el frigorífico. ¡Incluso puedes congelarlo!

Savia de abedul y otras opciones

El abedul es bien conocido por su capacidad curativa, así que puedes incluirlo a tu agua micelar casera haciendo una decocción de puntas de abedul si tienes la suerte de tenerlo cerca.

Las puntas tendrán olor a gaulteria, ya que el abedul tiene el mismo compuesto que la gaulteria -salicilato de metilo- el precursor de la aspirina. Es muy curativo y puede ayudar a reducir la inflamación y los problemas de acné.

También puedes agregar una gota de aceite esencial de abedul dulce al agua si no tienes los árboles cerca. ¡Ten cuidado ya que es muy fuerte! Una gota es todo lo que necesitas.

Advertencia: Si tienes alguna sensibilidad a la aspirina, es mejor que no utilices ningún compuesto de abedul.

google_ad_client = 'ca-pub-3521037705536953';google_ad_slot = '6054763625';google_ad_width = 336;google_ad_height = 280;
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?