UP

Acné quístico: causas, características y tratamientos

Escrito por unisima

Quienes padecen esta problemática, a veces, sufren mucho más por el aspecto físico que este ocasiona que por el dolor y los demás síntomas que provoca.

Sin embargo, debemos estar tranquilas/os porque ¡hay solución!. No te preocupes, porque en este post te vamos a proporcionar toda la información acerca del acné quístico; además también vamos a contarte los mejores tratamientos, tanto médicos como naturales.

Conocer previamente información acerca de este tema es importante, ya que si lo descuidamos puede tener terribles consecuencias en nuestra piel. Por lo tanto, ¡lo mejor será prevenir y cuidar nuestra tez como es debido!.

Ya que una de las zonas más frecuentes donde suele aparecer es el rostro, será imprescindible que tengamos en casa un buen tratamiento exfoliante, como los productos que mencionamos en este link: mejores exfoliantes faciales.

¿Qué es el acné quístico?

Acné quístico qué es

Se trata de una enfermedad cutánea que se presenta en forma de granos más grandes que el acné hormonal o vulgar que ocasiona sobre todo puntos negros, granos, espinillas o poros dilatados.

Por el contrario, estas lesiones quísticas producen dolor, y dentro tienen acumulaciones de líquido en lo profundo de la piel que puede infectarse.

Es la versión más severa de los tipos de acné y las consecuencias de este son la alteración de las facciones del rostro y las cicatrices que ocasiona, aunque generalmente son difíciles de eliminar, ¡si que es posible mejorarlas!.

Las áreas del cuerpo donde suele aparecer son la cara y los hombros principalmente, sin embargo, en los brazos, las piernas y la espalda también pueden aparecer, siendo bastante molestos.

Ya se trata de una afección más dolorosa, podemos distinguirlo de esta afección en su versión más común en la espalda, el pecho y los hombros, donde podemos recurrir al uso de exfoliantes naturales.

Detectarlo es bastante sencillo, simplemente porque las lesiones son superiores en cantidad y en tamaño.

Otro punto a tener en cuenta para saber si se trata de esta afección cutánea es si te produce dolor.

En caso de que no sientas dolor puede ser una pápula o pústula del acné común, el tratamiento es diferente para cada caso.

Recuerda que puede ser producto de causas genéticas, la obstrucción de los poros ocurre desde lo más profundo de la piel con pus en mayor cantidad, se desarrolla en la pubertad y también en la edad adulta sin importar el sexo que seas, se puede deber a causas hormonales como a causas externas como el maquillaje.

Debes consultar con tu dermatólogo, quien te dará algunas recomendaciones y te recetará el tratamiento médico justo y preciso.

Características y causas principales

Las características principales de esta afección son las siguientes:

  • Aparecen normalmente en la adolescencia, apareciendo y desapareciendo por etapas.
  • Afecta principalmente a los hombres, sin embargo las mujeres con ovarios poliquísticos y antecedentes familiares de acné quístico también lo pueden padecer.
  • Su tamaño es superior al de cualquier otro tipo de acné.
  • Contiene pus en mayor cantidad desde la capa más profunda de la piel.
  • Deja marcas muy difíciles de eliminar en la lesión si se manipula o extirpa.
  • Se extiende con mucha facilidad en la persona que lo padece.

Por otro lado, las principales causas de su formación, son las siguientes:

  • Desajustes o cambios hormonales.
  • Situaciones constantes de estrés.
  • Uso habitual de cosméticos comedogénicos, que obstruyen los poros.
  • Fármacos como esteroides, estrógenos y testosterona.
  • La acción de factores externos y ambientales.
  • Llevar una mala alimentación de una forma habitual.
  • No llevar una higiene facial adecuada, por ejemplo, no lavar el rostro correctamente.
  • Factores hereditarios o genéticos.

Diferentes niveles o grados

Grados acné quístico

En si, esta afección de la piel, ya se encuentra inmersa dentro de un nivel severo, sin embargo, dentro de la gravedad también podemos distinguir diferentes grados que te comentamos a continuación con más detalle.

Leve

Presenta comedones abiertos y cerrados acompañados una cantidad inferior a cinco nódulos y quistes; el tratamiento suele ser tópico, no necesita de tratamientos profundos solo prevención y cuidados personales, así como evitar la exposición prolongada al sol.

Moderado

Suele presentar más de diez nódulos llenos de pus, y el tratamiento generalmente son antibióticos orales (normalmente por más de doce semanas sin interrupción),  para poder eliminarlos completamente sin que dejen cicatrices.

Severo

Presenta más de veinte lesiones inflamadas con pus y muy dolorosas y muy pocas veces los antibióticos funcionan.

También se tratan inyectando corticoesteroides en su interior, o lo drenan. Todos estos tratamientos solo los debe suministrar el dermatólogo.

Tratamientos para mejorar el acné quístico

La mejor cura de esta afección será la prevención; en cuanto su formación se manifieste en tu piel es muy importante que acudas a la consulta de un dermatólogo para frenar su expansión y desarrollo con el tratamiento adecuado.

Apenas tengas los primeros brotes, debes intentar en lo posible evitar que de leve pase a severo.

Cuando los brotes son quistes como tal, la cura debe ser un poco más fuerte, deberás tratarte con antibióticos y cremas, éstos te ayudarán a combatir las bacterias y a acabar con las infecciones que están provocando el pus.

Otro buen consejo para poder mejorar este problema cutáneo es evitar a toda costa extraer por ti misma/o el pus del interior del quiste, ya que esto además de provocar infección, puede empeorar considerablemente esta problemática en la piel.

Tratamiento cosmético

Las primeras soluciones siempre son cosméticas, estoy segura que cada vez que hemos querido cambiar algo, como por ejemplo la presencia de acné hemos recurrido al mercado cosmético. En este caso es un acierto total, ya que vengo a presentaros un protocolo de una de las marcas más en auge.

Nezeni Cosmetics ha formulado un tratamiento anti-acné que cuenta con 4 productos capaces de conseguir unos resultados muy sorprendentes. Entre los cosméticos tenemos la mascarilla facial, el limpiador, el tónico y la crema facial.

Todos ellos con ingredientes naturales, niveles de conservantes muy bajos, y a la misma vez, concentraciones de los activos muy altas.

Con el uso de este protocolo podemos conseguir un rostro mucho más limpio, suave, liso y reconfortado, sin acné que empeore el estado de la piel.

Estoy segura que os interesa conocer a fondo cómo funciona cada uno de los productos y cuales son los resultados que da, así que os voy a dejar por aquí la review del protocolo entero: Tratamiento Anti-Acné de Nezeni Cosmetics.

Tratamientos médicos

Cuando el dermatólogo te diagnostica este problema de la piel, seguramente te recetará tratamientos médicos como por ejemplo pastillas o  antibióticos orales o locales, isotretinoía, y también sustancias astringentes como peróxido de benzoilo y azufre.

Del mismo modo también podrá diagnosticarte sustancias exfoliantes como acido salicílico o cualquier otro medicamento de uso tópico u oral, incluso combinados.

Tratamientos acné quístico

Cirugía con láser

La cirugía con láser es muy eficaz, ya que ofrece múltiples beneficios, tratándose de una solución bastante novedosa.

Los tratamientos con láser detienen la producción excesiva de sebo, también remueve el pus y no permite que se haga una cicatriz profunda como suelen dejarlas otros tratamientos o cirugías.

Con antibióticos

El acné quístico por tener pus en respuesta a una infección responde muy bien a los tratamientos con antibióticos, estos llegan a la sangre y complementan la acción externa de las cremas bactericidas.

Los más usados son: la minociclina, la doxiciclina, la tetraciclina, y la eritromicina.

Tratamientos naturales

Si eres de las personas que prefieren los tratamientos naturales no podemos juzgarte, ¡porque lo natural también entra dentro de nuestras preferencias!.

Se trata de tratamientos económicos, poco agresivos y si damos con el adecuado, muchas veces efectivo. Solo hay que elegir el correcto y consultar siempre previamente con un experto.

La miel: un efectivo componente natural

La miel ayuda, y mucho, ya que es un excelente producto natural que contiene vitaminas, aminoácidos, enzimas y minerales que nutren la piel, la limpian y la regeneran.

Te ayudará a mantenerla elástica y libre de las imperfecciones causadas por los quistes.

Esta afección es producto de la obstrucción de poros y suelen dejar cicatrices, con la miel puedes prevenirlo, puesto que favorece la limpieza facial y acelera la cicatrización provocadas por nódulos.

¿Cómo utilizarla?

  • Aplicaremos una pequeña cantidad en las zonas que estén afectadas y la dejaremos reposar y actuar durante 30 minutos.
  • Una vez haya pasado este tiempo, eliminaremos los excedentes con agua tibia y secaremos las zonas con un paño que sea suave.
  • Repetiremos su uso cada día, hasta que vayamos notando, progresivamente, como nuestra tez mejora.

Calma y suaviza tu piel utilizando aloe vera

Aplicar aloe vera a diario ayudará en la recuperación de tu estresada piel, acelerando su recuperación considerablemente.

Además de funcionar como calmante, hidratante y antiséptico, el gel de aloe vera mejora la aparición de manchas de acné y cicatrices.

Por otro lado, también cuenta con propiedades antioxidantes que optimizan el trabajo de nuestras células para que realicen una regeneración óptima y adecuada.

¿Cómo utilizarla?

  •  Extraeremos de la pulpa de una hoja de aloe vera su gel y lo aplicaremos directamente en todas las áreas que estén afectadas. 
  • Dejaremos que este componente natural seque durante 30 minutos y lo enjuagaremos con agua tibia.
  • Repetiremos todas las noches este tratamiento antes de irnos a dormir.

¡Una alimentación saludable, es muy importante!

Alimentación acné quístico

Por último, otro tratamiento fundamental será llevar una dieta equilibrada, para mantener controlada la formación de brotes y de paso, además de cuidar tu piel, cuidar tu salud.

Evita el picante, lácteos y cafeína

No comas picante, evita los productos lácteos, no tomes ni cafeína ni alcohol, elimina los alimentos altos en azúcar, nada de golosinas o refrescos, y menos frituras o comida excesivamente grasa.

Consume hortalizas, verduras y frutas

Intenta comer verduras, hortalizas y frutas, hay una cantidad de estos vegetales que contribuyen a la mejora de la piel, y sobre todo a la cicatrización, necesaria para esta enfermedad que suele dejar marcas.

Suelen ser alimentos ricos en vitamina A y antioxidantes como las zanahorias, espinacas, fresas, limones y naranjas, por ejemplo, solo por mencionar algunos.

¡Bebe mucha agua!

Otro consejo fundamental es tomar bastante agua, ya que hidratarnos correctamente es muy importante para nuestro organismo y nuestra piel, más aun si padeces esta afección. ¡Ten muy presente todos estos consejos en tu día a día!.

Ya dispones de la información completa acerca del acné quístico, ahora solo queda que sigas de una forma rigurosa todos los consejos y tratamientos que el dermatólogo te indique. ¡Cuida mucho tu piel!.