(for TCF 2.0) -->
Escrito por

Acné en espalda, pecho y hombros: causas y cómo eliminarlo

Cuando hablamos de esta afección, lo primero que se pasa por nuestra cabeza es la formación de granos en el rostro.

Sin embargo, como ya sabemos, no se trata del único sitio donde pueden aparecer, ya que su formación también puede darse en otras zonas de nuestro cuerpo.

En esta ocasión queremos contaros con más detalle todo lo relacionado con la formación de acné en otras zonas del cuerpo, donde por cierto, es bastante frecuente su aparición, tales como la espalda, el pecho y los hombros.

Si te estás sintiendo identificada/o y desde hace un tiempo no sabes el por qué de su formación o cómo puedes mejorarlo, entonces… ¡es tan fácil como seguir leyendo este post!.

Si además de padecer esta problemática en las zonas mencionadas también sufres esta afección en el rostro, entonces, ya va siendo hora que pruebes uno de los exfoliantes que mencionamos en este listado: mejores exfoliantes faciales.

¿Por qué aparece acné en estas zonas del cuerpo?

Como es normal, será la primera pregunta que te estés formulando, porque como ya hemos mencionado, parece que lo más habitual es que se formen en el rostro, dejando en el olvido la aparición de granos en estas zonas de nuestro cuerpo.

Cuando hablamos del pecho, la espalda y los hombros, el tema se enturbia un poco. Pues, estas zonas tienen la piel más resistente y no debería verse tan afectada.

Pero, el hecho es que el acné en una de estas zonas o en las tres, se desarrolla debido a que los poros –al igual que en la cara- se obstruyen y en conjunto con la grasa y el sudor del cuerpo se empiezan a formar estas inflamaciones en la piel, las cuales pueden ser pequeñas como espinillas o granos más grandes.

La dermis va acumulando restos de suciedad que pueden ser imperceptibles, como polvo, suciedad, tierra e incluso lo que podemos proporcionarle cuando inconscientemente nos pasamos la mano sucia por la piel.

La mezcla y acumulación de todos estos factores obstruye la respiración de la piel, es decir, tapa los poros y junto con el sudor y a la grasa natural de la piel, el problema se desarrolla.

Además, como estas zonas normalmente están cubiertas con ropa y pueden ser inalcanzables, como la espalda, no nos damos cuenta cuando se está desarrollando este problema, sino que lo descubrimos cuando ya está avanzado.

El cabello también puede ser un factor influyente en este problema, puesto que aumenta la cantidad de sebo y de sudoración.

Por este motivo, el cabello también puede contribuir a la suciedad que acumula la piel y así el brote se puede propagar más rápido.

Principales causas por las que aparece el acné

Existen varios tipos de acné dependiendo de su causa, pero en sí esta afección es una enfermedad que afecta a la piel y produce inflamaciones, granos, espinillas, puntos blancos o puntos negros sobre ella.

Sin embargo, tras la aparición de estos problemas cutáneos se encuentran una serie de motivos o razones que debes conocer:

Exceso de sebo en la piel

Una de las razones principales por las que se causa este problema se debe a la sobreproducción de sebo, es decir, a la piel muy grasosa, ya que esta grasa obstruye los poros y esto en interacción con las bacterias tiende a reaccionar de forma desfavorable, con inflamaciones, enrojecimiento y/o los granos característicos.

Desajustes hormonales

En la pubertad, este problema se presenta en el 80% de los casos, pues debido a la alteración hormonal, el sebo o la sudoración aumenta, por lo que se crea una interacción desfavorable entre esto, los poros, las bacterias de la piel y como resultado se tienen los brotes de acné.

Normalmente, esto solo dura durante la pubertad, pero dependiendo del tipo de piel puede ser un problema prolongado, asimismo según la gravedad del brote se debe tomar medidas especiales, pues a pesar de que todos los adolescentes lo sufren, no a todos les da en las mismas proporciones.

Durante la menstruación o antes de ella, también se pueden experimentar brotes, aunque considerablemente más pequeños.

Exfoliante tratamiento acné espalda, pecho y hombros

La mayoría de las mujeres experimenta la aparición de uno o dos granos en la cara cuando está próxima su menstruación y los motivos son similares a los presentes en la pubertad: hormonas, sebo y bacterias.

Estrés constante

Otros factores como el estrés, puede influir notablemente en que esta afección se suceda cuando somos adultos,  por lo tanto, no hay una etapa donde podamos estar exentos por completo de este problema, en especial cuando no cuidamos nuestro rostro como deberíamos.

Quienes sufren de piel grasa pueden experimentar este problema durante toda su vida, puesto que la sobreproducción de grasa se mantiene constante y si la persona no toma cuidado sobre esto, puede tener brotes de recurrentes.

No realizar una limpieza adecuada

Quien tiene la piel grasa debe conocer los métodos adecuados de cuidado para su piel y su limpieza.

En algunos casos no basta con lavar la cara con cualquier jabón, sino que hay que utilizar el producto adecuado y lavar el rostro correctamente, que no fomente la producción de sebo y ayude a controlar los poros abiertos.

Cuando hablamos de este tema no nos referimos exclusivamente a la cara, porque aunque es una de las zonas principales y la que se da más importancia sobre el asunto, como ya hemos visto, la formación de granos también puede darse en otras zonas del cuerpo.

En estas zonas el tratamiento es similar al que se debe llevar en la cara, pero no del todo, pues son zonas donde la piel es más fuerte y por ello necesitaremos exfoliantes corporales un poco más fuertes, tal y como hemos visto a lo largo del post.

Tratamiento cosmético para mejorar el acné

Una vez que hemos visto las principales causas de la aparición de estos brotes, vamos a pasar a hablar de las soluciones que existen en el mercado para acabar con ellos y lucir una piel radiante, suave y lisa.

Uno de los procesos más utilizados y eficaces son los tratamientos cosméticos, ya que están al alcance de todo el mundo, suelen ser livianos con la piel, no se necesita prescripción médica y además suelen dar muy buenos resultados.

En este caso, voy a hablaros de uno en concreto que está en auge y que se ha posicionado como una de las mejores opciones del mercado, el tratamiento de Nezeni Cosmetics.

Tratamiento Anti-Acné de Nezeni Cosmetics

Es importante tener en cuenta que el Tratamiento Anti-Acné de Nezeni Cosmetics mejorará el acné o incluso puede ayudar a eliminarlo debido a la gran cantidad de activos maravillosos con los que cuenta, sin embargo si el caso es muy grave, no dudéis en visitar a un dermatólogo para que os recete un tratamiento médico.

Esta marca se diferencia de otras en varios aspectos que quizás hacen que sea única y tan querida por los usuarios que la han probado. Empezando por el uso de ingredientes naturales, siguiendo por la calidad y altas concentraciones de los activos importantes y terminando por el bajo nivel de conservantes presente en la composición de cada producto, evitando así sufrir el temido efecto combinado.

Entre los productos que forman este tratamiento encontramos de forma ordenada según el turno en la rutina, los siguientes:

El primer paso del tratamiento es la mascarilla facial, aunque hay que tener en cuenta que su uso irá variando dependiendo de la etapa del tratamiento, por ejemplo la primera semana tendremos que usarla todos los días, en la segunda semana un día si y otro no y en la tercera semana pasaremos a utilizarla una sola vez cada 7 días.

Esto se hace así para conseguir un tratamiento de choque al principio y un tratamiento de mantenimiento luego, por lo tanto la mascarilla será el primer paso en aquellos días donde nos toque usarla.

Con su uso conseguiremos limpiar y vaciar los poros obstruidos, cerrarlos y retirar la grasa cumulada, evitar el crecimiento bacteriano de ropionibacterium acnes, entre otros.

Os aconsejo que si la zona a tratar es la espalda, pidáis ayuda a alguien, ya que va a ser un poco complicado hacerlo solos, más que nada por la incomodidad de las posturas y porque habrá zonas a las que puede que no llegues, así que ¡ante la duda, pide ayuda!

El segundo paso será el famoso limpiador que conseguirá limpiar a la piel de todas las impurezas, evitar que éstas se acumulen en los poros y por lo tanto causen brotes de acné. Es imprescindible que realicemos este paso bien, para que funcionen los dos cosméticos posteriores.

Para usarlo tan solo bastará con un disco de algodón y varias pulsaciones y pasarlo por toda la zona a tratar, eliminando cada rastro de suciedad y dejando a la piel suave y con sensación de limpieza.

Recuerda que aquí también puedes pedir ayuda para hacer una rutina más sencilla.

El tercer paso es el tónico, cuya función principal es culminar con la limpieza, eliminar la grasa de la piel y cerrar los poros, además también calmará la piel y equilibrará el pH de ésta. 

Para usarlo, debemos seguir el mismo paso que con el limpiador, con un algodón y varias pulverizaciones iremos cubriendo toda la zona a trata, sintiendo ese frescor y esa sensación de calma que deja en la dermis esta loción.

El último paso de todos es la crema, la encargada de ofrecer hidratación sin llegar a engrasar o aportar untuosidad a la piel, además conseguirá desinflamar la dermis y conseguir equilibrar la producción de sebo, evitando que vuelvan a aparecer brotes de acné debido a esa alteración.

Como veis, el tratamiento es de lo más completo y además muy placentero de utilizar porque todos los productos tratan con el máximo respeto a la piel y resultan agradables en cuanto a sensaciones, así que si os ha gustado, os animo a que le deis una oportunidad.

Exfoliantes caseros para mejorar el acné corporal

Como ya mencionamos, estos brotes se desarrollan debido a la acumulación de suciedad que no puede ser removida en un simple baño, por ello hay que recurrir a medidas más especializadas.

Esta suciedad que se acumula en la dermis se puede evitar por medio del uso de exfoliantes, pues son los productos que trabajan para eliminar las células muertas de la piel y así permitir que los poros no se obstruyan de los restos de esta y demás cosas que se acumulan sobre la piel.

El proceso de exfoliación se aplica también en el rostro con el mismo fin, pero puede que los productos para el cutis sean más delicados o suaves debido a este tipo de piel.

Dependiendo de la sensibilidad y el tipo de piel podemos optar por ciertos exfoliantes, ya que podemos recurrir a opciones que ayudan a reducir el sebo, es decir, son para pieles grasa, pero por otra parte hay opciones que usan avena para darle suavidad e hidratación a nuestra tez, lo cual es recomendado para pieles más secas o sensibles.

Antes de comenzar a contarte cuál son las opciones caseras más efectivas, debe quedarte muy claro que uno de los pasos fundamentales para mejorar esta afección es realizar una exfoliación corporal, como mínimo una vez a la semana.

De este modo, realizándola una vez a la semana, evitarás la acumulación excesiva de desechos en tu piel y será más efectivo el método preventivo contra la formación de granos, poros dilatados, espinillas y puntos negros.

Si necesitas exfoliar tu espalda, puedes ayudarte con un cepillo o esponja que tenga mango para poder llegar a las zonas donde tus brazos no puede, o en todo caso puedes pedirle ayuda a alguien más si es posible.

Gracias a este proceso de exfoliación también conseguirás mejorar las manchas que ocasiona el acné en la piel.

Los exfoliantes pueden adquirirse en una tienda de cosméticos, es decir, pueden ser productos especializados, pero también hay exfoliantes naturales caseros que se pueden hacer desde casa por completo, como las que te mostramos a continuación:

Exfoliante con azúcar y avena

Remedios caseros formación acné espalda

Este exfoliante está principalmente recomendado para pieles sensibles o con resequedad.

Ingredientes

  • Dos puñados de azúcar.
  • Un puñado de avena.
  • Agua.

Pasos

  1. Limpia bien la piel con jabón neutro, lo mejor es que el procedimiento lo hagas mientras estas en la ducha
  2. Mezcla los ingredientes que te mencionamos anteriormente.
  3. Aplica la mezcla sobre la piel y realiza movimientos circulares.
  4. Frota ejerciendo cierta presión, pero sin lastimar la piel.
  5. Deja que actúe por al menos 5 minutos y lava con agua tibia.

Exfoliante con miel y vinagre

La miel ayudará a nutrir las pieles más secas. La preparación y aplicación de este exfoliante es muy similar a la anterior, solo que debes emplear lo siguiente:

Ingredientes

  • Una parte de miel.
  • Una parte de vinagre de sidra de manzana.

Pasos

  1. Mezcla los ingredientes a partes iguales, deberás hacer la cantidad que creas necesaria.
  2. Aplica sobre la piel y realiza masajes para exfoliar la piel.
  3. Deja que repose por 15 o 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

Exfoliante con bicarbonato, limón, aloe vera y azúcar

Este exfoliante es recomendado para pieles grasas, debido a la acción del limón, aunque no debemos cerrar su potencial solo a este tipo de piel, puesto que también puede aclarar las manchas y suavizar gracias a las propiedades del aloe vera.

Así bien, este remedio casero podrá mejorar la piel en varios aspectos además de eliminar el acné. Para prepararlo necesitarás lo siguiente:

Ingredientes

  • Jugo de un limón.
  • Gel de una hoja de aloe vera.
  • Una cucharada de bicarbonato de sodio.
  • Una cucharada de azúcar.

Si necesitas más cantidad, solo dobla la porción de cada uno de los ingredientes.

Pasos

  1. Primero deber colocar en un recipiente el gel de aloe vera.
  2. Añade el bicarbonato y el azúcar y comienza a mezclar y a continuación, añade el jugo de limón y mezcla.
  3. Deberás batir todo hasta obtener una pasta homogénea. Lava la piel y sécala, enseguida, aplica la mezcla sobre la piel.
  4. Realiza masajes suaves de forma circular. Masajea por 3 o 5 minutos. Deja que la mezcla seque, reposa por 20 minutos y por ultimo enjuaga.
Limpieza de la piel con acné en espalda, pecho y hombros

Ahora si que podemos afirmar que te hemos contado con más detalle todo lo que necesitas saber sobre el acné en la zonas del pecho, la espalda y los hombros, así que ya puedes comenzar tu tratamiento y… ¡desde casa!.

No olvides consultar igualmente con un especialista antes de utilizar cualquier componente casero.

¿Qué es lo que piensas?