16 Mejores aceites vegetales para la piel y el cabello

Los aceites vegetales son sustancias naturales extraídos de plantas. Su uso en la industria cosmética es muy amplio, tanto en productos para la piel como para el cuidado del cabello.

Son extremadamente versátiles y útiles, además, muchos de éstos también se utilizan con fines terapéuticos, ya que cada tipo de éstos tiene sus propias propiedades según su planta.

Se extraen principalmente por presión en frío y maceración, conservando el aceite en su forma más natural y pura. Dependiendo de la planta, pueden ser extraídos de las semillas, vegetales y frutas.

En la aromaterapia, los aceites vegetales también son conocidos como portadores o de base. Son llamados portadores porque “llevan” el óleo esencial (fino), y se pueden elegir para completar las propiedades de éstos.

En este artículo vamos a conocer cuales son los más adecuados y efectivos a la hora de tratar la dermis y el pelo, de manera que conoceremos todos los beneficios y propiedades que tienen y de las que nos podemos aprovechar 😉 .

Si quieres conocer más sobre ellos, ¡sigue leyendo!

Aceites vegetales

Sustancias naturales para cuidar de la piel y el cabello

Tanto nuestra dermis como nuestro pelo tienen necesidades que debemos cubrir, no solo para que su aspecto se vea radiante (que también), sino para que se mantengan en buen estado de salud.

Hoy en día es frecuente que pasemos por alto eso, ya que nos centramos principalmente en vernos atractivos y para ello utilizamos multitud de cosméticos… sin embargo poco hacemos realmente para mejorar su salud.

Es por ello que hoy he decidido hablaros de los diferentes aceites que de manera natural pueden aportarnos multitud de beneficios, además de manera respetuosa y estando al alcance de todos nosotros.

Recordad que no hay nada mejor que cuidar de nuestra piel que con el uso de ingredientes vegetales, ya que gracias a la afinidad con nuestra propia naturaleza los resultados serán mucho mejores, más duraderos y visibles.

Eso sí, no debemos confundir los oleos, ya que podemos encontrar varios tipos de éstos, los vegetales, los esenciales y los minerales, estos últimos de los que debemos huir siempre.

Diferencias entre el aceite vegetal y el mineral

Como ya hemos visto, el mineral no tiene nada que ver con el primero, es quizás todo lo contrario, un ingrediente dañino para nuestra salud del que debemos prescindir siempre, eliminando de nuestro día a día cosméticos que los contengan.

A continuación veremos el porqué son tan dañinos y cuales son las principales diferencias con los vegetales:

  • Si bien el vegetal natural es extraído de las plantas, el mineral se extrae generalmente como subproducto del petróleo.
  • Los vegetales son más ligeros y tienen una estética más agradable, en cambio el mineral es de textura más gruesa y forma en la piel una barrera externa de lubricación y protección (como en los casos de quemaduras), pero puede causar obstrucción de los poros y glándulas.

Sabiendo esto, es imprescindible que siempre que puedas, optes por los  vegetales, que son mucho más saludables.

Para una información más completa sobre estas sustancias, es mejor que leas este artículo: La verdad detrás del Aceite Mineral en los Cosméticos.

Tipos de aceites vegetales que nos cuidarán

Estos pueden provenir de numerosas plantas. Hemos escogido para ésta entrada los que son más útiles e importantes, aunque hay muchos más.

Si estáis preparados, ¡es el momento de ponernos manos a la obra!

1. Aceite de aguacate

Aceite aguacate

Se trata de uno de los más saludables y beneficiosos, ya que cuenta con fitoesteroles, vitaminas A y E y ácidos grasos omega 6 y 9.

Este inhibe la formación de radicales libres, lo que retarda la formación de arrugas y estrías, a la misma vez que regenera e hidrata la piel en profundidad.

Por otro lado, es muy bueno para el fortalecimiento e hidratación del cabello, dándole brillo. Además gracias a su untuosidad y su capacidad de nutrición, es capaz de recuperar el cabello seco y ofrecerle flexibilidad.

Podéis visitar el siguiente enlace si queréis más información sobre el aceite de aguacate.

2. Aceite de Argán

El  de argán es un excelente hidratante para la piel y el cabello, además de ser muy efectivo a la hora de proteger la piel del daño causado por los factores externos.

Contiene escualeno, y por lo tanto se absorbe fácilmente, otorgándole unas propiedades de lo más nutritivas, muy usadas para favorecer el estado del pelo.

Estimula la circulación del cuero cabelludo, evita la pérdida de cabello y repara el pelo seco.

Además, por ser de absorción extremadamente rápida, se usa como un acondicionador para el cabello después de utilizar el champú, ya que aporta brillo y suavidad.

Si queréis conocer más sobre esta maravillosa sustancia, debéis visitar el siguiente artículo: El Aceite de Argán: Beneficios en Piel y Cabello

3. Aceite de almendras dulces

Aceite almendras

El de almendras es un oleo vegetal rico en vitaminas y tiene un alto poder de penetración, para hidratar y suavizar la piel con facilidad.

Tiene propiedades rejuvenecedoras, regenerativas, hidratantes, suavizantes y nutritivas, todo ello gracias a que es un gran emoliente que proporciona suavidad extrema a la piel.

Mejora la flexibilidad y elasticidad de la piel, además también es adecuado para la piel sensible y delicada debido a la alta concentración de vitaminas A, B1, B2 y B6.

Es ampliamente utilizado en la prevención de las estrías en mujeres embarazadas y se puede utilizar en la hidratación diaria de la piel.

Por otro lado, seguro que habéis visto su presencia en numerosos cosméticos de cuidado del pelo, todo ello es debido a que cuenta con amplias capacidades de hidratación capilar.

Aquellos que queráis conocer más sobre él, os recomiendo echarle un vistazo al siguiente postAceite de almendras: Beneficios en piel / cabellos y 19 Increíbles Usos alternativos.

4. Aceite de copaiba

El  de copaiba es un bálsamo (resina) extraído del tronco de un árbol que es ampliamente conocido y utilizado como antiinflamatorio, antiséptico y curativo.

Su eficacia como un antiinflamatorio y antibiótico ha sido demostrada por numerosos estudios en los últimos años, así como su excelente rendimiento como antiséptico, expectorante, carminativo y curativo.

Es eficaz en el tratamiento de heridas, eczema, psoriasis, urticaria y acné. Se puede utilizar para prevenir enfermedades del cuero cabelludo, tales como la caspa y la seborrea, además de actuar dando brillo.

Conoce todo lo que es capaz de ofrecer este oleo en el siguiente enlace: Aceite de Copaiba; Beneficios, Contraindicaciones, Aplicaciones y Qué es

5. Aceite de germen de trigo

Aceite trigo

Tiene propiedades antioxidantes, revitalizantes, emolientes y nutritivas, ideales para tratar nuestro cuerpo al completo.

El de germen de trigo es rico en vitamina E y tiene propiedades antioxidantes, por lo que es un gran aliado en la lucha contra los radicales libres, previniendo el envejecimiento prematuro y recuperando la vitalidad.

Es altamente nutritivo, siendo apto para diversos problemas de la piel, pero además también para tratar patologías propias de la caída del cabello, a la vez que estimula su crecimiento.

Para finalizar, esta sustancia proporciona suavidad, brillo y fuerza al cabello. Visita el siguiente post para obtener más información sobre el aceite de germen de trigo.

6. Aceite de jojoba

El de jojoba es rico en ésteres, ácidos monoetilénicos, alcoholes, vitamina E y minerales. También contiene ácidos grasos linoleico (omega 6) y ácido gondóico.

Debido a la riqueza de su constitución es adecuado para la hidratación de todo tipo de piel, incluyendo la grasa y la que está inflamada por el acné.

Actúa sin obstruir los poros y las glándulas sebáceas, regulando naturalmente la untuosidad de la piel.

Por otro lado, en el cabello, limpia el bulbo, regula la oleosidad y permite el crecimiento de pelo nuevo. Se puede utilizar para el tratamiento y la hidratación del cabello y como un producto para mejorar nuestro acabado (en cualquier peinado).

Si tenéis dudas sobre este oleo, os recomiendo que visitéis el siguiente postAceite de Jojoba: Contraindicaciones, Propiedades y Beneficios

7. Aceite de rosa mosqueta

Aceite rosa mosqueta

Es rico en ácidos grasos insaturados, tales como el ácido linolénico (omega 3), linoleico (omega 6), oleico (omega 9), palmítico, esteárico, mirístico y palmitoleico.

También contiene una sustancia llamada tretinoína, derivada del retinol (vitamina A), que renueva y reconstruye el tejido epitelial. También es rico en antioxidantes tocoferoles, derivados de la vitamina E.

Debido a esta composición, su uso es particularmente útil en casos de manchas, cicatrices y formación prematura de arrugas.

Previene el envejecimiento cutáneo y además es el más indicado para pieles muy sensibles y secas gracias a su trato tan respetuoso hacia la dermis.

Aquellos que necesitéis más información sobre esta sustancias, aquí encontraréis todo lo que debéis saberAceite de Rosa Mosqueta: Contraindicaciones, Propiedades y Beneficios

8. Aceite de semilla de uva

Este se extrae de la semilla de esta fruta y es de color verde. Es rico en vitamina E y ácidos grasos omega 6.

Además contiene vitaminas B1, B3, B5, C, D, F y polifenoles tales como resveratrol. Esto ayuda a retardar el envejecimiento, inhibiendo la formación de radicales libres y aumentando la resistencia de las fibras de colágeno.

El de semilla de uva tiene la ventaja de tener una textura fina y, por lo tanto, penetrar rápidamente en los poros de la piel.

Además es muy querido para hidratar, aportar suavidad y ayudar en el crecimiento del cabello, razón por la que cada vez es más frecuente en productos para el pelo.

Aquí encontraréis todo lo necesario sobre este ingrediente: Más información sobre el aceite de semilla de uva.

9. Aceite de sésamo

Aceite sesamo

El de sésamo tiene un alto contenido de omega 6 y 9 e importantes fitoesteroles y vitaminas A, B1, B2, B3 y E.

Además es un potente antioxidante y antiinflamatorio que lucha contra los factores externos que causan tanto daño en la dermis.

Su contenido de vitamina E ayuda en los procesos de regeneración de la piel, mejora la elasticidad de ésta y rejuvenece y retarda el envejecimiento.

Excelente para todo tipo de piel, incluso aquellas con problemas como eczema y psoriasis.

Por otro lado ayuda a prevenir la pérdida de cabello, mientras que hidrata y aporta suavidad. Lo más sorprendente de todo es que evita que el pelo se vuelva canoso de forma temprana, por lo que se utiliza mucho para fines estéticos.

Si os interesa lo que aporta esta sustancia, leed más sobre él en el siguiente post, ¡os va a encantar!:Aceite de sésamo: Contraindicaciones, Propiedades y Beneficios

10. Aceite de aloe vera

El óleo concentra los beneficios de la sábila, por lo que tiene propiedades antibacterianas, curativas, hidratantes, regenerativas y nutritivas.

Es un poderoso antioxidante natural y regenerador, auxiliando la piel flácida y seca, ya que actúa como un preventivo de las arrugas.

Equilibra el pH del cuero cabelludo, reduce el exceso de grasa, hidrata el cabello seco, repara el pelo dañado, lo fortalece, es anticaspa, anti seborrea, anti-caída, y además promueve el crecimiento de los folículos pilosos.

Seguro que habíais oído hablar sobre este, pero os aseguro que hay muchas cosas más que debéis saber, así que ¡echadle un vistazo al siguiente enlace!: Más información sobre el aceite de aloe vera.

11. Aceite de coco

Aceite coco

Este óleo se diferencia de otros, ya que se compone de ácidos grasos saturados de cadena media: láurico, mirístico, caproico y caprílico, que tienen propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias y de adelgazamiento.

Es muy bueno para el cuidado de la piel y el pelo, ya que hidrata y nutre de forma instantánea.

Evita el envejecimiento prematuro de la piel y protege el cabello de la contaminación del medio ambiente, fortaleciendo a su vez la fibra capilar.

Se usa de forma pura tanto para tratar la dermis como el pelo, aunque es posible que tengamos que frotarlo antes, ya que su estado puede ser sólido (temperaturas inferiores a 23 grados) o líquido (temperaturas superiores a 23 grados)

Aquí encontraréis más información sobre este maravilloso oleo que cada vez está más en auge: Aceite de Coco: Contraindicaciones, Utilidades y Beneficios

12. Aceite de nuez de Brasil

Contiene vitaminas A y E, y una cantidad considerable de dos minerales muy importantes: zinc y selenio.

Proporciona una hidratación profunda de la piel, y actúa en la prevención de las estrías.

Además resulta grandioso para tratar el cabello seco, dejándolo sedoso y brillante. Ayuda en la restauración de cabello dañado y deshidratado.

Visita este enlace para obtener más información sobre el aceite de nuez de Brasil.

13. Aceite de grosella negra

Aceite grosella negra

Este es rico en vitamina C y otros antioxidantes naturales, como la antocianinas, que son el grupo de bioflavonoides de pigmentos que protegen a las plantas contra los rayos UV, evitando la producción de radicales libres.

Tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias, además es eficaz para hidratar las pieles secas, que ponen en peligro la capacidad de regeneración.

Está indicado para la prevención del envejecimiento prematuro y para atenuar las líneas de expresión en el área de los ojos.

Hidrata y fortalece el cabello y ayuda en el crecimiento de las raíces, lo que lo convierte en un gran tratamiento capilar.

Si sientes curiosidad sobre este óleo, te recomiendo que visites el siguiente artículoAceite de Grosella Negra: Contraindicaciones, Propiedades y Beneficios

14. Aceite de linaza

Heredero de la potencia de las semillas de lino, esta sustancia es rica en ácidos grasos omega 3.

Tiene acción antioxidante y antiinflamatoria, potenciando tratamientos de problemas de la piel como arrugas, eczema, acné, psoriasis, dermatitis atópica, queloides y piel agrietada.

En cuanto al cabello, es hidratante, fortificante, disminuye la caída, ayuda en el crecimiento, da brillo y reduce el encrespamiento.

El de linaza es altamente insaturado, lo que significa que es muy propenso a la oxidación, a menos que se almacene correctamente.

15. Aceite de Macadamia

Actúa como un antiinflamatorio natural (debido a su contenido en ácido oleico). Es un emoliente de alto poder, excelente hidratante capilar, por lo que le da suavidad y brillo al cabello.

Es particularmente útil para el cabello seco y sin brillo, lubricando el pelo y manteniéndolo hidratado.

En la piel, promueve la nutrición continua, evitando la formación de arrugas y el envejecimiento prematuro, razón por la que se utiliza ampliamente en cremas antienvejecimiento.

Aquí encontraréis más información sobre el aceite de Macadamia.

16. Aceite de ricino

El de ricino es un potente hidratante para la piel y el cabello. Se absorbe rápidamente por la dermis, y poco después de ser absorbido, estimula la producción de colágeno.

Esto hace que sea eficaz en la reducción de arrugas, acné, espinillas, bolsas de los ojos, quemaduras solares, piel seca, estrías, entre otros problemas.

Además, el de ricino sirve para tratar el cuero cabelludo e hidratar el cabello, previniendo las puntas abiertas y ayudando a fortalecer y mejorar la caída del cabello.

Para aquellos interesados en este elixir, os recomiendo que vayáis al siguiente artículo donde podréis conocer todas sus propiedades hacia el peloAceite de ricino para fortalecer el cabello

Aceite de ricino

Después de conocer todas las bondades de cada uno de los aceites más utilizados en el cuidado de nuestro cuerpo en general, espero que no dudéis sobre ninguno de ellos y podáis aprovechar al máximo todos los beneficios que tienen para ofrecernos, así que ¡poneos manos a la obra!

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.