Escrito por

Recomendación: Aceite para el cuerpo de Akento

aceite corporal akentoNunca había sido partidaria de los aceites corporales, porque creía que iban a engrasar mi piel demasiado, pero cuando descubrí el de Akento, cambié radicalmente mi opinión.

Y no es de extrañar, pues es único y muy distinto a cualquier otro ítem similar de otros fabricantes.

Este producto natural, nada tiene que ver con algunas fórmulas resbaladizas y grasientas que muchas de nosotras odiamos.

Hidrata y nutre la dermis, siendo un gran aliado a la hora de mejorar la sequedad y suprimir la tirantez y las asperezas. Por eso no puede faltar en mi neceser durante todo el invierno.

Pero también durante el verano, pues mantiene mi bronceado por más tiempo y repara todos los daños derivados del sol, la playa y la piscina.

En definitiva, un cosmético que tiene tantas bondades, que no podía olvidarme de escribir sobre él. Y aquí me tenéis, plasmando mis impresiones tras haberlo probado. ¿Me acompañas a conocer este maravilloso elixir?

Descubre conmigo el aceite corporal de Akento

Esta innovación de la marca española Akento no podía pasar desapercibida para mí.

Me costó tomar la decisión, puesto que nunca había sido fan de los aceites (gracias Johnson Baby) y la verdad es que no me arrepiento. ¡Creo que es la mejor elección que he tomado últimamente!

Aunque vayamos al quid de la cuestión. Se trata de una formulación natural en su totalidad, fruto de 14 aceites vegetales que aportan hidratación y nutrición en profundidad, llegando hasta las capas más hondas de la piel para mejorarla.

No obstante, yo lo calificaría como un producto muy versátil, porque tiene un repertorio más amplio de beneficios que me encantan. Y cuando te los cuente, a ti también te encantarán.

Pues a la par, se encarga de reafirmar, calmar, regenerar, suavizar, disminuir la celulitis y las estrías, así como proporcionar efectos antienvejecimiento.

De hecho, es muy notable la elasticidad y la firmeza que ofrece, a raíz de sus extractos de algas, plantas, frutas y fitoplacton marino.

¡Ah, y otro punto fuerte! Su fragancia es singular y una gozada. La describiría como una combinación de toques florales y frutales, muy livianos, que evitan que pueda ser ofensiva o empalagosa.

Me tiene completamente enamorada. ¡Y hermana opina lo mismo!

Su secreto mejor guardado

Uno de los datos que terminó por convencerme a comprar este aceite corporal, fue su composición.

Además de ser completamente natural y limpia, está libre de cualquier ingrediente dañino, como elementos sintéticos o químicos contraproducentes para la salud en general.

inci aceite corporal akento

Se compone por aceites de almendras, girasol, coco, lino, chía, aguacate, argán, macadamia, oliva, avellana, babassú, jojoba, rosa mosqueta y marula.

Puede que algunos de ellos ya sean conocidos para ti, en mi caso, los de marula y babassú fueron todo un descubrimiento para cuidar mi piel y me parecen muy exóticos.

También contiene extractos de frutas (piña, manzana, pera y granada), plantas (lavanda, cardamomo, caléndula, rosa y rusco), algas y fitoplancton marino.

Además de sus propiedades dérmicas, las frutas y plantas contribuyen al aroma del elixir, para que su olor sea de cinco estrellas.

Es una mezcla muy poderosa con eficacia garantizada.

Y ya terminando de analizar un poco sus activos, vale la pena que sepas que tampoco contiene conservantes, ni alcohol, ni cualquier otro agente nocivo para la piel. Es natural al cien por cien.

Si quieres ver su lista completa de ingredientes (INCI) y su análisis, lo tenéis todo en el artículo: Los mejores aceites corporales

Analizando su textura, aroma y envase

La textura no podría ser mejor, es una sustancia amarillenta muy agradable que se extiende sin problemas y la piel la absorbe enseguida.

No deja restos ni la típica sensación grasa de otras opciones del mercado, podríamos decir que, aunque no es del todo de tacto seco, su nivel de absorción es muy parecido.

Y aquí debajo te dejo como he ha dejado la piel de bonita.

textura aceite corporal akento

La verdad es que aunque solo trae 100 ml cunde mucho y es de agradecer que no se agote a las pocas aplicaciones.

Su olor, tal y como ya he citado, es excelente, y te lo dice una que aborrece los aromas en los cosméticos. Es poco perceptible, no es nada fuerte y por eso, es tolerable para todo tipo de olfatos.

Su embalaje me tiene encandilada, pues es de cristal y con formato airless, que no solo permite dosificar las dosis para no malgastar ni una pizca del aceite, sino que evita que se contamine con el contacto con las manos, el aire y la luz.

En resumidas cuentas, brinda una aplicación muy cómoda, práctica e higiénica.

¿Te preguntas si es para ti?

¡Por supuesto! Gracias a su cuidadosa y segura fórmula cualquiera puede beneficiarse de este aceite corporal, hasta si tienes problemas de sensibilidad.

Es todo un acierto para las pieles más secas, por concederles hidratación y nutrición en intensidad. Las más castigadas o con desperfectos, como la celulitis, las estrías o cicatrices (como es mi caso) la mejoría que se aprecia es de gran magnitud.

Siempre teniendo en cuenta, que no van a suprimirse así por las buenas, pero la mejora es notoria y visible.

Pueden utilizarlo también las más grasas, pues no va a obstruir los poros, ni a producirles más sebo de la cuenta, prestando atención a sus necesidades.

Y las normales o mixtas, igual, obtendrán una piel suave, bonita, sana y atractiva.

¿Dónde adquirirlo?

No he encontrado este aceite corporal en ningún otro sitio que no fuera la página web del fabricante.

Los cosméticos naturales de la casa Akento son de cosecha propia, es decir, ellos crean sus formulaciones en sus laboratorios, por eso venden solo en su página oficial akento.es.

Me parece bien su política de ventas, pues soy consciente de que los market places y las tiendas físicas encarecen el precio final del producto, ¿quién quiere pagar más?

Y hoy en día el internet es el futuro, me resulta muy cómodo a la hora de comprar, puesto que llega en pocos días a la puerta de casa, sin tener que desplazarme.

uso aceite corporal akento

Mi grata experiencia con el aceite corporal de Akento

Llevaba años sin aplicarme aceites corporales, porque había tenido malas experiencias con algunos que dejaban mi piel grasosa y pringosa. Seguro que a ti también te a pasado en alguna ocasión. Y esto hizo que incluso llegara a detestarlos.

Conozco a la casa Akento, ya que suelo utilizar algunos de sus cosméticos y siempre he quedado muy satisfecha.

Así que al ver que habían sacado esta innovación, me dispuse a probarlo, sin demasiadas expectativas al respecto.

¡Qué gran sorpresa la mía! Estaba totalmente equivocada.

Este elixir se ha apoderado de un rinconcito muy valioso de mi corazón, ya que ha sido el único que no me ha defraudado, sino todo lo contrario.

La primera aplicación fue sentenciosa, no me engrasó para nada la piel, la suavizó y la noté más nutrida e hidratada.

Con las aplicaciones, he ido viendo que ha aumentado su firmeza considerablemente y, de hecho, la celulitis, ya casi es imperceptible. De todas formas parto de la base de que era poco visible.

No he tenido tanta suerte con las estrías rojas, pero hay que ser realistas, estos desgarros de la piel hace años que me acompañan, tras 3 embarazos.

Eso sí, las estrías más recientes, de mi último embarazo, han ido mitigándose poco a poco.

No puedo permitirme pasar por el quirófano en una clínica médico-estética para deshacerme de estas líneas que marcan mis piernas, pechos y barriga, por lo que me conformo sobradamente con los resultados que me ha brindado este óleo.

En conclusión, no llevo demasiado tiempo aplicándome el aceite corporal de Akento, pero ya sé de sobras que va a convertirse en uno de mis productos preferidos de mi kit de cuidados corporales, ¡es perfecto!

Me lo pongo a diario después de la ducha, para que retenga bien la humedad. Y lo distribuyo con un masaje circular con movimientos ascendentes, para que se active la circulación sanguínea y el sistema linfático.

Una vez se haya absorbido en su totalidad, ya puedo vestirme porque no va a manchar mi ropa. ¡Qué gran ventaja!

Te recomiendo encarecidamente que pruebes el aceite corporal de Akento, seguro que va hacerte cambiar de opinión con respecto a los óleo, como me ha pasado a mí.

¿Qué es lo que piensas?