(for TCF 2.0) -->
Escrito por

Cómo Utilizar el Aceite de Coco en Cara y Cuerpo

El aceite de coco se está abriendo paso en todos los ámbitos de la vida, no solo es mucho más elegido en el mundo de la alimentación, sino que también se han descubierto cientos de beneficios para su uso en la piel, tanto del rostro como del resto del cuerpo.

Seguro que habéis oído hablar de él en multitud de sitios, ya que se ha vuelto realmente querido por todos los usuarios que quieren cuidar de su dermis de manera respetuosa, natural y satisfactoria.

No hay misterios o mitos sobre el uso de esta sustancia, así que es hora de que probéis nuevas maneras de aplicar este regalo de la naturaleza y descubrir todos los beneficios y propiedades que tiene preparado para todos nosotros.

Si estáis listos, ¡comencemos a conocer todas las formas de uso de este elixir!

Aceite coco piel

14 usos del aceite de coco en Cara y Cuerpo

1 – Limpiador Facial

El aceite de coco se muestra como un excelente desmaquillante y también limpiador facial, gracias a la gran solubilidad con la que cuenta, capaz de retirar todas las impurezas, incluidas aquellas más duras.

Este disuelve con facilidad incluso el maquillaje más resistente al agua, con la ventaja de no dañar o secar la piel, además de resultar una opción excelente para las personas de piel sensible, que de manera general sufren de ardor utilizando desmaquillantes de cosmética comercial.

Por otro lado, si estas utilizando un tratamiento con algún activo como el ácido retinoico u otro similar, es una buena opción utilizar este aceite para eliminar el maquillaje, ya que resultará más suave con la piel sometida a un tratamiento con ingredientes abrasivos.

Consejos de uso:

  1. Aplica una cantidad generosa del oleo en el maquillaje y la piel seca, puedes hacerlo con la yema de los dedos (siempre limpios) o con un disco de algodón.
  2. Haz movimientos circulares suaves y masajea tu piel hasta que el maquillaje se disuelva en el aceite.
  3. Cuando sientas que todo el maquillaje se disolvió, usa un pañuelo o un trozo de algodón y quita el aceite.
  4. Acto seguido limpia tu cara como de costumbre.

2 – Desinfectante facial

Para muchas personas, puede resultar muy desagradable el simple hecho de pensar en el uso del aceite como jabón para limpiar la dermis, sin embargo, es esencial que sepáis que cuenta con tantas propiedades antifúngicas y antimicrobianas que se convierte en una de las opciones más maravillosas y efectivas. Además para todo tipo de pieles.

Consejos de uso

Hay varias maneras, mezclas y recetas del método de limpieza del aceite de coco, que básicamente consiste en:

  • Aplicar una cantidad generosa de éste en la cara y masajear suavemente durante aproximadamente 3-5 minutos. Presta especial atención a las áreas “problemáticas” de la cara como la nariz y la barbilla.
  • Opcional: Deja reposar el aceite en la piel durante 10-20 minutos (puedes saltarte este paso si no tiene mucho tiempo).
  • Empapa un paño en agua tibia (esencialmente en temperatura cálida) y extrae el aceite de tu cara con cuidado.
  • A continuación, aplica un hidratante facial o aprovecha el mismo aceite y aplica una pequeña cantidad para restaurar la elasticidad de la piel.

¿Con qué frecuencia se puede utilizar este método?

La frecuencia depende mucho del tipo de piel que tengamos y de las necesidades de nuestra dermis, lo normal sería desde 2 o 3 veces a la semana, hasta una vez cada 15 días, pero esto lo tendréis que ir descubriendo vosotros observando las respuestas que da vuestra dermis.

3 – Exfoliante facial y corporal

Los ácidos grasos que lo componen ya actúan como renovadores celulares, pero el poder de la exfoliación se puede mejorar con recetas simples, añadiendo alguna sustancia granulosa.

Si vives en una región cálida, donde el aceite de coco se vuelve líquido a temperatura ambiente, déjalo en la nevera hasta que se solidifique, ya que la textura cremosa obtenida ayudará en el proceso de exfoliación.

Consejos de uso

Necesitaremos: Dos cucharadas de aceite de coco + una cucharada de azúcar/avena/harina de maíz o café.

  1. Mezcla el oleo con la sustancia elegida (la avena y el azúcar serán mejor opción si se utiliza para la cara) y frótalo sobre tu piel, con delicadeza y movimientos suaves.
  2. Si buscas un proceso más profundo, hazlo sobre la piel seca, pero si prefieres una exfoliación más suave, hazlo con la piel húmeda.
  3. Después simplemente elimina el exceso de producto en la ducha o con una toalla humedecida.
  4. Para finalizar, deja un poco de aceite en tu dermis ya que este actuará como crema hidratante.
Aceite coco exfoliante

4 – Suavizante para manos resecas

Es cierto que no es milagroso, es decir, si tienes las manos muy agrietadas porque las utilizas todos los días en trabajos que las van secando y deteriorando, puede ayudar mucho a que se recuperen un poco pero al día siguiente tendrás que volver a hacerlo para recomponer un poco la piel después de esa abrasión a la que se somete.

Sin embargo, si tus manos están un poco agrietadas por los trabajos normales diarios, esta opción será genial, ya que las hidrata de forma instantánea, de manera que conseguirá que la dermis se recupere y adopte un aspecto suave.

Para usarla tan solo debemos coger un poco de aceite y frotarla entre nuestras manos.

5 – Crema de afeitar

En numerosas ocasiones nos decantamos por depilar las piernas, las axilas o cualquier otra parte de nuestro cuerpo con gel de ducha que no son capaces de hidratar la dermis lo suficiente como para que la cuchilla no resulte abrasiva, o en otros casos con las cremas específicas de depilado que resultan caras y a veces, poco efectivas.

Una buena opción es la elección del aceite de coco, ya que gracias a su capacidad emoliente será capaz de hidratar la piel de forma satisfactoria, consiguiendo que la fricción de la cuchilla no irrite ni dañe la piel.

Consejos de uso

  1. Aplicar sobre la zona a afeitar, extendiéndolo hasta cubrir la totalidad de la región.
  2. Se puede utilizar con la piel húmeda (no empapada) o seca.
  3. Si la opción es aplicar sobre piel seca, usa una cantidad generosa de esta sustancia.

6 – Antiestrías

Si estas en embarazada, has tenido cambios bruscos de peso o de masa muscular, es normal que puedan apreciar en tu piel la presencia de rayas rojas o blancas por tu piel, estas son las llamadas estrías.

Para tratar esto, lo ideal sería masajear la región del cuerpo con una cantidad adecuada de aceite de coco, aunque para obtener buenos resultados habrá que repetir el proceso al menos dos veces al día.

Se mejorará la elasticidad de la piel y por lo tanto reducirás las estrías, consiguiendo una dermis más nutrida, jugosa y flexible.

7 – Crema hidratante

La hidratación significa literalmente abastecerte de agua, pero al hablar de “hidratar con aceites” puede sonar extraño. Hay que tener en cuenta que una piel se vuelve seca porque no puede retener el agua, por lo tanto, para mantener la hidratación de la piel, es necesario ayudar en la retención de la humedad.

Y no hay nada que resulte más eficaz para sellar y mantener la humedad de la piel que los aceites vegetales, como el aceite de coco que además también actuará en mejorar la elasticidad de la piel tanto corporal como facial.

Es importante que tengáis en cuenta que los resultados no llegarán de la noche a la mañana, el efecto de este tratamiento es acumulativo, así que sé paciente y constante.

Consejos de uso

  1. La mejor manera de aplicarlo en estado puro, es hacerlo como si se tratara de una crema hidratante, es decir, justo después de salir del baño ya que el aceite actuará en el mantenimiento de la humedad celular adquirida con el agua de la ducha.

Consejo: Este óleo también sirve para mejorar el efecto de otras cremas hidratantes, simplemente mezcla unas gotas de éste con el cosmético en cuestión.

Aceite de coco hidratante

8 – Aftersun o calmante

Debido a sus propiedades calmantes y relajantes, el aceite de coco se muestra como una excelente loción para después del sol. Además de prevenir la piel escamosa y seca como ya hemos visto, también es ideal para usarlo justo después de haber estados expuestos al sol de forma directa, ya que ayudará a tratar y reducir el ardor de las quemaduras solares (por supuesto, dependiendo del grado de quemadura).

Consejo: ¿Te has quemado de más? Mezcla unas gotas de aceite esencial de lavanda con el óleo. El primero ofrece una gran curación y por años se ha utilizado como una medicina alternativa en el tratamiento de quemaduras, por lo tanto el combo es ideal 😉 .

9 – Cicatrizante para Tatuajes

En el caso de los tatuajes también es muy beneficioso, ya que ayuda a acelerar el proceso de cicatrización al fomentar el proceso de recuperación celular, consiguiendo que la dermis se restaure y se recupere del daño al que se ha visto sometida durante la sesión.

Consejos de uso

  1. Basta con que pases unas cuantas gotas (2 o 3) sobre el tatuaje y masajees con mucho cuidado, sin ejercer apenas presión.

10 – Mascarilla facial

Podemos conseguir una mascarilla ideal para tratar muchos problemas de la piel, gracias a que cuenta con una maravillosa acción bactericida ideal para tratar el acné, propiedades muy efectivas para conseguir efectos anti-edad y como ya sabemos una capacidad maravillosa para aumentar la elasticidad de la piel, por lo tanto podemos conseguir unas máscaras faciales de lo más eficaces.

Incluso es ideal para tratar las pieles propensas a la obstrucción de poros, de manera que ayudará a que ésta se libere de esa carga, consiguiendo incluso evitar la presencia de poros dilatados. 

Consejos de uso

Para utilizarla podemos encontrar cientos de recetas donde mezclando este aceite con otras sustancias conseguimos unos combos maravillosos para mejorar el aspecto de la dermis, aunque también se puede utilizar por sí solo.

  1. Para utilizar solamente el aceite, debemos aplicar una buena capa sobre la dermis limpia.
  2. Masajear bien y dejar actuar durante 20-30 minutos.
  3. A continuación, sólo enjuaga con agua fría para eliminar el exceso.
  4. Si prefieres eliminar completamente el aceite, enjuaga con agua tibia o utiliza tu limpiador habitual.

Esta información es realmente interesante si quieres hacer este tipo de cosméticos en casa: 16 Mejores Mascarillas Faciales Caseras Naturales: Antiarrugas, Hidratantes, para Acné, Pieles con Manchas y Pieles Grasas

11 – Aceite de masaje

Además de su uso puro, se mezcla con aceites esenciales que aportarán efectos terapéuticos y farmacológicos muy interesantes para dar masajes.

Sólo tienes que elegir el aceite esencial ideal para lo que quieres tratar o simplemente el que más te guste.

Puedes hacerte automasajes o ir a un centro especializado y pedir que utilicen el coco para la práctica, ya que resulta muy beneficioso para la piel y deja sensaciones muy agradables.

12 – Iluminador Facial

¿Quieres un truco para dar frescura inmediata a tu cara sin maquillaje? ¡Aplicar una pequeña cantidad de dicho oleo en los pómulos y listo! Así de simple.

Esto aportará un extra de iluminación en la dermis que hará que te veas mucho más radiante, eso sí… ¡no te pases con las cantidades!

Aceite coco iluminador

13 – Desodorante

Puede actuar como un desodorante porque es antibacteriano, de manera que luchará contra las bacterias que causan olor desagradable en las axila después de la sudoración, además también  hidrata la piel y es anti-inflamatorio.

La piel de las axilas puede ser un área sensible para algunas personas, de forma que los químicos que se encuentran en los desodorantes convencionales pueden causar irritación de los poros y los folículos pilosos en la región de la axila. El aceite de coco, por el contrario, puede ayudar a calmar la piel.

Además, contiene antioxidantes para combatir los radicales libres que pueden conducir a la inflamación cuando la región se sensibiliza a causa de la eliminación del vello.

También contiene las propiedades antibacterianas y antivirales de ácido láurico, un componente principal del óleo que puede matar las bacterias que prosperan en áreas cálidas y húmedas de la piel, que son responsables de la producción de olores.

14 – Hidratante para pieles con acné

Utilizarlo como un humectante facial tiene muchos beneficios, pero puede ser arriesgado para algunas personas con acné severo. Afortunadamente, si tienes la piel con poros o con tendencia a la obstrucción, hay opciones para obtener los beneficios con este producto.

Estas son algunas alternativas:

  1. Mezcla el dicho aceite con otro aceite menos comedogénico (por ejemplo el aceite de girasol), y formará un aceite hidratante con menos “riesgo”.
  2. Exfoliar primero. Esto es fundamental para deshacerse de cualquier acumulación de grasa y suciedad existente en los poros, ya que esto significará una drástica reducción en la potencial obstrucción.
  3. No utilizar aceite de coco como un humectante. Otra alternativa es utilizarlo como un desinfectante a través del método de limpieza (se ha explicado anteriormente), o como mascarilla facial.

Beneficios de usar Aceite Coco

No es extraño que varios expertos de belleza y salud sean partidarios de esta riqueza natural, este oleo se utiliza en muchos productos de belleza y tratamientos como los que hemos visto en los usos anteriores por una buena razón.

Aquí tenéis los beneficios más destacados:

  • Es totalmente natural
  • Tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas
  • Actúa como crema hidratante
  • Tiene la capacidad de penetrar eficazmente para curar enfermedades de la piel y el cabello
  • Proporciona mayor elasticidad a los tejidos
  • Ayuda en el proceso de regeneración
  • Regula el acné, debido a que posee muchas de las proteínas naturales que nuestro cuerpo necesita.
  • Además deja sensaciones en la piel de lo más placenteras.
Aceite de coco beneficios

Dudas frecuentes sobre el uso de aceite de coco para la piel

Para terminar con el artículo, vamos a hablar sobre algunas dudas que nos pueden surgir en el momento de usar esta maravillosa sustancia y que pueden ser cruciales para su buen uso, así que ¡presta atención!

¿Cómo debe ser el aceite de coco que debemos usar?

Bueno, la única “regla” es que debe ser 100% vegetal para aprovechar al máximo sus beneficios y asegurarnos de que será respetuoso con nuestra piel.

Consejo

Asegúrate de que el oleo adquirido no contiene otras sustancias mezcladas como la parafina, aceite líquido / mineral y conservantes, ya que dichas sustancias son potencialmente alergénicas y  pueden causar irritaciones, especialmente en personas con piel sensible, y comportarse de forma altamente comedogénico (en el caso de aceite mineral) hasta el punto de formar una película alrededor de la piel que (entre otros problemas) tiende a causar poros dilatados y espinillas.

Si estás buscando usarlo en su estado más “puro” aquí tienes tres consejos:

  • ¡Si es posible, opta por un aceite de coco orgánico!

Esto se debe a que la eliminación de la pulpa para obtenerlo finalmente es natural y totalmente sin el uso de fermentaciones o cualquier otro tipo de procedimiento invasivo.

El proceso entero de extracción del aceite se lleva a cabo realmente a temperaturas frías no superiores a 20 °C por encima de la temperatura ambiente (Los que contengan la etiqueta “prensado en frío”, se refieren a que usaron una “olla a presión”, que facilita la extracción de la pulpa por medio de una temperatura más alta de 200° C, por lo que estos no se recomiendan usarlos).

Además de todos los beneficios estéticos, al optar por la versión orgánica de cualquier producto estamos apoyando una serie de premisas ambientales que comienzan en el cultivo sostenible del producto, su ejecución a través de la adopción de procedimientos más naturales a lo largo de su cadena de producción y éstas que se reflejan incluso en el método de eliminación y reciclaje de los envases.

  • Compra sólo el almacenado en recipientes de vidrio.

De acuerdo con algunos estudios e investigaciones, los envases de plástico pueden contaminar el aceite con sustancias tóxicas. Hay ciertos tipos de plásticos cuyo uso es seguro en este sentido, pero ya que es un tema poco conocido por los usuarios, lo ideal es optar por el cristal o vidrio.

  • Asegúrate de que contiene al menos 40% de ácido láurico en su composición.

Esta sustancia será responsable de la promoción de la mayoría de los beneficios enumerados en este artículo, por lo que es fundamental que esté presente en cantidades buenas.

¿Cómo preservar la integridad del aceite de coco durante más tiempo?

A fin de evitar la contaminación por bacterias, utiliza al menos dos recipientes para almacenar esta sustancia.

Uno que contenga el aceite y un segundo recipiente (preferentemente de vidrio) en la que colocar pequeñas cantidades periódicamente, así podrás hacer uso del aceite de coco diariamente sin tener que preocuparte mucho acerca de la integridad del producto.

Si es posible, elige el segundo recipiente con algún tipo de válvula, ya que evitar el mayor contacto de éste con las manos será de gran ayuda.

¿Es necesario almacenar el aceite de coco en el refrigerador?

No hay de meterlo en la nevera, ya que si éste es de calidad será muy estable y resistente a las altas temperaturas. La validez del aceite en condiciones normales es de alrededor de 18 a 24 meses, pero su duración se reduce a 45 días cuando se abre y se manipula directamente. Por lo tanto la indicación de usar dos recipientes como veíamos en el apartado anterior, será de gran ayuda.

Para almacenarlo sólo debemos ponerlo en un recipiente de vidrio herméticamente cerrado y guardarlo en un lugar fresco y sin exposición al sol.

¿El aceite de coco es líquido o sólido?

Su estado depende del entorno, ya que debido a la presencia de ácido láurico, éste permanecerá con consistencia sólida a temperaturas inferiores a 23°C, por lo que el mismo aceite se puede comprar en diferentes consistencias en función del país o temperatura del ambiente.

Si éste se encuentra expuesto a temperaturas superiores a 23 grados, su estado será líquido, pero esto no quiere decir que sea peor ni mucho menos, solo es una característica de la sustancia.

Aceite coco conservacion

Con toda esta información, ya sabéis cómo usar este maravilloso aceite que resultará de lo más beneficioso para la piel, así que ¡no lo pienses más y ponte manos a la obra con el cuidado de tu dermis gracias al querido aceite de coco!

¿Qué es lo que piensas?